domingo, 1 de mayo de 2016

"Londres bajo fuego" (2016).


-- "London Has Fallen" (título original en inglés), "Objetivo: Londres" (título en España). Estados Unidos / Inglaterra / ¡Bulgaria! Año 2016.
-- Dirección: Babak Najafi.
-- Actuación: (Afírmense, porque esto va a ser largo) Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Alon Moni Aboutboul, Angela Bassett, Robert Forster, Melissa Leo, Radha Mitchell, Charlotte Riley, Jackie Earle Haley, Sean O'Bryan, Waleed Zuaiter, Mehdi Dehbi, Colin Salmon, Patrick Kennedy, Bryan Larkin, Michael Wildman, Andrew Pleavin, Deborah Grant, Clarkson Guy Williams, Penny Downie, Philip Delancy, Alex Giannini, Nancy Baldwin, Nigel Whitmey, Tsuwayuki Saotome.
-- Guión: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt, Christian Gudegast y Chad St. John, sobre una historia de los dos primeros y basados en los personajes creados por los dos primeros.
-- Banda sonora: Trevor Morris.

-- "Londres bajo fuego" en IMDb.
-- "Londres bajo fuego" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Pakistán, la tierra de los ulaula-aja-aja-ahaaliya. Un tipejo va conduciendo un vehículo y llega hasta la mansión de un morenoslámico que, como tiene peazo traje, ya sabemos que es TERRORISTA o por lo menos tiene vínculos. El caso es que le pasa una información destoquello que NO TIENE LA MÁS MÍNIMA IMPORTANCIA PARA LA TRAMA. Todo es para que veamos como LA JUSTICIA cae DESDE EL CIELO, en la forma de bombardeo dron. ¿Habrá muerto el malo maloso? Joer, uno saca cuentas: 1.- Si se hubiera muerto, no tendría sentido haberlo presentao en primer lugar, y 2.- Salto en el tiempo 2-años-después, así es que es "historia de venganza". Bueno, 2-años-después, como decíamos, vemos al prota de la primera peli trotando con el Presi de la primera peli, muuuuuu amiztoza la cosa si me preguntan, pero ¡ah, no!, que es puro clóset nomás la cosa, porque el prota tiene a su chica y está embarazá y too, así es que el hombre cumple como MASHO REZIO. El caso es que llega la noticia desde Londres que ha muerto el Primer Ministro (sí, leñe, igualito a como partió Muermo de Tronos), y habrá funeral de Estao y too. Le dicen al Presi que no vaya, que la seguridá y la logística y too eso, pero el Presi, erre con erre que no, que van, que tengo bien puesto los mashos porque AMERIKA, y van. Y bueno, sucede lo inevitable. Que es la secuela de una peli en donde terroristamerdas iban y se tomaban la Casa Blanca. Ahora los terroristamerdas van y ATACAN LONDRES. Que está en el título de la peli, leñe. El caso es que queda la mansaca, los terroristas tienen un ejército que ríete tú del US Army (seriously: la cosa parece Cobra de G.I.Joe, pero sin los vehículos chulos de la Hasbro). La cosa queda tan como las tristes, que se cargan a Angela Merk... perdón, a "Agnes Bruckner", totalmente no Angela Merkel, no, claro, por suporto que no, se cargan a Silvio Berl... er, no perdón, a Antonio Giusti, se cargan al de Francia, al de Japón, ¡al de Canadá! (¡miren qué malvados, Italia y Francia que su pasado colonialista tienen, pero, ¿Canadá? ¿Cuando han visto a un p*** canadiense haciéndole daño a alguien? ¡Si son de lo más ecológicos que hay! ¡Canadá, leñe, Canadá! Blame Canada!!! Ah, claro. Es en venganza por los berridos de Alanis Mórrise. Ya entiendo ahora). ¿Y quién sobrevive? A ver, miren, no sé, igual la cosa tiene suspenso, pero pensemos, 1.- ¿Quién es el país que financia esta cosa?, 2.- ¿Quién es el mandatario cuyo actor tiene mejor cartel?, y 3.- ¿Quién es el mandatario que aparecía en la peli anterior? Ah, entonces el Presi de los Yueséi sobrevive. Ayudao por supuesto porque el prota que es Servicio Secreto y tal, es masho completo, y ni un p*** Stinger lo detiene. Comienza entonces la carrera por la supervivencia, por ver si consiguen salvar al Presi o si por el contrario, los terroristas ganan. Porque AMERIKA FUCK YEAH!!!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

El género de "Duro de matar en X lugar" parecía muerto y enterrao, con toos los posibles lugares en donde podía intentarse eso de "cuarto cerrao con el bueno y los terroristas hostiándose" (seriously. El duelo final de "Viaje insólito" puede ser visto como "Duro de matar dentro del cuerpo humano", ¿no?). Pero por alguna razón, decidieron revivir el género en 2013, no con una sino con DOS pelis, y con las dos partiendo de la misma premisa: "Duro de matar en la Casa Blanca". Las pelis tuvieron destino dispar: "El ataque" de Emmerich se pegó castañazo padre (ayudado por ser estrená la segunda, lo que generalmente nunca ayuda, por supuerto), mientras que "Ataque a la Casa Blanca" lo hizo más o menos bien, o sea, tanto dinero no hizo, pero considerando que era una peli de porsupuesto moderao, igual hizo caja. Y luego sobrevino el grave problema de cómo seguir explotando la franquicia. Piénsenlo. Uno de los problemas de la premisa "Duro de matar en X lugar" ej ke cómo tanta fatalidá que el mismo prota se ve otra vez encerrao en otra parte repitiendo las mismas situaciones de la primera peli. La propia progenitora del género mantuvo la premisa en la primera secuela ("Duro de matar 2", leñe, que hay que explicároos too, ésta ambientá en un aeropuerto en vez de un edificio), la dejó más o menos de lao en la siguiente ("Duro de matar: La venganza"), y ya para las siguientes ("Duro de matar 4.0" y "Duro de matar: Un buen día para morir") ya derechamente la echaron por la borda para transformarlas en pelis de axón genéricas. Otras no tuvieron tanta suerte: "Máxima velocidad 2" se ambientó a bordo de un crucero (mayestática elección para una franquicia que tiene "velocidá" en el título, genios), y el crucero se fue a pique (curiosamente, la primera "Máxima velocidad" es sólo a medias una "Duro de matar en X lugar", porque lo del autobús no ocupa toda la peli). En fin, too lo anterior no impidió que los guionistas de la primera escribieran una secuela en donde hacen lo mismo que en "Duro de matar: La venganza": el escenario ahora no es un cuarto cerrao "Duro de matar en X lugar", sino que se amplía hasta una ciudad completa (NY en la de McClane, Londres acá). En el camino, quiensá por qué, se subieron dos guionistas más (¿trabajando en equipo desde el primer día? ¿Reescribiendo el primer borrador del guión? Y el misterio más grande de toos: ¿A quién mierda le importa?). El director de la peli anterior, el ínclito Antoine F... Fuoq... Fauq... bueno, ESE tipo, se bajó porque iba a rodar "El ecualizador" (que se hubiera pegao castañazo padre de no ser porque costó una mierda, 55 millones apenas, y por ende, alguna caja hizo, porque ésa no la vi ni yo, figúrense), y según rumores, porque le pareció que el guión de "Londres bajo fuego" era una mugre (y razón no le faltaba, como ya veremos), o quizás porque había visto "Agente Cody Banks 2: Destino a Londres" y sabía que una peli de "agentes buenos vs. terroristas en Londres" estaba sentenciada desde el día uno. Trajeron de regreso a varios actores de la original, para darle continuidá a la cosa, y a rodar que son dos días. Con esperanzas de construir una FRANQUICIA, por qué no, ¿eh? ¿Los resultados? La crítica la hizo mierda, y el público... bueno... respondió lo justito. Costó 60 millones (sin contar publicidá), ha recaudao cerca de 130. ¿Secuela habemus? Quiensá, si el mercao doméstico... ehm... si el mer... hihí... er... si el mercao dom... HAHAHAHAHÁ - perdón por eso, perosque HAHAHAHAHÁ - esqueno pueo evitar reirmHAHAHAHAHÁ!!! Como si... ay... lagrimita... perdón... ayayay... ya... como si todavía existiera eso llamao MERCAO DOMÉSTICO en esta era de DOWNLOAD GRATIS. No, leñe, no habrá secuela. Despué de esta entrega, esta franquicia está condená al infierno (aunque, quién sabe, si total Jason también fue a sobrenatural, una "Infierno bajo fuego" o "Ataque al infierno" como tercera parte...).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Uno que es ingenuo. En 2013 fue al cine sin muchas esperanzas a ver "Ataque a la Casa Blanca", y se encontró con un thriller bastante correctito en lo que importa, o sea, AXÓN. Luego la cosa era parafacha terminal, vale, pero si uno quería ver AXÓN, pues que estaba bien. Y ahora en 2016 uno va al cine esperanzao de ver otra buena ración de GOOD GUYS KILLING MOOKS, y... bueno... mala no era. Buena tampoco. La primera parte está bastante bien: el ataque terrorista en sí es de aúpa, y es cierto que uno se pregunta cómo los terroristas reclutan a tanto mook para la labor, pero en fin, lo que vemos es OMAIGÓ etc. El problema es lo que viene despué, que se transforma en una historia de los dos carapálidas perseguidos por los indios comanches, que la verdá se hace un poco cansina: tienen que ir acumulando episodio tras episodio para completar la horita cuarenta de proyección, y para hacerlo, resulta que los terroristas son MÁGICOS, que averiguan así como si ná toos los pasos de los jovencitos (la peli da una explicación para esto, pero ya sabemos que "un hacker lo hizo" es el moderno "un hechicero lo hizo", porque Jólivu no ha conseguío zafarse del cliché de que los computadores son cajitas mágicas que lo hacen TOO excepto follar, e incluso eso, tiempo al tiempo). Y por zuporto, tenemos la clásica ración de maniqueísmo a la vena y toa la parafernalia. ¿Entretiene? A ratos sí, no voy a decir que no, principalmente por la falta de pretensiones, y además porque si se ha visto la primera, hay como un intento de ligar a ambas pelis con señas reconocibles que sirvan para darle una identidá propia a la franquicia (los cartelitos anunciando a los personajes, algunos personajes que aparecían en la primera y aquí los incluyen aunque no hagan ná, el inevitable traidor en las filas propias, etc.), pero puesto a recordar, aparte de la escena del ataque terrorista mismo, no se me ocurre de verdá otra cosa potente de esta peli. Es decir, se deja ver, total, el rato se pasa volando y no tiene nada que fastidie especialmente (salvo lo parafacha, a según la tolerancia política, claro), pero una vez vista, rápidamente olvidada. De hecho, entre que comencé a escribir este posteo y lo terminé, ya ni me acuerdo de cómo se llamaba la peli.

IDEAL PARA: Ver en uno de esos días en que no hay nada mejor que hacer ni nada mejor que ver.

jueves, 28 de abril de 2016

"Zoolander 2" (2016).


-- "Zoolander 2". Estados Unidos. Año 2016.
-- Dirección: Ben Stiller.
-- Actuación: Ben Stiller, Owen Wilson, Will Ferrell, Penélope Cruz, Kristen Wiig, Sting, Fred Armisen, Christine Taylor, Cyrus Arnold, Kyle Mooney, Kanye West, Kim Kardashian, Beck Bennett, Nathan Lee Graham, Milla Jovovich, Katy Perry, Benedict Cumberbatch, Lewis Hamilton, Demi Lovato, Miley Cyrus, Justin Bieber, Jourdan Dunn, Ariana Grande, Macaulay Culkin, Lenny Kravitz, Kendall Jenner, Kiefer Sutherland, Mika, Billy Zane, Skrillex, ASAP Rocky.
-- Guión: Justin Theroux, Ben Stiller, Nicholas Stoller y John Hamburg, basados en los personajes creados por Drake Sather y Ben Stiller.
-- Banda sonora: Theodore Shapiro.

-- "Zoolander 2" en IMDb.
-- "Zoolander 2" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En un oscuro callejón, un grupo de hombrones está persiguiendo a un sujeto que resulta ser... es... es... omaigó, ese es... ¿¿¿JUSTIN BIEBER??? WHAT... THE... Joer, hombrones persiguiendo a Justin Bieber en un callejón oscuro, con esta broma de encubierta pedofilia cualquiera diría que esta cosa la dirige Seth McFarlane en vez de Ben Stiller... En fin, el caso es que Justin Bieber trata de tocar la puerta de Sting, y éste no le abre presumiblemente porque está muerto (joer, es Sting, el hombre ya rondaba a finales70s, si ya tiene edad para ir a TWD o como caminante blanco en GOT). El caso es que a Justin Bieber le meten como churretecientas balas y... lo matan. No sin antes tomarse una selfie muriciéndose, claro (y las chicas sentadas detrás mío, que claramente la p*** de su madre no las educó bien porque HABLAR EN EL CINE, JOER, esas chicas diciendo que "ay, pobrecito, lo mataron, si es tan liiindooo..."). En Interpol, división de Crímenes de la Moda, tenemos a Penélope Cr... sí, no estoy de coña, la mesmísima hermanita de Mónica Cruz, observando que varios famosos hermosos muertosos han dejao tras de sí la misma mirada, una que sólo sabría descifrar UN HOMBRE EN ESTE MUNDO. Y todos sabemos quién, joer, si la peli lleva a Zoolander en el título. Salto a escena de créditos en donde vemos lo que ha pasao con Zoolander desde 2001: el centro que fundó, se derrumbó, la señora se le murició, el hijo no lo quiere ver, se retiró a las montañas, etc. El caso es que tenemos a Derek Zoolander en las montañas, y recibe la visita de... Billy Zane, porque lejanos están sus días de titaníadas y ahora está obligao a pagar cuentas con secuelas del Rey Escorpión y otras mugres. El caso es que Billy Zane les lleva una invitación para un nuevo trabajito en Roma, una que lo lleve a ganarse el respeto de los organismos sociales ésos que en la realidad salvan a niños de familias abusivas para meterlos en hogares de menores abusivos, pero que en la ficción sólo están ahí para joer al prota. En paralelo, su mejor amigo Hansel está con su orgía, pero vienen de esos rollitos familiares y tal, y decide salir arrancando, y... una oferta de trabajo en Roma, ¿qué podría salir mal? Bueno, les diré qué podría salir mal. Podría salir mal que tanto Zoolander como Hansel son unos has-been, y por lo tanto, estén ahí para ser objeto de ridículo y escarnio. Podría salir mal que todo en realidad fuera parte de una vastísima conspiración por parte de los villanos. Y podría salir mal que la secuela no tuviera la gracia de la original, y por lo tanto, amenazara con pegarse flor castañazo en la taquilla, cortando así en embrión cualquier oportunidad de una eventual tercera parte (loada sea Bastet).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Ben Stiller, tú antes solías ser chévere. ¿Alguien recuerda los tiempos en donde Stiller era lo más hot de lo hot, sus comedias eran sucesos cinematográficos, te reías con él, y en general, hasta sus malas pelis eran a lo menos decentes únicamente porque actuaba él? ¿No? Yo tampoco. En serio, ¿qué fue lo que pasó con este tipo? ¿Le vino la andropausia o algo? Bueno, ya es un cincuentón... Casado quince años con Christine Taylor, que está hottie, homely-next-door-style-hottie, pero hottie. El caso es que, después de un pequeño repunte con "La vida de Walter Mitty", con la crítica que no con la taquilla (no fue un fracaso, pero estuvo lejos de ser un éxito), se embarcó a reverdecer laureles con su coleguete Owen Wilson (otro has-been, cuyo último éxito real fue "Medianoche en París", y ya hace media década de ésa), y hacer un comeback triunfal con "Zoolander 2". Quince años después de la "Zoolander" original. Y que, sorpresa-sorpresa... ¡no es un remake! ¡Y NO ES UN REBOOT DE LA FRANQUICIA! ¿Pero es que se han vuelto locos? Bueno, el caso es que tuvieron el atrevimiento de escribir un guión (o algo parecido, si es que a hilar cameos como cuentas de un colgante puede llamársele "guión"), rodarlo, y estrenarlo en cines. La misma semana en que en la sala de al lado están exhibiendo "Deadpool", porque parece que el propio Zoolander eligió la fecha de estreno. Bueno, good luck with that...

¿POR QUÉ VERLA?

-- "Zoolander" es una peli que, de entrada, no admitía secuelas de ninguna clase. Hablamos de una peli con un estilo de humor muy peculiar, que conseguía el imposible de ser inteligente a costa de dos personajes brutos, de reirse a lo bestia con la superficialidad del mundo de la moda en una época en donde las supermodelos caminaban sobre la Tierra, con un conflicto de fondo que resultó inesperadamente actual (atentado terrorista estilo "El candidato del miedo" justo el mismo año en que tiraron abajo las Torres Gemelas), y con varios guiños inteligentes a los 80s en una época en donde recién estaba naciendo el revival de los 80s, precisamente. ¿Cómo podía emularse todo eso en una secuela que vino década y media después, en donde las Tyras y Claudias y Cindys han sido reemplazadas por las buenonas pero algo más petardas Mirandas y Alessandras y Candices, en un mundo condicionado para aceptar el horror del terrorismo, y en donde el culto a los 80s volvió a la tumba, reemplazado por el culto a los '90s y el hipsterismo '70s? Pues... no se pudo. Y no se crea que la peli no se esfuerza. Lo intenta, y lo intenta con todas sus ganas y su corazón. Partiendo por una premisa que parece casi autorreferencial, con dos actores has-been interpretando a dos modelos que, dentro de la narrativa, también son has-been. Siguiendo con un interesante intento por mostrarnos lo que pasó con ambos personajes en 15 años, para que esta secuela no se sienta desconectada de la original. Y algunos hallazgos que son simplemente homéricos, incluyendo el cameo de Benedict Cumberbacht que hay que verlo para creerlo (seriously, quizás lo mejor de la peli), una Penélope Cruz que dentro de un rol cliché hasta la náusea aún así consigue arreglárselas para tener su par de momentos para brillar, los dos segunditos de Ariana Grande como nunca te la imaginaste (seriously) o un Kiefer Sutherland cachondeándose de lo lindo de sus roles de duro tipo Jack Bauer, en un papel que podría ubicarlo quizás como el nuevo Leslie Nielsen, ya saben, el tipo serio-y-duro que hace comedias en donde lo gracioso es precisamente verlo de serio-y-duro en medio de todo el caos a su alrededor. Pero a cambio, tenemos una serie de problemas, partiendo porque el argumento ahora ya no parece "El candidato del miedo" en crack, sino "Agente Cody Banks" con vejetes (¡con Penélope Cruz tomando el testigo de Angie Harmon, trajelátex incluido, por el amor de Bastet!), un plan diabólico que ya no es un inteligente comentario social como en la "Zoolander" original (en donde, recordemos, querían matar al Primer Ministro de Malasia por prohibir el trabajo infantil...) sino una idiota historieta de venganza porque... bueno, porque sí, el reemplazar los chistes inteligentes por cameos a tutiplén (seriously, a la altura del sexto o séptimo cameo, la cosa se pone un tanto cansina, y... ¿Sting? Joer, ¿Sting? ¿Pero que ese vejete no estaba muerto? Bueno, muerto no estaba, por lo visto, pero cool, vamos, Sting no es cool desde hace años), haberse cargado a la señora de Zoolander para luego hacer aparecer a la actriz como fantasma (uno de los méritos de la "Zoolander" original es que el rol de Christine Taylor como chica-cable-a-tierra servía para equilibrar la estupidez suprema de los dos protas, y aquí van y la vuelan de un plumazo, tarados), una Kristen Wiig que yo no sé quién le dijo a esa señora que era graciosa, y una banda sonora que... que... a ver, cómo digo esto... No es que sea mala, sino todo lo contrario: el trabajo de Theodore Shapiro le da tanta épica a la historia que, en definitiva, escuchando la banda sonora nos hace desear que estuviéramos frente a una comedia de acción hecha y derecha en vez de a una cosa que es una parodia de las comedias de acción hecha con un estilo ultrasobajeado por el cine de los últimos veinte a treinta años (seriously, esto a ratos parece el guión para una descartada tercera entrega de Cody Banks, pero retrabajada para que el prota sea Zoolander... y si "Agente Cody Banks" tenía sus méritos dentro de su liviandad, "Agente Cody Banks: Destino a Londres" en cambio era mugrosilla-mugrosilla), más un final que en esencia es exactamente el mismo de la peli original, pero todo más exagerado como si así nos fuera a hacer más gracia (vale, a nadie le hace daño ver un catfight entre Penélope Cruz y Milla Jovovich, con la segunda poniendo carotas y tal, pero es que en el original tenía más gracia porque... era más medido, por eso). Si a todo eso le sumamos esa inevitable inclusión de las secuelas que es el pergenio merda (lo que tanto hizo en "La momia 2" por cargarse el encanto de "La momia" original...), tenemos una peli que en definitiva queda bastante en deuda. Mala, lo que se dice mala, no es. Consigue arrancar algunas risas dentro de su estupidez generalizada. Y en general, se deja ver. Pero se olvida igual de rápido que se vio, mientras que la "Zoolander" original era memorable. ¿Aún así tienen curiosidad por verla? Espérense a que la pasen por el cable o busquen otra alternativa gratuita, como que se las preste el amigo tarado que todos tenemos, y que compra estas cosas en DVD porque a saber, la mente de los tarados funciona en un universo paralelo al nuestro y nosotros amamos a esos amigos por eso. (Y dile no a la piratería. Te lo dice tu amigo EL GENERAL GATO).

IDEAL PARA: Ver distraídamente en casa si no hay pelusas que ver acumularse en el armario.

domingo, 24 de abril de 2016

"La quinta ola" (2016).


-- "The 5th Wave". Estados Unidos. Año 2016.
-- Dirección: J Blakeson.
-- Actuación: Chloë Grace Moretz, Nick Robinson, Ron Livingston, Maggie Siff, Alex Roe, Maria Bello, Maika Monroe, Liev Schreiber, Zackary Arthur, Tony Revolori, Talitha Bateman.
-- Guión: Susannah Grant, Akiva Goldsman y Jeff Pinkner, basados en la novela de Rick Yancey.
-- Banda sonora: Henry Jackman.

-- "La quinta ola" en IMDb.
-- "La quinta ola" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Chloë Grace Moretz armada con un fusil (ñam-ñam... y no pasa ná, la chica ahora es legal, ¿OK?) anda dando vueltas por ahí, en un mundo posapocalítico con ciudades vacías y dispara-primero-pregunta-después etc. El caso es que se encuentra con un pringao que está herido por... a saber tú. Escena clásica de TIRA EL ARMA - NO, TÍRALA TÚ - NO, TÍRALA TÚ - NO, TÍRALA TÚ - NO, TÚ PRIMERO - TEMPORADA DE PATOS - TEMPORADA DE CONEJOS - TEMPORADA DE PATOS IDIOTA DISPARA ¡¡¡BANG!!! Después de esta escena puesta para que veamos que estamos en un MUNDOMERDA... ¡¡¡FLASHBACK!!! Antes pensabas que cualquier cosa era el fin del mundo (seriously, la narración en off va así). Que te fue mal en un examen. Que el pretty boy del curso no te miró. Que tu mejor amiga te dio un beso sáfico y después se acostó con tu otra mejor amiga y ambas te critican los piyamas de osito Disney y te hacen bullying en internete y sacas el subfusil de asalto y dejas un Columbine y te vuelas la maldita tapa de los sesos. Bueno, ésa era la vida cotidiana fin-de-mundo-everyday hasta que aparece algo extraño en el cielo. Primero se lo ve en las noticias, pero como eso no mola, pues va a ser que la cosa se mueve y pasa por Ohio para que nosotros podamos verla (porque la peli pasa en Ohio, ¿OK? Que hay que explicároos too, leñe). Pasan los días, la cosa esa que es un OVNI tipo los visitantes de Diana (¿pescarán los más jóvenes la referencia? ¿No? ¿Ni por el remake? ¿El remake en que aparece la buenorra de Morena Baccarin? ¿Tampoco? Ok...), la cosa ésa no hace ná... y de pronto, todo deja de funcionar. Todo es TODO. Tu celular. Tu computador. Los vehículos. LOS MALDITOS SISTEMAS DE VUELO DE UN AVIÓN QUE SE ESTRELLA JUSTINIANO FRENTE A LA PUERTA DE TU CASA PORQUE, JOER, PELI JÓLIVU, ¿OK? Y bueno, ésa fue la primera ola. Después viene la segunda, y la chica nos cuenta que ella tuvo que bancarse algo livianito, la salida de madre del lago Ohio, pero las ciudades costeras tuvieron unos maremotos que ríanse ustedes del cambio climático (y uno, espectador avisao, preguntándose cómo mierda la chica se enteró, porque si too está apagao, pues entonces no hay teléfonos, celulares, TV, radio, computador, internete... esencialmente regresar a la edad media, en donde las noticias podían tardar años en pasar de un pueblo al vecino, y en donde las comunicaciones eran a punta de pluma de ganso y paloma mensajera. No, cuervos no. Demasiado Juego de Tronos si lo pensaron). Y después viene la tercera, lo que viene siendo la gripe aviar pero a lo bestia (lo que prueba que los ET son tontos, porque si la cosa es matar humanos y salvar las infraestructuras, ya iban ahorrándose la segunda ola y con eso tenían incluso MÁS humanos que servir de focos vectores para propagar la infección. Tanto viajar por el espacio y tanto tener matemáticas fractohiperdimensionales, y luego ni eso lo hacen bien, que los europeos en América ya sabían mejor y le pasaban frazadas infectadas con viruela a los nativos). El caso es que la prota acaba metía en un campamento, hasta donde llegan los soldados porque ¡¡¡YUESÉI!!! Ellos se van a llevar a los niños por estoquello, y los papis tendrán que esperar. A la chica la mandan a cuidar a su hermanito, pero el hermanito hace lo que toos los hermanitos en las pelis, o sea, se pone pesao el wevonete, que SIN SU OSITO NO, va la chica a buscarlo y parte el bus y el chico a la mierda y la chica ¡UPS! (joer, chica. Un solo trabajo. Tenías UN SOLO TRABAJO, y acabas de cagarlo no en el primer día, sino antes de cumplir la primera hora del mismo. Flor de prota, la criatura). Y bueno, al final por estoquello el papi la palma, así es que la chica queda sola en el mundo (pero con peazo fusil de asalto porque, por qué no). Y así volvemos al momento presente, fin del flashback, y ahora queda... ¡¡¡EL RESTO DE LA PELI!!! Joer, esto va a ser laaaaaargoooooo... (y más aún si, considerando que la peli igual hizo su poquito de caja, a lo mejor hasta viene secuela y too).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Existen pelis que marcan un antes y un después en la historia del cine. "El regador regado". "El nacimiento de una nación". "Lo que el viento se llevó". "La guerra de las galaxias". Y ahora, hace algunos añitos atrás, "Los juegos del hambre". ¿La fórmula ganadora? Meter a la juguera los siguientes ingredientes: distopía, rebelión contra el poder establecido, protas adolescentes ojalá chicas, y ojalá que sean chupispeciales por estoquello, hormonas adolescentes... Pues... eso. "El corredor en el laberinto" y "Detergente", er, perdón, "Divergente", vinieron después. Y la entrega de 2016 es "La quinta ola". Basada en una novela que promete ser una trilogía que, según sabemos, en pelis acabará transformada en tetralogía si quieren seguir adelante, porque ya sabemos que el último tomo siempre lo parten en dos (los tarados de El Señor de los Anillos eran bestias brutas que no sabían ná, mira la mariconada de estrenar "El retorno del rey" como una sola peli, en vez de dividir el tercer tomo en dos y convertir ESdlA en tetralogía... aunque después aprendieron, y nos regalaron "El Hobbit" descuartizao en tres). Y bueno... seré breve. Le dieron un porsupuesto mínimo (35 millones, menos incluso de lo que costó "Crepúsculo", que costó 38 de los de 2008, o sea, casi antes de la crisis), pero metieron a la joven actriz estrellita de turno (Chloë Grace Moretz, lo mejor de esta cosa, haciendo lo que mejor se le da en los últimos años: zigzagueando a lo bestia en su incapacidad manifiesta para hacerse de cartel como actriz adulta ahora que ya... es legal), y a rodar que son dos días. La peli estuvo lejísimos de ser un éxito (raspadito por arriba de los 100 millones, una nada, aunque sigue siendo un éxito por lo bajo de sus costos de producción, e incluso llegó al Top Ten de pelis más taquilleras de 2016 en los días anteriores a "Barman versus Chupiman"), la crítica la hizo pedazos, y los cuatro adolescentes la vieron en realidad estaban haciendo hora mientras quieren ir a ver "Detergente: Letal", o... "Barman versus Chupiman". ¿Habrá secuela? Quién sabe. ¿La iré a ver, si la ruedan? A lo mejor sí. Si estuve tan loco como para ir a ver esta cosa, bien puedo ponerme igual de tonto para la secuela, ¿no? Ay, humanitos míos, la suerte que tienen ustedes, de que yo me sacrifique para que ustedes no tengan que gastar neuronas...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Lo diré de manera breve y sumaria: cumple con lo que promete, más que nada por lo poquito que promete. Otro rip-off de "Los juegos del hambre" (sin juegos, y con EL FIN DEL MUNDO en vez de ambientarse después del apocalísis), con estrellitas juveniles y triángulo amoroso hiperhormonado y con tabletachocolate mientras salvan al mundo de los malvados opresores blablablá. Eso es lo que promete, y... cumple. Raspadito. La peli está rodada con oficio (pero no con creatividad), los actores en general muestran entusiasmo por lo que están haciendo (pero no talento), y tiene una banda sonora a cargo del bueno de Henry Jackman que es bastante cumplidora (pero no magistral). La primera parte, salvando algunos agujeros lógicos en el guión, más o menos salva la papeleta acojonando al personal porque vemos que de verdá verdadera el mundo se está yendo al carajo, y de cómo la prota debe pasar de andar mirando chicos a dejar clavao en la pared a tiros a cuanto mierdaje se le ponga por el camino, no a nivel de Elektra Natchios, pero ya me entienden. Es más o menos promediando la peli que se pone más tontorrona, principalmente porque aparece el tema de las hormonas porque PÚBLICO ADOLESCENTE y tal, y el relato se vuelve un completo cliché, aunque por lo menos consigue un par de giros de tuerca no demasiado difíciles de adivinar, pero que por lo menos logran mantener las cosas movidas. Aunque uno de esos giros de tuerca es bastante predecible, a poco que uno conozca mínimamente el casting (SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE, SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE, SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE). Vamos, hombre, nadie contrata a Liev Schreiber para que interprete a un honesto señor de bien, ¿no? Bueno, lo hicieron en "En primera plana", y eso debe ser alguna clase de chiste privado, a lo mejor esperaban que el público dijera que "¡ah, es el malo!", aunque uno que va dos pasos por delante, sabe que no iba a ser el villano porque el personaje de entrada anuncian que es judío, y en Jólivu no hay judío malo, por suporto. Pero en el resto de las pelis en donde aparece... ¿El malo de "El candidato del miedo"? El. ¿El malo de "Wolverine"? El. ¿El malo de "Agente Salt"? El. ¿El no-malo-pero-sí-cabrón de "Casi un gigoló"? El. ¿El malo en esta peli? Adivinen. FIN-DEL-SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE, FIN-DEL-SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE, FIN-DEL-SPOILER-AUNQUE-PREDECIBLE). Ayuda por supuesto que, aunque el presupuesto es ridículamente bajo, por lo menos hay un esfuerzo porque la cosa se vea bien en pantalla, y aunque a ratos el asunto parece más un telefilme que otra cosa, aún así nunca degenera cosa mala (porque el adecuado uso del dinero, recordemos, no tiene nada que ver con la cantidad de dinero en sí. Ahí tienen mugres como "Transformers" o pelis mediocres como "El Hombre de Acero" que incineraron una obscenidad de dólares en su rodaje, y los resultados en términos cinematográficos son incluso peores que acá, lo que ya es decir). En realidad, el único punto realmente alto de esta peli es Chloë Grace Moretz, que es por supuesto una de las mejores actrices de su maldita y jodida generación, que parece haber querido montarse a su propia franquicia adolescente para hacerse conocida y elevar el caché (como Jennifer Lawrence en "Los juegos del hambre", recordemos), aunque la cosa no terminó de cuajar (bueno, Saoirse Ronan, otra de las mejores actrices de su maldita y jodida generación, lo intentó con "El huésped", y su carrera casi se fue al carajo... pero se resarció con "Brooklyn"), y aquí Chloë Grace Moretz hace lo mejor que puede, y eso es bastante, con un rol en realidad bastante plano sobre el papel, demostrando que su talento actoral es vastamente superior al material con el que tiene que habérselas aquí. El resto de la peli... En realidad no es una mala peli, o al menos, no tanto como la ponen los críticos. Tampoco es buena. Está simplemente OK. Se deja ver sin excesivo fastidio, resulta llevadera y entretenida a según el estado de ánimo (más en la primera parte que en la segunda) y teniendo claro que la cosa va de distopía-y-hormonas, total a veces el cerebro igual quiere su ración de descanso, pero desde luego que no es la peli que voy a comprármela en Definitive Ultimate Collector's Edition.

IDEAL PARA: Fanáticos de Chloë Grace Moretz, catadores del moderno infragénero de adolescentes hormonados luchando contra un futuro distópico, y chicas buscando identificarse con una prota debatiéndose entre el galán bueno-pero-soso y el galán hot-pero-malote.

domingo, 17 de abril de 2016

"Enemigo invisible" (2015).


-- "Eye in the Sky" (título original en inglés), "Espías desde el cielo" (título en España). Inglaterra. Año 2015.
-- Dirección: Gavin Hood.
-- Actuación: Helen Mirren, Aaron Paul, Alan Rickman, Barkhad Abdi, Jeremy Northam, Iain Glen, Phoebe Fox, Armaan Haggio, Aisha Takow, Richard McCabe, Carl Beukes, Kim Engelbrecht, Gavin Hood.
-- Guión: Guy Hibbert.
-- Banda sonora: Paul Hepker y Mark Kilian.

-- "Enemigo invisible" en IMDb.
-- "Enemigo invisible" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

NAIROBI, KENYA. Malvados terroristas comeniños están siendo vigilados por las fuerzas vivas de occidente. SUSSEX, INGLATERRA. Heroicos funcionarios de gobierno están marchando a cumplir con su deber. NEVADA, ESTADOS UNIDOS. Heroicos operadores de drones se aprestan a tomar sus lugares. LONDRES, INGLATERRA. Un heroico general está sirviendo de enlace entre los milicos y varios (heroicos) funcionarios del (heroico) gobierno inglés. NAIROBI, KENYA. Un grupo de milicos está listo para search-and-destroy. Ahora voy a referir el argumento, en la seguridad de que no hay manera alguna de que me mande spoilers porque el trailer destripó la mitad de la peli, así a sangrepato. Envían un dron para vigilar LOS CIELOS, y servir de apoyo logístico (los ojos, para que nos entendamos) para la captura de PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS, too eso mientras un tipo en el suelo opera un dron con forma y tamaño de colibrí que se mete en la casa y espía. Y lo que espía es que justo, justito, justiniano, cronometrao al milímetro, pues que los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS decidieron que justaviano el minuto en que los están espiando, es cuando van a sacar sus EXPLOSIVOS y sus CHALECOS EXPLOSIVOS porque KABOOOOOOMMMMMM. De pronto, ¡ups!, la misión de captura bien podría transformarse en una misión de exterm... perdón, de desinfección con cloro, desratizaje, eliminación de cucarachas, sucias plagas de porquería asco-asco-porquería. ¿El problema? Lo que el Gobierno Británico autorizó fue una operación de captura, y no de exterminio. En particular porque entre los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS hay dos o tres occidentales (yanketis y anglochutes), y ya se sabe que matar a HONESTOS CIUDADANOS OXIDENTALES no es lo mismo que exterminar a SINIESTROS MORENOS RAZAINFERIORES. Vienen entonces como 30 minutos de peli (sin mentir) en que los diálogos, las peticiones, las autorizaciones y las consultas viajan de arriba abajo y de abajo arriba y pa'l lao y en paralelo, ¿porque quieren estar bien seguros de que están haciendo bueno y bonito? No, joer, no, los diálogos, las peticiones, las autorizaciones y las consultas viajan de arriba abajo y de abajo arriba y pa'l lao y en paralelo porque NADIE QUIERE MOJAR SU BELLO CULITO (particularmente cuando meten chicha los jodíos abogaos, que si están sobrepasando órdenes, que si hay estado de necesidad, que si los occidentales son blanco admisible o no... ya saben, cuanto tecnicismo pueden poner sobre la parrilla porque FALTA DE COHÓNE DE GATO MASHO). Y cuando por fin, POR FIN, de una puñetera vez se resuelve el problema, puez qué pasa... que va una pendejamerda que vende pan y es tan tierna y adorable la jodía, y se instala justo al laíto de la casa, a vender pan. Entonces, al fulano de los drones le baja CONCIENCIA, y pide una reevaluación de daños porque matar PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS sí, pero arriesgar a una TIERNA NIÑITA VENDEPÁN, pues va a ser que no. Y viene entonces la trifulca de si la TIERNA NIÑITA VENDEPÁN es un ACEPTABLE DAÑO COLATERAL, de si podemos plantar la bomba (bueno, enviar el misil, ya me entienden, con esto de "bombardeos inteligentes" y tal) en tal ángulo o en tal otro de la casa, que cuánto es el porcentaje de riesgo de que la TIERNA NIÑITA VENDEPÁN acabe hecha mermelá de frutilla en el paimento (o de mora, porque los sesos son moraos, me han dicho), etc. En fin, ¿tirarán o no tirarán el jodío misil? Oh, leñe, joer, el suspenso me está matando (vamos, no les voy a mandar un spoiler, pero... ¿qué creen ustedes?).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En el Prehistozoico de la televisión, por allá a finales de los 90s, hubo un episodio de "Los Simpsons" en que Lisa y Bart acababan como cadetes en una escuela militar, y al final el mico en jefe... perdón, el milico en jefe iba y decía que "las guerras del futuro se librarán en el espacio o en altas montañas, con robots, y la misión de ustedes es clara: construir y mantener esos robots". Claro, era un chiste... entonces. Hoy en día, en cambio, en donde una chica linda ya ni siquiera puede tomar sol en topless en su propio patio porque van y le meten un dron en la casa y le toman flor de falopiazos en 1024x768 (no es que importe mucho porque las chicas están tan sueltas hoy por hoy, y el público potencial tampoco es que vaya a protestar mucho, creo yo), la cosa se torna harto más siniestra. En medio de esto es que un tal Guy Hibbert, tipo no muy famoso a pesar de tener algunos reconocimientos, escribió un guión acerca de las dudas y dilemas morales de una operación con drones, y de la guerra moderna hipertecnificá burocratizá en general. La cosa la iba a dirigir Oliver Hirschbiegel ("El experimento", "El hundimiento" ésa en donde Hitler se enoja por DragonBallSuper/eleccionespresidenciales/muerteJohnSnow o qué se yo, "Invasores" y "Diana"), pero éste se cayó, y la cosa acabó en manos de Gavin Hood. ¿De quién? Pónganse a temblar. La peli más famosa del fulano en cuestión es... "Wolverine". ¿Ya están temblando? ¿Sí? Bien, así me gusta. Después dirigió "El juego de Ender", uno de los más sonaos fracasos económicos en lo que va de los 2010s (costó 110, recaudó 125, cuando, considerando publicidad, debía haber recaudao 250-300 para empezar recién a ser rentable). Y terminó cayendo aquí. Con un presupuesto realmente miserable, ahora sí que sí (13 millones de dólares, literalmente la décima parte que "El juego de Ender"). O sea, sólo tenía que superar la barrera de los 30 millones de dólares para arrojar ganancias, calculando un añadido por (la inexistente) publicidad. En dos semanas, recaudó doce millones. Huele a que la carrera fílmica de cierto director se ha terminao, ¿no? (Más penoso es que vemos terminarse acá otra carrera fílmica, la de Alan Rickman, que hace uno de los dos roles póstumos que quedaron rodaos y sin estrenar a su muerte, en enero pasao. El otro rol es la cuncuna de "Alicia a través del espejo" que se va a estrenar a mediaos de 2016. Que en paz descanse, Mr. Rickman).

¿POR QUÉ VERLA?

-- La peli... cómo decirlo... Está bien. Pero simplemente bien. Podría haber sido mejor. El problema es que no estamos frente a un thriller jolivudense désos con tonelás d'axón, escapadas milagrosas, fantasmás y tonteras tipo 007 (que nos gustan, vale, pero no es el único tipo de cine, ni tendría por qué serlo), sino a una peli que pretende ser reflexiva y cerebral. Y lo logra, desde el lao de plantear preguntas. Porque pone varias cuestiones sobre la balanza, relacionás con las decisiones de la guerra moderna. La gran pregunta en realidad es, ¿es aceptable un cierto daño colateral, a cambio de evitar un daño mucho mayor? A primera vista la opción moral es clara (PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS pillados fraganti afilando tenedores y cuchillos para salir a COMER NIÑOS, y un dron en el aire disponible con un par de bonitas cargas. La opción es bien clara: FEUER FREI - BOOOOOOMMMMMM - BÖSENENVERDAMMTENENTERRORISTEN KAPPPUTTT!!!), pero hay complicaciones: Kenia no es un país enemigo sino una nación aliada y por lo tanto tirar una bomba contaría teóricamente como un acto de guerra (algo particularmente jodido si se piensa que, en too el metraje, a quienes menos les preguntan una mierda acerca de cambiar la misión de "reconocimiento desde el aire" a "SHOOT TO KILL" es justo a los kenianos que son los dueños de casa, figúrense), algunos blancos no son moros de porquería sino ciudadanos occidentales que por lo tanto podrían TENER DERECHOS, y así. Luego, en la segunda parte, cuando too se tercia respecto de la TIERNA NIÑITA VENDEPÁN, la opción moral también parece clara (cargarse a los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS y que la TIERNA NIÑITA VENDEPÁN se joda, que hay que evitar que los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS hagan PELIGROSO TERRORISMO COMENIÑOS, y los daños colaterales son daños colaterales, leñe), lo que por supuesto mella mucho el filo del debate (sí, toos tenemos nuestro corazoncito, pobre petarda, mírenla vendiendo pan la tercermundista, pero lo dicho, si la opción es entre una alternativa mala y una peor, pues se elige la mala y a lo hecho pecho). En esta parte es en donde la peli se vuelve más increíble, porque resulta que de pronto, toos los milicos y políticos y tales son de lo más de lo más buenos que el pan, y AAAHHHHHH-NOOOOOO, pobre criaturita, no, tenemos que buscar la opción tipo Jólivu en donde NADIE MUERE porque MUNDO DE LAS PELIS y tal. Hay como un intento de darle profundidad a este punto, observando que existe una arista de cínico maquiavelismo respecto a una niñita muerta por ataque de dron (la "guerra propagandística", la llaman, que si evitan un ataque contra un mall, por ejemplo, gana occidente, pero si las fotitos y videos de la TIERNA NIÑITA VENDEPÁN hecha embutido bajo la escoria de la explosión llegan a Yutube, ganan los terroristas y tal), pero por desgracia este intento por explotar dicha arista narrativa se queda un poco a medio camino, porque en definitiva la decisión final acerca de si meterle explosivos desde el aire a los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS no se toma basándose en estos planteamientos, sino a través de otra salida diferente (aunque, digámoslo, bastante cínica, y que deja flotando en el aire unas cuantas cuestiones morales, de tipo Quis custodiet ipsos custodes y tal). En ese sentido, podemos afirmar que hay un intento valiente por construir un thriller bien armado, sólido y cerebral, pero quizás le faltó un poquito de terminar de cuadrar el círculo, de llevar hasta el final los planteamientos. También resulta algo tramposilla la manera en que todo es reconducido finalmente a decisiones militares, esquivando too lo posible el bulto de las consecuencias políticas (que se mencionan y debaten, pero no todo lo que deberían, dado el planteamiento), quizás porque si se examina más a fondo la moralidad de la política del asunto, podría acabarse poniendo en duda la moralidad de la lucha contra el terrorismo en sí (que ya sabemos, los terroristas son malos, pero quién permitió que surgieran primero, cuando no fueron financiados directamente para que fueran la mano mora de ya-sabemos-cuáles intereses), y esa es una línea sagrada que no puede cruzar ninguna peli que aspire a venderse en el mercado oxidental. Así, los PELIGROSOS TERRORISTAS COMENIÑOS son sólo blancos despersonalizados en la pantalla, imágenes en un monitor en vez de, ya saben, personajes de carnihueso, lo que además roba la significación de la niñita, que al no ser definido su entorno (entorno en donde, ya sabemos, hay terroristas), deja de ser un personaje o un ser humano y se transforma en una cosa puesta ahí para inspirar lástima pobrecita-ella si-bombardean-la-matan y tal. Por todas esas razones, la peli termina siendo mucho menos incisiva de lo que pretende ser, y si bien se esfuerza de manera noble y heroica en plantear bien su tema, al final termina siendo mucho menos crítica y contestataria de lo que intenta venderse.

-- En cuanto a la realización... Está bien. El minimalismo de la puesta en escena ayuda mucho, por supuesto: vemos poquitas locaciones y todas ellas más o menos aisladas entre sí, lo que incrementa el grado de claustrofobia de la peli, potenciando así la premisa. Gavin Hood demuestra por una vez en la vida que PUEDE DIRIGIR, sorpresa-sorpresa, aunque no consigue zafarse de algunas discutibles decisiones (por ejemplo, meterle un maldito efecto especial al pistoletazo para hacerlo MÁS DE AXIÓN, lo que en realidad ni hacía falta e incluso se ve un tantín ridículo, como si de pronto el thriller cerebral diera paso a un intento de cine de supers o algo así). Quizás lo que menos ayuda acá, es que la puesta en escena es mortalmente seria, lo que por supuesto incrementa mucho el ridículo de los varios absurdos burrocráticos que se van presentando. A ratos, el minimalismo de la peli recuerda a "Límite de seguridad", la peli ésa de bombarderos que van a meterle pepinazos nucleares a los soviéticos, aunque "Límite de seguridad" en general se las arreglaba bien para esquivar el bulto. Pero claro, ahí el director era el bueno de Sidney Lumet, y aquí tenemos a Gavin Hood nada más. Stanley Kubrick fue mucho más inteligente, y cuando descubrió los enormes absurdos de su peli de bombarderos que van a meterle pepinazos nucleares a los soviéticos ("Doctor Insólito", y absurdos no porque el guión fuera malo, que no lo es, si es uno de los mejores jodíos guiones ever, sino que absurdo por los varios sinsentidos de la guerra moderna en sí), decidió derechamente rodarla como comedia. Pero claro, lo dicho: Gavin Hood, no Stanley Kubrick. Aún así, cuando la escena se traslada a Alan Rickman, la cosa mejora varios enteros porque el señor Rickman que en paz descanse tenía la costumbre de merendarse con sandalias a todo el elenco a su alrededor, y esa costumbre lo ha perseguío incluso en la ultratumba, por lo que vemos (Rickman consigue sostener incluso la innecesaria escena inicial con la condenada muñequita, que en realidad no añade nada a la peli). En definitiva, tenemos una peli que funciona y que cumple con plantear puntos de interés, aunque podría haber sido más redonda. ¿Que estamos poniéndonos demasiado exigentes aquí? Puede ser, pero si la peli aspira a ser más que el divertimento de la semana, y quiere irse a meter derechamente a las honduras del debate sobre la problemática moral de la moderna guerra con drones, entonces nos está dando el derecho a serlo, ¿no?

IDEAL PARA: Ver un interesante y honesto thriller, aunque algo insuficiente para lo que prometía la premisa.

jueves, 14 de abril de 2016

"13 horas: Los soldados secretos de Bengasi" (2016).


-- "13 Hours: The Secret Soldiers of Benghazi" (título original en inglés). Estados Unidos. Año 2016.
-- Dirección: Michael Bay.
-- Actuación: James Badge Dale, John Krasinski, Max Martini, Dominic Fumusa, Pablo Schreiber, David Denman, Matt Letscher, Toby Stephens, Alexia Barlier, Freddie Stroma, David Costabile, Andrei Claude, David Giuntoli.
-- Guión: Chuck Hogan, basado en el libro de Mitchell Zuckoff.
-- Banda sonora: Lorne Balfe.

-- "13 horas: Los soldados secretos de Bengasi" en IMDb.
-- "13 horas: Los soldados secretos de Bengasi" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

2012. Los libios han derrocao a Gadáfi y lo han arrastrao por las calles y lo han matao y lo han macheteao y lo han violao y lo han defecao y le han concedío un préstamo bancario porque FREEEEEEDOOOOOOMMMMMM!!! Pero con la libertad viene la ANARQUÍA. Libia entera arde, y los yanketas, en vez de largarse escopetaos a algún otro lugar en donde sí se les haya perdido algo, pues SE QUEDAN LEÑE POR MIS COHÓNE, con un entusiasmo digno de los ezpañóleh de otro tiempo. La presencia yanketa se limita a dos posiciones: la Embajada en Trípoli, y un par de instalaciones en Bengasi, que son el Consulado y el Cuartel General de la CIA, que trata de ser secreto pero que, como veremos a lo largo de la peli, todo Cristo sabe donde jolines se encuentra (porque claro, en un país con un centoúno porcento de morería de repente ves un edificio que era una especie de alberca-spa o algo así, lleno con fulanos désos ropero-tres-cuerpos toos arioteutónicos y armaos con peazo vehículos que te cagas porque PRODUCT PLACEMENT, entonces leñe, como que adivinas que ésos son yankis y no tu alegre vecino inch'allah, ¿no?). El caso es que la peli parte con un yanketa llegando a Libia y metiéndose en fregaos porque THIS IS 3RD WORLD BITCH, lo que sirve por suposto para mostrar que los yanketas son RECIOS y tal. Y la peli se tira sus buenos 30-40 minutos mostrando lo que ya sabemos por churretecientas millones de pelis déstas: los yanketas son duros y dentes apretaos, pero tipos sentimentales con familia, pero ultra prof para su trabajo, best-of-the-best, enfrentaos a la clásica burocracia conformá por el jefe de la CIA que es un wevonazo "me retiro y tengo récord impecable, no me jodan la marrana tratando de hacer LO CORRECTO" y tal, y un embajador que cuando aparece por Bengasi, es el tipo más majo que te puees imaginar porque YUESÉI IS YUR FREND y FREEEEEEDOOOOOOM y tal. Bueno, sucede lo inevitable. Que llega el 11-S, y los libios se sublevan en homenaje a, miren qué malas gentes estos moros, en homenaje a, decíamos, AVIONAZO TORRES GEMELAS KAKA ESTADOS UNIDOS EL GRAN SATÁN JIHAD AGAINST KAFIR, INFIDELS MUST DIE!!!!!! Y van los alaalailakbar ululando como es la tradición folklórica en el mundo musulmán, y se toman por asalto el Consulao con ME JODE OMAIGÓ PUTA CANTIDÁ DE ARMAS LOS CABRONES y tal (seriously. Digan lo que quieran de la peli, pero el asalto al Consulao está de puta mare). ¿Y qué hacen los comandos marines yanketas ropero-tres-cuerpos dientes apretaos que ni Cable de los X-Men? Pues qué creen, angelitos de Bastet, ¿salir corriendo como unos cobardes? Por supuesto que no, porque... ¡¡¡FREEEEEEDOOOOOOMMMMMM!!! El espectáculo revival de festival Cannon '80s movies acaba de comenzar... pero sin Chuck Norris esta vez (razón por la que la peli dura como dos horas y media, que si estaba el bueno de Chuck, la acortaban como una hora porque CHUCK NORRIS LEÑE, el tipo de la moto que disparaba pedo-torpedos, ¿la recuerdan?).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Siéntanse viejos. Han pasado más o menos DOS DÉCADAS desde que cierto promisorio director llamado Michael Bay, comenzó su carrera con pelis como "Dos policías rebeldes" o "La roca". Y le teníamos fe porque el tipo sabía rodar axión y tal, y, ¿en qué fregao se mete dezpué? "Armagedón". Que competiría palmo a palmo contra "Instinto animal 2" de Shannon Whirry como la peor peli de los '90s, salvo porque 1.- La rodó como con cien veces más porsupuesto, y por tanto, el cagazo es como cien veces mayor, 2.- El guión es igual de malo y mal actuao, y para peor 3.- En la de Michael Bay vemos a Liv Tyler calentar sopa que es un gusto, cierto, pero teta por ninguna parte. Y ahora, siéntanse viejos de nuevo. Ha pasado casi una década desde que Michael Bay, escarmentado por el no diremos fracaso pero sí éxito bien relativo de "La isla", decidió que lo suyo no era ir de intelectualoide distópico por la vida, y se embarcó en lo que es sin lugar a dudas es su magnum opus: la tetralogía de "Transformers", "La venganza de los caídos", "El lado oscuro de la luna" y "La era de la extinción" (y amenaza con una quinta y una sexta. Y entre medio rodó "Dolor y dinero", que no la vio nadie, y cuando quiero decir que no la vio nadie, es que no la vi ni yo, para que vean). Si esa tetralogía en camino de convertirse en penta- hexa- mierdalogía es el culmen de su cine, entonces el cine como arte está oficialmente muerto (pero, eso sí, los billetitos que acumula el hombre en el banco no se los destiñe nadie. Y no seré yo quien cuestione el lado práctico del asunto de rodar pelimerdas para forrarse, que el cine es bonito y tal, pero más bonicas quedan las piscinas con chicas en bikini. Digo yo). El caso es que entre medio, hasta las explosivas manos de Bay se abrió paso un libraco acerca de lo muuuuuu heroicos que son los yanketas que pelearon en Libia, etc. Y dijo: ¡Esta es la mía! ¡La ruedo! ¡¡¡EXPLOSIONES EN LIBIA!!! ¡¡¡ESTO NUNCA LO HE HECHO!!! Bueno, demolí las pirámides de Jordania en "Transformers: La venganza de los caídos", pero ahora ES REAL. Y la rodó. Con un par. ¿Resultado? La crítica más o menoide, no tanto como con los Transfomes en donde toos los que saben dicen que es una mugre, yo entre ellos, pero el público, ¡ay, el público! Tres meses después de su estreno, apenas 68 milloncejos a nivel mundial, cuando el asuntillo costó 50. Aunque, por otra parte, ¿alguien piensa que este es el principio del fin para Michael Bay? Joer, porsuposto que no. El hombre va a rodar un par más de los transfomes, se va a forrá, y luego va a poder rodar el fracaso económico que quiera porque, bueno, el cheque de jubilación ya se lo ha ganao, y de las peleas y rapiñas con uñas en los ojos y tal por parte de los herederos en algunos añitos más, mejor ni hablamos, que estamos esperando para ver el espectáculo cómodamente sentaditos en palco y con pop corn en la mano. ¡Joer, que esa pelea por la herencia de Michael Bay, la debería rodar el mismísimo Michael Bay! ¡Con EXPLOSIONES!!! ¡¡¡Porque AWESOME!!!

¿POR QUÉ VERLA?

-- Bien, cómo decirlo... Mala no es. Buena tampoco. Es... es... Dicho en corto, es una buena peli de género (el género bélico en este caso), pero no más que una peli promedio, e inflando un poco la nota de calificación, yendo más allá. Si te gustan las pelis bélicas, "13 horas" es un recomendado porque las escenas de axión y batalla cumplen barbaridá, acompañados por un casting beneficiao de no tener grandes superestrellas que chupen cámara, y una banda sonora cumplidorcita que, no es la pipa en cacho ni mucho menos, pero no llega a los extremos tarreros del horrendo trabajo de Steve Jablonski para "Transformers" y secuelas. Michael Bay controla un poco su tendencia a la shaky cam (no demasiado, si es su toque personal al final del día, pero igual está más comedido), no hay desplantes ni faltas flagrantes al realismo porque COOL y AWESOME, sin que eso desmejore lo bueno, o sea, CARNAZA. Por el otro lado, lo que tenemos es una peli que, lo decíamos más arriba, parece casi algo que hubiera podido rodar la Cannon en los '80s. Porque hay cine parafacha, y éste. A tal nivel, que "Ataque a la Casa Blanca" es casi un panfleto rojocomunacho al lado de esto. Estamos dentro de ese viejo y siempre agradecido género de "nos superan por veinte a uno, pero como valemos como por cincuenta de esos harapientos, pues tenemos ventaja de 2,5 a 1. No parece justo... para ellos". Y es lo que tenemos. Hasta el yanki más tonto o putrefacto bien en el fondo es un güen chato, mientras que los moros se dividen en dos, el Gunga Din de turno que ayuda a los yankis y por eso es weno como el pan (pero eso sí, algo torpe y debiluchito, no vaya a ser cosa que termine opacando a los yanketas que son los verdaderos real-hero de la función), y luego la masa informe de enemies without a face que están ahí para poner cuerpo a las balas de los yanketas (literalmente: como la peli es de noche, ni se les ve las cara ni ningún rasgo corporal, y por lo tanto, la cosa parece casi de videojuego de cepillarse mooks a discreción). Las definiciones de los personajes también son de cartón piedra: más allá de tal apunte o detallito familiar, los cachas yankis en realidad son ciento por ciento intercambiables entre sí, y cuando alguno de ellos la palma, en consecuencia, maldita sea si nos importa porque joer ¿quién era ése? (lo que podríamos llamar el síndrome del enano muerto de "La batalla de los cinco ejércitos", que los doce o trece o catorce o no sé cuántos enanos sólo las fanáticas mojabragas más gilipollas los distinguían, y luego, cuando la palma alguno, ni nos enteramos quién era ni maldita sea si nos importa). De hecho, luego de un rato de estar viendo la peli, sentía esa molesta mosca cojonera del deyavú girando sobre la cabeza, y me dije: ¡Leñe, pero si esta peli la vi! ¡Es "Los indestructibles" con Stallone y Statham, pero COMPLETAMENTE EN SERIO en vez de estar rodada como un homenaje camp al REZIO CINEAXIÓN 80S!!! (Incluso hasta con los inevitables tintes homoeróticos ochenteros, a cargo del desfile de ABS y PECHODESCUBIERTO y tal, mientras que la única personaje mujé igual tié su atractivo, pero es una machorra caraconstreñía de cuidao). Por supuesto, que nadie espere un profundo análisis estructural de la compleja red de intereses geopolíticos desplegados por la política exterior de los Estados Unidos en el Medio Oriente aquí. Esto no es "El árabe" o "El hombre de la lente mortal" o "Siriana" para que nos entendamos. Todo el trasfondo se reduce al clásico "es que no se os puede dejar solos, y por eso mantenemos bases de la CIA en vuestro condenao país, y así nos lo agradecen, moros de mierda". Pero bueno, eso de por sí no hace una mala peli. El problema es que, promediando la peli y cuando la cosa se pone castañoscuro, vienen los clásicos momentos de lagrimita porque AMERIKA y tal. Cuando a la fulana pedorra que ha puesto cara de "estoy buena, quítate de mi camino" (yo no sé con qué porque la actriz de marras se ve bastante machorra, aunque en otras pelis por ahí ha mostrao su cacho carne y no está mal, la verdá) se le derrite el corazoncito y ve que el espionaje y la CIA una merda porque METRALLETA RUTUTUTUTÚN salvan el día, y pide refuerzo aéreo y del otro lao le preguntan que con qué autoridá, ella va y dice al que suponemos su superior jerárquico al otro lao de la línea, con ojitos llorosos y tal, eso de que "con la autoridad de que si no envían los refuerzos, nos van a cargar a toos y a mí incluyéndome". ¡Y lo dice sin despeinarse! ¡Joer, que la fulana es AGENTE DE LA CIA y por lo tanto debería estar entrenada para la idea de que SI USTED O ALGUNO DE LOS MIEMBROS DE SU EQUIPO SON CAPTURADOS O MUERTOS, EL GOBIERNO NEGARÁ TENER CONOCIMIENTO DE SUS ACCIONES!!! Pero la peli no lo pinta como el momento de cobardía de la fulana, sino como ese momentico épico en donde el público va y saca pañuelitos porque snif-snif, miren qué injusta la vida, ellos lo único que quieren es FREEEEEEDOOOOOOMMMMMM para Libia y van a morir, y los dejan tiraos como ratas (bueno, con alguno habrá funcionao, lo de empujar a sacar pañuelitos. Conmigo no). Y cuando viene el rescate, sigue con ese momento "La lista de Schindler" en donde después del inevitable "en dónde están ahora" que quedará desactualizao en algunos años, nos muestran las estrellitas en la pared por los gloriosos agentes de la CIA caídos al servicio de los Yueséi, derrocando gobiernos por ahí, podemos suponer, y la inevitable dedicatoria a los caídos en el campo de combate porque FREEEEEEDOOOOOOMMMMMM!!! Y aquí es donde ya la cosa se sale de toa madre, y lo que hasta el minuto era no muy original pero al menos eficiente peli bélica, se transforma en panfleto puro y duro. Dezpué déso, saliendo del cine, descubrí finalmente qué echaba de menos en la peli, la guinda de la torta que la hubiera coronao: los yanketas ropero-tres-cuerpos dientes-apretaos gritando "¡¡¡WOLVERIIIIIINE!!!" como en "Amanecer rojo" de papi Milius. Porque John Milius, ése sí que sabía ser parafacha con gracia.

IDEAL PARA: Ver una buena peli de género bélico, que más o menos se agota en ser una buena peli de género bélico.

domingo, 10 de abril de 2016

"Creed" (2015).


-- "Creed" (título original en inglés), "Creed: Corazón de campeón" (título criptogay en Argentina), "Creed: La leyenda de Rocky" (título pseudoWestern en España). Estados Unidos. Año 2015.
-- Dirección: Ryan Coogler.
-- Actuación: Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Phylicia Rashad, Andre Ward, Tony Bellew, Ritchie Coster, Jacob 'Stitch' Duran, Graham McTavish, Malik Bazille, Ricardo 'Padman' McGill, Gabe Rosado, Wood Harris, Buddy Osborn, Rupal Pujara.
-- Guión: Ryan Coogler y Aaron Covington, sobre una historia del primero, basados en los personajes creados por Sylvester Stallone.
-- Banda sonora: Ludwig Göransson.

-- "Creed" en IMDb.
-- "Creed" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Un negrito está en una correccional, aislado porque PELEA. MOCHA. FIGHT. Ahí lo va a visitar una señora que es... joer... ¿la señora de Bill Cosby? Huh, esto va a ser de risa... En fin, el caso es que la señora va a visitar al chico y le dice... ¡¡¡YO SOY TU MADRE!!! (bueno, en realidad no, pero hubiera estado bien, ¿no? Lo que le dice es que "eres hijo de una aventura extraconyugal de mi marido ya muerto, pero no te preocupes, no te odio como la pesá de la señora de Ned Stark al pobre Juan Nieve". Joer, es como si la señora en la vida real de Bill Cosby... en fin, estoy pasándome de roscas aquí. Mejor sigamos). La señora agarra al chico y se lo lleva a vivir a PEAZO MANSIÓN y le paga una PEAZO VIDA y andando el tiempo el chico se transforma en PEAZO EJECUTIVO y va encaminao a PEAZO ÉXITO. Listo. Quince minutos y se acabó la peli, créditos finales, salgan del cine, ¿creían que salía Rocky? Pues no salió, y... HAHAHÁ, qué malo soy. No, mentira. El chico sí se transforma en un importante ejecutivo, eso sí eh verdá, pero resulta que ALGO le falta en la VIDA, porque... bueno, no sé, porque tiene que haber boxeo en una peli de Rocky, y además porque ES UN NIÑATO REPELENTE Y MALAGRADECÍO EL MUY JODÍO (seriously, ejército de fracasaos que leen Cine 9009 en vez de ganar MONTONES DE DINERO, pregúntense y respóndanse con la más profunda honestidad del mundo: ¿acaso no cambiarían sus vidas como cavazanjas, por una en donde su madrastra buenoide y ricachona se los lleva a vivir una vida de lujo y comodidades para después acabar en una pega en donde ganan miles de dólares y se compran peazo auto y tal? Porque yo sí. Vieran ustedes la de sacos de Whiskas que me compraba con una vida así. Y ya iban ustedes despidiéndose de Cine 9009, que con todo ese Whiskas me dedicaría a... ENGORDAR). En fin, el caso es que al chico LE FALTA ALGO EN LA VIDA, ya lo decíamos, y va y cruza la frontera a Mééééééxico lindo mi cuate y se mete a peleas ilegales porque eso es lo que haces en México, meterte en boxeo ilegal y comprar coca en vez de, digamos, ir a un museo a ver obras de Frida Kahlo o visitar las ruinas mayas para curturizarte un poco. En fin, el caso es que trata de que lo entrenen, pero el UNICO ENTRENADOR DE TODA CALIFORNIA le dice que NO porque ERES EL HIJO DE APOLLO CREED, y por lo tanto, qué pasta vas a tener pa'l asunto, si al final toos sabemos que Michael Douglas es una mierda y el Douglas que vale es Kirk Douglas, y George W. Bush una mugre porque el que vale es George Bush pad... er... mal ejemplo para un sarcasmo, mejor sigamos adelante. El caso es que, ¿a dónde viaja el joven Creed del título de la peli? Pues a Filadelfia, a dónde más, porque si alguien tiene que entrenarte, es EL BOXEADOR QUE LE SACÓ LA CONTUMELIA A TU PADRE EN EL RING. (Freudiano, tiene daddy issues, ¿lo ven, eh, eh...?). El caso es que... Bueno, ya saben cómo va, así es que seré breve. Se encuentra con Rocky diciéndole por supuesto no que soy Adonis Creed sino Parido Bajoelpuente, después le dice que no soy Parido Bajoelpuente sino Adonis Creed, Rocky dice que no lo va a entrenar, vuelve a decir que no lo va a entrenar, repite una vez más que no lo va a entrenar, y cuando calcula que ya han rellenao suficiente metraje, dice que sí lo va a entrenar, todo eso mientras el chico empieza a hacerle los puntos a su vecinita que, como corresponde en estos tiempos de feminazismo desatao, es una petarda odiosa hipster AHTIHTA que le cierra la puerta en las narices (bueno, vale, está en su derecho) y lo hace con AHTITÚ porque HEMBRA DEL SIGLO 21, y si hay algo que le gusta a las hembras del siglo 21, es rechazar sin dar ninguna opción y además de eso hacerlo con regodeo, recochineo, insolencia, desprecio y prepotencia porque YO MUJER TÚ FALO CON PATAS QUÍTATE DE MI CAMINO. Y... bueno, ya saben cómo sigue. Rocky entrena a Adonis, Adonis comienza a liarse con la chica porque el cine siempre nos ha enseñao que "no significa sí", en medio se descubre el pastel de que a Adonis lo está entrenando Rocky y le ofrecen la FLOR PEAZO PELEA, y... por favor. Un minutito para esto. Para ponernos emotivos. Cántenla conmigo, ¿OK? Así, bajito, pero con el corazoncito, ¿vale? Bien, allá vamos: "Gonna fly noooooowwwwww"...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Parece mentira que ha pasao ya casi una década desde que se estrenara "Rocky Balboa", la ultratardía secuela y sexta parte de la saga de Rocky que vino DÉCADA Y MEDIA DESPUÉS de la anterior (la infausta "Rocky V"). A ese ritmo, vamos a llegar hasta la décima como por allá por 2054. Si no, tiempo al tiempo. En fin, el caso es que "Rocky Balboa" fue tan aclamada como el bello y más que digno cierre para la franquicia, que a priori darle otra peli a Rocky parecía una muy mala pésima horrible idea. Pero de pronto, así como así, hizo ¡POP! una estupenda idea: ¿y qué tal si ahora Rocky, que es un vejete porque el Stallone ya anda rumbo a los SETENTA (seriously. Siéntanse viejos), es el mentor de una nueva generación? Y como canónicamente Rocky no ha tenío hijos (porque, leñe, pobre Adrian, yo creo que nadie la quiere ver cornúpeta por muuucho muerta que esté), puez que le sacamos un hijo a Apollo Creed, el musho masho rival de Rocky devenío después en un triste infeliz al que Ivan Drago hace pupita en el ring (sí, joer, fue el momento lagrimita de "Rocky IV", pero ezque vamos, si se lo andaba buscando el jodío). Y listo, que sacan la idea, escriben el guión, y a rodar que son dos días. La peli, estrená a finales de año un poco para llenar el hueco entre Halloween y Navidá (pero antes de "El despertar de la Fuerza", con muy buen criterio claro está, considerando la taquilla), se hizo con unos bonicos 170 millones y algo de dólares, poquito pero más que bien para una inversión de 35 millones, además de obtener aclamación crítica casi universal, lo que tampoco está mal. Incluso (risilla-de-gato-risilla-de-gato) para la tanda de los Oscares (risilla-de-gato-risilla-de-gato) intentaron levantar la candidatura (risilla-de-gato-risilla-de-gato) de Sylvester Stallone como Actor Secundario (risilla-de-gato-risilla-de-gato). Y ya sabemos como salió eso: perdió ante Mark Rylance por "Puente de espías" (bueno, admitámoslo, Mark Rylance era casi lo único de cierto interés en ese plomo cultureta spielberguiano). En fin, al menos se llevó como premio de consuelo, el premio a la redención en los Razzies. Sí, leñe, eso sí que es para soltar lagrimita. Después de haberlo castigado sin misericordia alguna casi desde el inicio de los Razzies hace tres décadas y media atrás, a Stallone POR FIN le reconocen que el jodío HA HECHO ALGO BIEN. Vamos, ya se lo iba mereciendo. Stallone no será el mejor actor del mundo y sus roles son en buena medida más o menos el mismo de aquí para allá, pero es un tipo mucho más talentoso e inteligente de lo que le reconocen, y es bueno recordarlo a veces. En particular porque a saber si aparecerá en la secuela de esta peli, que al paso de tortuga que se sacan, irá a ser como para 2024. Digo yo. ¡Leñe, si hasta la secuela de "Avatar" podría llegar antes!

¿POR QUÉ VERLA?

-- Esta es una de esas raras pelis que podemos analizarla a varios niveles, y trataremos de hacer eso. Partamos por verla como remake. Porque, en efecto, y aunque no lo quiera admitir, "Creed" es un remake encubierto de "Rocky", la peli seminal de 1976. Por debajo de los detalles, la premisa es exactamente la misma: un pobre underdog no se come un rosco en el boxeo, too el mundo lo mira por encima como a un pobre weón, tiene una relación de mierda con su entrenador hasta que la relación mejora porque MELODRAMA, de paso conoce a una chica con la que primero no y luego sí, en medio de too le llega la peazo oportunidad de PROBARSE A SÍ MISMO y SER ALGUIEN, viene la apoteósica pelea final, y etc. Lo dicho, los tipos de "Creed" después de una década de la última entrega de la saga ruedan un remake de "Rocky" casi cuarenta años después de la original y con una nueva generación adelante y al frente, y nadie dice nada, pero los tipos de "El despertar de la fuerza" después de una década de la última entrega de la saga ruedan un remake de "La guerra de las galaxias" casi cuarenta años después de la original y con una nueva generación adelante y al frente, Y TODO EL MUNDO PIERDE LA JODIDA CABEZA. Pero así como las semejanzas son abracadabrantes, también las diferencias son enormemente significativas. Porque resulta que ahora, Adonis Creed está en la misma posición en que estaba Rocky Balboa en el "Rocky" de 1976, la del underdog buscando probarse a sí mismo en el boxeo etc. ¿La misma? ¡NO, SEÑOR! Miren con más atención. El Rocky Balboa de 1976 era un pobre weón barriobajero que trabajaba como matón a sueldo de un usurero local, escoria de las cloacas a quien le llega literalmente una oportunidad en un millón (joer, el afiche mismo lo decía: "one shot in a million" o algo así), mientras que el Adonis Creed de 2015 es un pijito mimao que, joer, se queda huérfano y lo adopta una fulana forrá en plata, tiene la vida hecha, y puede llevarla llena de oportunidades en la dirección que quiera (de hecho, RENUNCIA a trabajar como un importante pijo en el mundo de las inversiones). De ahí que la peli se sienta muy distinto, a pesar de ser un remake encubierto. La "Rocky" de 1976, por debajo de su ropaje de cuento de hadas American Dream, era muy en el fondo un profundo y muy oscuro drama social en la vena del cine de crítica social setentero, y queda más o menos en claro que la oportunidad de Rocky Balboa es un puro golpe de suerte que le pasó a él, pero no te pasará a ti, y que si naciste bajo el puente, ahí te jodiste, desgraciao (después la saga tomó otros rumbos, en particular con "Rocky III" y "Rocky IV" con todo su triunfalismo reaganiano ochentero, pero eso es otra historia). La "Creed" de 2015, en cambio, es un cuento de hadas en donde un pobre huerfanito tipo Harry Potter descubre que OH-WOW-WONDERFUL, en realidad es el hijo de uno de los más grandes boxeadores de toos los tiempos, y su drama no es salir de ningún agujero social (del cual ha salío en el minuto 5 de peli porque su madrastra es TAAAAAAN BUEEEEEENA ella) como de afrontar unos demonios interiores que, bien mirados, huelen casi a problemas de Primer Mundo. Y de hecho, lo son: los problemas de Adonis Creed en realidad se hubieran resuelto con un buen psicoterapeuta (cuyos honorarios hubieran sido pagados con las peazo inversiones que gestiona el jodío), mientras que los problemas de Rocky Balboa simplemente no tenían solución (la tuvieron, al final, claro, pero lo dicho: por un puñetero golpe de suerte). O sea, Adonis Creed nació en el American Way of Life, sin el elemento de crítica social en que Rocky Balboa, en sus inicios, debía ver dicho American Way of Life desde afuera y por la ventana. Esto destiñe un poco a "Creed", que podrá ser todo lo interesante y bien hechita que se quiera, en cuanto peli, pero que en definitiva termina siendo una inofensiva fantasía tipo Harry Potter ambientada en el cuadrilátero, mientras que la "Rocky" de 1976, por debajo de su ropaje, era una peli hondamente subversiva del American Dream, como lo era por lo demás buena parte del cine de la década. Y sí, esto hace a "Creed" una peli inferior a "Rocky", por mucho que quieran fundar una saga spin-off con ella... ¿o acaso... podemos leer esto de una manera diferente...? Pensémoslo por un minuto, ¿es posible rodar un remake straight de "Rocky" a inicios del XXI? ¿Es lo que las audiencias esperan, crítica social a destajo, o por el contrario, quieren un poco de dulce opiáceo para olvidar sus vidas como cavazanjas? ¿Es posible rodar una peli tan incisiva y desesperanzada como "Rocky" en 2015? O mejor dicho, ¿es posible rodarla sin que se transforme en un fracaso comercial? Aronofsky logró algo por el estilo con "El luchador" por allá por 2008, pero lo hizo gracias a que transformó esa historia de un perdedor-del-sistema en la de un perdedor frente a su historia estrictamente personal, eliminando cualquier aspecto de crítica social. Así, "El luchador" es la crónica de una autodestrucción en la que su prota es el (más o menos) único responsable, mientras que en "Rocky", la destrucción anunciada para Rocky (que al final consigue evitar, por casualidad, insisto en el punto) es producto de un sistema social alienante de mierda que se lo come a él y a todos sus hijos así como Moloch a los niños en la antigua Cartago. Es muy posible que Aronofsky no se hubiera salido con la suya si no hubiera rodado esa historia desde el más profundo individualismo, de que todas las miserias del infeliz de "El luchador" (aliviadas por verle las cositas a Marisa Tomei, claro, no digamos que la vida a veces no se porta bien), todas las miserias del infeliz, decíamos, son todas culpa suya y suya y de nadie más, no de la sociedá ni del sistema ni de la economía ni de nada más. Eso da una idea de que, quizás, "Creed" no podía ser rodada de otra manera que no fuera un inofensivo cuento de hadas. Y eso también habla algo (y algo muy malo) de las audiencias 2015, que no son capaces de contender con historias de verdadero contenido social. Y luego se quejan de que el 1% los explota, que los ricos, que Wall Street, que los políticos, etc. Bueno, ahí tienen, y así les va (bueno, así nos va. Que me arrastran con ellos, desgraciaos).

-- ¿Creían que después de la parrafada anterior, he terminao? Joer, qué poco me conocen. Ahora voy con "Creed" COMO SECUELA. Como una apócrifa Rocky 7. Y en este apartado, la peli cumple, y muy bien. En verdad, la tenía difícil. "Rocky Balboa" había cerrado muy bien el círculo abierto con "Rocky". A la luz de "Rocky Balboa", es posible ver la saga entera como un tema de autoaceptación. En "Rocky", y el prota lo dice textual, Rocky Balboa no necesita ganar su pelea contra Apollo Creed: lo único que necesita es aguantar los quince asaltos sin irse a la lona, aunque gane el otro por puntos, para probar así que es capaz de resistir a la aplanadora más potente del boxeo de su tiempo, y así poder decirse a sí mismo que es ALGUIEN. Y el tema de Rocky luchando contra aceptarse a sí mismo, sigue girando una y otra vez. En "Rocky Balboa" vimos su última pelea, y en ella encuentra aceptación para dejar partir a Adrian, el amor de su vida. ¿Es posible cerrar incluso más un círculo que, bien mirado, ya estaba cerrado? Sí, y curiosamente es aquí en donde encontramos un atisbo de dimensión social de la "Rocky" de 1976. Se trata de vivir no aislado en un círculo, sino de aprender a vivir con los demás y para los demás. De solidaridad, de generosidad. Cerrar el círculo en "Rocky Balboa" fue sanador por un lado, al curar las heridas del pasado, tanto las físicas como espirituales, pero también lo convirtió en un ser sin verdaderos desafíos hacia adelante, una criatura que está literalmente vegetando y ocupando espacio. Un espacio bien ganado, con esfuerzo, sudor y sacrificio, es cierto, pero como vegetal. En "Creed" nos encontramos a un Rocky Balboa que se enfrenta a su desafío más grande: salir de su propia zona de seguridad para aportar de nuevo a la sociedad, ahora no como un boxeador que entrega entretención o un ejemplo de superación personal, sino como mentor de una nueva generación, para traspasarle su técnica de boxeo, es cierto, pero también su espíritu y valores. Una escena al respecto es muy significativa, cuando manda derechamente a Adonis Creed que se calle y obedezca sus instrucciones, diciéndole algo en la línea de que cuando estás hablando no estás escuchando, y cuando no estás escuchando no estás aprendiendo (¡sí, leñe! ¡Rocky en esta peli está haciendo más por valorar la educación que un montón de politicastros de mierda pontificando desde sus tribunas!). Y en esto tenemos un increíble cierre de círculo si observamos, viendo "Rocky" primero y "Creed" después... que la relación entre Rocky Balboa y Adonis Creed es exactamente la misma que la existente entre el entrañable Mickey y el Rocky más jovencito. Los paralelos son tan pronunciados, que es difícil no pensar que es intencional: en "Rocky" se menciona que Mickey es un antiguo boxeador que tuvo algún éxito (situación similar con Rocky Balboa en "Creed", aunque Rocky llegó más lejos... ¡tumbó a la Unión Soviética!), que tiene miedo de entrenar a Rocky un poco porque el jovencito es demasiado testarudo y por tanto entrenarlo podría hacerle más mal que bien, al convertirlo en un diablo demasiado temerario para su bien (lo mismo en "Creed", entre Rocky y Adonis), que le encuentra un nuevo sentido a su vida y una nueva misión aportando con generosidad la sapiencia que ha ganado a lo largo de su vida (ídem en "Creed"), y que al final entablan una relación de maestro y discípulo que se transforma en una relación de respeto mutuo que los lleva también a una saludable nueva dosis de autorrespeto (calcadito en "Creed"). Como puede observarse, al transformarse Rocky Balboa en lo que su antiguo y querido mentor fue para él, el círculo se ha cerrado. Ambas pelis, puestas back-to-back, reflejan algunos mensajes muy importantes: el conocimiento es por esencia circular, porque las nuevas generaciones tienen siempre que aprender lo que sus antiguos ya saben, pero a la vez es una flecha lanzada hacia el horizonte, porque se construye una tradición que, a través del traspaso de ciertos valores esenciales (la autodisciplina, el esfuerzo, el sacrificio, el respeto por sí mismo y por los demás), son los cimientos mismos que permiten construir una sociedad más sólida. Y no son malos mensajes para dejar caer, bien mirado, que de pronto hace falta en medio de tanto "yo molo" que invade al cine por estos días.

-- ¿Están listos para otra traca más? ¿Un minutito para respirar? Bien... bien... OK... allá vamos de nuevo. Veamos. Lo que queda es lo menos. Creo. Hablemos un poco de "Creed" como peli en sí. La realización, normalita. Sin superlativos. No está mal, de hecho es técnicamente impecable, pero... sólo normalita. Es funcional, todo encaja bien en su lugar (salvo esos flashes con estadísticas de los rivales, ehm), pero un poquito más de creatividad no hubiera desagradado. Existen los inevitables homenajes a la saga, pero son los justitos y están puestos de manera que no interfieren demasiado con la historia en sí, de manera que se puede ver como una peli stand alone incluso por los niñatos que nunca hayan sentido el delicioso placer de ver una peli de las Rocky clásicas (se resuelve la duda sobre quién ganó el match final de "Rocky III", por ejemplo, pero se hace de una manera que si no te gusta, te dejan la alternativa de que "Rocky en realidad está mintiendo por ABC motivos"). La banda sonora más o menos funciona, y la decisión de introducir elementos de hip hop para retratar el contexto de TU NUEVO MEJOR AMIGO es acertada. Sylvester Stallone, por suporto, se come la pantalla con todas y cada una de sus apariciones, y bueno, es un hombre que a estas alturas ya no tiene nada que demostrar, y eso se nota. Pero la gran sorpresa es que Michael B. Jordan, que en el mismo 2015 tuvo un paso más bien debiluchito por la nunca suficientemente denostada "Los Cuatro Fantásticos", consigue pararse sin problemas de tú a tú con Sylvester Stallone y se echa muy bien el protagónico sobre sus hombros, una labor titánica considerando que todo el mundo espera que el nuevo prota de la saga sea a lo menos tan carismático como el anterior, y éste había dejado la vara alta. Pero Michael B. Jordan cumple muy bien, y tiene los hombros necesarios para cargar consigo varias secuelas en adelante, si es que éstas llegan. En definitiva, "Creed" no será una obra maestra ni mucho menos, y quizás es un poquito menos buena de lo que el grueso de la crítica señala (lo dicho: la puesta en escena es menos inspirada de lo que debería, y algunos puntos de guión son discutibles), pero gracias al carisma de sus protas, y a la manera respetuosa en que se aproxima al legado de la saga, termina obteniendo un aprobado sólido.

IDEAL PARA: Los huérfanos de la saga de Rocky, y por qué no... para todo el mundo, en realidad.

domingo, 3 de abril de 2016

"Batman vs Superman: El origen de la justicia" (2016).


-- "Batman v Superman: Dawn of Justice" (título original en inglés), "Batman v Superman: El amanecer de la justicia" (título en España, estos españoles atornillando al revés como de costumbre, mira que traducir el título de manera literal en vez de inventárselo desde los santos cohóne). Estados Unidos. Año 2016.
-- Dirección: Zack Snyder.
-- Actuación: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Holly Hunter, Gal Gadot, Scoot McNairy, Callan Mulvey, Tao Okamoto.
-- Guión: Chris Terrio, David S. Goyer, basados en los personajes creados por Bob Kane y Bill Finger, y Jerry Siegel y Joe Shuster.
-- Banda sonora: Hans Zimmer y Junkie XL.

-- "Batman vs Superman: El origen de la justicia" en IMDb.
-- "Batman vs Superman: El origen de la justicia" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Escena de funeral con un niñato que de pronto sale corriendo y cae a una caverna con murciélagos en medio de un flashback de su ida al cine en que a sus padres le meten bala en oh no oh no OH NO MY FUCKING GOD NOOOOOO!!! ¡¡¡OTRA PUTA RECREACIÓN DE CÓMO SE CARGARON A LOS PAPIS DE BATMAN NOOOOOO!!! Aj... y además, tomando la escena del origen de la Baticueva de la peli de Batman con Val Kilmer, para peor, joer que esta peli va a ser laaaaaarga... En fin, seguimos. Salto en el tiempo a... Metrópolis, más o menos por el medio/final de la peli anterior. Bruce Wayne ha aparecío para ver qué se cuece, y da la orden a la gente de Wayne Enterpríses en mandarse cambiar del edificio porque, ya saben, en una situación de emergencia, los lemmings del capitalismo se quedan en sus puestos en vez de, digamos, arrancar por sus vidas y sobrevivir para REFUNDAR LA ZIVILIZAZIÓ. Pero demasiao tarde. La batalla entre Zod y Superman ocasiona la venía abajo 'el edificio, que 9-11 ni que leñes, y ahí se queda Bruce Wayne, solitario, impotente, interpretao por la cara de Ben Affleck de "¿no me querían como Batman, fuckers? ¡¡¡MIREN MI ROSTRO DE FRÍA IRA!!! ¡¡¡MÍRENLO!!! ¡¡¡SOY EL PUTO LO MÁXIMO Y LO SABEN!!!". Nuevo salto en el tiempo, 18 meses, y lo que vemos es... bueno, un pequeño caos narrativo aquí. Voy a tratar de explicarlo lo más clarito posible, ¿vale? El mundo está dividío entre los que reverencian a Superman y los que lo odian lo que incluye a un tipo que queó minusválido en la batalla de Metrópolis porque no hay cojo bueno y además hay una comisión del Senado investiga a Superman que se ha echao novia que es Lois Lane que entrevista a un terrorista africano que a poco andar se descubre que usa armas procedentes de una localización extraña que quizás tenga que ver con gente de Estados Unidos que también está involucrada en el traslao de algo que Batman que está retirao pero no está retirao porque está tratando de interceptar el mentao traslao mientras que Lex Luthor mueve sus hilos en las sombras para tratar de acorralar a Superman mientras una misteriosa chica na'más wenona a su vez lo investiga a él y... ¿se entendió algo? No. Bueno, yo tampoco, la verdá. Lo único que entendí es que los yanketas son unos malagradecíos porque MUERA SUPERMAN QUE NOS SALVÓ, mientras que los mejicanotes tontos del culo que son adoran a Superman como su MESÍAS porque los pueblos del 3r Mundo son SUPERSTICIOSOS, en una escena tan hilarantemente racista que ni Michael Bay la hubiera rodao mejor, leñe (quizás porque a ésta el GobMex no la financió como a la última de 007). En fin, el caso es que too eso... responde... de alguna manera... a un siniestro... plan... de alguna clase... cuyo objetivo es... bueno, tratar de cargarse a Superman, porque... bueno, por alguna razón... Bueno, voy a ser breve. ¿Vieron el trailer? ¿Recuerdan las escenas en que Superman, Batman, Wonder Woman y Doomsday se dan con todo? Bueno, eso está AL FINAL de la peli. Sí, leñe. El argumento entero es cómo se llegan a las escenas del trailer, en vez de, digamos, montar la pelea más o menos al medio para luego ir a otra cosa, y así dejar algo de SUSPENSO para el espectador. Así se hace, departamento de publicidad. Espero que hayan despedido a alguien por eso. (Bueno, admitámoslo. La peli en menos de una semana de exhibición, hizo más de 400 millones de dólares de caja, EN MENOS DE UNA SEMANA, repito, de manera que es probable que al grueso de los espectadores les sude pichí de mofeta el argumento porque YA DÉNSE CON TOO DI'UNA VEZ, JODÍOS SUP/BATM, qui pa'eso pagamos, así es que dos horas de preparación para ese momento, puez...).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Hubo una época en que DC Comics parecía gafada en el cine. En los cómics, DC tiene churretecientos superhéroes para explotar, incluyendo un batallón de Locademia de Green Lantern, los sepetecientos millones de miembros de la Liga de esto o la Liga de aquello, los hombres halcón, la Poderosa Isis para los que se acuerden (y, leñe... ¡ni siquiera los que se acuerdan, se acuerdan de que hubo comics DC de ella! Aunque los derechos pertenecen a... ups... Filmation), y Acero el favorito de nadie. Pero en el cine, por un motivo u otro, la cosa no ha conseguío ir más allá de Superman y Batman. Incluso desde el "Superman" de 1978, hubo que esperar once años, once, cuéntenlos, jodíos, once años hasta el "Batman" de 1989. Por no haber, no hubo ni peli de Wonder Woman, y eso que la chica estaba topísima en esos años (ayudada, claro está, por las dimensiones mamarias de Lynda Carter, pero cualquier ayuda es nutricia). O sea, cuando el concepto de expandir una franquicia de cómics son cosas como "La Cosa del Pantano", "Acero" o "Catwoman", entonces apaga y vámonos. Joder, no necesitamos irnos tan lejos en el tiempo para acordarnos de los fracasos resonaos de "Jonah Hex" y "Linterna Verde". Hasta que al final, DC Comics recibió el memo: al lao, en la Marvel, se están forrando con una cosiaca nueva que se llama... "universo compartido". O sea, así explicao con dibujitos, pones una peli de un supers, luego otra de otro supers, luego otra y otra más, y luego pones a toos esos supers en otra peli más que los reune a toos, y además metes en cada peli guiños a las otras que se han estrenao e incluyes detallitos que se expandirán en pelis futuras, y listo. Para que vean que Victor Hugo era un maricotas, mira que escribir "Los miserables" pero no hacer que Valjean compartiera universo con Esmeralda y el Jorobao 'e Notre Dame y con Hernani, una obra para cada uno, y luego una obra que los uniera a toos, en donde el Jorobao y Valjean unen fuerzas para detener amenazas cósmicas contra el proletariat del siglo XIX. El caso es que los exec de la Warner dijeron "uh, mira, mi-yo-también-querer, mi-querer", y vamos desarrollando un universo compartío y tal. Se dijo en un minuto que quizás, sólo quizás, "Linterna Verde" iba a ser la primera, pero trataron de aplicar la receta Marvel de mezclar épica y algo de comedia y les salió el churrete que les salió, así es que le dijeron al Christopher Nolan y a Zack Snyder que oye, prodúzcanos una que no de vergüenza, una que sea SERIA y SOLEMNE para distanciarnos y para mostrar que somos SERIOS. Así salió "El Hombre de Acero", que lo mismo podía llamarse el Hombre de Ladrillo porque menúo ladrillazo a la jeta, que les voy a enviar la factura del dentista pa' que me paguen los implantes de titanio, los desgraciaos. En fin, el caso es que se anunció que habría segunda peli, y que ahora sería con Batman y Superman la cosa, como que no daban ganitas. Para na'. Pero salió el primer trailer. Y el segundo. Y el tercero. Y el Ben Affleck, que too el mundo lo puso a parir porque "Daredevil", de a poquito empezó a convencer como un Batman distinto, más otoñal, menos Year One para que nos entendamos. Y bueno, uno que es tonto y retonto, va y pica. Y va al cine. Y ve la peli. Y sale gritando "¡¡¡MI DINERO!!! ¡¡¡MI JODÍO DINERO!!!". Porque, ¿tienen ustedes idea de lo asqueroso es que un gato como yo vaya al cine? No nos dan credit card y no tenemos cuenta bancaria vía interné, de manera que tenemos que llevar esos billetes mugrosos, sucios y grasientos, que han pasao por no sé cuántas manos, eso tenemos que llevarlo en el hocico. Luego tenemos que conseguir que la cajera, que por lo general es una petarda "de las nuevas generazione" que de lógica y raciocinio más bien poquito y ná', entienda qué peli quiero en vez de, digamos, sobarme el lomo porque "¡mira, qué gatito más mono!". Luego, entrar sin que me pisen, o peor aún, que me correteen los guardias porque SE HA INFILTRAO UN FELINO AL CINE (uno que ha pagao religiosamente su entrá). ¿Y too eso pa'qué? ¿Para ver... esto? Leñe, pues va a ser que no. Pero lo dicho: tonto que es uno. Eso sí, para "La Liga de la Justicia", que no cuenten conmigo. Quizás le de una oportunidad a "Wonder Woman" porque Gal Gadot se ve buenorra y no me importaría practicar un poco de humanofilia con ella, pero yastá, eso es. Total, si es por ver a Margot Robbie en "Escuadrón Suicida", a ésa ya le vimos hasta los acueductos de Falopio en "Un lobo de Wall Street"...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Bueno, al público más o menos le gustó. Enfasis en el más o menos. Y la crítica la hizo pedazos. ¿Quién tiene la razón? Pues... un poco de aquí y un poco de allá. Primero que ná', digamos que los chicos hicieron las tareas. Tomaron nota de que "El Hombre de Acero" en realidad era más plúmbea de lo que debía ser, y que la cosa no podía parecer tan Dragon Ball Z, con peleas eternas y casi sin argumento. De manera que se preocuparon un poquito más de que hubiera... ya saben... trama. Guión. Algo que fuera más largo que EXT. DÍA, KRIPTON - BOOM KRIPTON - EXT. DÍA, TIERRA - SUPERMAN VAGA POR EL MUNDO - EXT. DÍA, METRÓPOLIS - ZOD ATACA - EXT. DÍA, METRÓPOLIS - SUPERMAN VS ZOD - EXT. DÍA METRÓPOLIS - HARPO HACE ALGO GRACIOSO. Y considerando que un buen guión es el 49,4549% de una peli, diezmilésimo más o diezmilésimo menos, pues aquí trataron de crear una historia que fuera... ya saben, una historia de verdá. Pero claro, si mantienes a Zack Snyder a cargo, con el mismo productor, los mismos guionistas y el mismo soundtrackista, puez que los arreglos van a ser cosméticos, pero la esencia es la misma. Y con "El Hombre de Acero", era la esencia o concepto mismo lo que estaba errado desde el minuto 1. Irónico si se piensa que en los '90s Tim Burton quería un Batman oscuro y tenía razón y los exec de la Warner querían un Adan West reloaded y metieron la gamba hasta el fondo con "Batman eternamente" y sobre todo "Batman y Robin" (tanto que han pasao veinte años, siéntanse viejos, humanitos, veinte añitos, y todavía nos acordamos del gambazo). Porque el problema tanto de "El Hombre de Acero" como de... ¿voy a tener que escribir el título entero cada vez? Pues, va a ser que no... ya, listo, va a ser BVS en adelante y toos tan contentos. En fin, el problema tanto de "El Hombre de Acero" como de BVS, es que son pelis SERIAS. SOLEMNES. Como ir a misa, y peor aún, misa tridentina en latín con culto a las llagas del sagrao corazón de Cristo y demases. ¡Nosotros no somos Marvel, que en el fondo son payaseo-pitorreo! ¡No, señores! Y al elevar la vara de lo que se supone debemos esperar de las pelis, pues que los defectos se hacen todavía más evidentes. El más grave de todos, por supuesto, es que si se lo piensan bien, EL PLAN DE LEX LUTHOR NO TIENE SENTIDO. (((SEMI-SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ, LEÑE, AUNQUE NADA DE LO QUE ESCRIBA EN REALIDAD ES DIFÍCIL DE ADIVINAR))). Parece que alguien dijo: "¡Guau, vamos a hacer que Lex Luthor manipule a Batman y a Superman para que se agarren a coscacho!", y nadie se preocupó de darle a Lex Luthor UN MOTIVO RAZONABLE PARA HACERLO. Vale, está loco, su papi le pegaba de niño y tal, y matar a Superman es como matar a su papi simbólicamente y falo y Freud blablablá, pero, ¿eso significa que va a desarrollar un plan tan estúpido como el que vemos en pantalla? Porque, piénsenlo. Para contender con Superman, ¿qué hace Luthor? Primero, tratar de manipular a Batman para que odie a Superman. El problema es que... Batman está retirao. Y en el pasao, ha demostrao ser EXTRAORDINARIAMENTE PELIGROSO. De manera que Lex Luthor intenta engañar a un superhéroe retirao y muy peligroso para que salga de su retiro y mate a Superman. Así se hace, masho, tratando de liquidar a un enemigo que NO TIENE NADA PERSONAL CONTIGO, usando a otro tipo que TAMPOCO TIENE NADA PERSONAL CONTIGO, o sea, the gentle art of making enemies. Joer, el mismo plan de Loki en "Los Vengadores" de "voy a manipular a los Vengadores para que se odien, y de paso, si fracaso, todos unirán fuerzas y me van a dar una paliza y PUNY GOD". "Not a great plan" decía Iron Man, y joer que tenía razón en "Los Vengadores", y puez que acá también aunque no aparezca porque es la Casa Rival (la del Ratón, ya saben cuál). Ayudado Luthor en su plan diabólico por SUPERMAN HIMSELF porque (((SPOILER - SPOILER - SPOILER))) cuando Luthor chantajea a Superman para que mate a Batman, y Superman hace lo lógico y trata de hablar con Batman para que le ayude y Batman le dice talk to the fist, Superman va y ataca en vez de, digamos, seguir insistiendo en mantener abierto un amigable canal de negociaciones, flor de superhéroe de la luz el jodío (((FIN DEL SPOILER - FIN DEL SPOILER - FIN DEL SPOILER))). Y luego, ¿cuál es el back-up plan de Luthor? Crear a Doomsday, un tipo tan superpoderoso que bien pudiera ser capaz de matar a Superman, y luego... repítame señor Luthor, ¿cómo es que usté decía que iba a controlar a Doomsday? ¿Ah, qué, que ud. no puede? ¿Y cuando lo estaba creando, no se le ocurrió meter un mecanismo de control así como por si acaso, tipo Directiva 4 de Robocop o algo así? ¿No? ¿En serio que no? ¿O no se podía, pero igual, señor Luthor, ud. siguió adelante con el plan? Aaahhhhhh, mira tú qué genio criminal, ¿ah? En donde el plan de Luthor sí funcionaba, era en crear un estado de paranoia respecto de Superman (incluyendo cierta maniobra de mitad de tiempo que CASI CONSIGUE QUE SUPERMAN SE RETIRE), pero no, tenía que abandonar un plan exitoso para lanzarse a un plan más atrevido porque COHÓNE. Casi nos hace sentir nostalgia por el Lex Luthor de 1978, cuyo plan de vender tierras radioactivas luego de nuclearizar la Falla de San Andrés y hundir a California, de pronto suena mucho más razonable dentro de too lo camp que era esa peli (bueno para sus días, pero la zivilizazió avanza, leñe). Ayudado, por supuesto, y por ayuda quiero decir "me ahogo en gélidas aguas después de que se hundió el Titanic, échenme un salvavidas de plomo por favor para irme a pique más rapido y a gustito", por la interpretación de Jesse Eisenberg que es EL PEOR LUTHOR DE LA HISTORIA. Y por EL PEOR LUTHOR DE LA HISTORIA no quiero decir sólo Lex Luthor, sino también el Lenny Luthor que interpretara John Cryer en "Superman IV". Sí, exactamente, es como si en vez de tener a Lex Luthor hubieran agarrao a su sobrino tonto de "Superman IV" y lo hubieran puesto a ser supervillano. Porque el Luthor de Eisenberg, a diferencia de lo que esperamos en Lex Luthor como personaje, no impone ná y fracasa estrepitosamente en manipular a cuanto gil se le pone a su alcance, da discursos que no convencen a nadie (la cara de Wonder Woman en cierta escena es de traca, y los aplausos que saca dezpué son más de tipo "¿es en serio?" que otra cosa), la senadora pasa olímpicamente d'él, o sea, este Luthor es un pobre weón que, aparte de recibir la fortuna por herencia (explícito en la peli), nadie se explica cómo no ha terminao en la pobreza más absoluta por tarao (bueno, acaba como acaba en esta peli. Sin spoilers). Sumémosle un guión que se hace el lío pisha para tratar de llevar la historia (a veces los personajes terminan enterándose de cosas o viajan di'allá p'acá casi por arte de magia, porque el guión lo dice así, porque en el minuto X el personaje debe hacer tal cosa o estar en tal lugar o si no la historia no funciona), que dicen que viene un Director Cuts de media hora más y tal, pero joer, yo pagué por ver la peli íntegra AHORA y no en seis meses más, porque, a ver, si la peli dura dos horas y media y viene una versión de tres horas, quiere decir que se dejaron el 16,6% de la peli en la sala de edición, y si ese 16,6% era necesario para entender el argumento, pues va a ser que me estafaron, porque en justicia deberían haberme dado una rebaja del 16,6% en el precio de la entrada al cine, ¿onofre? Incluso hasta las referencias están mal tomadas. El guión trata de homenajear a "The Dark Knight Returns", el mítico comic de Frank Miller, pero lo hace pésimo porque ahí, el conflicto entre Batman y Superman tenía una razón de ser, porque era la evolución de décadas de relación, en un futuro Cyberpunk en donde Superman trabaja para un gobierno corrupto y distópico, y por ende ese duelo tenía una verdadera base emocional porque era el duelo de libertad/anarquía vs. orden/autoritarismo y por ende no eran sólo dos fulanos dándose de mamporros sino un simbolismo de dos maneras de ver, sentir y entender la sociedad y el mundo, mientras que aquí Superman es buenazo como el pan aunque se pone un poco tonto a veces y no trabaja con el gobierno (que tampoco se ve demasiado corrupto, no más que lo habitual, por lo demás), y por lo tanto el odio de Batman a Superman no tiene el calado filosófico del cómic de Miller sino que es simplemente idiota (así como el de toa la gente: joer, que Superman salvó al mundo de la invasión militar de Zod, ¿y van y le echan la culpa? Vale que Zod llegó a la Tierra siguiendo a Superman, pero óigale, tampoco Superman eligió que lo mandaran a un planeta en el culo del universo, ¿no? Ciudadanos desagradecíos, merecen que los maten a toos, por estúpidos), aunque las citas a "La muerte de Superman" están mucho mejor desarrollás (aunque cambiando el origen de Doomsday, porque, leñe, es nuestra puta y le pagamos y la follamos como queremos). Por supuesto, la puesta en escena sigue la misma solemnidá de siempre, too de noche o si es de día con cielos ultranublados, y con un Hans Zimmer tratando de llenar todo con APOTEOSIS y tal, mientras trata de no repetirse (y fallando en el intento) de sus trabajos para "The Dark Knight" e "Interestelar", con un soundtrack cuyo único punto con un mínimo de interés, en el sentido que es "algo diferente al resto del soundtrack" y por ende hace más amena la monotonía auditiva, es el bonico tema de guitarras eléctricas con percusión tribal pseudogriega que le dan a Wonder Woman (reminiscente de "300", vale, lógico si se considera el contexto mitológico griego de Wonder Woman como personaje, y también considerando que Junkie XL musicalizó "300: El nacimiento de un imperio" de manera bastante decente). Lo único que impide que todo este marasmo de incoherencias de guión, música plúmbea, oscuridad gratuita y solemnidad pasada de roscas, termine en un desastre absoluto, es algunas interpretaciones que levantan el nivel, y mucho. Ben Affleck resulta ser un muy acertado Batman oscuro y otoñal, Henry Cavill está un poco más afirmado en su rol de Superman y se agradece que sea un cachito menos llorón esta vez (aunque todavía extrañamos al llorado Christopher Reeves), Gal Gadot compone una Wonder Woman que aparece poquito pero que cuando lo hace derrocha una enorme cantidad de carisma, y desde su humilde trinchera, y no pensé que iba a llegar el día en que iba a escribir esto... Jeremy Irons ha terminado siendo un Alfred mucho más Alfred que el de Michael Caine, un digno sucesor del Michael Gough de "Batman" de 1989 y secuelas (sin desmerecer al gran Michael Caine, pero en la Trilogía de Nolan, siempre se me hacía un poco "Michael Caine haciendo de Alfred" en vez de Alfred a secas. Ya me entienden), además de que ser el único personaje que tiene un mínimo de SENSATEZ, pues lo hace mucho más grande. Cuando la peli se centra en ellos como actores/personajes, tiende a levantar vuelo, mientras que cuando no, cae en la ramplonería más absoluta. De manera que, ¿deberías verla? Depende. ¿Te gustó "El Hombre de Acero"? Entonces es muy posible que esta te guste (o no. El síndrome Eisenberg, lo decíamos). ¿No te gustó "El Hombre de Acero"? Bueno, esta peli levanta el nivel y corrige errores, pero no cambia la esencia de lo que era esa otra peli, de manera que volverás a patinar sobre cáscaras de plátano aquí. ¿No viste "El Hombre de Acero"? Entonces ni te tomes la molestia de ver ésta.

IDEAL PARA: Los cuatro frikis que le encantan que los personajes de comics sean SERIOS y SOLEMNES.

Seguidores