domingo, 3 de mayo de 2015

"Ojos bien cerrados" (1999).


-- "Eyes Wide Shut". Estados Unidos / Inglaterra. Año 1999.
-- Dirección: Stanley Kubrick.
-- Actuación: Tom Cruise, Nicole Kidman, Sydney Pollack, Marie Richardson, Todd Field, Sky du Mont, Rade Šerbedžija, Vinessa Shaw, Leelee Sobieski, Alan Cumming, Leon Vitali, Julienne Davis, Thomas Gibson.
-- Guión: Stanley Kubrick y Frederic Raphael, inspirados en la novela de Arthur Schnitzler.
-- Banda Sonora: Jocelyn Pook.

-- "Ojos bien cerrados" en IMDb.
-- "Ojos bien cerrados" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Tom Cruise y Nicole Kidman son una parejita burguesa como cualquiera otra. Es decir, una que tiene un matrimonio firme, consolidado, como roca... y que van a una fiesta, se les van un tanto las copas, y sorpresa, cositas empiezan a surgir. El, coqueteando con dos chicas que andan con unas gatas locas... ganas locas, quise decir, de precipitarse sobre él y comérselo entero (y él, como que sí, como que no, hilarante considerando que hablamos de Tom Cruise, el hombre al que South Park le dedicó un bonito capítulo "en el armario"). Ayuda, claro, que en medio de too, Tom Cruise tiene que ir y atender el caso de una chica de ésas contratás por hora, y que parece se ha mandao peazo colocón, de esos que mejor no se muera en el penthouse o si no qué le decimos a la poli. Nicole Kidman por su parte le coquetea a un vejete mayor que quiere puro llevársela a una de las miles de habitaciones del segundo piso. Al final, ambos se van. Siguen su vida, acá no ha pasao ná, macho... hasta que de pronto, se les ocurre empezar a fumar de la güena, de la que te suelta la lengua. Y empiezan a comentar sobre lo ocurrido la noche anterior. Que ellos son muy pijoburgueses, así es que... ¿ataque de celos? ¡Ay, no, qué horror, qué dirán nuestras amistades! Que para ser chic hay que ser frívolo, insinuar sin lanzarse, etcétera. O sea, bitches con clase. Resulta que él, muuuuuu agarrao'n los machos, dice que sabe bien que ella no lo traicionaría. Ella, por supuesto, mujer que es, en vez de tomárselo como un voto de confianza, va y se siente OFENDIDA. Porque, ya sabemos, una mujer es incapaz de vivir sin dárselas de linda para que el pobre WEÓN a su lado esté siempre en la cuerda floja, y tenerlo así lisito el lomo para poder controlarlo mejor. Así es que ella va y le cuenta una fantasía sexual que ha tenido con un marino. Y él, siendo muy Tom Cruise... ¡se siente devastado! ¿Porque le van los marinos y too? De manera que, ¿qué hace él? ¿Se la folla bien follá para que deje de pensar en weás? Tú no llamas al casting a Tom Cruise para interpretar a un macho recio, así es que obviamente que no. En vez de ello, se lanza a un peregrinaje de esos por la vida. Uno que involucra ir a la siga de mujeres, a ver qué sale. Porque, como que quiere, como que no. Pobre hombre, no se atreve a ponerle los cuernos a su esposa con felicidad y alegría, pero tampoco se resigna a quedarse célibe. O la una o la otra, pero no te amargues la vida, cabrón. Y conste que en su recorrido se le aparecen Vinessa Shaw jovencita, y Leelee Sobieski aún más jovencita (y además en ropita interior apretá, para más baba-baba). Al final, se encuentra con un amiguete que, así a santo de ná, después de no verlo como por churretecientos años, va y le dice: "Mira, no te puedo decir, pero estoy contratado para tocar en una fiesta, y no te puedo decir en dónde es, pero es en tal y tal dirección, y hay una contraseña que nadie-pero-nadie puede saberla, OK ahora te la escribo, y tampoco tengo que mencionarte que la gente que va, tiene que ir disfrazada, y por cierto, después de todo lo que te dije, en particular que hay unas mujeres peazo cuero... no se te ocurra ir, ¿eh?". ¿Y qué va y hace el jodío Tom Cruise? Pues él va a la fiesta. Con un par. Las cosas se van a poner cuestarriba, con mucha teta suelta, y sobre too... con mucho peligro. Porque para variar, Tom Cruise no tiene idea de en dónde se está metiendo. Y eso sí, que no está en un blockbuster de Jólivu sino en una cultureta, así es que ni siquiera el final feliz se lo tiene ganado.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Para mediados de los '90s, no mucha gente daba un peso por Stanley Kubrick. Había sido grande, muy grande. "Lolita", "Doctor Insólito", "2001: Odisea del espacio", "La naranja mecánica"... Pero eso era en los contraculturales '60s, '70s. ¿Y desde entonces? La muy aburrida "Barry Lyndon", la polarizante y no 100por100 Kubrick "El resplandor", y "Nacido para matar". Cuatro pelis entre los '70s y '80s. Sólo que no se recluyó. Siguió adelante. Y como eso de dejar pasar siete años desde "El resplandor" hasta "Nacido para matar" debió de parecerle una mariconería, pues ahora va a ser UNA DÉCADA COMPLETA. Y para más inri... la iba a basar en una novela corta ("Traumnovelle", de 1926) con un prota judío en la Europa pre-Guerra Mundial. Ríanse ahora: iba a ser una comedieta sexual protagonizada por Steve Martin, con Woody Allen en un rol secundario (el que, en la peli definitiva, interpreta... Sydney Pollack). El proyecto nunca terminó de abandonar del todo a Kubrick (a diferencia de su Napoleón, que admitámoslo, si la hubiera llegado a rodar hubiera sido algo digno de ver... casi autobiográfico, tratándose de Kubrick). El caso es que al final, Kubrick terminó empeñado en el rodaje, haciendo bueno el tema de la química sexual contratando a un matrimonio de actores, nada menos (Tom Cruise y Nicole Kidman), lo que también tiene su tono de hilaridad si se considera que un par de años después, ambos le estaban dando agradecido trabajo a sus respectivos abogados de divorcios (¿meterse en la piel de los personajes habrá hecho salir cositas raras dentro de su matrimonio?). En cuanto al guión, cambió la ambientación desde un prota judío en la Viena del 900, a una pareja de desabridos yankis contemporáneos (lo que para ¡¡¡TOM!!! debe haber resultado pan comido de actuar). El rodaje mismo, debido al infame perfeccionismo kubrickiano, tomó... 400 días. Casi catorce meses, acreditado en el libro Guinness en su época (no sé si después, pero en su tiempo al menos sí) como EL RODAJE MÁS LARGO DE LA HISTORIA. Aún así, se las arregló para que el presupuesto no se le disparara demasiado (65 millones de dólares, una cantidad significativa para una peli sin muchos efectos especiales, pero que alcanzaron a cubrir el caché de los protas, la recreación de Nueva York EN ESTUDIO EN INGLATERRA porque míster Kubrick era un gallina a la hora de volar en aviones, y montones, MONTONES de chicas en bolas). Por lo que cuando la peli hizo algo más de 160 millones en taquilla, puede considerársela un éxito financiero. Aunque sea porque muchas (¡y muchos, seguro!) fueron a ver a ¡¡¡TOM!!! metido en lo que se promocionó como un thriller erótico (erótico, un tanto a medias, y thriller, no demasiado, o por lo menos, no en el sentido convencional del término). La crítica en general la amó. Nada mal si se considera que el vejete Kubrick no llegó a verla estrenada comercialmente (incluso corre el rumor de que fue terminada después de su muerte, lo que no es efectivo, porque el corte final lo entregó al estudio cuatro días antes de fallecer... sí, es una nota triste esto). Andando el tiempo, "Ojos bien cerrados" no ha quedado como un gran clásico de la filmografía kubrickiana (no al nivel de su producción de los '60s por lo menos), pero sí como una digna peli final. Aunque no testamentaria, eso sí. Mejor así, probablemente.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Para mucha gente, el punto de la peli es ver a ¡¡¡TOM!!! y la Nicole en bolas haciéndoselo, y después a ¡¡¡TOM!!! paseándose en medio de un montón de chicas en bolas que, admitámoslo, es un recurso fácil de pasaportar porque es una peli CULTURETA, y ya sabemos que éstas tienen cláusula y permiso especial para empelotar chicas sin que nadie se queje (demasiado). No es raro, si se considera que en la época todavía daban los últimos coletazos de ese subgénero noventero de cine que fue la producción softcore de alto presupuesto. Es probable que muchos que fueron a ver la peli esperando encontrarse otro "Atracción fatal" u otro "Bajos instintos" se llevaron la flor de decepción. La peli tiene sexo (algo) y tetaculo (un poco más), pero no tanto como para justificar el visionado con ojos pornográficos (además, según qué versión, la digitalizada para público yanketa censuró el grueso de los desnudos de la escena de la orgía, lo que es casi como censurar las escenas de comida en una peli ambientada en un restaurante. Lógica yanketa a tope aquí). El sexo en la peli es notoriamente deslavado, casi robótico, desprovisto de casi todo gancho erótico. Y esto es adrede. El cine de Stanley Kubrick tiene una relación bastante especial con la sexualidad, explorando sus ramificaciones en nuestra sociedad contemporánea con ojo de entomólogo, demostrando que hemos desexualizado la sexualidad y erotizado o fetichizado muchas cosas que no son sexuales por naturaleza... enfermizo, sí, pero ése es el punto. "Doctor Insólito" nos presentaba una alegre galería de impotentes y eunucos sexuales que desataban la Tercera Guerra Mundial para tener algo orgásmico con lo que jugar, "Lolita" presentaba la sexualidad como un impulso casi desviado respecto de la puritana sociedad yanketa, "La naranja mecánica" presenta el sexo como algo casi diabólico y a ser reprimido (los únicos personajes que gozan el sexo a tutiplén son Alex y sus parejas, y eso es por algo), y así sucesivamente. ¿A alguien le sorprende entonces que los personajes de "Ojos bien cerrados" tengan una sexualidad tan trancada? El sexo del matrimonio es tan aburrido, que cuando llega el último diálogo de la peli ("fuck"), no tiene prácticamente nada de la fuerza que debería tener el usar la palabra "follar"-"joder"-"culiar", lo que corresponda según su región hispanohablante respectiva, y eso es también adrede. El punto entero de la peli, en lo que a la sexualidad se refiere, es que ésta termina siendo ahogada por las convenciones sociales, por el lugar respectivo que cada uno debe utilizar, y la única vía de escape es adquiriendo más poder (la orgía, no por nada, es creada y financiada por los PODERES INVISIBLES EN LA SOMBRA) o saltándose las reglas (cometiendo adulterio, básicamente). Es una moraleja triste para un thriller erótico, pero es que óigale, como dijimos, eso de "thriller erótico" se lo pusieron los estudios para poder vender una cosa en principio invendible (¿una peli sobre sexo en donde el sexo es aburrido? Caray...).

-- Aparte del obvio comentario social de la peli (los protas tienen un buen nivel, una vida elegante y con cierto lujo, pero aún así están atrapados como hormigas debajo de otra gente QUE SÍ TIENE PODER DE VERDAD), resulta interesante el planteamiento subrepticio respecto al "qué es real". Porque hay dos maneras de ver esta peli. Por un lado, la literal: todo lo que se nos narra es lo que es. Es decir, el prota va y viene por la ciudad, experimenta la orgía, etcétera. Pero otra manera de verla es la metafórica: ¿y si todo lo narrado no fuera más que un gigantesco sueño culpógeno por parte del prota? Porque, obsérvese, la primera sección de la peli es una interacción de a tres (el prota, la esposa y todos los demás), pero a partir de la segunda sección, el foco recae definitivamente en él y su entorno, el cual empieza a volverse cada vez más raro (¿de verdad el prota está siendo perseguido, o todo no es más que una fantasía paranoica autoinducida?). De esa manera, la cacareada escena de la orgía en realidad bien podría no haber ocurrido, o simplemente ser un viaje trippie por parte del prota, que se lo ha imaginado todo como una manera de darle rienda suelta a sus instintos. ¡Leñe, si hasta el título pareciera sugerirlo, porque si nadie tiene los ojos bien cerrados durante ningún fotograma, entonces puede ser que EL PROTA TENGA LOS OJOS BIEN CERRADOS PORQUE ESTÁ SOÑANDO, Y NOSOTROS NO ESTAMOS VIENDO LA REALIDAD SINO QUE ESTAMOS METIDOS DENTRO DE SU CABEZA! La peli tiene la inteligencia necesaria para sugerir el punto de manera muy sutil, apenas con guiños aquí y allá, hasta el punto que es factible afirmar que la peli no es exactamente un sueño sino la realidad, pero la realidad tamizada por la percepción distorsionada (y recargada de semen no descargado) del prota. En ese sentido, la escena de la máscara al lado de la esposa es bastante ambigua y significativa. ¿Cómo es que ella la encontró? Considerando que al tipo lo echaron con cajas destempladas de la orgía, es probable que no se la hayan devuelto así como el disfraz... ¿se la fueron a dejar los matones de la orgía? O por el contrario... ¿ES EL PROPIO PROTA CONFESÁNDOLE SUS PECADOS Y FANTASÍAS SEXUALES A SU ESPOSA?

-- Insistamos en el punto social de la peli, algo que le hubiera gustado mucho al rojillo ése de Kubrick (el mismo tipo que convirtió a "Espartaco" en un panfleto mesiánico... espartaquista, valga el chiste erudito aquí). La peli hace una subrepticia crítica del exitismo. Los dos protas son gentes exitosas, adineradas, modelos clásicos de lo que debe ser el American Way Of Life. Y sin embargo, a poco que el prota se desmarca e intenta ir a meterse allí donde no se supone que deba ir, termina metido en medio de LOS PODERES QUE REALMENTE SON, y sale bien descamado de ahí. El mensaje es bastante obvio: ¿tu libertad, tu éxito económico, tu casita y bienes y familia, toda tu vida estilo propaganda publicitaria de tarjeta de crédito? Falsedad y mentira. Tienes la libertad para moverte por las zonas que se te han designado, y hacer las cosas que te permite tu, digámoslo así, NIVEL DE ACCESO DE SEGURIDAD. Frente a la clásica identificación ideológica entre capitalismo y libertad, vemos una familia capitalista, y exitosa además, que carece de libertad porque existen reglas, y esas reglas fueron escritas por gente tan arriba, que cuando se mueven, ni siquiera te das cuenta o puedes estar seguro de que se están moviendo (ese tipo que te está siguiendo, ¿es un enviado de LA GENTE QUE ES, o es pura coincidencia? Esa chica que se murió, ¿fue un mero accidente, una coincidencia siniestra, o bien se la cargaron y lo hicieron parecer un accidente por INFRINGIR LAS REGLAS?). La peli para colmo está ambientada en Navidad, pero Stanley Kubrick no se decanta por el discurso ñoñoconservador de típica peli americana, de que LA NAVIDAD UNE A LA FAMILIA blablablá, y en vez de ello nos lo retrata como una fiesta fría, aséptica, sin mucho romanticismo, y en particular consumista. La última escena, de hecho, es en una tienda mientras compran regalos navideños, y el diálogo no tiene mucho de reencuentro emotivo de una familia fracturada (es más bien la constatación de que la familia está fracturada, pero que da lo mismo porque sus vidas son mediocres y vacías, pero como están casados, ya tienen el opiáceo perfecto: TO FUCK).

IDEAL PARA: Ver una interesante parábola acerca del sexo, el matrimonio, la libertad, el capitalismo, y todo lo que está entre medio.

domingo, 26 de abril de 2015

"La Cenicienta" (2015).


-- "Cinderella". Estados Unidos / Inglaterra. Año 2015.
-- Dirección: Kenneth Branagh.
-- Actuación: Cate Blanchett, Lily James, Richard Madden, Helena Bonham Carter, Nonso Anozie, Stellan Skarsgård, Sophie McShera, Holliday Grainger, Derek Jacobi, Ben Chaplin, Hayley Atwell, Rob Brydon, Jana Perez, Alex Macqueen, Tom Edden.
-- Guión: Chris Weitz.
-- Banda Sonora: Patrick Doyle.

-- "Cenicienta" en IMDb.
-- "Cenicienta" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Después de aguantar la tortura china de un corto frozenxplotation, comienza la peli. Una ambientada en ese espacio genérico de contohada llamado Europa ¿medieval/renacentista/barroca/victoriana/mitteleurope? Bueno, ya sabemos. Que Perrault escribía lo suyo imitando lo que veía, y después, cuando el tiempo pasó, todo ese mundo quedó como hadas y duendes, hiperexótico, listo para depredadores como Tolkien para saquearlo. En fin. El caso es que en ese ecosistema florece una parejita formada por Ben Chaplin (¡leñe! No puede ser... ¡estaba vivo!) y Hayley Atwell (que Bastet la mantenga en su Santa Gloria, y qué alegría ser yo un mamífero), y que son una pareja tan perfecta que tienen una hija shúper en todo y tal. El caso es que, ya saben como va esto... la mami contrae esa misteriosa enfermedad victoriana que consiste en debilitarse y morir, y listo, ya nos cargamos un progenitor. Luego el papi, a pesar de estar enamorao hasta las repatas de su antigua domadora, decide casarse de nuevo igual porque... bueno... porque... por alguna razón. A saber. La nueva señora es Cate Blanchett, y considerando los roles que ha hecho la señora, es casi como para pegarse un tiro. ¡Joer, que te acabas de cazar con Elizabeth Spalko Galadriel Blue Jasmine! ¡Ten miedo, imbécil, ten mucho miedo! El caso es que sucede lo inevitable: que la jodía le hace la vida un infierno al masho, ella y sus dos hijas. Tanto así, que el tipo se larga y en un viaje, para las chalas (momento en el cual, dentro del cine, se escucha el llanto de uno o dos niños aterrorizados porque eso pueda sucederle a SUS propios padres. No kidding). Con su otro progenitor fertilizando narcisos (o alimentando tiburones, a saber), la chiquilla hijipapi se queda sola a merced de su madrastra y sus hermanastras (vamos, ustedes lo sabían, ¿no?). Y entonces la chica, quien entiende a cabalidad que el triunfo del BIEN y la JUSTICIA implican el exterminio completo y sistemático de todo rastro de maldad en el mundo, coge su Kalashnikov AKA-47 subfusil de asalto y, a la primera que la madrastra y las hermanastras miran feo, dice GO AHEAD, MAKE MY DAY, les mete bala entre ceja y ceja, y las despide con un cordial: BIENVENIDAS A MI CASA, POBLACIÓN: 3 MENOS. Y hereda todo, se busca un chico guapo con el cual follar, y vive feliz para siemp... no, mentira, estoy bromeando. Lo que pasa, una vez que la chica se queda sola, es que decide ENTENDERSE con su familia postiza, y SER BUENA con ellos. El gran momento OH-CRAP de la peli, por supuesto. Pero bueno, qué puede esperarse de una petarda imbécil que tiene de amigas a los ratones, a diferencia de la madrastra, que sabemos que es la buena porque ella tiene un gato (aunque después, en un clásico ejercicio de castración ideológica hollywoodense, al gato no lo dejan cumplir su destino natural de merendarse a esas ratamerdas que andan por ahí. Disney, tú antes eras chévere). El caso es que la madrastra, pobrecita ella, hace lo único en estas circunstancias: SURVIVAL OF THE FITTEST, la raza australiana debe dominar la Tierra, y vamos esclavizando a la infrahumana que cree en LA BONDAD y en LA MAGIA. Incluso, la chica termina durmiendo al lado de una chimenea y se tizna la cara, así es que la llaman Cenicienta, listo, hemos dejado caer el título de la peli, podemos terminarla, ¿no? Quiero decir, las fuerzas del bien han vencido (el gato, claro) y la hereje amigarratones ha sido castigada por su heterodoxia. Ah, que no. Que es una Disney. A ver, entonces viene que ella conoce al Príncipe, luego va a la fiesta, le hace ojitos la muy calentabragas, se deja la zapatilla cristal detrás (¿que la tiró de casualidad? A quién engañas, querida, trepamerda), y se queda con el Príncipe. Porque es MAGIA. Porque es PELI. Que si fuera la vida real, ahí teníamos a la Cenicienta explotada hasta que muera. Como se lo merece. Por ser amiga de ratones. Rata.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Hay ciertas historias que son atemporales. El mito de la Cenicienta, por ejemplo. La patipelá trepamerda que, con ayuda de terroristas antisistema que quieren demoler el orden social establecido (esa hada madrina de porquería que no entiende de distinción de clases y tal), va y seduce al Príncipe con el poder de MIS OVARIOS, y llega hasta la cúspide. El cuento tiene más gracia cuando hablamos de Teodora, la puta que a punta de afilarse a Justiniano se transformó en Emperatriz de Bizancio. La carrera telenovelesca de Talía en los 90s era puro déstos personajes. Cámbiese rostrotiznao por boletera de Lotería en la calle, y tenemos el argumento de María Remedios. O María Mercedes. O María Juana. O qué se yo. El caso es que Charles Perrault escribió su propia versión de la historia, que prendió y tal. Los Estudios Disney le vieron potencial, y lo adaptaron. Eran los 50s, venían saliendo de los horribles 40s (seriously, ¿"Música Maestro"?, ¿"Saludos amigos"?, ¿"Canción del Sur"?). De hecho, "Cenicienta" de 1950 se transformó en el hito que resucitó a los Estudios Disney y les abrió la puerta, después del fracaso relativo de "Alicia en el País de las Maravillas", para su gran década dorada ("Peter Pan", "La dama y el vagabundo", "La Bella Durmiente" y "La noche de las narices frías", aunque ésta ya de 1961). Salto de medio siglo hacia el futuro, y nos encontramos con que la Disney apuesta a un remake/secuela/bastardización de Alicia, y le dan luz verde a "Alicia en el País de las Maravillas" de Tim Burton. La jugada tiene tanto éxito (ayudado por el 3D, digámoslo ya, porque la peli era más bien mugrosilla), que al final resulta que deciden darle luz verde a varios otros proyectos de remake pero con actores carnehueso. Y Angelina Jolie, que como actriz es estupenda, pero que es más hueso que carne por estos días, la pobrecita. Y esta moda llega justo ahora, en una época en donde los actores carnehueso actúan más que nunca frente a pantallas verdes, si no son ellos mismos pantallas verdes, claro (Andy Serkis, a tí te miramos). En 2014 comenzó el plan maligno disneyiano de dominación cinéfila mundial con "Maléfica". Ahora tenemos la siguiente entrega, que es la actual "La Cenicienta". Y ya están anunciadas "La Bella y la Bestia" con Emma Watson, "Mulan", "Dumbo" y "Pinocho". Por desgracia, no tenemos planes para una adaptación del Tío Remus. Joer, qué KKK sería tener un remake de "Canción del Sur" con Morgan Freeman... Ah, verdá. Que "Canción del Sur" ya no es parte del canon Disney. La industria de barrer bajo la alfombra, operando desde 1946.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Frente a una "Maléfica" que tomó la muy discutible opción de darle un aire moderniqui al guión, convirtiendo a la villana en una zorra empoderada feminazi en un mundo de HOMBRES KAKA, "La Cenicienta" optó por el camino exactamente contrario, el del respeto irrestricto a la tradición del cuento de hadas Disney de toda la vida. Es decir, lo opuesto de "Por siempre Cenicienta", esa mugre de Drew Barrymore que trató de presentar a una Cenicienta mashorra que... bueno, Drew Barrymore, ¿no? Aquí, en cambio, no tenemos ni un átomo o gota de ironía. Nada. Es lo que es. Y eso es justamente la mejor baza de la peli. Y la más divisiva, probablemente. Porque a quienes les de repelús el discurso carcamal de las pelis Disney, esta peli les va a caer como patánlaguata. Pero quienes quieran dejarse llevar por horita tres cuartos a un mundo de fantasía en donde todo es bonito y al final el bien triunfa sobre el mal, la peli es un dos pulgares arriba. Porque si hay una palabra para definir a esta peli, es BONITA. Es LINDA. Así, sin restricciones, y sin ninguna vergüenza. Así como sucedía con "Thor", el director Kenneth Branagh hace aquí también un trabajo alimenticio, de aportar su oficio y talento, cobrar el cheque, y salir para el lado discretamente. Vale por eso. En ese sentido, la peli no tiene ni un ápice de algo que podamos llamar originalidad. Pero por otra parte, Branagh es un tipo de formación shakesperiana, que sabe inyectar tanto fantasía como drama a la vena, y aquí lo consigue muy bien. Las escenas más dramáticas funcionan de maravillas, e incluso las escenas más romanticonas, habituales víctimas del pastelismo diabetes mellitus, también funcionan bastante bien, en eso de crear un aire de romanticismo irreal, que es a fin de cuentas a lo que veníamos al cine, ¿no? La dirección de actores es simplemente soberbia. Lily James como Cenicienta es todo un lujazo, muy lejana a esas chicas contratadas por carilindas que después no convencen a nadie en sus personajes (Liv Tyler en "Armagedón", por ejemplo). Frente a ella, Cate Blanchett se la pasa pipa interpretando a la madrastra, consiguiendo el milagro de que entendamos perfectamente sus motivaciones para la villanía... Y AÚN ASÍ LA ODIEMOS LA COSA PADRE LA MUY BITCH DESGRACIADA. Y cosa curiosa... ¡el Príncipe también funciona! Un tal Richard Madden, parece que actuó en la de Juego de Tronos o qué se yo (o actúa. No sé. No me importa. La tasa de masacre de personajes en esa serie rivaliza con Auschwitz). Todo eso sumado a un elenco de secundarios simplemente maravillosos, incluida una Helena Bonham Carter tremendamente borde como el Hada Madrina, que en la única secuencia de su aparición se roba la pantalla entera. Por su parte, Patrick Doyle, eterno colaborador de Kenneth Braga... er... Kenneth Branagh, eso es, y que compuso el interesante trabajo para "Thor" de 2011, aquí se manda un soundtrack tremendamente cumplidor, que evoca el aire de cuento de hadas, y que resulta vibrante en las secuencias más de acción. En definitiva, un estupendo cuento de hadas en pantalla, algo muy necesario en esta época desgraciada en donde si no es darkie tipo "The Dark Knight", pues no vale nada. En las pantallas debe coexistir todo tipo de cine, incluso estas fantasías escapistas, en particular cuando están hechas con un oficio más que notable, como es el caso aquí.

IDEAL PARA: Ver un cuento de hadas rodado como corresponde.

domingo, 19 de abril de 2015

"Interestelar" (2014).


-- "Interstellar". Estados Unidos. Año 2014.
-- Dirección: Christopher Nolan.
-- Actuación: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, David Gyasi, Wes Bentley, Jessica Chastain, Mackenzie Foy, Ellen Burstyn, Michael Caine, Casey Affleck, Timothée Chalamet, John Lithgow, Leah Cairns, Topher Grace, David Oyelowo, William Devane, Elyes Gabel, Collette Wolfe, Matt Damon, y las voces de Bill Irwin y Josh Stewart.
-- Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "Interestelar" en IMDb.
-- "Interestelar" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La Tierra. El futuro. ¿Hemos alcanzado acaso una nueva era de gloria e iluminación en donde las diferencias se han acabado, la Humanidad prospera y en general la cosa va tipo Star Trek? Joder, no, que después de todo es con ustedes los humanitos con quienes tratamos. El caso es que por estoquello, el mundo está a punto de irse al caralho. Por alguna razón, la Humanidad está sacudida por tormentas de polvo que lo van a barrer too, etc. Joer, qué manera tan sharsheta de extinguir a la spezie. ¿Es que acaso el destino de la Tierra está en la estacada? No, por supuesto que no: la peli se abre con entrevistas de pejeztorios diciendo que "en el pasado, estábamos a punto de extinguirnos", y como a los bejeztoros los están entrevistando y están vivos, como que uno dice "leñe, estaban a punto de extinguirse pero ejke ze salvaron, ¿no?". El caso ejke'n la América Profunda vemos una granjamerda en donde trabaja Matthew McCuna... McCuma... McComa... er... Máziu Macónaji, sí, él, con su familia. El caso es que el Mázu Macónaji tiene problemas porque su hija le sale yeberrde y too, ¡incluso cree que los seres humanos llegaron a la Luna! El caso es que la chica, por estoquello, recibe unos mensajes de unos misteriosos fantasmas que le dicen algo que... algo. Pero, er... ¡un momento! ¡A mí me vendieron ezta cosa como sensa-ficción! ¡No me pueden meter fantasmas de por medio! ¿O acaso sí? ¿Será acaso que una paradoja temporal está...? Er... Joer, cómo se fusilan estos tipos sus propios trucos narrativos, con puro sumar 2+2 ya uno adivina por dónde se cozina el pastel. El caso es que Mazu Macónaji descubre que el mensaje son coordenadas geográficas, que además están avance usté dos cuadras y doble a la izquierda y llegue hasta'l final del camino, y yastá, métase ahí. Y va el Mazu Macónaji, con la jodía hija que se escondió en el vehículo y que papi corazón decide mantenerla en el viaje en vez de enviarla de regreso a la casa, sólo por la mierda que podrían encontrar en el destino (joer, es un mundo posapocalípetico, lo mínimo que uno espera nesas circunstancias es encontrarse caníbales o similare). El caso es que llegan a una BASE MILITAR ESPACIAL ALTAMENTE SECRETA. Y una vez ahí, hacen lo que toda BASE MILITAR ESPACIAL ALTAMENTE SECRETA hace en tales circunstancias: los hace pasar, no les pide credenciales, los instalan en una mullida salita, les ofrecen el té de las cinco con galletitas para componer el cuerpo por el viaje, y les revelan de sopetón too el tinglao en vez de, no sé, se me ocurre, llevarlos a una sórdida habitación con ampolleta tiritona y descerrajarles too lo que se llama el calibre .38 en el cráneo, por espías. Y claro, ejke el jefazo conocía al prota de antes, pero vamos, entre el ANTES y el AHORA bien podría el jodío haberse vuelto espía, ¿no? El caso ejkel Mazu Macónaji se entera de que la Tierra de mierda va a terminar dirse a la mierda, pero ¡sorpresa! alguien, a saber quién, humano no en too caso (¿gatos superevolucionados? Joer, de pronto esta peli me gusta) ha instalao un agujero de gusano a la altura de Saturno por el cual se puede emprender la colonización de otras estrellas porque, bueno, verán, nuestros misteriosos ayudantes como que les cuesta la idea de instalar el dichoso agujero en la órbita de la Luna o de la Tierra, que es más fácil y bonito y ahorra una barbaridá combustible en una época de carestía en donde el hidrógeno líquido para los cohetes no sale de las piedras, leñe. Y bueno, too a cargo de un tipo que conocía al Macónaji pero nunca lo reclutó porque, bueno, uno no recluta a sus astronautas más competentes para una misión que implica salvar a la raza humana en total, ¿no? Pero, no importa, corregimos el error, donde digo digo digo diego, y ya tenemos al Macónaji lanzao al espacio en una misión al agujero de gusano, acompañado de la Anne Hathaway, porque cualquier pelimerda mejora 600% si tenemos a la Anne Hathaway de por medio, que superada la treintena igual sigue buena, aunque use trajezpaciá tamaño oso en vez de ajustadas mallas tipo Catgúman. Y, bueno... viajan al espacio, siguen viajando al espacio, viajan más por el espacio, se mandan otro viajecito por un espacio paralelo, que podría ser el pasado-futuro-universoparalelo, qué se yo, viajan otro poquito más, y luego la peli se acaba. Joer, Frodo la tuvo más fácil para desembarazarse del anillo cabrón ése, y eso que al jóbi ése le duró tres pelis la cosa entera.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

A estas alturas del partido, Christopher Nolan no necesita presentación. Que cuando hablábamos de "Batman inicia" y "El gran truco" lo hacíamos porque éramos cuatro gatos lo que lo conocíamos por "Memento" o "Insomnia" (sí, así de viejo es este bloj), pero ahora en la actualidad, NOLAN IST GOTT. Adóralo o muere, rata de alcantarilla. Bueno, el caso es que entre batmaníada y batmaníada, al compa're se le ocurrió que era buena idea rodar una peli del espacio que fuera de verdá, no una desas starguarsiadas en que las cosas pasan porque, bueno, ejke's sensa ficción, o sea, todo cuela. La cosa iba a dirigirla primero, adivinen, Steven Spielberg, porque bueno, últimamente Shipelber se aparece en too, para después decir que no, que era talla la custión, etcétera. Con un argumento un tantín diferente. Pero al final se hizo cargo Christopher Nolan. O sea, DIOS. GOD. GOTT. ZEUS. Bueno, él, rodada y estrenada sea Su Voluntad. El tipo que después de la fantasía goth de Tim Burton, y el delirio neocamp de Joel Schumacher, había hecho un Batman REALISTA (joer, ¿realista jaquear todos los celus de Ciudad Gótica en "The Dark Knight"? Los fanáticos ya viven en la matrix, kids). El caso es que el Nolan ya se había pegao en la cosa ésa de rodar "fantasía realista", y que a mí alguien me explique cómo se pueden hacer las dos cosas sin que estalle el universo y tres o cuatro universos paralelos alrededor. El caso es que Christopher Nolan cambió algunos detalles del guión para hacerlo más científico que la versión Spílber. Y también, como se supo después, para eliminar el deprimente final que había planeado Jonathan Nolan, porque DARK no quiere decir que la cosa termine mal, joer, si al final nadie ve pelis de Jólivu para que el prota muera (yes, seriously, el prota moría en el primer esbozo de guión de los Nolan Bros). Y a rodar que son dos días. ¿El resultado? Orgiástico. Como lanzar una chica Bond en bikini y sangrando a un estanque con tiburones. Más de 670 millones en taquilla, la décima peli más taquillera de 2014, y la única de las diez que no es una secuela o un remake (seriously: "Transformers: La era de la extinción", "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos", "Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1", "X-Men: Días del futuro pasado", "Capitán América y el Soldado del Invierno", "El Asombroso Hombre Araña 2" y "El planeta de los simios: Confrontación" son todas secuelas, "Guardianes de la Galaxia" si bien no técnicamente secuela sí que es parte de una franquicia preexistente, y "Maléfica" puede verse como un remake o un reboot, a según el punto de vista). La crítica la adoró porque es CIENCIA FICCION SERIA, no como mierdas como "Guardianes de la Galaxia" que son divertidas y too, pero que no tienen AGUJEROS DE GUSANO ni PARADOJAS TEMPORALES ni ROBOTS CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL ni otras cosas que debe tener la CIENCIA FICCIÓN SERIA para ser CIENCIA FICCIÓN SERIA, ya ven ustedes. Que los críticos son unos pesaos y además no saben ná. Aunque, con el paso del tiempo, digámoslo claro, la peli se ha ido desprestigiando su poco. Cuestiones del exceso de hype, que la gente decide que la cosa al final no era tan buena tampoco. Pero bueno, qué puede decirse de una peli que recluta en el rol de vejete medio ido padre del prota científico, a John Lithgow, que ya había interpretado a un vejete medio ido padre del prota científico en "El Planeta de los Simios: Revolución". Porque incluso en los sagrados templos nolanianos hay espacio para el HUMOR.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Bueno, esta peli ha resultado polarizante. Están los nolanohólicos que la encuentran la OMAIGÓ mejor peli de 2014, ein Meisterwerk, monumento para las edades, testimonio visible y sólido de la grandeza del ser humano como especie y su derecho inalienable a ocupar un lugar en el cosmos. Y por el otro lado están los tipos llevados por el hype backlash que la encuentran la jodía puta mierda cagada del orto la perra madre que la parió etcétera. Cualquier opinión ecuánime que intente establecer una visión equilibrada de esta peli, va a ser atacada de uno y otro sector, de los pasivos de Nolan por OBRA MAESTRA, NO LA CRITIQUES, POBRE TARADO, y de los antiNolan por VENDIDO AL HYPE DE JÓLIVU. Pero esto es Cine 9009. Aquí hemos aguantado ataques recios como palos. Porque soy una especie en peligro de extinción: el único gato que escribe en interné. Exceptuando Yutúbe, claro. Pero al grano, ¿qué tal está la cosa? La verdá, su cal y su arena. Partamos por el aspecto más vendido de la peli: su verosimiltud científica. ¿Lo es? Sí... y no. El planteamiento en general es mucho más serio que la sai-fai promedio, y eso se agradece. No tenemos viajes más allá de la velocidad de luz por el amor a los viajes más allá de la velocidad de la luz, o comunicaciones instantáneas entre planetas, etc. Vale por eso. Pero luego tenemos situaciones que ya no atentan contra la ciencia sino contra la lógica más elemental. Uno fácil de entender: el viaje espacial. En la peli se llevan una churretera de tiempo en viajar desde la Tierra a Saturno, hasta el agujero de gusano, con criogenización incluida para ahorrar oxígeno. Bien, muy bien. Homenaje a "2001: Odisea del espacio" y too, pero bien. Pero luego, pasando el agujero de gusano, viajan de un planeta al siguiente casi como un pulp del Capitán Futuro. En qué quedamos. O estamos en sensa ficción de la que viajan a velocidad de pulga, como en la realidad (o como en "2001: Odisea del espacio", obvia influencia de esta peli, y ya la mencionamos), o estamos en sensa ficción pulp estilo Michael Bay en donde las leyes de la física son buenas para cuando se acaba el bendito papel en el baño. O vemos un planeta que no tiene relieve y está cubierto entero por un mar que llega a las rodillas, salvo por unas fuerzas de marea gravitacional que levantan unos tusunamis, con U, como los llamaría Don Seba, tusunamos decíamos que ni el 27-F (vale, hay buena ciencia aquí: la erosión provocada por ese oleaje debería haber exterminado cualquier rasgo de relieve geográfico hace eones), pero luego tenemos un planeta en donde hay hielo flotante, cuando el hielo flotante de cualquier material en esas condiciones se vendría abajo por su propio peso. ¿Es la peli más exacta y científica que el promedio de las pelis de Jólivu? Sí, lo es. Pero se queda a medio camino. Mucho se criticó en su día a "El núcleo" por ser burrada sentífica tras burrada sentífica, pero es que joer, la peli en sí misma se tomaba de coña, como que la substancia milagrosa con la que fabricaban el jodío submarino se llamaba unobtanium, como para hacerlo más obvio. En "Interestelar" en cambio pretenden que nos tomemos la ciencia en serio, llamaron al Kip Thorne para que les diera apoyo, que algún premio debe haber ganado el susodicho por ahí, y en general, si no supiéramos desa contratación, por lo menos lo inferiríamos del tono general de la peli, mortalmente grave y solemne. Y luego salen con payasadas como ésas. No-pueh. Había en los '80s una peli mucho más sabia que ésta, que era "Karate Kid", en donde el mítico Sr. Miyagi le decía a Daniel-San que o aprendía karate o no lo aprendía, porque de aprenderlo a medias, lo iban a apalear los que saben y los que no saben. Eso es lo que pasa con "Interestelar": es científicamente seria, pero no todo lo seria que debería, y por eso se lleva palizas tanto de los que esperan una peli científica en serio, como de los que esperan sai-fai tipo "La guerra de las galaxias" en donde todo es espacio y robots y rayos láser, pero luego te meten la Fuerza que ej una cosa que cubre toda la galaxia como el semen de ballena macho sobre la ballena hembra, y no chirría porque la peli se lo toma con tanta ligereza que lo asumimos como parte de la premisa para poder gozar, y la peli al final es entretenimiento genial y nadie se cuestiona más allá (y de hecho, siguiendo con el ejemplo, trataron de hacer más científica a la Fuerza dándole la explicación mítica por lo mierda donde las haya, que es los famosos midiclorianos de "La amenaza fantasma", y con eso la cagaron por supuesto). Ah, y por cierto, lo de sobrevivir dentro del agujero negro es ya de traca, mira tú que caerse con un trajecito espacial de merda y sobrevives y viajas por universos paralelos y regresas en el tiempo y envías mensajes y te reconcilias con la electra que alguna vez pariste y te sales y sigues caminando como si ná, masho... no pueh. No. No. Definitivamente no. Que eso vale para "El agujero negro" de la Disney de 1979 o para un episodio de Star Trek en donde disponen de tecnología mucho más avanzada, pero que en esta peli nos muestran cosas tipo Saturno V o el transbordador espacial, y con eso pretenden convencernos. Lo siento, pero no cuela. Y se resta enteros.

-- Y llegamos a lo que todos los que vieron la peli y han aguantado esta reseña, han estado esperando. EL PODER DEL AMOR. Sí, qué pienso respecto de eso. Sé que ustedes esperan que me una al coro y diga que la peli es una puta mierda porque ALL YOU NEED IS LOVE. Y bueno, qué puedo decirles... no estoy de acuerdo. Aunque sí estoy de acuerdo. ¿Contradictorio? Sí, por supuesto. Gato que soy, pues. En fin, el caso es lo que sigue. La idea de que el amor sea la fuerza más poderosa del universo, al nivel de la gravedad... sucede que no es tan insensata como parece. Y no, no me he vuelto New Age, no me va el rollo de la maría juana, y estoy felizmente soltero y teniendo aventuras de tejado, gracias (ventajas de que las gatas nunca lean los blogs de sus gatos: que uno puede decir paridas sí y burradas también, y a uno nunca lo descubren). Pero, volviendo al LOVE POWAH, piénsenlo. Toda la evolución biológica tiende a adecuar a la criatura al universo que lo rodea. Y eso quiere decir, adecuarlo a las fuerzas que están alrededor de uno. ¿Estamos sujetos a la gravedad? Pues, desarrollamos piernas. O panza pringosa sobre la que arrastrarse mojados, como los caracoles, las babosas y los economistas. ¿Estamos sujetos al electromagnetismo? Están las bacterias ferromagnéticas, claro, y las aves que se guían en sus migraciones por el magnetismo de la Tierra, pero, ¿y nosotros? Nuestros sistemas nerviosos funcionan con impulsos eléctricos, la famosa bomba sodio-potasio, o sea, aprovechamos el electromagnetismo para PENSAR (aunque luego hay gentes que no piensan y se hacen neoliberales, pero bueno, también los batracios tienen sistema nervioso funcional y nadie los llamaría intelectuales). Lo que plantea una cuestión interesante: ¿y si toda la biología romántica de nuestros cuerpos, esas hormonas que nos hacen enamorarnos, desenamorarnos y hacerle vudú al muñequito de la humana o gata amada, fuera una adecuación a una fuerza universal que es la verdadera cara del POWER OF LOVE? No es una mala idea a priori, y bien podría ser que el amor sí fuera la fuerza más importante del universo. En eso la peli se anota un punto. Aunque luego... luego... la cagan en el planteamiento. Porque, ¿vemos esto planteado en una sesuda conversación científica, en términos físicos y biológicos, y tal? Claro que no. Lo vemos en boca de una fembra que, puestos a elegir el planeta a seguir la misión, piensa con el coño (en la más pura tradición fembra histérica propia del cine de Nolan, que sólo conoce dos tipos de mujeres, la villana malamujé y la histérica de amarraicadena) y se manda un discursito que de científico nada, joer, así ha caído la educación en el futuro que miren si esa era la astronauta más competente para la misión, entonces cómo andará el resto (bueno, al resto les enseñan que el alunizaje del Apolo 11 nunca ocurrió, en paralelo como a nuestra sociedad les dicen a nuestros jóvenes que el acoso sexual de "Crepúsculo" es AMOL). O sea, tenían una excelente idea en la bandeja, una que podría haber revolucionado la sensa ficción, ¿y qué hacen los tarados? Se la fusilan simplemente por un mal tratamiento de guión. Así no se puede.

-- Un punto positivo de la peli, es poner el dedo en la llaga sobre la destrucción del discurso ilustrado y humanista del último cuarto de milenio. Que el mundo se vaya al carajo de una padre significa que la ciencia también, y los últimos zentíficos se ven obligados a estar un poco en plan Hipatia de "Agora", luchando no sólo contra la decadencia de una zoociedad sino también contra los monstruos fanáticos fundamentalistas que ésta genera. El fatalismo en que vive la sociedad del futuro es, en cierta medida, una metáfora de nuestro propio fatalismo, de esa voluntad de ser masa con antorchas que van a asediar al castillo del científico porque ZIENZIA EZ MALA, KAKA ZIENZIA. Lo que es peor, en "Interestelar" no hay quema de zentíficos, lo que por lo menos sería algo con lo que rebelarse, sino que está inoculado en el sistema educacional. Puede parecer de risa que en la peli se enseñe que lo del Apolo XI es un mito y tal, pero luego tenemos a los creazonistas pidendo que les den 50-50 a sus ideas porque son ZINTÍFICAS, y ya de pronto la cosa no es tan de reirse. Claro, bonito y too... y luego van y se fusilan la moraleja, creando una peli con patadas a la zienzia y a la lógica elemental. Así se hace, mashos, disparándose en el propio pie.

-- A estas alturas, mis lectores deben pensar que pienso que "Interestelar" es una pelimerda que nunca debió haberse rodado, o poco menos. No, no es para tanto. La verdad es que como cine espectáculo, la peli es magnífica. Si uno se deja tantas ínfulas, tanto ES LA PELI SENTÍFICA QUE TE VA A CAMBIAR EL ROLLO, COMPA'RE, si uno se olvida que el guión plagia de manera palmaria la estructura en tres actos de "2001: Odisea del espacio" (acto 1: amanecer de la humanidad versus la Tierra yéndose desagüe abajo, acto 2: la aventura espacial, acto 3: OH IS FULL OF STARS), por no hablar de otros plagios (el robotito, el viaje a Júp... Saturno, etcétera)... la verdad es que como cine de aventuras con una pátina de ciencia, se disfruta. Después de todo, es una peli en donde uno igual hasta quiere que el Macónaji se folle a la Hathaway y too, y le enseñe lo que un buen masho puede hacer por una fembra histérica por faltale aquéllo. Incluso aunque algunas pifias de guión no tienen perdón de Bastet (¿en serio construirse peazo 'e nave bajo tierra a la espera de una teoría universal que a saber si la encuentran o no? ¿Y si no la encuentran, qué hacen con esa inversión, construirse apartamentos para millonarios bajo tierra para cuando el mundo de mierda termine de irse a la mierda?), otras en realidad son menores de lo que parecen (se ha discutido de dónde sacaron tanto presupuesto para el proyecto, si la economía anda a niveles de Tercer Mundo, pero nada se nos dice del sistema político, que bien podría ser una dictadura, en cuyo caso sí se justificaría el asunto, incluso las tonteras de los científicos a cargo, porque los dictadores tienden a financiar a la gente que les caen bien, no a los que saben). Incluso, aunque el famoso misterio del fantasma que persigue a la chica se adivina desde el minuto uno, porque no en balde uno HA VISTO CINE, joer, cuando llega la resolución final, hasta se le cae la lagrimita a uno y too (me han dicho. Yo, como buen gato, no lloro. Cualquier rumor en contrario es calumnia). En ese sentido, lo mejor frente a "Interestelar" es no sentarse a ver la mejor y más sentífica peli de todas, sino una aventura de coraje y determinación frente al apocalipsis, estilo "Guardianes de la Galaxia" (pero sin supervillanos, eso sí), con una banda sonora que mete cañonazo padre a la vena (Hans Zimmer en uno de sus mejores trabajos, lo que no está mal si consideramos que el hombre cualquiera de estos días por lo tarrero podría irse a tocar con Dimmu Borgir), con una cinematografía impecable (lo que debe escocerle a Wally Pfister, que usualmente se llevaba los créditos, pero aquí no porque eligió ir a rodar "Trascendencia", se llevó un castañazo, y lo que es peor, el tipo que lo reemplazó lo hizo tan bien que a saber si Nolan vuelve a contratar al pobre Pfister, cuyo apellido inclusive ya es premonitorio), y... bueno, tenemos una buena peli palomitera. Vendida con todo el hype del mundo, vale. Pero entretenida, a pesar del maldito hype.

IDEAL PARA: Ver una peli de ciencia ficción ni tan realista como prometen, ni tan mala como denuncian.

domingo, 12 de abril de 2015

"El babysitter" (2013).


-- "El babysitter". Chile. Año 2013.
-- Dirección: Gonzalo y Sebastián Badilla.
-- Actuación: Sebastián Badilla, Denise Rosenthal, Javiera Acevedo, Pablo Zúñiga, Alejandra Fosalba, Martín Cárcamo, Fernanda Hansen, Iván Guerrero, Marta Méndez, Felipe Izquierdo, Fernando Larraín, Javiera Contador, Patricio Torres, Pablo Illanes, Constanza Piccoli, Fernando Godoy, Pablo Zamora, Kurt Carrera, Felipe Avello, Mariú Martínez, Carolina Morales.
-- Guión: Sebastián Badilla.
-- Banda Sonora: Nadie se atrevió a acreditarse aquí. Lo que se llama nadie.

-- "El babysitter" en IMDb.
-- "El babysitter" en la Wikipedia en español.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Un pobre gil adolescente va a la puerta de su chica con la eterna pinta 'e ganso (lentecitos, peinaíta... lo habitual). Le abren la puerta y le dicen que la chica se ha marchao para parrandear con GENTE MEJOR. El que le abre es Fernando Godoy, un pelochuzo que aún así, está por tirarse a dos petardas así porque sí. ¿Por qué? Después de ser un cabrón con el buenito, va y le dice: MIENTE, COMPA'RE, MIENTE. Salto de escena, vemos a... el mismo pringao, ahora un cachito menos pringao, con su mejor amigo y su mejor amiga (Denisse Rosenthal, bastante visible si me preguntan). Resulta que el trío en cuestión (trío no sexual, valga la aclaración, que en el fondo, aunque habrá alguna escenita de bikini, esta peli es de lo más casta, sacrificando así uno de los gloriosos valores clásicos del cine chileno, cual era tener EMPELOTE), el trío en cuestión, decíamos, se dedica a eso de las fiestacumpleaños para nenes. O mejor dicho dos de tres, porque nuestro prota es un nerd irresponsable merda que deja que todo se vaya a la merda, precisamente. Aún así (o quizás por eso, que con la sicología femenina, a saber), resulta que la amigui de cuestión está pero que verde por él, pero ella, declararse, ah-no, eso sí que no, que eso del empoderamiento femenino está muy bien, GRRL POWAH, pero, ¿mujeres tomando la iniciativa? Ahí de pronto viene el espíritu monjil y tal. En fin, el caso es que ella está verde por él, y él, tarado, pasa de ella olímpicamente. El caso es que ella va a jugar con su equipo de ese infradeporte llamado jánbol, y le pide al prota que vaya y se pasa la peli de que después del partido ella se declarará y tal. ¿Y él? El muy tunante ve como pasa JAVIERA ACEVEDO por la calle, y se empota (o sea, nadie niega que los entonces 27-28 de doña Javiera se veían gloriosos, como lo testimoniarán un par de inevitables escenas en bikini, pero es que óigale... USTÉ SE HABÍA COMPROMETÍO CON SU AMIGA, QUE IGUAL ESTÁ WENA Y LE TIENE PAZIENZIA SIENDO EL IMBÉCIL QUE ES. No puee dejarla plantá así como así, pueh...). ¿Qué hace él? Se pega como lapa a la Javi. Y mintiendo y mintiendo (porque es de esas pelis con moraleja de que al final "hay que ir con la verdá" y toas esas mariconás de siempre), resulta que él acaba... de babysitter. Para cabreo de la mejor amigui. Muchos enredos seguirán, por supuesto. Mucho pagafantismo, también. Y muchos asientos vacíos en el cine, por descontado.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En los primeros XXI, el cine chileno se desmelenó. Con "El chacotero sentimental" de precursor, los cineastas como que empezaron a dejar de lado la lata de la dictadura y los muertos y donde están (que es importante, nadie lo niega, pero es que, óigale... hay otras cosas filmables, joer). Hoy en día, la dictamovie es casi un género extinto en Chile, loada sea Bastet (excepciones como "No", que al menos era buena). Un género también clásico, el de infraclases sociales infectas, todavía se niega a desaparecer, y de tarde en tarde el cine chileno nos regala esas cintas minimalistas sobre perdedores también minimalistas ante los cuales orgasman críticos cuyas mentes operan también de manera minimalista, pero que son funcionales al sistema porque, joer, representan el rostro humano del neoliberalismo (o sea, somos neoliberales, pero igual hacemos pelis acerca de lo folclórico que son los perdedores, para aliviar un poco la conciencia culpable, golpearse el pecho, y después seguir bísnes as iushual). Pero en los XXIs, decíamos, el cine chileno incursionó en otros rubros. Incluyendo la comedia que intentaba ser remedo del Kevin Smith ("Promedio rojo"). Y ahora tenemos a los ínclitos Hermanos Sin Dolor. Er, Hermanos Badilla, quise decir. Que con presupuestos de mierda, actores serie B, y product placement a mansalva, se las han arreglado para infligirle tres, sí, tres pelis (en 2014 y contando), al prontuario criminal del cine chileno. En concreto, "El limpiapiscinas", "El babysitter" y "Mamá ya crecí". Que al igual que las pelis de Woody Allen, tienen de prota al mismo tipejo que las dirige (bueno, uno de ellos en este caso), siempre en un rol de neurasténico simplón (pero sin gracia). "El babysitter" fue la entrega de 2013. Después de la misma les quedó fuelle para otra más inclusive ("Mamá ya crecí"). A saber con qué perla se dejarán caer en 2015. Supuesto de que alcancen a llegar hasta allá.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Bastet y el resto del panteón egipcio y otros cultos divinos y satánicos en la vecindad cosmológica saben que siempre trato de mirar lo mejor posible las pelis. Que no me gusta ser crítico por el gusto de ser crítico. Es cierto que me la paso pipa inventando nuevos sarcasmos si la ocasión lo amerita, pero es que, joer... soy un gato con conciencia, ¿vale? Hasta la más mierda de las pelis tiene (aunque sea algo de) esfuerzo, trabajo, sacrificio y dedicación. Pero en algunos casos, es imposible. En algunos casos, la realidad supera a la imaginación, y no en la dirección positiva del término. Sobre el papel, "El babysitter" no es una mala idea. Un adorable perdedor que por tratar de comerse a una comadre estupenda por todas partes, termina cuidando a los sobrinos de la tipa. Uno no puede evitar pensar en la maravilla que habría rodado Billy Wilder con ese material. ¡Joer, no apuntemos tan alto, si hasta los hermanos Farrelly podrían haber hecho algo bueno déso! Pero después tenemos que el prota no sólo es un pagafantas tratando de agarrarse a una mina lejos por encima de su nivel, sino que además el tipo es, hagamos el listado: 1.- Mentiroso, 2.- Tramposo, 3.- Irresposable y 4.- Abusivo. Porque hay que ver el nivel de abuso al que llega de la buena voluntad de su amigui, a la que agrede psicológicamente vez sí y vez también, para después estarle pidiendo favores el muy desgraciao. Y todo esto, la peli trata de presentárnoslo como para que nos riamos de las gracietas del infeliz, o que tomemos partido de él porque, verán, en el fondo es un perdedor y por eso es ADORABLE. A su lado está la amiga abusada que es todavía OTRA pagafantas, que después de ser sometida al abuso constante y machacón de ese pobre weón (¡hey, me salió verso!), TODAVÍA lo quiere en secreto y tal, vaya uno a saber por qué (y cuando llega el inevitable final de... sí, SPOILER, joer, pero vamos, ya saben como acaba incluso sin verla, ¿no? cuando llega el inevitable final en que ambos quedan juntos, uno se pregunta WTF porque, honestamente, no queda más remedio que concluir de que a la amigui pagafantas le gusta que la suplicien, o si no, no se explica). Con que el personaje de la Javiera Acevedo, con todo lo abusiva, egoísta y autorreferente que es, termina siendo el personaje más simpático del montón, está todo dicho. Por ahí en la periferia tenemos una subtrama con un par de amiguis gays, puesta ahí para recordarnos que LOS GAYS TAMBIÉN SON PERSONAS, porque nada resulta tan fascinante en una peli que el meterte moraleja social a chorro por las narices (al menos, bien servidos por Felipe Izquierdo y Fernando Larraín, en algunas de las menos piores escenas de la peli). La nulidad del guión queda bien patente cuando, para caracterizar a un personaje como el antagonista y conseguir que la audiencia no simpatice con él, ¿lo pintan como un abusivo, un despreocupado, un gorrero, o tantas otras posibles taras? No, lo pintan como... que se come los mocos. Me imagino que en esa escena, el cine entero estaba partiéndose de risa, por qué no, si total, humor de cac... er... humor de mocos siempre funciona, ¿no? Sumémosle un guión que trata de ser una mezcla entre la comedia clásica de equívocos y algo al estilo Kevin Smith, pero que no consigue remontar algunos problemas bastante obvios (seriously, ¿NADIE RECONOCE AL TIPEJO COMO EL DESGRACIAO QUE ARRUINA FIESTAS DE CUMPLEAÑOS?), y un product placement tan agresivo que deberían haber vendido el boleto de esta peli con un cupón para una consulta gratis al oftalmólogo, y tenemos una peli ideal para gente que... se ha quedado en cierta edad mental, dejémoslo así. En cierta edad mental que se necesita babysitter para andar por la vida. Porque hay ciertos tipos que cuentan historias, ciertos tipos a los que deberían financiarles sus contar historias con presupuesto de 100-200 millones de dólares, y ciertos otros tipos cuyas historias jamás deberían haber salido del patio en que las escenificaban con muñequitos de He-Man o los Transformers.

IDEAL PARA: Investigadores del cine chileno con mucho tiempo disponible y muchas neuronas superfluas por matar.

domingo, 5 de abril de 2015

"Guerra Mundial Z" (2013).


-- "World War Z". Estados Unidos / Malta. Año 2013.
-- Dirección: Marc Forster.
-- Actuación: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, James Badge Dale, Ludi Boeken, Matthew Fox, Fana Mokoena, David Morse, Elyes Gabel, Peter Capaldi, Pierfrancesco Favino, Ruth Negga, Moritz Bleibtreu, Sterling Jerins, Abigail Hargrove.
-- Guión: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard y Damon Lindelof, sobre una historia de Matthew Michael Carnahan y J. Michael Straczynski, supuestamente basados en el libro de Max Brooks.
-- Banda Sonora: Marco Beltrami.

-- "Guerra Mundial Z" en IMDb.
-- "Guerra Mundial Z" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

El tramo inicial nos pone en escena con el recurso narrativo más flojo de cuantos openings se han inventado, aparte del narrador en off, claro está: un collage de noticias en donde nos mencionan que una epidemia está surgiendo en no-sé-qué-parte del mundo, blablablá. Paso a... Brad Pitt y su familia. Un tipo tan como tú y yo, que es EL JODÍO BRAD PITT, con una familia PERFECTA. O sea, la señora bien puesta en su rol de compañía-pero-no-estorbo, y dos hijitas que, buenoooooo... por qué no, a pesar de que ninguna de las dos llegue a desarrollar algo remotamente parecido a una PERSONALIDAD a lo largo de la peli (bueno, una de ellas sí: padece de ASMA. Gran caracterización, guionistas, sigan así, ganándose el pan). Seguro que van a la iglesia pentecostal los domingos y tal. El caso es que de pronto van, bueno, a donde sea que vayan las familias perfectas a bordo de una VAN, claro, porque es una familia como tú pero no son muertos dhambre tampoco, cuando de pronto, ¡ZAZ!, pánico en las calles. En medio de todo el caos, mientras el prota que ES COMO TÚ trata de huir con su FAMILIA PERFECTA, el Brad Pitt le pega vistazo a un compa're, y se queda de una sola pieza: ¡doce segundos y se transforma en zombi! ¡¡¡UAAAAAÁ - TENGAN MIEDOOOOOO...!!! O mejor no. Porque en esta peli de zombis no veremos SANGRE ni MUTILACIONES ni VÍSCERAS ni nada por el estilo. El caso es que el Brad Pitt escapa, en medio del caos general se suma al saqueo de un supermercado porque la FAMILIA PERFECTA está exenta del mandamiento de NO ROBARÁS e incluso puede vulnerar las reglas contractuales del capitalismo si es que hay un apocalipsis zombies, y después, ¡HALA! a correr a... bueno... a donde sea que haya que correr. Terminan metidos con una familia hispana que, aunque la cosa afuera está que arde, igual como buenos hispanos reconocen la superioridad de los arios protestantes y les dan cobijo. Desde ahí, el Brad Pitt que es un HOMBRE COMO TÚ, llama por teléfono A LA ONU. ¡Oigale, con trampa no se vale! El caso es que se asegura un rescate y tal, vienen a buscarlo en helicóptero, de por medio hay un ataque zombi porque, bueno, hasta el minuto no habíamos visto un ataque zombi en regla, y si vas a ver una peli con la Z en el título, o esperas que te salga un Zombi o que te salga el Zorro o que te salga Gokú, una de tres. Y el HOMBRE COMO TÚ es llevado a un portaviones en medio del Océano Atlántico, en donde se le informa que la red de defensa militar es un caos y Estados Unidos está colapsado... a pesar de lo cual, vemos que las comunicaciones siguen funcionando de lo más bien, gracias. El caso es que el rescate venía con trampa: viene el jerifalte supremo y le tira al Brad Pitt, el HOMBRE COMO TÚ, que en realidad es THE BEST OF THE BEST, el tipo que se ha follao a la Aniston y a la Jolie, así es que, más hombro al trabajo, usté es el que nos va a traer LA VACUNA. Y entonces el HOMBRE COMO TÚ dice que mejor que no, que me quedo a bordo, aquí, salvadito, con perfecta mentalidad Homero Simpson, que otro haga el trabajo sucio y yo a bordo gratis, gracias. Le dicen entonces que o se aplica por la labor, o a la familia la mandan de regreso al continente, incluyendo a la cría asmática (que ya ha tenido la crisis de asma obligatoria, pero no volverá a tener una en todo lo que resta de peli, eliminando así su ÚNICO RASGO CARACTERÍSTICO COMO PERSONAJE). Así, el Brad Pitt emprenderá un periplo alrededor del planeta para dar con una vacuna antizombi que descubrirá (SPOILER, LEÑE) VIENDO VIDEOS QUE LO MISMO PODRÍA HABER VISTO A BORDO DEL PORTAVIONES. ¿Y cuánto dice usté que costó esta maravilla de peli, monumento eterno de las glorias cinematográficas del homo sapiens? ¿190 millones? Yisus...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Los zombis están de moda. ¿Se refiere usté a los tipejos catatónicos ambulantes manejados a través de narcóticos por los médicos brujos haitianos, estilo "Yo anduve con un zombi"? Claro que no, qué pasao de moda. Ahora los zombis no son sobrenaturales. Ahora los zombis son como los rabiosos: te lo pegas con un virus que te da si te muerden. O sea, el mismo modo en que te puedes hacer político, economista o comentarista de farándula. Qué tenga eso de zombi, considerando que la cosa viene del folclor haitiano, no tengo idea. A este paso van a rodar Guerra Mundial I, y la I va a ser por invunche, y claro, va a ser un apocalipsis invunche que se arroje sobre el mundo. En fin, el caso es que un tipo decidió un día escribir un libro acerca de cómo sería un apocalipsis zombi. O sea, escribir literatura zombi REALISTA. Sí, yo también me partí de risa cuando supe. El caso es que el libro, de un tal Max Brooks, se vendió como pan caliente. Probablemente porque la gente, hastiada de vampiros, había decidido por ese tiempo pasarse a la moda zombi. Aunque sea porque tiene guasa caricaturizar a conocidas figuras de la farándula como zombis. Como por ejemplo Barack Zombi, Wolverine Zombi o Lindsay Lohan Zom... er... esto último, un momento... No, tendría muy poca clase si lo digo, incluso para mis plúmbeos estándares, así es que mejor me guardo el chiste fácil. El caso es que el zombi es una metáfora de cómo la sociedad entera se ha ido zombificando, la gente lo único que hace es consumir mass media, nadie piensa por separado, a lo mejor eres un infectado y ni te has dado cuenta, etcétera. Y un día cualquiera le disparas a Flanders y alguien te dice que mataste al zombi Flanders y respondes que "¿Ah? ¿Era un zombi?". En fin, el caso es que tiene mucho sentido hacer un peli mainstream sobre un apocalipsis zombi (tiene menos sentido que la gente lo vea, considerando que todos se sienten entre los que se van a salvar, sin parar mientes en que para que haya un apocalipsis zombi, pues ALGUIEN tiene que ser infectado en primer lugar). En cuanto al libro en cuestión... a lo mejor es bueno. Igual, a lo mejor hasta lo leo y too. Total, dicen que es distinto a la peli, así es que aunque me vi la peli, igual me guarda una sorpresa o dos... Si es distinto, DEBE ser bueno, aunque sea por espíritu contreras. Vino la subsecuente guerra por los derechos, entre Brad Pitt y Leonardo Di Caprio, y se lo quedó Brad Pitt. Después la peli pasó por un infierno de proporciones. Primero: que el libro es inadaptable porque son chorrocientas historias que tienen en común solamente el trasfondo mitológico. Pero si esto no detuvo a la gente tras "Yo Robot", por qué iba a detenerlos aquí. ¿Acaso les iba a temblar la mano a los guionistas para firmar un guión que sólo tuviera el título en común con la fuente? ¡Ciertamente no! Lo que no quita que esto tuvo más reescrituras que los discursos de "si no la estoy cagando tanto" de Michelle Bachelet. Al final se quedaron con un guión de mierda sin nada del gore que se espera de un escenario apocalipsis zombi, en donde lo único medianamente pasable podía ser la acción, así es que, veamos, ¿cómo lo arruinamos más? ¡Llamemos a Marc Forster a la dirección, eso es, el hombre que arruinó la acción de "Quantum of Solace" dentro de una franquicia como la de 007 en donde lo mejor es la acción, seguro que puede hacer mucho por convertir esta peli en algo tan putrefacto como los zombis! Queda congruente, ¿no? Luego, el rodaje. En Inglaterra. Y Malta. Luego en Budapest, para escenificar escenas en Rusia, chollito que les duró hasta que les descubrieron 85 pistolas, rifles, subfusiles y discursos neoliberales, entre otras armas de destrucción masiva momento en que las autoridades húngaras los cargaron por terrorismo (al final los cargos fueron desechados, a saber de qué oscuras maneras), y todo total para qué, para que toda la secuencia de Moscú fuera desechada y el final se lo cambiaran. ¿A quién llamaron a cambiar el final? Vamos a ver, la cagamos tratando de adaptar un libro inadaptable y la seguimos cagando llamando a dirigir al tipo que tanto hizo por arruinar "Quantum of Solace" (ayudado por un guión de mierda, vale, y mira que es difícil cagarla a nivel de guión con una franquicia tan de fórmula como son las pelis Bond), ¿cómo podemos cagarla más todavía? ¡Ah, ya sé! Llamemos a Damon Lindelof a reescribir todo el tercer acto. Sí, el tipo que se vaciló a media audiencia con "Lost" y después defecó el guión de "Prometeo" y las reescrituras de "Star Trek: En la oscuridad". El hombre que provocó el acto único e inédito en la historia del cine de hacerme jurar por lo más sagrado y solemnemente ante los manes de mis antepasados que o se iba Lindelof de la secuela de "Prometeo", o se iba el General Gato vuestro servidor quien esto escribe (al final mi vasto poder, que emana desde las profundidades mismas del núcleo del Verdadero Cine, consiguió que Lindelof se bajara, y la eventual secuela de "Prometeo" la va a escribir otro paniaguado que, cuando mucho y en worst case scenario, la cagará tanto como Lindelof, pero cagarla todavía más, imposible). Bueno, ese tipejo fue quien reescribió el tercer acto de "Guerra Mundial Z". Entretanto los costos habían escalado a cerca del doble de lo anticipado (quién lo diría, con un rodaje en varios países y teniendo que pagar el caché de Brad Pitt), de manera que los propios estudios dijeron NO SEQUEL INDEED (después, cuando hizo chorreones de dinero, se apresuraron a decir que habían dicho: NO! SEQUEL INDEED!!!). El caso es que la cosa costó 190 millones y recaudó 540 millones, a tiro de piedra del Top Ten del año (aunque con dos pelis Marvel, una Disney, una Pixar, una de las hobíadas y una de las juegohambres por año, hay seis lugares anticipados y con nombre y apellido, así es que quedan apenas cuatro adicionales para que lo peleen el resto de los perros). La crítica la trató de manera bastante benigna, sorprendentemente, tratándose de una zombi movie. Quizás porque es una zombi movie que no parece mucho zombi movie. El caso es que al momento de escribir esto hay anunciada una secuela. Que dudosamente veré. Nones, de ninguna manera me meten dos veces el... zombi... en el ojo.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Hay pelis excelentes que cambian el rumbo del cine para siempre. Hay pelis buenas. Hay pelis malas-pero-entretenidas. Y luego están los zurullos oligofrénicos como éste. Porque esta peli partía de dos pies forzados. Por un lado, hacer una zombi movie, género que siempre ha tendido a ser un poco tangencial en el cine. Que nadie se forra con una zombi movie salvo que los valores de producción sean misérrimos, a lo "Resident Evil" y secuelas. Y por el otro, tener un blockbuster entre las manos. Y al final, esta peli se queda con lo peor de ambos mundos: es una zombi movie que no parece mucho zombi movie, y es un blockbuster con electroencefalograma de muerto viviente. El guión funciona básicamente en torno a tres recetas desastrosas que en conjunto provocan la tormenta perfecta: 1.- El cliché, 2.- El hilado-de-cualquier-manera, y 3.- El atentado a la lógica elemental. En la parte cliché no tenemos a ningún personaje interesante, pero lo que es ninguno. El prota es un tipo sin una verdadera personalidad más allá de ser el cargante papi de familia perfecta y tal, que después resulta ser un funcionario retirado de la ONU que trabajaba en... vaya uno a saber. La familia está puesta ahí porque, bueno... hay como una idea de que a la audiencia le gusta esa cosa pastelosa de llorar-por-los-seres-queridos, "¡hey, esa familia podría ser la mía!" y tal, aunque después es la típica y cargante familia puritana protestantoide estilo yanketa que son muuuuuu nobles y rectos y tal (la idea de "una familia como la tuya" fue explotada exactamente lo mismo en "La guerra de los mundos" con ¡¡¡TOM!!!, pero ahí al menos ¡¡¡TOM!!! era mecánico o algo asín, o sea, una pega mucho más ajustada al perfil proleta del espectador promedio de cine, y por ende mucho más creíble el esfuerzo de presentarlo como "una familia como la tuya", y además con más conflicto). Después, tenemos a Brad Pitt haciendo el globetrotter por el mundo para que veamos escenas de apocalipsis zombis un poco aquí y allá, a pesar de que después lo que vemos en Corea lo mismo podrían haberlo rodado en estudios, nada de paisajeporno infestado de zombis o tal, y el salto de Corea a Israel es siguiendo la pista más mongólica del mundo, y todo para qué, si total al final la solución la podía haber descubierto cualquier tipo sentado en su casa viendo los videos del apocalipsis zombi. Y por supuesto, los atentados a la lógica elemental. ¿Por qué Brad Pitt sigue tomando a lo largo de toda la peli la regla de que "pasas 12 segundos, te salvaste de ser zombi", cuando por lógica si una persona se zombifica a los 12 segundos de infectarse entonces es imposible que un infectado pueda viajar desapercibido de un continente a otro en avión o barco? ¿Cómo es que nadie descubrió antes que los zombis no atacan a los enfermos, cuando por lógica ALGUIEN debe haber reportado que a los enfermos terminales en los hospitales no les pasa nada? ¿Por qué el jodío Brad Pitt no informa a sus superiores cuando hace su descubrimiento, del descubrimiento mismo, so pretexto de que se está agotando la batería, qué pasa si en su viaje para confirmar la teoría al final resulta que se muere sin haber comunicado la solución final? ¿Por qué Brad Pitt cuando trata de pasar desapercibido entre los zombis en Corea, no toma una precaución tan elemental como apagar el celular, es que acaso es uno de esos cabrones de mierda que nunca apaga el celular en el teatro o cine? ¿Cómo es que pasan tan cerquita de una explosión nuclear que ven el hongo atómico y too, y el pulso electromagnético no fríe los sistemas de navegación del avión en que van? ¿Cómo es que si Israel pudo averiguar lo que estaba pasando sobre los zombis, ningún otro país del mundo lo descubrió, y cómo es que ni siquiera la India tomó precauciones al respecto? ¿Y nadie se dio cuenta de que los israelíes estaban amurallando Jerusalén a lo bestia, cómo es que ningún país musulmán protestó porque le estén poniendo cerco al Domo de la Roca y tal? ¿Qué manual de biología se leyeron los tarados de los guionistas para afirmar que un virus puede crecer y prosperar en un cuerpo muerto y sin un sistema circulatorio funcional, cómo se supone que se alimenten, respiren y excreten las células infectadas en circunstancias de que en cualquier curso de biología elemental se enseña que un virus depende al ciento por ciento de que la célula a la que parasita se encuentre viva? ¿Y al final Brad Pitt, siendo él una persona que ha estado en situaciones de combate, y pudiendo escribir cincuenta cosas para coordinarse con los científicos y trazar un plan de acción conjunta a través de la cámara de vigilancia, no se le ocurre nada mejor que SI ME MUERO, DÍGANLE A MI SEÑORA QUE ME GUSTÓ MUCHO FOLLAR CON ELLA? ¿Y cómo eligió una enfermedad para inyectarse, y si resulta después que el laboratorio no tiene la cura? ¿Y qué clase de solución de mierda es combatir la infección mortal zombi haciéndose invisible por vía de inyectarse una infección mortal diferente, qué chiste tiene evitar morirse como zombi sólo para desangrarse por Ebola o irse de churreta en el campo de batalla por disentería, considerando que para que un zombi pueda percibir la enfermedad, la persona por lógica debe PRESENTAR SÍNTOMAS DE QUE VA A PARAR LAS CHALAS? La famosa idea de que el zombi en realidad es un virus que contamina un cuerpo muerto y lo reanima, siendo una burrada como lo es, ya estaba presente en "Resident Evil", y a saber en cuántas otras pelis más, pero el punto de "Resident Evil" era ver a Milla Jovovich con pantaloncitos apretados haciendo parir zombis, y por lo tanto se le perdonan las burradas varias, atentados contra la ciencia incluidos, mientras que esta peli trata por todos los medios de presentarse como una peli SERIA, RAZONADA y MADURA, lo que sólo hace más sangrante este punto. Si a eso le sumamos la falta de gore que hace a esta peli algo similar a contratar para una softcore a Renee Rhea y después no hacerla mostrar teta, la acción con cámara en mano que hace que no entiendas puta mierda de lo que está pasando ni quién está ganando (ni mucho que importe: los personajes verdaderamente importantes son pocos, y ninguno de ellos termina zombificado en realidad), la banda sonora es un plomo, y los efectos especiales son de un CGI lastimoso para lo que se supone es una superproducción de envergadura (y que hacen pensar que la técnica no ha avanzado nada desde los días de la Batalla del Abismo de Helm en "Las Dos Torres", haciendo que los veintones dinosaurios de "Parque Jurásico" se vean mejores, lo que ya es decir), entonces apaga y vámonos. Porque ni siquiera queda el recurso desesperado y supremo de que, ante tanto despropósito, al menos la cosa sea tan mala o risible que podamos partirnos de risa viéndola. No, ni siquiera eso. La cosa es tan blú, que termina resultando aburrida. "Guerra Mundial Z" lleva en su título la última letra del alfabeto. Por desgracia, parece que no será la última peli de la franquicia.

IDEAL PARA: Ver una peli zombi realmente zombi.

domingo, 29 de marzo de 2015

"Chappie" (2015).


-- "Chappie". Estados Unidos / México. Año 2015.
-- Dirección: Neill Blomkamp.
-- Actuación: Sharlto Copley (sólo voz y captura de movimientos), Dev Patel, Ninja, Yo-Landi Visser, Jose Pablo Cantillo, Hugh Jackman, Sigourney Weaver, Brandon Auret, Johnny Selema, Anderson Cooper, Maurice Carpede, Jason Cope, Kevin Otto, Chris Shields, Bill Marchant.
-- Guión: Neill Blomkamp y Terri Tatchell.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "Chappie" en IMDb.
-- "Chappie" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Johanesburgo, Sudáfrica, el futuro ultrasuperchupi lejano de 2016 (joer, esta peli va a envejecer rápido). En un año, la robótica ha avanzado tanto que ahora disponemos de ROBOTS HUMANOIDES EN LAS CALLES. ¿Trabajando en descargas portuarias, colaborando en la construcción, asistiendo a socorristas de desastres aéreos, ayudando a las abuelitas a cruzar la calle? ¡Por supuesto que no! ¡Enrolados en la policía para barrer a tiro limpio con la escoria de la sociedad! Papi Bronson estaría orgulloso. ¿O qué se creen que mundo es éste, uno en donde nos preocupa la paz, la civilidad y la construcción? El caso es que hay un robot, SIEMPRE hay uno, que viene yetado y se banca todos los pimientos morrones. El número 5... perdón, el número 22. Entonces la empresa decide... ¿tomar el cuerpo de un policía muerto e injertar su cerebro en un robot, para crear una criatura mitad humano, mitad máquina, entero policía? Por supuesto que no, eso sería demasiado cool, y por lo tanto, no se puede rodar hoy por hoy (salvo como remake desaliñado, eso es). Entonces, luego de que el 22 recibe el enésimo in-ya-feis, deciden darlo de baja, y a otra cosa mariposa. Todo eso mientras, por otra parte, hay un proyecto para lanzar un ED-209 a las calles, que la empresa veta porque es demasiado poderoso y no se necesita tanto firepower, blablablah. El caso es que, en medio de todo esto, hay un científico que es IDEALISTA. Déjenme repasarles esto. Hay un científico que es IDEALISTA, trabajando para una empresa cuyo giro para efectos tributarios es la fabricación de robots de combate para la policía, con poder de fuego suficiente para dejar cosido a tiros contra la pared a cualquier desgraciado que sea un lastre para la sociedad. Pero el científico sueña con la INTELIGENCIA ARTIFICIAL (quizás porque la natural nunca es que haya abundado tanto). Y ha desarrollado un chip que permite atrapar la conciencia y simularla y dar un paso más allá porque... bueno... porque... MAGIA. En fin, el caso es que en paralelo (joer, sí, una peli con varias tramas, qué pasa con eso), hay un gangstafrikaan que le debe money a otro gangstafrikaan, y entonces tienen una idea genial. Todos los robots deben tener un mecanismo de encendido y apagado, ¿no? Claro, entonces secuestran al tipo que fabrica esos mecanismos de encendido y apagado, lo hacen apagar los robots, y asunto arreglado. Y como de coincidencias forzadas está hecho el mundo, terminan en un mismo lugar: el científico idealista ahora secuestrado, el robot número 22 comisionado para desguace, y los gangstafrikaan blablabla. De alguna manera, el científico los convence de que si les deja meterle el chip al... er... NO SEAN MALPENSADOS, DESGRACIAOS... si le deja meterle el chip al robot, lo dicho, literalmente, sin segundos sentidos, si le deja meterle el chip al robot, decía, va a ser mejor para todos. Y allá van. El robot por supuesto nace a la vida sin saber ni pajolera idea de ná, y la revolcona del gangstafrikaan lo llama Chappie porque, bueno... iba en el título de la peli, supongo, y el título hay que justificarlo. Y así comienzan las aventuras de Cortocirc... er... perdón, de Chappie.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Neill Blomkamp es el wonder boy de la sensa ficción moderna. Asombró al mundo con "Distrito 9", una peli hecha con dos monedas y un chupetín que no se llevó una recaudación de noble decadente romano, pero para lo que había costado, pues estaba bien. Luego hizo "Elysium", que le salió como le salió. Como la famosa teoría de los álbumes de las bandas, que el primero es genial, el segundo se hace a la carrera aprovechando el tirón del primero y por lo general sale una mugre, y el tercero es el decisivo, en donde se ve si había solidez o todo fue voladores de luces y una casualidad. Para Blomkamp, después de que "Elysium" se llevara su bonica suma en taquilla pero collejas hasta en el pasaporte, era la quemada. La definitiva. De manera que optó por lo seguro, se dejó de cosiacas épicospaciales, y volvió a lo suyo, a rodar una historia saifai en Yojanesburgo. Así como en "Distrito 9" había expandido el corto "Alive in Joburg", aquí expandió otro corto suyo, "Tetra Vaal", lo que nos hace preguntarnos de dónde mierda van a salir las ideas cuando se le agoten los cortos. ¿La respuesta? Hmmmmsicomsá. La peli ha hecho algo de taquilla, pero no tanta, y por supuesto menos que "Elysium" (a pesar de ser mejor. Lo que algo dice de la gente). La crítica la ha basureado a discreción. Y en general, la impresión general pareciera ser que Blomkamp ha perdido el mojo. Bueno, todavía tiene una última oportunidad. A las fechas de estar escribiendo esto, le habían ofrecido la quinta de Alien, y libertad creativa casi total. Y él había aceptado. Estaremos reporteando, kids.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Como de costumbre. Esta peli es... buena, y no tan buena. El concepto original es bueno, un robot de combate que se humaniza y tal (bueno, original lo que se dice original... esta peli puede verse como una especie de remake bastardo de "Cortocircuito" con robot policía en vez de militar, o como un remake bastardo de "Robocop", todavía otro aparte de "Robocop" de 2014, sólo que con robot entero en vez de Menschmaschine). Pero los conceptos están ahí para ser reutilizados, que no en balde, las problemáticas son siempre las mismas. El guión mismo inclusive es llevadero, descontando el pegote del robot malo y el científico malo interpretado por Hugh Jackman, que parece pegado con cola. El problema es que algunas soluciones narrativas son subnormales. ¿En serio el científico clave para el desarrollo de la nueva tecnología policíaca y que por ende podría ser clave en su desactivación, no tiene protección policíaca ni de ningún tipo en su propia casa? ¿En serio el científico entra y sale de la guarida de los, er, padres adoptivos de Chappie cuando se le antoja, y no lo plantan a tiros contra la pared? ¿En serio el científico descubre que Chappie es un éxito, y no le avisa a sus superiores para que ese aparato, que seguro valdría millones, sea objeto de un rescate por todo lo alto por parte de la policía, para devolvérselo a quiénes en definitiva son sus definitivos dueños legales? ¿Y el científico malo va y LE APUNTA UNA JODÍA PISTOLA A LA CABEZA AL CIENTÍFICO BUENO ENFRENTE DE TODOS SUS COLEGAS DE TRABAJO, Y NADIE DICE NADA NI LE HACEN SUMARIO NI LO ECHAN CON CAJAS DESTEMPLADAS? Claro, que la escena de Hugh Jackman armado de pistola acojona la cosa padre, porque el Jackman se da un festín siendo el malo, pero la escena en sí es tontorrona. Pero todas estas cosas, a la peli se le (más o menos) perdonan a cambio de que Chappie es un personaje entrañable hasta la médula. Por lo general, los personajes que son enfermos de inocentes, tienden a ser insoportables porque, bueno... son enfermos de inocentes, por eso. Que este mundo cínico no fue hecho para almas puras y buenas, claro está. Pero de alguna manera, la peli se las arregla para que Chappie sea hasta simpático y too, el fulano ése. Después de todo, aunque su inocencia e ingenuidad a veces resulten algo insufribles, muy en el fondo el pobre Chappie no tiene la culpa de ser como es, porque está apenas creciendo y aprendiendo (y de hecho, a lo largo de la peli crece y aprende, lo que habla muy bien de su inteligencia), a diferencia por ejemplo del Chavo del Ocho que quiere que todos sientan lástima por él porque no le tienen paciencia, y después de la enésima burrada que se manda hasta dan ganas de empalarlo en el centro del patio de la vecindad y quemarlo como a Juana de Arco. Frente a eso, la cantidad de mierda que le chorrea y llueve al pobre Chappie, da pena. Da mucha pena. Lo que hace algunas escenas de Chappie con la gente que lo quiere, todavía más emotivas si es que cabe. El final es un tanto convencional, con ciertas semejanzas al "Robocop" de 1987, y eso le resta puntos a la peli. Pero en general, sumando y restando, la peli consigue salir adelante gracias al carisma de su prota. Que no deja de ser mérito. Después de todo, hablamos de un robot animado por captura de movimientos. Aunque, claro, en "El Planeta de los Simios: Confrontación" nos encontrábamos con que los monos eran mejores actores que los humanos, y también a punta de pura captura de movimientos, lo que seguro sirve para marcar tendencia o algo. ¿Para cuándo vamos a tener a Humphrey Bogart o Marilyn Monroe vueltos a la vida en el cine a través de CGI y captura de movimientos...?

-- Resulta interesante observar la tendencia que ha tenido el cine de los últimos años hacia el transhumanismo, la evolución posthumana, las IA, y todo eso. Hemos visto ejemplos en "Transcendence" y "Lucy", sólo en 2014. Pero "Chappie" consigue salir avante allí en donde las otras dos pelis fracasan: en describir un escenario más realista de transhumanismo. Chappie termina volviéndose humano gracias a que su programa de IA es tan sofisticado, que de hecho le permite desarrollar una conciencia (y no es un spoiler del final, porque eso se esboza más o menos a mitad de peli. Y no, no me voy a mandar un spoiler del final, que por cierto, tiene harto jugo, y no es ciento por ciento predecible). Pero mientras que en "Transcendence" y en "Lucy" el desarrollar una conciencia ultrahumana implicaba adquirir poderes místicos mentales que ni Buda Cristo, óiganle, en "Chappie" tenemos un escenario más realista. Se esboza la posibilidad de que el ser humano por fin consiga trascender de la mera carne, y se sienten las bases para una sociedad transhumana en donde la conciencia se albergará en soportes distintos al vulgar ADN de toda la vida. Pero también se dejan entrever las dificultades que esta nueva forma de vida o conciencia deberán afrontar. Como comentábamos a propósito de "Transcendence": una nueva conciencia transhumana no llegará a instalarse en el vacío, sino que deberá tratar con una sociedad humana ya desarrollada e instalada. Quizás al último triunfe, pero por el camino difícil. Chappie al final termina haciéndose los mismos cuestionamientos que Roy Beatty en "Blade Runner" (aunque uno es un robot y el otro en esencia un ser humano sintético, pero ésos son tecnicismos), y termina chocando de la misma manera contra una estructura social que simplemente es demasiado grande para caer. En ese sentido, si bien no libre de plagas y agujeros de guión, esta peli puede contar como una buena de ciencia ficción, en cuanto a ser una reflexión más aterrizada y comedida sobre un tema en el que hemos tenido misticismo como infección vírica a la vena en el último tiempo.

IDEAL PARA: Ver el robotito más simpático que pisará la pantalla en 2015.

domingo, 22 de marzo de 2015

"El aprendiz" (2014).


-- "The November Man" (título original en inglés), "La conspiración de noviembre" (título en España). Estados Unidos. Año 2014.
-- Dirección: Roger Donaldson.
-- Actuación: Pierce Brosnan, Luke Bracey, Olga Kurylenko, Bill Smitrovich, Amila Terzimehic, Lazar Ristovski, Mediha Musliovic, Eliza Taylor, Caterina Scorsone, Akie Kotabe, Will Patton, Patrick Kennedy, Dragan Marinkovic, Ben Willens, Milos Timotijevic.
-- Guión: Michael Finch y Karl Gajdusek, basados en la novela de Bill Granger.
-- Banda Sonora: Marco Beltrami.

-- "El aprendiz" en IMDb.
-- "El aprendiz" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Bond, James Bond está... er... ¿No es James Bond? Pero es Pierce Brosnan. ¿Qué cosa me dices, James Bond ahora es Daniel Craig? ¿O sea, Pierce Brosnan es un agente secreto pero no es James Bond? OK, entendido, vale, gracias por el tip. En fin. NO James Bond está en misión. Algo de proteger a algo o a alguien, qué se yo. El caso es que están en esas locaciones que tanto les gusta grabar de Iuropa Oriental, ocurre una balacera, y sucede lo inevitable: un niño cae muerto. Perdón, lo dije sin emoción. Ahora va de nuevo, como corresponde: ¡¡¡UN NIÑO CAE MUERTO!!! Y nuestro héroe, muuuuuu él porque está bien ser espía y asesino, pero no cargarse niños si no es en un país en donde Al Qaeda reclute niños, se retira del negocio del espionaje, y rompe relaciones con un agente más joven que es su protegido y blabl... er... si, por lo visto sí, me quedó un poco gay la redacción. Acostúmbrense, porque la peli tiene esa vibra. O sea, agente viejo contra agente joven, ambos se respetan pero están enfrentados... joer, el slash fic se escribe solo aquí. En fin, en qué iba. Ah, sí. A James B... er, perdón, al Brosnan van y lo buscan en su nuevo refugio en un café en Suiza, porque si hay algo que hacen los espías retirados es viajar a Suiza y abrir un café, a que cualquier perguazo del pasado vaya y les dé el bajo por estoquello. En fin, el caso es que un antiguo contacto de la CIA va y le dice al Brosnan que lo quiere para una última misión, que ya sé questás retirado, pero qué te cuesta, ya-puh, porfavorcito, porfis-porfis-porfis, ¿sí? Así es que tenemos a Jam... er... perdón, al Pierce Brosnan embarcado para una nueva misión. El STAGE 2 en este caso consiste en extraer a una espía, por lo que vendrá la consabida nueva escena de acción, blablablá, saltémosnos esto, y finalmente, después de todos estos merengues, es que llegamos a la VERDADERA TRAMA de la peli. Joer, más vueltas que un perro buscándose una pulga. El caso es que hay una chica que sabe cosicas de un criminal de guerra, blablablá, pero esa chica nadie sabe dónde está, blablablá, el único nexo con la chica es una organización que reubica víctimas de guerra con familias adoptivas, blablablá, la fulana de la organización es Olga Kurylenko, BABA-BABA-BABA, etc. O sea, hay que proteger a la chica para encontrar a otra chica que va a soltar la pepa sobre el criminal de guerra. Y en medio de todo esto está el criminal de guerra, la CIA, y la serie de traiciones sobre traiciones etcétera. Bon apetit, Mr. Bond... er, perdón, Mr. Brosnan.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Y pensar que en su época se pitorrearon en Timothy Dalton porque sus dos pelis Bond ("Su nombre es peligro" y "Licencia para matar") eran OSCURAS, y ahora a todo el mundo se le cae la baba con Daniel Craig. Ahora más que nunca, las pelis de espías de esmóquin y bikini y martini se hacen casi en tono de parodia, de no tomémosnos mucho esto en serio cumpa're, que son dos días y a morirse. Aunque después de que en "Skyfall" metieron varias piezas de la mitología Bond de regreso en la saga, y en "Spectre" vamos a tener de regreso a, bueno... a SPECTRE, claro está, pues a saber qué va a pasar, si vamos a seguir con el Bond gritty de mucho disparar y poco de follar, o vamos a volver al Bond amable y simpático de mucho disparar y mucho follar. El caso es que en medio de todo eso, alguien decidió que era buena idea adaptar una saga de novelas llamada November Man o algo así, porque el prota recibe como nombre código Noviembre. Pero, genios que son, decidieron partir por... la séptima novela. ¿Por qué? Bueno, ¿por qué no? Que son mis derechos sobre las novelas de otros, y yo me follo mis derechos sobre las novelas de otros como quiero. El caso es que ahí los tienen. Partieron por el séptimo libro. Y terminaron ahí. Porque con el batacazo padre que se llevaron (recaudó apenas 30 millones, y eso que costó apenas 15... y se nota el bajo presupuesto, por no hablar de las horrorosas críticas), con el batacazo padre, decía, es dudoso que hayan nuevas secuelas, o precuelas, o secuelas que en realidad sean precuelas porque si adaptan la sexta novela después de la séptima o... er... ya me hice un enredo. Ustedes me entienden. O quizás no. En fin, qué más da. Eso es todo lo que necesitan saber, así es que pasemos a lo siguiente.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Cualquiera diría que una peli de espías protagonizada por Pierce Brosnan interpretando a un espía viejuno más cabrón que su 007 (y es que en "Goldeneye" Brosnan era medio brutito, pero después, en las tres siguientes, lo fueron ablandando hasta esa payasada sublime en su ridiculez de tener a 007 surfeando en "Otro día para morir"), basada en una saga de novelas de espionaje escrita por un tipo como Bill Granger, un periodista que estuvo dos años metido en el Ejército, y dirigida por Roger Donaldson (el tipo que nos dio "Sin salida", "Cocktail", "Arenas blancas", "Especies", "La furia de la montaña" también con Brosnan, "Trece días", "El discípulo" y "El gran golpe"), como mínimo iba a ser un espectáculo entretenido. Quizás no demasiado substancioso, quizás no la clase de peli que gana Oscares o es mentada por los libros de historia del cine o siquiera de las que aparece en los obituarios ("hoy día acaba de fallecer Pierce Brosnan, se lo recuerda por haber protagonizado EL APRENDIZ sobre una saga de novelas"...). Pero sí la clase de peli que va a ser diversión pura y dura por un par de horitas. ¿Y qué tenemos? Una peli flojita, flojita. Principalmente porque es tan cliché que duele. ¿Matan a un crío y entonces al buenito le baja cargo de conciencia? Joer, ¿se hubiera retirado 007 por eso? (Por cierto, es un comienzo calcado en "Caminando entre las tumbas", no sé cuál le copió a cuál). Todo gira en torno a un mcguffin, que en este caso no son los míticos PAPELES, sino una persona que sabe la verdad, blablablá... y el lugar en donde esa persona se encuentra es tan dolorosamente obvio que cuando llega la gran revelación, nos quedamos como... bueh... obvio, ¿no? Además de espía, tonto del culo el sr. Brosnan. La dirección en general está bien, la peli se siente como bien llevada de un punto a otro, pero con una historia tan básica, simple hasta el punto de simplona, y una incapacidad para remontar más allá y hacer un poco de exploración sobre la ambigüedad moral del mundo del espionaje (cosa que han hecho varias otras pelis de manera harto mejor, y se me ocurre "La carta del Kremlin" para empezar), pues no hay mucho de dónde sacar. Lo más misericordioso que podemos decir de la peli es que se deja ver de manera distraída, y se olvida igual de fácil. No es mala. No es buena. Es simplemente olvidable. De manera que es muy poco probable que tengamos una saga sobre el personaje, si para cuando saquen una segunda todos se habrán olvidado de la primera, de manera que no creo que tengamos... más... pelis... acerca de... este espía... que... se llamaba... er... uh... er... el que... ya saben... estaba en la peli... la peli... er... ¿qué peli, cómo se llamaba? ¿De qué estaba hablando? Joer, se me olvidó...

IDEAL PARA: Nada en particular.

Seguidores