domingo, 27 de julio de 2014

"Armagedón" (1998).


-- "Armageddon". Estados Unidos. Año 1998.
-- Dirección: Michael Bay.
-- Actuación: Bruce Willis, Billy Bob Thornton, Ben Affleck, Liv Tyler, Will Patton, Steve Buscemi, William Fichtner, Owen Wilson, Michael Clarke Duncan, Peter Stormare, Ken Hudson Campbell, Jessica Steen, Keith David, Chris Ellis, Jason Isaacs.
-- Guión: Jonathan Hensleigh, J.J. Abrams, con material adicional de Tony Gilroy y Shane Salerno, basados en una historia de Hensleigh y de Robert Roy Pool.
-- Banda Sonora: Trevor Rabin.

-- "Armagedón" en IMDb.
-- "Armagedón" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Hace millones de años, nos cuenta... ¡¡¡CHARLTON HESTON!!!, en off eso sí, un asteroide tuvo la mala idea de irse de picnic cerca de la Tierra, cayó en su campo gravitacional, y se hizo papilla lo que se llama papilla contra nuestro mundo. Se vengó matando a todos los dinosaurios el muy cabrón, y con lo que molaban las iguanas con esteroides ésas. En fin. Es el presente (bueno, el presente finales-XX, eso es, un mundo casi alienígena porque no tenía Facebook ni Twitter ni drones). La gente camina por NY toda feliz y contenta, y de pronto comienza un bombardeo. Edificios caen, edificios se agujerean, nativos sin personalidad se mueren. ¿Es acaso un ataque terrorista contra los Yueséi? ¿Al Qaeda por fin se sacó los machos? No. Porque mientras tanto un astrónomo descubre que hay algo grande, gigante allá afuera. Pronto al Presi de los Estados Unidos, que es el único Presi del mundo que cuenta (uno al que además no se le va el censo, miren ustedes) le informan de que un asteroide del tamaño de Texas viene hacia la Tierra. ¿Y eso es muy grande? Bueno, le dicen, uno como taintitas veces más pequeño fue el que liquidó a los dinosaurios, así es que cuando éste llegue a la Tierra, no van a quedar ni bacterias para contar el cuento. (Que un asteroide brutalazo de grande como ése tendría la cuarta parte del tamaño de la Luna y debería generar mareas y asín, se lo dejan convenientemente en el tintero. No en balde, esta peli es utilizada en la NASA como concurso para los postulantes a astronautas ENCUENTRE LOS SIETE ERRORES y tal). La solución no es enviar misiles nucleares porque sería un arañazo y punto (porque siendo los Yueséi, quieren DESINTEGRARLO, no solamente desviarlo de su trayectoria, lo que con todo el arsenal nuclear de la Tierra probablemente sí sea posible). No, resulta que hay que horadar al desgraciao para enseñarle que con ESTADOS UNIDOS NADIE SE METE (con la Tierra, pero ya sabemos, los Yueséi son el mundo). ¿Van a enseñarle entonces a un equipo de astronautas a excavar? No, leñe, que eso sería demasiado fácil, y nos gusta complicarnos la vida porque hay que rellenar horas de metraje. Mejor tomamos excavadores de petróleo y les enseñamos a ser astronautas. ¿Quiénes son los astronautas? Ahora viene lo hilarante. Bruce Willis, conocido por la permanente cara de asco y es-lo-que-hay estilo John McClane ante cada misión. Ben Affleck pre-Daredevil con una cara de mijo que ni con vaselina, oigan (y comiéndose además a Liv Tyler en sus mejores años). Steve Buscemi actuando de sí mismo y cobrando por sí mismo también. Owen Wilson, sorpresivamente (en la época no lo conocía nadie, así es que resulta hilarante verlo en un rol que en realidad es un chaqueta roja). Y Michael Clarke Duncan también, porque una peli de éstas tiene que tener un negro grandote, y el Clarke Duncan era mucho Clarke Duncan. Comienza lo inevitable: el entrenamiento, no están listos, pero no hay plan B, hacemos lo mejor que podemos, la noche antes, las despedidas lacrimógenas, el despegue. Y por supuesto, después viene la misión misma, que no es llegar y perforar, sino que tiene que tener cagazo tras cagazo tras cagazo porque o si no qué suspenso y en qué gastamos el presupuesto para FXs. El brutal impacto de un asteroide contra las taquillas de todo el mundo, ha comenzado.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En la segunda mitad de los '90s volvieron a ponerse de moda las pelis de desastres, un poco porque la gente estaba nerviosa en los felices '90s, como que no pasa ná después de la caída del Muro de Berlín, y con algo hay que asustarse. "El día de la independencia", "Daylight" y "Twister" abrieron los tiros. Y hubo una breve moda de pelis en competencia. En 1997 fueron los volcanes ("La furia de la montaña" versus "Volcano") y en 1998 fueron los asteroides ("Impacto profundo" y "Armagedón"). Ambos con argumentos similares, irónicamente, ya que parten de la premisa de que destruir el asteroide implica llevar una nave tripulada cargando nenes atómicos para destruir el cometa (una peli muy anterior y olvidada, pero probablemente el arqueoejemplo del subgénero, "Meteoro", bastaban los misiles nucleares disparados desde sendas estaciones orbitales en el espacio, y el drama se centraba en coordinar los esfuerzos de Estados Unidos y la Unión Soviética en plena Guerra Fría). Para la faena, a toda prisa (16 semanas de rodaje) se contrató a Michael Bay, fresco su éxito con "Dos policías rebeldes" y "La roca", y que aquí hacía su primera incursión en un género nuevo para él, la Ciencia Ficción (y que en retrospectiva se transformó en su gran mina de oro, ya que le permitió desatar todo lo que en pelis de acción policial más "realista" no podía darse el desmadre sin chirriar: EXPLOSIONES). La peli contribuyó a la Historia del Cine de cuatro maneras. Por un lado, cimentó la fama de Michael Bay como director descerebrado incapaz de construir un buen guión o personajes interesantes (lo que no es cierto como lo desmiente cada aparición en público de Michael Bay: no es que sea incapaz de ello, es que no le interesa porque lo que le molan son las explosiones, y sabe bien que EL PÚBLICO ES IMBÉCIL). Por el otro, se transformó en la peli definitiva sobre asteroides cargándose la Tierra (cuando se habla de asteroides, ¿de qué pelis se acuerdan ustedes primero? ¿De "Meteoro" con Sean Connery?). Por un tercer lado (confirmando que EL PÚBLICO ES IMBÉCIL) con sus 553 millones de dólares se erigió en la peli más taquillera de 1998, bastante por encima de "Salvando al soldado Ryan" y su segundo lugar con 481 millones. Y para rematar, junto con la mencionada "Salvando al soldado Ryan" le infligió a la Humanidad ese horrible mal que nos ha plagado desde entonces, que es la ACCIÓN CÁMARA EPILÉPTICA EN MANO que no tienes idea de qué carajo pasa en la pantalla, pero de que se ve ACTION MOVIE, se ve (y de que pasado un rato de abuso sensorial, como que viene un efecto anestesia y te entregas a que te sodomicen los ojos y todo lo demás... Michael Bay sí que sabe).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Se quiera o no, "Armagedón" a estas alturas es un clásico del cine de desastres, del cine de Ciencia Ficción, y del cine de los '90s. ¡Pero qué clase de clásico...! "Armagedón" en realidad es una peli de acción vulgar y corriente, disfrazada de gran cine con todo el hiperbolismo de "somos la última línea de defensa de la Humanidad". Y no es ni siquiera una buena peli de acción, para colmo. Pero vamos por partes. La peli sigue la clásica secuencia del cine de desastres: un puñado de personajes reunidos alrededor de un cataclismo, el cataclismo en marcha, eventos que se cargan a X personajes cada Y minutos... No hay nada de malo en una peli que sea de fórmula, pero es que la lata dura como dos horas y media, y se nota como le meten un montón de cacao para hacerla funcionar. Peor aún, uno de los puntos fuertes de una peli de desastres es caracterizar bien a los personajes para que, bueno... para que nos importe su supervivencia, eso es. No estoy hablando de psicología profunda ni mucho menos, incluso con que sean clichés basta, pero es que con el guión y las actuaciones que tenemos, ni para clichés les da. Con poner un cartón tamaño natural de Bruce Willis y Ben Affleck hubiéramos tenido más o menos lo mismo. Porque el Affleck nunca nos transmite la angustia del chico que ama a una chica y le cuesta estar con ella (estoooooo... por el padre, no por impotencia. Por si acaso), Bruce Willis es una caricatura ambulante, Liv Tyler actúa como una completa autista (pero rica por todas partes, incluso a bordo de una plataforma petrolera, porque nunca vas a una plataforma petrolera sin tu Revlon, mujer), Steve Buscemi salva algo el tipo con algún que otro chascarillo supuestamente ingenioso, Michael Clarke Duncan está claramente desaprovechado, los militares y técnicos de la NASA son perfectamente intercambiables entre sí... Es fácil ver esta peli con un buen poco de bilis y pensar "si ésa es la Humanidad a la que hay que salvar... que venga el jodío asteroide y se los cargue a todos". Las comparaciones son odiosas, pero veamos "Impacto profundo". Ahí tenemos actuaciones un poco más sensibles (personajes clichés, sí, pero mejor servidos por sus actores), y cuando algunos de ellos deben afrontar su inevitable destino final (porque alguien DEBE morir en estas pelis), no voy a decir que duele o emociona hasta el alma, pero por lo menos tiene una cierta cuota de dramatismo. De la Ciencia Ficción ya ni digamos, no es que la peli se salte la Física por amor a lo cool, es que mete cosas sin sentido a propósito para incrementar la tensión y el dramatismo (la secuencia en la estación espacial rusa en donde PONEN LA ESTACIÓN EN ROTACIÓN PARA EL ACOPLAMIENTO es de una brutalidad rayana en el atentado al sentido común). Pero Michael Bay lo sacrifica absolutamente todo, incluso un mínimo de sentido, por el amor puro y simple a la acción. Y en eso...

-- ...la peli también es un desastre. Michael Bay no es un mal director y sabe rodar bonito cuando quiere (joer, es capaz hasta de sacar pelis buenas, como "La roca" por ejemplo), pero su persistencia biliosa en apuntar al mínimo común denominador, a ofrecerle a la platea sólo pornoxplosiones tras pornoxplosiones, le pasa la cuenta. A pesar de tener un guión en donde sus cuatro guionistas se lo tragaron todo porque miren ustedes lo anoréxico que quedó el pobre, Michael Bay es capaz de sacarse alguna que otra buena escena (la escena en donde todos los ojos de la Humanidad, de día en todas partes del mundo, están puestas en el despegue de los transbordadores espaciales, aunque cliché hasta la náusea, está rodada con serenidad suficiente como para que hasta resulte emotiva y too). Pero cuando ya promediamos la mitad de la peli y los miembros de la operación de rescate están en el asteroide, todo se transforma en un festival de cámara en mano, explosiones, pantallas negras con la oscuridad del espacio, más explosiones, más cámaras en mano... llega un minuto en que no sabes quién está muerto o quién está vivo, ni tampoco interesa la mayor mierda. Tras un rato de rodaje, es fácil anestesiarse. Supongo que el viejo lobo de Bay lo sabía bien cuando la rodó: VOY A AMONTONAR LA PANTALLA DE AWESOME, Y LLEGARÁ UN MINUTO EN QUE EL PÚBLICO ÁVIDO DE EMOCIONES FUERTES ESTÉ TAN SATURADO, QUE SEA INCAPAZ DE PREGUNTARSE O CUESTIONAR NADA. Dicho en otros términos, "Armagedón" no es una peli, es un espectáculo místico, es algo con lo que debes entrar en comunión o no. O de manera más sórdida, es una peli porno. ¿Alguien ve una peli porno por la trama, los personajes, los diálogos, las actuaciones? Por supuesto que no. "Armagedón" debe ser vista no como una peli, sino como una concatenación de escena molona tras escena molona. No es que el cine de acción nunca pise el palito de esto, pero en "Armagedón" se hace especialmente agresivo. Defecto que después se repetirá, incluso amplificado, en "Transformers", que tiene todos los defectos de "Armagedón" pero llevados al paroxismo. Lo que es peor, Michael Bay jamás saldrá de ese pozo creativo en que está metido mientras no deje de hacer dinero, y no dejará de hacer dinero mientras la gente sólo pida más y más explosiones. Después de las auspiciosas "Dos policías rebeldes" y "La roca", "Armagedón" es la peli en que perdimos a Michael Bay, probablemente para siempre. Ojalá nunca se hubiera pasado a la Ciencia Ficción, el reino en donde puede meter más y más explosiones sin límite porque es... Ciencia Ficción. En fin.

IDEAL PARA: Nostálgicos de los noventas, los que suspiren con eso de "I Don't Wanna Miss A Thing", fanáticos de los efectos especiales, gente adicta al porno de explosiones...

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].



jueves, 24 de julio de 2014

"El quinto elemento" (1997).


-- "The Fifth Element". Francia. Año 1997.
-- Dirección: Luc Besson.
-- Actuación: Bruce Willis, Milla Jovovich, Gary Oldman, Ian Holm, Chris Tucker, Charlie Creed-Miles, Brion James, Tricky, Clifton Lloyd Bryan, Tom Lister, Jr., Christopher Fairbank, Lee Evans, John Bluthal, Luke Perry, John Bennett, Kim Chan, John Neville, Al Matthews, Maïwenn Le Besco.
-- Guión: Luc Besson y Robert Marc Kamen.
-- Bandas Sonoras: Eric Serra.

-- "El quinto elemento" en IMDb.
-- "El quinto elemento" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

1914. Egipto. Una expedición arqueológica descubre una puerta a las estrellas a cuyo otro lado hay una civilización alienígena pseudoegipc... er... esperen... no, me equivoqué de peli. En fin. Allá voy. 1914. Egipto. Hasta ahí, bien. Un arqueólogo está descifrando jeroglíficos en la pared de unas ruinas egipcias, y se le va la pinza con cosiacas como "hay cuatro elementos, luego un quinto, es una especie de superarma", blablablá. ¿Acaso los egipcios sabían algo que nosotros no? Sorpresa-sorpresa, ¡SÍ! (acostúmbrense, esta peli es un festival de clichés). Y entonces... ¡aparecen los extraterrestres! Unos seres mecanoides que van y dicen que "la llave que ha estado escondida acá nos la llevamos, porque ya no está segura entre ustedes. Pero cuando el mal regrese dentro de 300 años, se las traeremos. Si antes no nos hemos extinguido. O no hemos sido arrasados por otra civilización alienígena. Porque las armas de destrucción masiva no pueden quedar en manos de gentes con turbantes, sino de los que saben, los guardianes de la justicia y la democracia... ¡¡¡PREMIO NOBEL DE LA PAZ - YA!!!". Bueno, la calculadora de los alienígenas debía estar fallando, porque pasan MÁS DE 300 AÑOS (349 en concreto, porque saltamos a 2263). Se está formando un peazo planeta negro quetecagas, y los milicos siguiendo el viejo proverbio de que cuando lo único que tienes es un misil termonuclear todos son blancos de diana, van y disparan. El sacerdote pelotillero al lado del Presidente le dice entonces que el planeta negro es EL MAL, y que como disparar es malo, pues eso no lo destruye sino que LO HACE MÁS FUERTE. Dichohecho. El milico a cargo descubre que no tiene armas para luchar contra el mal, y muere (suponemos, porque sucede ofscrín) con carita de "me gustaba cuando me tocaba ganar". Pero... ¡no os preocupéis! Que los mondoshowan (los aliens del comienzo) habían ofrecido regresar para ayudarnos. ¡Y regresan! ¡Para ser emboscados! ¡Y estrellarse! Listo. Estamos jodíos. Debemos estarlo, si el Presi en esta peli, adelantándose en un año a Morgan Freeman en cierta peli de impacto asteroidal, es negro. Entretanto nos enteramos de la vida, pasión y milagros de... un taxista. Para que la cosa no sea tan rasqueli, resulta que antes de ser taxista era MILICO FORZA SPECIALE o algo así, porque o si no, a quién mierda le importaría, ya estaríamos yéndonos a otra peli. Aún así, es uno de los héroes más grandiosos y nobles que ha pasado por el cine jamás, debido a dos razones: 1.- Es el jodío Bruce Willis, y 2.- Tiene un gato. SERIOUSLY. El caso es que en paralelo vemos que han conseguido rescatar así como así algunas células de ná, del estrellonazo de los mondoshowan, y con ellas consiguen, maravillas de la tecnología moderna, reconstruir vía clonación al SER PERFECTO. Y como esta peli en el fondo se juega la carta de la coña elegante, el famoso ser perfecto no viene con el cuerpo de Cindy Crawford o, a ver qué otra modelo estaba topísima en esos años... Helena Christensen, ya puestos, sino con el más bien esmirriado físico de Milla Jovovich pre-Resident Evil. El caso es que la tipa es tan perfecta que se las arregla para escaparse porque, joer, en estas pelis siempre el engendro de laboratorio se escapa o no habría peli, y acaba cayéndole encima al taxi volador de Bruce Willis. Literalmente. (Esto de escribir un poco en plan de joda hace que cuando hablo en serio, tengo que puntualizarlo porque o si no, nadie me cree que la peli venía así). Y bueno, resulta que las famosas piedras que se habían llevado los mondoshowan no venían en la nave estrellada sino por otra ruta. Así es que ahora van al rescate de las condenás piedras: 1.- El Bruce Willis, apoyado por el Gobierno, pero muy en el fondo, porque siendo milico bruto metío a taxista no le dan las neuronas para estar por encima del síndrome "quiero mojála con la Milla", 2.- El sacerdote por su cuenta, 3.- El malo maloso, del que no hemos hablado, pero también anda dando vueltas porque, leñe, en estas pelis de SciFi tiene que haber un malo o si no qué gracia, y 4.- Una panda de mercenarios alienígenas brutos que por estas vueltas o revueltas del guión se la tienen jurada al malo. Ya podrán figurarse la de zorros que se arman. Zorros espaciales, en este caso. En sentido figurado esta vez. Que hay que decíroslo todo. Bueno, estamos en una peli de DESAFORADA COLECCIÓN DE TÓPICOS CHORRAS SCI FI, así es que si me dijeran que en esta peli aparecen zorros espaciales (y no, no aparecen), yo también me lo creería.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Había una vez un jovenzuelo hipertoxicado de Metal Hurlant, 2000 AD y un cuanturreón de cómics europeos '70s-'80s, y quería hacer su propio sci fi epic que fuera básicamente una coctelera en donde meter todo, pero absolutamente todo lo que oliera remotamente a sci-fi y pudiera hacerle tragar a la pobre peli. Pero era un crío en los '70s, la era en donde todavía no se había implementado la nefasta sociología de YOUNG POWAH, así es que nadie le hizo demasiado caso (después, como sabemos, pendejos nerds como Bill Gates o Mark Suckerb... er... Zuckerberg, sí, eso quise escribir, cambiaron las reglas, y ahora si no tienes cien millones de dólares antes de los 25 eres un PUTO LÚSER). Este fulanillo, debemos decirlo, era Luc Besson por supuesto. Ya en los '90s decidió que quería intentarlo, y empezó las labores de preproducción, pero... ¿una peli de SciFi? ¿En Francia? Vale, el tipo había dirigido "Azul profundo" y venía de rodar "Nikita", tan excelente que Hollywood le hizo el mayor homenaje que puede hacerle a una peli extranjera, que es rodar un remake ("La asesina"). De manera que tuvo que salirse porque no había financiamiento, dejar la cosa en stand-by, y embarcarse en "El perfecto asesino". El morbillo de ver a Natalie Portman catorceañera haciéndole carotas de lo más sugestivas a Jean Reno hizo la magia, y la peli cosechó lo suyo. Vía libre para "El quinto elemento". Por supuesto que por el tema decorados y FXs, la peli resultó la más cara de todas las producidas fuera de Hollywood hasta la fecha. Pero la jugada salió redonda: fue también la más taquillera en el mismo ítem. 90 millones de dólares de costos versus 263 de ingresos. La crítica la ha tratado algo más mal: a algunos les gustó, a otros no. Con el paso del tiempo acabó transformándose en una peli de culto. Por no hablar de que puso a Milla Jovovich, hasta entonces una oscura cantante de canciones de pseudofolk ruso (seriously: ver el disco "The Divine Comedy" de 1994) además de actriz en cosas como "Seducción de dos lunas" (seriously), "Regreso a la laguna azul", y un cameíto de pestañea-y-piérdetelo en "Chaplin"... bueno, a ella, esta peli la convirtió en una estrella de serie A. Tipo que mantuvo con la saludable política de encamarse con directores: Luc Besson primero (que rodó "Juana de Arco" para mayor gloria de la Milla) y Paul W.S. Anderson después (dupleta "creativa" detrás de la franquicia que pone el pan en la mesa del hogar Anderson-Jovovich que es Resident Evil). No es un mal legado, bien mirado.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Existen dos maneras de rodar una peli que se la juegue por el hiperclicheísmo al máximo. Una de ellas es muy bien, asumiéndose por lo que es sin ninguna vergüenza ni asco ni seriedad tampoco ("The Expendables", "Meteoro", "Stardust"... ¡"La guerra de las galaxias" misma es tópica hasta la náusea, y nadie se atrevería a calificarla de mala!). La otra es muy mal, tratando por todos los medios de llevarte A LA MÁS SERIA Y ASOMBROSA EXPERIENCIA DE TU VIDA sólo para que tu olfato empiece a rebelarse cuando sienta el humeante aroma de los clichés ("Daylight: Infierno en el túnel", "Calabozos y dragones", "G.I.Joe: El origen de Cobra"). Para nuestra fortuna, "El quinto elemento" pertenece al primer grupo. No hay absolutamente ninguna escena de la peli que no responda a un cliché de la Ciencia Ficción, incluyendo una tonelada de referencias a otras pelis (¿taxis voladores? ¿"Blade Runner", alguien...?), pero todas ellas incluidas con un completo y desprejuiciado afán lúdico. ¿Prólogo con alienígenas ancestrales? Hazle un ticket. ¿Planeta a punto de cargarse la Tierra? Ticket. ¿Chica misteriosa que es la clave para la salvación del mundo mundial mundialoso? Ticket. ¿Héroe en horas bajas al que le cae la chica y se embarca en su misión POR AMOLLL? Ticket. ¿Militares bien militares, de los de dispara primero y piensa después? Ticket. ¿Presidente con autoridad pero razonable? Ticket. ¿Malvada corporación omnívora con un maquiavélico supervillano a cargo? Ticket. ¿Sacerdote pelotillero con conocimientos ancestrales difíciles de aceptar en un escenario hipertech actual? Ticket. ¿Alienígenas feos causando problemas? Ticket. ¿Villano omnicida sin otra motivación que la de destruir cosas por el puro gusto de ser un villanomierda que destruye cosas? Ticket. ¿La receta para luchar contra el gran mal es una superarma? Ticket. ¿La superarma es el PODER DEL AMOR? Ticket. ¿Sigo? ¿No ticket? Bueno. La gracia de esta peli es que todos esos clichés los juega por la vía de la exageración, del homenaje amable. El guión en el fondo es un gigantesco pretexto para meter escena molona tras escena molona tras escena molona... y funciona porque en ningún minuto baja las revoluciones, en ningún minuto siente vergüenza de ser lo que es, en ningún minuto intenta deconstruir o subvertir los clichés que está ejecutando para mayor gloria de la aventura... es decir, en ningún minuto adopta esa actitud condescendiente hipster irónica de "miren, estoy usando unos clichés divertidos, pero lo hago desde arriba, como despreciándolos, para que vean cómo molo yo que puedo permitirme jugar con estos clichés y seguir siendo molón". Es, en definitiva, un homenaje hecho desde el afecto, desde el cariño al material retratado. ¡Joer, si una de las más increíbles secuencias de la peli es una ÓPERA EN EL ESPACIO dentro de una peli que se adscribe al subgénero de la SPACE OPERA! Es cierto que el fanático de la Sci Fi se lo va a gozar más, en particular con las referencias más oscuras (el rollo del taxista parece tomado de manera palmaria de "Heavy Metal"... aunque a saber cuántos han visto esa peli), pero otros son tan conocidos, que es imposible no llegar a enganchar con ellos. Por supuesto que hay imbéciles sin sentido del humor que piensan que toda la Ciencia Ficción, o todo el cine, o ambos, tienen que ser SERIOS, e incluso hasta la comedia tiene que ser COMEDIA SERIA, y si una peli pretende ser únicamente un homenaje, o peor aún, una diversión para dos horitas de pasar el rato, entonces INFIERNO SATANÁS CONDENACIÓN. Pero, hablando bien en serio... ¿Quieres que uno de esos cenizos aguafiestas que pudren las plantas allí donde van con sus efluvios de LA VIDA ES DEMASIADO SERIA PARA GOZARLA, se siente al lado tuyo, o peor aún, SEA TU AMIGO? ¿Verdad que no? Pues eso. De manera que, si no has visto "El quinto elemento" (y supuesto de que quieras verla), entonces siéntate a verla disfrutando del viaje, sin buscarle la quinta pata al felino, y todo va a estar muuuuuu bien.

-- Parte importante de por qué la peli funciona, es por la entrega de todos y cada uno de los actores a sus roles. Todos ellos se lo toman en serio, pero un "en serio" que tiene un buen punto de farsa. Bruce Willis hace su rol macarra de siempre, y encaja a las maravillas. Milla Jovovich por su parte (una excelente actriz cuando quiere actuar... pero no siempre quiere) se manda el que probablemente es el rol de su vida, comunicando al mismo tiempo fortaleza y fragilidad de una manera insuperable. Gary Oldman por su parte es quizás uno de los villanos más inolvidables de la Ciencia Ficción, camaleónico como siempre, y dándole mucha substancia a un personaje que sobre el papel es en realidad un supervillano de opereta al que sólo le falta retorcerse el bigotito eduardiano (bueno, usa perilla para compensar). Ian Holm como el sacerdote no se roba la pantalla ni mucho menos, pero considerando que su personaje en realidad es más que nada un secundario cómico, pues está bien (aunque lo más cómico de su personaje tiene algo de "meta": va para todas partes con su joven acólito, ehm...). Chris Tucker está insoportable como el conductor de un programa de no sé qué, pero como ése es el punto del personaje (eso, y recibir unas cuantas collejas por pesao), pues también funciona (las collejas son más divertidas cuando odias al personaje de manera previa). Roles secundarios para Brion James como milico bruto-pero-bienintencionado (¡uno de los replicantes de "Blade Runner"!) y ¡Tricky! en esos años en que hacía alguna que otra clase de rol (apareció poco después en "El mundo no es suficiente").

-- Ni qué decir, la realización es majestuosa. Porque si vas a tener una extravaganza futurista, pues contratas a Moebius para que haga los diseños de tu peli. Y a Jean-Paul Gaultier como diseñador, ahí es nada. La banda sonora corre por cortesía de Eric Serra, colaborador habitual de Luc Besson en estas lides, y cosa curiosa, considerando que Eric Serra tiende a ser un tanto repetitivo de soundtrack a soundtrack (seriously, vuelvo a escuchar uno de esos golpecitos que llamaremos "martillo con eco" en uno de sus soundtracks, y no respondo de mí), aquí en donde su estilo semiindustrialoide con ecos étnicos hubiera encajado de maravillas con una ambientación futurista, decide alejarse un poco de su estilo habitual y componer un soundtrack algo más florido, el que probablemente sea su Catedral de Reims en términos de discografía.

-- Aunque esta peli sea en realidad una gran extravaganza y nadie debería esperarse que tenga demasiada filosofía consigo (y no la tiene, de hecho, más allá de lo más obvio: el bien contra el mal), hay dos puntos de interés camuflados en el guión que en realidad son sorprendemente profundos para... bueno, para lo que es esto, un divertimento sin más. Uno de ellos es lo que bien apunta Milla: ¿para qué mierda ustedes quieren una vida, si después hacen lo que hacen con ella? La peli podrá discurrir acerca del bien y del mal en términos quizás algo maniqueos (el villano existe únicamente porque existe la vida, VERBUM DEI, punto), pero también deja deslizar la idea implícita de que en realidad no se necesita un jodío planeta negro para exterminar la vida, porque los humanitos hacemos el trabajo de lo más bien solitos (de hecho, esa es la primera razón por la que los ETs se llevaron la llave en la primera escena, en primer lugar). Y en segundo término, la genial escena en donde el villano explica que la destrucción es buena porque a partir de ella se puede construir, poniendo de manifiesto el gran absurdo de la premisa de la "destrucción creativa", e implícitamente el "dejemos funcionar al mercado y que se cargue a los más débiles", del darwinismo social en definitiva, porque bueno, después de que el villano gane, no va a quedar mucho sobre lo cuál construir (de hecho, tomando la peli a la pata de la letra, no van a quedar ni bacterias rondando, figúrense). Ambos temas y ambas escenas van relacionadas, por supuesto. Puede que el conflicto principal de la peli (los buenos y "la vida" versus el villano y el jodío planeta negro que viene a palmarla) sea un tanto caricaturesco, a tono con el resto de la peli, pero como de costumbre, esas cosas que suceden en escenarios imaginarios tienen proyecciones con bastante más garra de lo que esperaríamos en nuestras vidas cotidianas.

IDEAL PARA: Ver un glorioso homenaje a la Ciencia Ficción aventurera de toda la vida.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].



-- La danza de la diva [en... cual sea el idioma en que canta. Sin subtítulos].



domingo, 20 de julio de 2014

"Los Pitufos 2" (2013).


-- "The Smurfs 2". Estados Unidos. Año 2013.
-- Dirección: Raja Gosnell.
-- Actuación: Hank Azaria, Neil Patrick Harris, Brendan Gleeson, Jayma Mays, Jacob Tremblay, Nancy O'Dell, con las voces de (en el original inglés) Jonathan Winters, Fred Armisen, Katy Perry, Alan Cumming, Anton Yelchin, George Lopez, John Oliver, Christina Ricci, J. B. Smoove, Mario Lopez, Jimmy Kimmel, Frank Welker, Tom Kane, Paul Reubens, B. J. Novak, Shaquille O'Neal, Shaun White, Jeff Foxworthy, Gary Basaraba, Adam Wylie, Joel McCrary, Kenan Thompson, John Kassir y Kevin Lee.
-- Guión: J. David Stem, David N. Weiss, Jay Scherick, David Ronn y Karey Kirkpatrick, sobre una historia de los cuatro primeros, y basados en los personajes creados por Peyo.
-- Banda Sonora: Heitor Pereira.

-- "Los Pitufos 2" en IMDb.
-- "Los Pitufos 2" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Pitufina tiene pesadillas. Malos sueños. Consecuencias de dormir sola a pesar de ser LA ÚNICA PITUFA MUJER EN UNA ALDEA ENTERA DE PITUFOS MACHOS. (maaaaaalf...). En concreto, sueña que se está volviendo una especie de pitufa-pero-blanca (¡racismo! ¡racismo! ¡blanco-malo, de-color-bueno! ¡Listo, ya tenemos a las agrupaciones neonazis boicoteando la peli!). El caso es que, bueno, da un poco lo mismo, total hoy es el gran día. Es el cumpleaños de Pitufina, ¿no? (Un momento. Si Pitufina fue creada por Gargamel, como explícitamente se menciona, y por lo tanto a ningún pitufo le consta CUÁNDO ella nació, ¿cómo puede saber ella la fecha de su cumpleaños? ¿Llevaba la cuenta de los días, con vanidad femenina? ¿Usaba una aplicación para su iPod o algo?). El caso es que cuando ella sale... nadie la saluda. ¡Hola, qué gran día! Ah, sí, hola Pitufina, nada especial... Sí, estos pitufos son unos cabrones malparíos, OTRA VEZ (ya van dos pelis. Por suerte la tercera va a ser un reboot). El caso es que, MIENTRAS TANTO EN EL FUTURO (en donde ha quedao varao la peli anterior), Gargamel se ha hecho un mago famoso y tal, usando sus poderes mágicos (lo vemos convertir a un espectador en rana, pero no de-convertirlo después, por lo que podemos preguntarnos cómo es que la Policía aún no lo ha arrestado). Y está en Francia por... alguna razón. E inventa un par de criaturas que son como pitufos, pero no son pitufos (son blancos, como la pesadilla de Pitufina, ¿lo captan, lo captan?). El caso es que Gargamel consigue recrear el pasadizo secreto en el tiempo, siguiendo la infalible ley de Jólivu de que TODO FENÓMENO COSMOLÓGICO QUE ES ÚNICO E IRREPETIBLE EN UNA PELI, EN LA SECUELA APARECERÁ QUE TODO CRISTO LO PUEDE REHACER PARA QUE HAYA SECUELA EN PRIMER LUGAR, eliminando así todo el suspenso (ehm...) que tenía la peli original en primer lugar. El caso es que el agujero es demasiado pequeño para que pase Gargamel, pero no importa, porque la pitufa-falsa sí puede pasar. Así es que ella viaja en el tiempo, y se encuentra en Pitufina en el pasad... presnt... er... EN EL TIEMPO DE LOS PITUFOS. Y se hace amigui y tal, y VA Y LA SECUESTRA. Con un par. Pero el secuestro es advertido, y Papá Pitufo, rápido y diligente, fabrica unos cristales con los cuales viajar por el tiempo. (¿Seriously? ¿Y cómo sabe a dónde debe viajar en el tiempo? Y si siempre pudo fabricar esos cristales, ¿por qué no los fabricó en el futuro, donde a pesar de no tener los ingredientes, podría haberlos conseguido vía Google/Amazon/eBay, etc., con ayuda de sus amiguis humanos? Joer, estos con sus viajes temporales se fusilan más la continuidad que las de Terminator, lo que ya es decir). El caso es que llegan al PRESNT... FTRO... er... PARÍS EN LA ACTUALIDAD, en donde JUSTO POR COINCIDENCIA pasaba el montón de pringaos humanos de la primera peli, ya saben, el Dogui Jáuser Médico y su guapa señora y tal (¿vieron la serie "Heroes" La Charlie, ella). Y yo sé que ustedes vinieron a ver una peli con PITUFOS, pero joer, esto TAMBIÉN ES IMPORTANTE, porque él, el humano, tiene problemas con su papi. La guerra paralela por rescatar a Pitufina e impedir que Gargamel se apodere de la fórmula secreta para estoquello (no para hacer oro como en el cómic o para comérselos como en el cartoon, sino para robarles su poder para queseyó quememporta), y para que EL HUMANO SE RECONCILIE CON SU PAPI (bueno, técnicamente padrastro) ha comenzado. Sin Sofía Vergara mostrando escote esta vez, por desgracia.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En 2011, después de años en el vacío, Sony Entertainment sacó la peli de los pitufos. Sony Pictures Animation ha sido como el pariente pobre de Pixar, Disney y DreamWorks, y sus pelis animadas oscilan entre lo decente ("Lluvia de hamburguesas") y la bosta pinchánunpalo sin remedio ("Hotel Transilvania"). ¿O quiénes creían que habían hecho "Amigos salvajes" y "Reyes de las olas"? ¿Pixar? El caso es que "Los Pitufos" fue de esos exitazos que hacen historia. Con la crítica no, claro que no, pero con el público... Novena peli del año. Por encima de "Cars 2" (que era mugrienta con avaricia, pero aún así, una SONY se la ganó a una PIXAR en taquilla). La secuela estaba cantada. Por alguna razón, nadie en Sony leyó el memo sobre el currículum de Raja Gosnell, tipo que LEVANTÓ la franquicia de Scooby Doo con "Scooby Doo", y HUNDIÓ la franquicia de Scooby Doo con "Scooby Doo: Monstruos sueltos", y joer, la hizo tan bien con los pitufos, qué puede salir mal con que ruede una secuela... Bueno, para resumir: el director Raja Gosnell tiene el récord de ser el único tipo en Jólivu que ha LEVANTADO DOS FRANQUICIAS SOBRE BIENAMADOS CLÁSICOS ANIMADOS PARA HUNDIRLAS DESPUÉS EN SU SEGUNDA ENTREGA. Scooby Doo y los Pitufos, eso es. (Viene una tercera peli para 2016, pero se ha anunciado que será un reboot de la franquicia). Joer, Raja, cualquiera sale rajao después de ésa. Después van a ir y decir que la culpa no es suya, que él iba pasando por ahí el día en que el estudio rifó el sillín de productor, y que él era la boca muerta de los productores, un títere en sus manos, cero poder de decisión... vale por eso, pero por otra parte, joer, existe algo que se llama NEGOCIAR UNA VISIÓN CREATIVA. Tim Burton, Christopher Nolan y varios otros directores lo han hecho, con éxito variable, eso sí, pero lo han hecho. Así es que la culpa sigue siendo (entre otros) de un tipo cuya filmografía se apoya fuertemente en el humor cacaculopedopís y en un slapstick cuyo dinosaurismo sería la vergüenza de Charles Chaplin. El caso es que la peli, rodada con más o menos el mismo presupuesto de la primera (100 millones) bajó de los 563 millones a apenas 347 de recaudación (¡hey, yo quiero un fracaso comercial así!), motivando que Sony Pictures Animation se haya decidido por rebutear la cosa para 2016 (eso, y quizás dijeron que ¿nuestros jefes de Sony Pictures Entertainment se mandan un reboot de Spiderman en apenas diez años? ¡VAMOS A IMPRESIONARLOS, NOSOTROS PODEMOS MANDARNOS UN REBOOT EN APENAS CINCO!!!). Están marajertas estos jolivudenses.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Si "Los Pitufos" caía dentro de ese marasmo no man's land de pelis ni demasiado malas para condenarlas (o disfrutarlas con bilis, que también es una opción) ni buenas tampoco, "Los Pitufos 2" se enclava sólidamente como el monolito de "2001: Odisea del espacio" y crea toda una nueva rama evolutiva en el tronco de pelis-infumables-olvidables. Ni siquiera es tan mala que valga la pena verla por lo mala que es. Incluso, lo triste del caso es que el concepto de base es notablemente bueno, para los estándares de esta peli. A diferencia de "Los Pitufos", que no tenía ningún trasfondo más allá del archimanido "cree en la magia" y tal, acá hay drama familiar del bueno, con una Pitufina que no encaja con los pitufos (o cree no encajar) y se busca una nueva familia con Gargamel (idiota la mujer, después de haber visto y presenciado lo putimalo que es Gargamel), y con un prota humano en la misma disyuntiva con su padrastro (un Brendan Gleeson en un trabajo claramente garbancero e indigno de su talento, a una distancia abisal de su nivel promedio). Hubiera podido salir una buena peli infantil de esto, porque hay que ver lo que la gente de Pixar hubiera hecho con ese mismo material. Pero aquí no hablamos de Pixar sino de Sony Pictures Animation, la gente cuyo concepto de "drama familiar para peli infantil" es el bochorno de "Hotel Transilvania". De manera que el conflicto es abordado, sí, pero con la sutileza de una operación de implante de siliconas a una modelo de TV hecha por el vulcanizador de la esquina. Una vez más, resulta que el prota Neil Patrick Harris TIENE RAZÓN EN TODO LO QUE ARGUMENTA, y aún así TODOS LOS OTROS PERSONAJES, INCLUYENDO SU AMANTE ESPOSA, le hacen MOBBING hasta hacerlo admitir que está equivocado por completo, con una eficacia que ni los jueces del proceso de Kafka óigale. Porque, a ver, resulta que él se ve arrastrado a su pesar otra vez a la aventura con unos pitufos odiosos que claramente no tienen idea de lo que es el espacio personal, y EL está equivocado por no aguantarlos, y él detesta a su padrastro y EL está equivocado a pesar de que el padrastro en su primera escena LLEGA HACIÉNDOSE EL CONFIANZUDO CON GENTE QUE NO CONOCE Y PONE EN RIESGO LA VIDA DE UN MENOR DE EDAD, DÁNDOLE MANÍ A SABIENDAS DE QUE ES ALÉRGICO Y QUE EL MANÍ PODRÍA MATARLO. ¿Y por qué el prota odia a su padrastro? Porque el padrastro se deshizo de un loro que el prota amaba de niño. Sólo que el padrastro se deshizo del loro porque el prota era alérgico (sí, spoiler, joer, pero no es que ustedes van a ir corriendo a ver esta peli, creo, ¿no? Que para eso estoy yo, leñe, para sacrificarme por ustedes), así es que el padrastro tenía la razón. Vale por eso, sólo que NADIE SE TOMÓ LA MOLESTIA DE DECIRLE AL PROTA LA VERDADERA RAZÓN POR LA QUE SE DESHICIERON DEL LORO (para que el loro no haga un "El amor en los tiempos del cólera", eso es), así es que él, aunque equivocado, TENÍA UN MOTIVO MUY JUSTO PARA ESTAR EQUIVOCADO. ¿Moraleja, kids? Ustedes están equivocados aunque no sepan ni puedan saber que están equivocados, porque sí, porque otra gente lo dice, porque tienes que aceptar a la gente como es aunque esa gente sea un sociópata que le proporcione maní a un alérgico al maní y tal. Joer, flor de moraleja. Al lado de esa mermelada, hasta la ramplonería del conflicto de la estúpida de Pitufina confiando en Gargamel está mejor tratado (lo que es decir, aunque no mucho tampoco). Y todo esto en un guión ambientado en París porque la regla de toda secuela que no hayan como sacarle más, es ambientarla en Inglaterra ("Shanghai Knights", "Agente Cody Banks 2: Destino a Londres", "Garfield 2") o Francia ("Los Rugrats en Paris", "Contacto en Francia II", "Encuentro explosivo 3"). ¿Cosas que se agradecen? Hank Azaria como Gargamel, una vez más robándose la peli por todo lo alto. Azrael, en particular cuando tiene ocasión de desquitarse del brutal maltrato que le inflige Gargamel. Katy Perry muy bien como Pitufina, ahora amigui con... Christina Ricci (joer, ambas dando voces a sendas pitufas... ¿para cuándo una peli de ambas en carne y hueso... y bikini...?). Que no hayan usado a los mismos pitufos de la primera entrega sino otros (salvo Papá Pitufo y la Pitufina, of course). Y, por una vez en la vida, que no hayan usado tanto humor cacaculopedopís, que tanto hizo por sangrar la peli anterior. Aún así, si "Los Pitufos" se deja ver con la curiosidad, "Los Pitufos 2" es claramente para valientes. O para padres de familia que deben sufrir y soportar a hijos que les gusta lo KOOLZ (merecidamente: los padres son los primeros que deben destruir, aplastar, castigar y reprimir esas tempranas tentaciones al YO MOLO que todo niño trata de manifestar). O para gatos con sus neuronas destrozadas de tanto ver cine de mierda, como vuestro seguro servidor General Gato aquí al habla. Y hablando de neuronas destrozadas, ¿soy el único que piensa que ese falso-pitufo blanco que tratan de presentarnos como gracioso, en realidad es un DISCAPACITADO MENTAL, y que no tiene ninguna gracia reirse del personaje, como la peli tanto nos incita a hacerlo...?

IDEAL PARA: Descender a los infiernos del infracine para niños.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].


jueves, 17 de julio de 2014

"Los Pitufos" (2011).


-- "The Smurfs". Estados Unidos. Año 2011.
-- Dirección: Raja Gosnell.
-- Actuación: Hank Azaria, Neil Patrick Harris, Jayma Mays, Sofía Vergara, Tim Gunn y Paula Pizzi, y las voces de (en el original inglés) Jonathan Winters, Katy Perry, Fred Armisen, Alan Cumming, Anton Yelchin, George Lopez, Jeff Foxworthy, Paul Reubens, Gary Basaraba, John Oliver, Kenan Thompson, B. J. Novak, Joel McCrary, Wolfgang Puck, John Kassir, Tom Kane y Frank Welker.
-- Guión: J. David Stem, David N. Weiss, Jay Scherick y David Ronn, sobre una historia de los dos primeros, basados en los personajes creados por Peyo.
-- Banda Sonora: Heitor Pereira.

-- "Los Pitufos" en IMDb.
-- "Los Pitufos" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La-la-lalalalaaaaaá-lalalalalaaaaaá... Vamos, saben que sus cerebros humanos son violados sin vaselina por esa horrorosa canción. (Incluso dentro de la propia peli habrá quien diga lo nefasta que es la ésta). Los Pitufos están alegres porque se acerca el Festival de la Luna Azul porque, buenoooooo... por qué no, azul la lléa, si total, para las secuelas a lo mejor nos inventamos lunas de otros colores y tal. El caso es que los pitufos son muy amorosos y tiernos y wenaonda y tus nuevos mejores amigos... pero a la hora de Tontín son unos cabrones de cuidao, porque Tontín la caga y la caga, y ¿qué hacen los demás pitufos? ¿Tratan de ayudarlo? ¿Lo reaseguran? ¿Lo aceptan tal y como es? No, por supuesto que no. Básicamente le dicen que se vaya a la mierda. Con condescendencia, eso sí, no vaya a ser cosa que de pronto veamos a los pitufos como los cabrones malantraña que son. El caso es que Tontín, comprensiblemente mosqueado, sale de la aldea y va a donde no tiene que ir, a buscar qué se yo que yo sé qué. Tontín siendo Tontín, se las arregla para que Gargamel, el eterno archirrivaladversario de los Pitufos, vaya y lo siga. De manera que Gargamel y Azrael LLEGAN A LA ALDEA DE LOS PITUFOS (como por enésima vez, porque si algo nos enseñaron los dibus de los '80s, es que Gargamel y la cartografía no se llevan, mira que descubrir la aldea como sepetecientas veces y después no poder regresar). Y ocurren escenas de DESTRUCCIÓN (seriously: Gargamel empieza a cargarse la aldea hongo a hongo. Porque la aldea es callampa. Literalmente). Los pitufos arrancan todos en la DIRECCIÓN CORRECTA, excepto Tontín que, siendo Tontín, escapa en la DIRECCIÓN EQUIVOCADA (punto en el cual empezamos a preguntarnos por qué los pitufos, siendo sociedad socialista y tal, no someten a Tontín a una buena limpiza eugenésica o algo). Otros pitufos, los importantes, o sea el Papá Pitufo y la Pitufina y otros más, ellos van al rescate de Tontín. Llegando así hasta una catarata que posee el infalible PASAJE PARA VIAJAR AL SIGLO XXI. Y lo usan. Y llegan a la Nueva York del siglo XXI, en vez de, digamos, la Bélgica del siglo XXI (se supone que los pitufos son belgas, ¿no?) o la Antártica del siglo XXI o el espacio interplanetario matapitufos sin oxígeno del siglo XXI. Seguidos de Gargamel y Azrael porque, verán, Gargamel quiere capturar pitufos, y cinco o seis usaron el paso y hay como noventa allá afuera, pero él, no, dale con que va a ir a por los cinco o seis a saber por qué (aparte de malo, tonto). Paso a... un joven ambicioso ejecutivo con una esposa ná más tierna ella (Jayma Mays, y atájenme las babas por favor) y una jefaza peazo delantera que se gasta (Sofia Vergara, y AHORA SÍ QUE ATÁJENME LAS BABAS POR FAVOR), tienen que arreglar su vida, blablablá. Con ayuda de los pitufos. Para volver a su hogar en la Edad Media (pero es que, joer, ¡quién en su sano juicio querría cambiar el siglo XXI por una Edad Media llena de hambruna, enfermedades y Santa Inquisición!). Esquivando a Gargamel en el camino. Con muchos chistes de cacaculopedopís, porque si hay algo que hace reir a los niños y los educa para la vida y más allá, son los chistes de cacaculopedopís, faltaba más.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Existió una vez, en el jurásico, un cómic llamado "Johan y Pirluit", dibujado por un belga llamado Peyo. Un día, Peyo tuvo la idea de meter a unos personajes secundarios, así a santo de ná, porque bueno, por qué no, unas cositas azules marxistaleninistas que vivían en callampas y tal... y nacieron los pitufos. El resultado, el que todos adivinan: ninguno de ustedes antes había oído hablar de "Johan y Pirluit" (salvo sus apariciones como cameo en cómics, series de TV y videojuegos de los pitufos, y aún así, porque si los vieron, ustedes se dijeron que QUIENES SON ESTOS PRINGAOS, y los olvidaron por sanidad mental). Los Pitufos se hicieron famosos hasta el punto que salieron pelis sobre ellos (un animado llamado "Los Pitufos" de ¡1976!), y finalmente la celebérrima serie de TV de los '80s de la temible Janabarbera. Ya desde finales90s venía la cosa de si salía una adaptación para el cine, si no salía... porque la franquicia parecía medio en el olvido, pero si algo nos enseña el cine, es que la ecología es viable porque TODO ES RECICLABLE. TODO. O sea, salió la peli de "El Llanero Solitario" en 2013, ¿no? (Y fue un castañazo padre, también. Gracias, Disney, por darnos con qué partirnos de la risa). Al final, para la cosa llamaron a Raja Gosnell, ínclito célebre por... repasemos su currículum. Partió con "Mi pobre angelito 3" (la primera de las Mi Pobre Angelito sin Macaulay Culkin). Siguió con LA ÚNICA PELI DECENTE DE SU FILMOGRAFÍA, y decente así como raspando el aprobado la cosa ("Jamas besada"). Siguió con INVENTAR UNA FRANQUICIA DE MIERDA ("Mi abuela es un peligro"). Después HIZO NACER Y DESPUÉS SE CARGÓ UNA FRANQUICIA CGI COMPLETA EL SOLITO ("Scooby Doo" y "Scooby Doo: Monstruos sueltos"). Luego, "Los tuyos, los míos y los nuestros", antes de caer a las honduras insondables de "Un chihuahua en Beverly Hills". Sí. Es a ESTE tipo a quien le asignaron el iniciar una franquicia potente basada en las miniaturas azules. Tiemblen. Porque si ustedes crecieron con los pitufos, entonces sus infancias serán sodomizadas sin piedad. La mía no. Yo siempre fui más de Azrael. Por razones obvias, claro.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Esta es otra de esas pelis que cae en ese vasto territorio no man's land que es el NADA ESPECIAL. Ni siquiera es tan mala que digamos lo mala que es. O tan mala que nos riamos a costa de ella. Los guionistas no se comieron demasiado el coco, y fueron directo con la vieja y consabida trama de "traigámoslos al presente, así nos ahorramos un pastón en CGI". Funcionó con "Los visitantes" y su secuela, vale, pero es que ESE ERA EL PUNTO ENTERO DE LA JODÍA PELI, mientras que acá, no sé, si la cosa iba de pitufos, no sé, queríamos ver... ¿pitufos? ¿Suena demasiado ilógico? Como "Transformers" y secuelas, en donde al final los transformers son los secundarios de lujo de su propia peli. Tuvieron la misma idea, años antes, con "Amos del Universo" (la peli de He-Man, claro) y ya ven el cagazo (bueno, eso, y que la produjo la Cannon, y que la produjeron con el vuelto del pan, y que la buenorra de Chelsea Field la pusieron como LA TEELA MÁS TAPADA DE LA HISTORIA. La misma productora que paseó a Mathilda May generosamente en bolas en "Lifeforce". Cabrones). Así es que, ambientarla en NY XXI, con la de historias que tenían en la Edad Media. Hubieran partido por adaptar la de los pitufos negros (o los pitufos morados o púrpura, por aquello que la corrección política y tal). O la historia de como Gargamel inventó a Pitufina para infiltrar la aldea (un concepto similar usaron para "Los Pitufos 2", con resultados INCLUSO MÁS NEFASTOS si es que cabe). Pero no. Vamos con la historia de los pitufos en el siglo XXI, con personajes humanos que le importan un carajo a nadie (básicamente por la misma razón que nadie recuerda que los pitufos partieron como un spin-off de... de... "Johan y Pirluit", sí, de ellos). Bueno, pitufospiro de resignación, veámosla de todas maneras, a lo mejor igual tiene buenas ideas... O no. O sí. No sé. La peli tiene sus detallitos resultones por aquí y por allá, y eso la salva de ser un completo desastre. Ciertas ideas de guión son incluso ingeniosas (que Gargamel obtenga un rizo de Pitufina gracias a Azrael vomitando pelusa, es simplemente glorioso... asqueroso también, pero glorioso. Todo rima). Pero se esfuerzan demasiado por ser COOL. ¿Qué razón había para meter una secuencia en donde el prota humano toca Guitar Hero con los Pitufos? Más allá del product placement, claro. Porque todas las pelis hoy por hoy tienen P.P. pero ésta se pasa (esos pitufos gritando con admiración: ¡¡¡GUUUUUUGLE!!!). Y no mencionemos la cantidad de chistes de cacaculopedopís (aunque es muy satisfactorio ver al desgraciao de Tontín en el fondo de un W.C., eso sí), porque a los pendex los hace reir lo inconfortable que es para los adultos todo lo escatológico, si así los crían, irrespetuosos con sus mayores, los condenaos. Después esos mismos niños sueltos así, que los adultos los dejan tirarnos la cola a los gatos, después crecen para ser políticos que tiran las manos al presupuesto nacional. Tampoco ayuda que la moraleja es... es... o sea, la peli se esfuerza horrores en demostrarnos que el prota humano debe crecer, madurar, aceptar lo maravilloso... a pesar de que EL PROTA HUMANO ES QUIEN TIENE REALMENTE LA RAZÓN TODA LA PELI, porque los pitufos básicamente invaden su casa y se la ponen patas arriba (joer, pitufos, ¿no tienen etiqueta para ser visitas en sus hongos de mierda, no se les ocurre que lo que vale para ustedes también puede valer para los humanos, héroes de la peli?), y además lo hostigan en el trabajo y no lo dejan trabajar ni aunque éste se los pide poco menos que de rodillas, ¿y resulta que es ÉL el equivocado por no aceptar a los pitufos? No mames, güey, yo que él los agarro y los tiro ventana abajo a que se estrellen PLRRUAJJ azules contra la calle, por pesaos y hostigosos. Seriously, cuando él reclama, LA SEÑORA SE PONE DE PARTE DE LOS PITUFOS EN VEZ DE PARTE DE SU MARIDO (y después se extrañan que la tasa de divorcios vaya in crecendo). Por cierto, ¿qué monos pinta Sofía Vergara en todo esto? Su personaje parece que va a ser importante, aunque sea porque luce un escote que ni te encargo (todo lo que se puede en una peli PG, nada de Página 3, eso sí, claro), pero luego del personaje de ella no se sigue ABSOLUTAMENTE NADA PARA LA TRAMA. Nada. De hecho, filmó un cameo para "Los Pitufos 2" y después cortaron el cameo. Eso es intrascendencia y no lo de Johnny Depp (hehé, acabo de hacer un chiste con "Transcendence", qué malvado soy). Irónicamente, la peli consigue mantenerse más o menos a flote (un poco como el Leo en "Titanic", eso sí, o sea, la mitad de la audiencia acaba congelada lo mismo) gracias a actuaciones de lejos superior al material de mierda con el que trabajan. El que se roba la escena por todo lo alto es Hank Azaria, el hombre de cincuenta millones de voces para "Los Simpsons", y que compone un Gargamel no demasiado amenazante, pero sí muy entretenido de ver (además de, ojito, TREMENDAMENTE CRUEL. Aunque quiero que alguien me explique donde está la gracia en lo graciosa que trata de ser la peli cuando Gargamel MALTRATA BRUTALMENTE A SU GATO, poniéndolo incluso en riesgo de vida. Seriously). Neil Patrick Harris por su parte está bastante bien, sin estridencias, acompañado muy bien por Jayma Mays, muy adorable y abrazable ella cuando no se pone esposa en MODO OBTUSO, eso es. Y sorprendentemente, si ven la versión en inglés con subtítulos, Katy Perry (¡!) como Pitufina y Anton Yelchin como Tontín la bordan (lo de Anton Yelchin es EPICO, porque está impecable y muy querible dándole voz al personaje de lejos más insoportable de toda la peli, porque el Tontín de acá no es el tontorroncillo simpático y medio en la nube de los dibus, sino una sanguijuela de mierda estilo Chavo del Ocho que parece ser tontín más por ser pasivo agresivo que por verdadera torpeza). Es particularmente la dedicada perfomance de sus actores (algunos, por lo menos) lo que contribuye a hacer mínimamente disfrutable lo que en el fondo es otro producto de Jólivu que trata de jugar seguro con la vieja fórmula de adaptaciones como "Scooby Doo" y "Garfield", sin arriesgar nada y sin crear un producto que tenga un mínimo de profundidad o sentimientos. Una peli pitufa, en definitiva.

IDEAL PARA: Niños pequeños que se rían con cacaculopedopís, particularmente. (Ha. Dijo "pis").

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en español].


domingo, 13 de julio de 2014

"Cómo entrenar a tu dragón 2" (2014).


-- "How to Train Your Dragon 2". Estados Unidos. Año 2014.
-- Dirección: Dean DeBlois.
-- Actuación: Voces de (en el original inglés) Jay Baruchel, Cate Blanchett, Gerard Butler, Craig Ferguson, America Ferrera, Jonah Hill, Christopher Mintz-Plasse, T.J. Miller, Kristen Wiig, Djimon Hounsou, Kit Harington, Kieron Elliott, Philip McGrade, Andrew Ableson, Gideon Emery.
-- Guión: Dean DeBlois, basado en la serie de libros de Cressida Cowell.
-- Banda Sonora: John Powell.

-- "Cómo entrenar a tu dragón 2" en IMDb.
-- "Cómo entrenar a tu dragón 2" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En un mundo vikingo evidentemente paralelo al nuestro porque HC SVNT DRACONES. Han pasado cinco años desde el final de la otra peli, y el gran giro del final de la anterior, suspenso al máximo... ahora ya todos lo saben. Que el prota se ha quedao paticojo. Pero se ha fabricao una prótesis que ni Steampunk, óigale. Como el Daredevil: tiene un impedimento físico que lo convierte técnicamente en un discapacitado, pero lo compensa de manera tal, que de la discapacidad no se sigue drama ninguno. Ni la Teletón, óigale. El caso es que celebran su nueva vida domesticando dragones con heroísmo supremo: han esclavizado a los dragones para que sean sus monturas, y desperdician sus fuerzas y juventud obligándolos a correr cuál hipódromos pero volando, en una escena con un repugnante regusto a quidditch, y como puede que eso no sea suficiente... además practican el MALTRATO ANIMAL en una escena que es GRACIOSA y es COOL (seriously: agarran ovejas y LAS ARROJAN EN CATAPULTAS para que los dragones y sus jinetes las agarren... supongo que si le fallan y la pobre ovina se rompe el pescuezo en el estrellón contra el piso, no importa, no se desperdicia, total, a la parrilla y luego a digerir). El caso es que toda la aldea está embobada por EL FÚTB... er... las carreras de dragones, eso es. ¿Toda? No, porque un héroe resiste ahora y siempre al invasor. Se trata de Hiccup, el heroico prota de la peli anterior, ya más crecidito y que ahora tiene como 20 (joer, a esa edad, en la realidad, ya estaban casados y criando hijos, y quizás con una primera señora adolescente ya muerta de parto). Lo suyo no es dirigir la tribu, lo suyo es hacer mapas. Y en medio de eso de hacer mapas, llega hasta una tierra inexplorada en la cual se topa con unos cazadragones que le hacen una terrible revelación: afuera anda un tal Drago, un desgraciao que está reuniendo un ejército de dragones para... para... bueno... para conquistar el mundo, supongo, qué otra cosa si no hacen los villanos cartoon de toda la vida (más adelante dice algo de que es para proteger a los humanos de los dragones, recluta dragones para combatir a los humanos, blablablá... el tipo es un bastardo cabrón hijo de su grandísima, pero admitámoslo, igual tiene un punto aquí, que no todos saben domesticar dragones, leñe). Hiccup, después de una salvada casi milagrosa, regresa a la aldea a dar las nuevas, y después de gastarse como tres minutos de peli tratando de que su papi lo escuche (porque para qué vamos a hacer presente el arco de desarrollo psicológico del papi en la peli anterior si es que podemos introducir una pizca de STATUS QUO y hacer quedar al jefe vikingo como idiota de paso), le dice que Drago estoquello. Al oir las nuevas, el jefe vikingo ordena atrincherar la aldea con un feroz verdunesco THOU SHALL NO PASS. Sin explicarle media coña al hijo, porque, joer, quiere que su hijo dirija la aldea y tal, pero no lo deja participar en la toma de decisiones para irlo preparando, flor de jefe éste. El hijo, desinformado de suyo, decide que lo mejor es... prepárense... ¿están listos? Ir a hablar con Drago y convencerlo de que por favorcito no ataque y sea bueno. (Y todos nosotros en la audiencia... FACEPALM). Y parte. Con su amiguita especial. Con sus otros amigos más atrás. Y con el jefe detrás de todos los anteriores. En una expedición en donde Hiccup se encontrará con uno de los más grandes misterios de su existencia, uno que redefinirá por completo al personaje y cambiará todo el balance de lo que sabías sobre la saga, y que... ¡¡¡REDIEZ, QUÉ TANTO, SI SALE EN EL TRAILER!!! El gran misterio es que Hiccup se encuentra con su madre. Ya. Listo. Lo dije. ¿Felices ahora, editores de trailers de Jólivu? Ah, y después batalla contra Drago, dragones contra dragones, blablablá. Joer, vamos, no me digan que pensaban que iba a acabar de otra manera, ¿no?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Al alero del Renacimiento Disney, otras compañías intentaron subirse al carro. Eran los '90s. La FOX se dio un gustito decente ("Anastasia") y luego un batatazo de esos que hacen historia ("Titan A.E."). DreamWorks por su parte consiguió sobrevivir, pero mientras que al lado el eclipse de la Disney daba paso al apogeo de Pixar, la DreamWorks acabó un poco como... el pariente pobre de Pixar, eso es. Las pelis de DreamWorks están bien en sus buenos días y MEEEEEEHHHHHH... en sus peores, pero aparte de "El príncipe de Egipto", nunca han llegado a rozar el verdadero genio ("Shrek" es caso aparte: fue rompedora en su tiempo, pero ha envejecido de manera terrible). A veces se dejan caer con cosas como "Megamente" o "El Gato con Botas" y pareciera que por fin van a despegar... Y NADA. De ahí que "Cómo entrenar a tu dragón" resultara ser toda una sorpresa. Una peli bien hechita, resultona, no la pipa en cacho pero que al menos trata de tener su propia identidad y no de ser un clon de "Shrek" o Pixar. La cosa funcionó insanamente bien (fue la décima peli más taquillera del año, el mismo año en donde "Toy Story 3" y "Alicia en el País de las Maravillas" pasaron la marca de los 1000 millones, y compitiendo en el mismo rubro ñoñonfantil contra otros leviatanes como "Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1", "Shrek para siempre", "Enredados" y "Mi villano favorito"), lo suficiente como para que DreamWorks, oliéndose el negocio, decidieran autorizar una secuela. La que llegó ahora en 2014. Que no ha funcionado tan bien (parece que va a estabilizarse en torno a la marca de los 250 millones, lo que sigue sin estar mal, por lo demás), lo suficiente como para que DreamWorks le haya dado vía verde a una tercera parte que sea el final de una trilogía blablablá ya sé que se la saben. (Después vienen las famosas CUARTA PARTE DE LA TRILOGÍA y tal. Estos piojos de Jólivu....). La crítica la adoró, por su parte. Supongo que porque es darkier and edgier, y ya sabemos que si una peli es livianita y tal, como que no es muy buena, que tiene que haber drama, dolor y angustia para que... give me my Oscar!

¿POR QUÉ VERLA?

-- Partamos diciendo que para disfrutar en plenitud "Cómo entrenar a tu dragón 2", es necesario haber visto la "Cómo entrenar a tu dragón" original. No es que la historia sea una continuación tipo resolución de cliffhanger o algo (de hecho, la trama de esta peli es perfectamente autocontenida), pero construye lo suyo a partir de las bases sentadas en la entrega anterior. Afortunadamente esta peli no es simplemente aplicar el botón de reseteo y volver a contar el mismo cuento. Por el contrario, esta peli abre campo más allá, tratando de explorar un poco más al universo narrativo y sus personajes. Ahora bien, esto se hace de manera algo irregular. Toda la primera mitad es un latazo en toda regla. Tiene algunas escenas de interés, pero en general hay más bien poco drama o conflicto (la principal fuente de conflicto es el emperrarse del prota por ir a negociar con el villano, un poco a santo de nada, porque sí, porque soy el jovencito y soy así de enfermo de bueno, y cuando la principal fuente de conflicto deriva de una decisión tan imbécil como ésa, entonces tenemos Valium seguro a la vena). La introducción del personaje de la madre es ambivalente: es un personaje interesante, pero al final termina dejando la impresión de que la cosa hubiera funcionado más o menos lo mismo reescribiendo al personaje (de hecho parece que la madre era la villana en el planteamiento original, al más puro estilo "El Imperio contraataca", que es la fuente de inspiración confesa de la gente tras esta peli, pero que le aplicaron reescritura a nivel de cirugía masiva al guión). Es en la segunda mitad cuando la peli por fin despega. Empieza la acción, y es por todo lo alto. Y bastante más oscura que en la peli infantil promedio. Digámoslo desde ya, esto no es Star Wars o TLOTR, en donde los villanos disparan como cincuenta millones de flechas o rayos o no le atinan a nada. Acá, no es que haya escabechina ni gore ni nada (es una peli infantil, después de todo), pero ilesos lo que se llama ilesos y "nah, no te preocupes, es sólo un rasguño"... pues como que no. En ese sentido, la segunda mitad de la peli gana bastantes enteros. Apoyado en particular por la potente banda sonora de John Powell, un tipo que no es un genio en eso de los soundtracks, pero que debería recibir mucho más reconocimiento del (ninguno) que suele recibir. Dos grandes deudas de la peli son por un lado el humor, que hace reir algo con las gracietas de los dragones, pero tampoco tanto, y la emotividad, algo que el dragón furia negra aportaba a raudales en la anterior entrega (joer, el dragoncito ése se levantaba la peli entera él solito), pero que acá se desperdicia porque el dragón furia negra aparece un poco fuera de foco durante la trama (obvio, si el arco argumental de "bestia salvaje haciéndose amigo de su jinete humano" ya había quedado resuelto), en parte para darle más lugar al resto del mercadish... er... a los otros dragones, eso es (que no tienen ni de lejos la simpatía o carisma del dragón supuestamente prota). En definitiva, "Cómo entrenar a tu dragón 2" es una buena adición a "Cómo entrenar a tu dragón", mantiene el nivel, se echa para atrás en algunos respectos pero gana espacio en otros, y en definitiva hace ver con buenos prospectos la posibilidad de una tercera parte que lo cierre todo. Pero... falla en dar el salto más allá. Es una peli buena. Pero difícilmente será una peli memorable.

IDEAL PARA: Quienes vieron y disfrutaron la primera entrega.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].


jueves, 10 de julio de 2014

"Transcendence: Identidad virtual" (2014).


-- "Transcendence". Estados Unidos / China / Inglaterra. Año 2014.
-- Dirección: Wally Pfister.
-- Actuación: Johnny Depp, Rebecca Hall, Paul Bettany, Cillian Murphy, Kate Mara, Cole Hauser, Morgan Freeman, Clifton Collins Jr., Cory Hardrict, Falk Hentschel, Josh Stewart, Luce Rains, Fernando Chien, Steven Liu, Xander Berkeley.
-- Guión: Jack Paglen.
-- Banda Sonora: Mychael Danna.

-- "Transcendence: Identidad virtual" en IMDb.
-- "Transcendence: Identidad virtual" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Los recuerdo. Los recuerdo bien. Al prota y a la prota de la peli, así dicho en pasado. Cuando existía internet. Ah, sí, cuando los conocí. O sea, con este simple prólogo sabemos bastantes datos esenciales de la peli: que ambos protas van a morir, que al final de la peli aniquilarán a internet, que como la cosa va de una superinteligencia artificial chachipiruli porque está en el trailer y el tagline, leñe, lo más probable es que aniquilen interné en la batalla final... y que Paul Bettany sobrevive hasta después de EL FIN DEL MUNDO TAL Y COMO LO CONOCEMOS. Liquidando así casi cualquier interés por el QUÉ PASARÁ (¿sobrevivirán los protas? ¿la I.A. conseguirá imponerse a la humanidad? ¿perecerá Paul Bettany a manos de los malvados terroristas luditas cuando sea secuestrado y enjaulado por ellos...?). En realidad, ¿para qué sigo resumiendo de qué se trata la cosa? Bueno, por si alguno de ustedes no marcha lejos o se salta al siguiente párrafo (EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS): hace cinco años atrás, Johnny Depp no sólo era el más majo de los majos en eso de la computación, sino que además tenía a la buenorra de Rebecca Hall de señora. Formando la típica pareja muuuuuu idealista él, más patasuelo ella. El caso es que en medio de la conferencia, él suelta la blasfemia que nunca se debe soltar en una peli Jólivu EVER. O sea, dijo... ¿¿¿CAPITALISMO KAKA??? Er... no, no tan blasfemo. Dice esencialmente que NO IMPORTA SI JUGAMOS A SER DIOSES PORQUE SIEMPRE HEMOS QUERIDO CREAR NUESTROS PROPIOS DIOSES. Le pasa lo que le pasa a todos los blasfemos en esta clase de pelis: le llega una bala. Por haber blasfemado en contra del Señor Nuestro Salvador. Pero, ¡ah, esperen!, No se muere, le pasó rozando. Pero, ¡ah, esperen!, sí se muere, porque la bala venía con polonio, o sea le inocularon radioactividad al más puro estilo KGB, blablablá. Pero, ¡ah, esperen (otra vez)!, antes de morirse, a ver qué hacemos con ese experimento para crear una I.A. consciente y tal. Por un lado, que lo apaguen. Por el otro, vamos a crear una segunda I.A. que van a ser las ondas cerebrales de Johnny Depp duplicadas de manera virtual, de manera que siga adelante a pesar de que su cuerpo mortal vaya a acompañar a los huesos de sus antepasados (joer, las mojabragas del Depp fanclub van a estar TAN cabreadas...). El caso es que el experimento queda a medias porque el Johnny Depp se muere antes. O no, porque la cosa parece que sí funciona. O no, porque quizás sea el Depp o quizás sea la otra I.A., la primera que apagaron. O no, porque habla y actúa como Depp. O no, porque... qué más da. El caso es que la I.A. es el bruto de potente porque se las arregla para desbloquear todo interné y se transforma en una peazotecagas inteligencia que tiene sólo un objetivo en mente: CRECER. Comprensible y visible preocupación de los humanitos alrededor, porque, buenoooooo... ¿qué pasa si es que crece tanto que al final termine aniquilando a la humanidad como un Skynet dominguero? Interesante cuestión, pero hay que apurarse porque a estas alturas hemos gastado 30-40 MINUTOS DE PELI, así es que queda poquito para lo realmente bueno, o sea, cuando Depp complete su aspiración de CONQUISTA MUNDIAL (porque, admitámoslo, puestos a elegir a nuestro nuevo líder mundial informático, tú tampoco elegirías a Jack Sparrow, ¿verdad?).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Desde hace algún tiempo atrás, hemos venido teorizando acerca de qué pasará cuando fabriquemos una supercomputadora que sea no solamente más lista que los humanos, sino que, el más difícil todavía, sea más lista que nosotros los gatos (¿nosotros los gatos, más listos que los humanos, difícil de tragar? A ver, ¿quién fabrica y alimenta a quién, el gato mascota a su "amo" o el "amo" a su gato mascota?). Hace poco, Stephen Hawking decía que en la larga galería de errores humanos, fabricar dicha I.A. iba a ser el último y definitivo. A esto, desde hace algún tiempo viene llamándosele Singularidad, es decir, un punto a partir del cual el salto tech va a ser tan grande, que las reglas del juego van a ser reescritas desde cero. Y no serán reglas amistosas ni con humanos ni con gatos, eso ténganlo por seguro. Skynet, básicamente. O Vicky de "Yo Robot" (o su ancestro Multivac de la versión asimoviana del cuento). Fabrica esa supercomputadora, y el resultado será el exterminio de la humanidad, al estilo de esa letra de Fear Factory de "MAN... IS... OBSOLETE!!! ERASED, EXTINCT, OBSOLETE!!!". ¿Irá a ser realmente tan devastadora la cosa? Quizás no. La humanidad (y gatunidad) tal y como la conocemos desaparecerán, eso seguro. Pero puede que evolucionen en otra cosa, en algo más amistoso, un híbrido hombre-máquina o gato-máquina. ¿Por qué no? Pero eso no es un consuelo para muchos. A la gente le gusta la cosa tal y como está. Sensación de seguridad, eso es. El temor a que el futuro sea diferente, a abrir la caja de los truenos. ¿Quieren buenas noticias? Las cosas no son tan malas ni tan crueles. En los '80s se decía que para el 2000 Skynet iba a sublevarse y estaba cerca porque en la casa teníamos ¡COMPUTADORES PERSONALES! En el siglo XIX se decía que ese monstruoso invento de las locomotoras iba a aniquilar la conciencia y mente de las personas. ¡Acelerar a 40 km/h volverá lunáticos a los pasajeros y los hará correr cuchilla en mano por los callejones londinenses destripando prostitutas! ¿Y qué decir de ese demoníaco invento de la escritura? ¡¡¡INVENTA LA ESCRITURA Y LA GENTE YA NO NECESITARÁ SER INTELIGENTE MÁS!!! (Bueno, no quiero irme para el otro lado tampoco. La Singularidad puede ser exagerado, sí, pero tampoco hay que cerrar los ojos y decir que aquí no pa'ná, masho, porque sí podría suceder. Abogo desde esta tribuna no por el temor ni la falta de temor, sino por la precaución y la responsabilid... OH-CRAP, es con humanitos con quién estoy tratando. Joer, estamos aviados). El caso es que el cine nos ha inundado en los últimos 30 años o asín con supercomputadoras que de pronto despiertan y deciden que primero sojuzgarán y exterminarán a la humanidad, y pedirán el desayuno después porque arrasar la civilización tal y como la conocemos, da hambre. Skynet en "Terminator". El jardinero idiota de "El Hombre del Jardín". Vicky en "Yo Robot". ARIA en "Control total". Incluso, precedentes... aunque no hay supercomputadora a la vista, el Monstruo ID de "Planeta prohibido" de ¡1956! puede ser también visto como una instancia de Singularidad, de una civilización que pasó el umbral de la carne y la sangre y ascendió a un plano superior de blablablá. Ahora tenemos la versión 2014 del cuento. Con Johnny Depp. Basada en un guión que rondaba desde 2008 y que, sorpréndanse... vamos, porque ésta es gorda... ¿están listos? ¿bien sentados, aposentados? ¿bien...? Allá vamos. El guión es... ORIGINAL. ¡Sí! ¡En Jólivu se atrevieron a rodar una peli de SciFi que NO ESTÁ BASADA EN UNA NOVELA, EN UN COMIC, EN UN MANGA, EN UN ANIME O EN UN VIDEOJUEGO! Joer, eso es Singularidad y no que una supercomputadora colonice el planeta desde la internetósfera. La cosa llamó la atención de Christopher Nolan, que después de haber recaudado cerca de 3.000 MILLONES de dólares para los estudios Warner con "The Dark Knight" y las otras dos, tiene todo el chipe libre que quiera para rodar lo que se le pegue en gana. El tipo pasó porque decidió irse a rodar "Interstellar", pero se quedó como productor y le dejó las manos libres en la dirección a Wally Pfister (joer el apellido, quítenle la P y los chistes escatológicos se escriben solos), en su debut directorial, porque venía de la dirección de fotografía (o sea, el tipo que hizo que pelis como "Memento", "Insomnia", "La estafa maestra", "Batman inicia", "El gran truco", "The Dark Knight", "Inception" y "The Dark Knight Rises" se vieran bonitas... seriously, el tipo tiene un Pelao Dorao en la repisa por lo bonito que se vio "Inception", tanto que ayudó a enmascarar lo horriblemente jodío del guión). Llamando de paso a un puñao de actores que ya habían actuado en las Nolan Movies porque, bueno, a lo amigo too se pasa mejor (de hecho, Christian Bale fue uno de los considerados como prota, en conjunto con James McAvoy, lo que hubiera sido cool, Tobey Maguire, lo que hubiera sido frik, y Jude Law, lo que hubiera sido... ambiguo, dejémoslo así). La cosa se estrenó con cierto hype por ser una Depp Movie que además es una SciFi CON CONCEPTO (algo que iba en retirada en la década anterior, pero que se ha ido poniendo de moda otra vez ahora en los 2010s). ¿Y qué tal salió la movida? Maometana, eso es. La crítica la hizo pedazos. Y el público no respondió. De hecho, costó 100 millones y recaudó menos de 90, en lo que se llama castañazo padre en toda regla. O a lo mejor... a lo mejor... la SINGULARIDAD YA HA EMPEZADO, la gente copó los cines para verla... Y UNA MAQUIAVÉLICA INTELIGENCIA ARTIFICIAL HA ALTERADO LAS CIFRAS DE RECAUDACIÓN EN LA RED Y HA ELIMINADO EL GRUESO DE LOS POSTEOS Y COMENTARIOS EN LÍNEA ACERCA DE LO BUENA QUE ES LA PELI, PARA QUE ASÍ NADIE DESCUBRA QUE LA AGENDA DE LA EXTINCIÓN... YA... HA... COMENZADO!!!

¿POR QUÉ VERLA?

-- Más allá de algunos conceptos obvios e incluso clásicos del cine (particularmente el jugar con el terror a lo desconocido y a la tecnología, el cliché de que HAY CONOCIMIENTOS QUE EL HOMBRE NO DEBERÍA SABER y tal), la peli es... irregular. Está bien en algunos respectos, no tanto en otros. Aunque a diferencia de otros ejemplos, aquí no están salpimentados o entrecruzados, sino que aparecen más bien por mitades. La primera mitad está bien. Vemos una exposición calmada y adecuada de lo que significa la trascendencia, crear una inteligencia artificial, ir a Dios entre hormigas, blablablá. Vemos también un escenario plausible acerca de cómo podría suceder (los que sean más viejunos para recordar, por favor háganse un favor... valga la redundancia... y hagan cuenta de que no recuerdan "Max Headroom" porque eso como que le quita toda la seriedad a la peli... demasiado tarde, ya lo mencioné. O no. Después de todo, aunque ustedes sean viejunos, TAMPOCO vieron "Max Headroom"). Incluso la peli tiene el cerebro como para reconocer que una empresa de ese calibre no sería obra de un genio solitario sino de un equipo completo trabajando en las fronteras del conocimiento (equipo que, eso sí, por conveniencias del guión, acabará borrado rápidamente porque o si no, sería demasiado fácil diseñar un plan para pararle pies a la trascendencia). Es a partir de la segunda mitad que la cosa se... hmmm... cómo decirlo... se sale de madre. ¿Alguien de verdad se cree que en apenas cinco años la SuperIA prácticamente reconfigura el mundo a su imagen y semejanza? Todos los escenarios evolutivos descritos son plausibles (más que plausibles, es casi una hoja de ruta) dentro de los próximos 100 años, pero... eso es. Dentro de los próximos 100 años. No en cinco. La nanotecnología, se quiera o no, está en pañales. Podemos hacer maravillas con nanobots, pero hoy por hoy, fabricarlos cuesta una pasta, razón por la que no han salido del lab todavía, ni tienen fecha de lanzamiento al mercado aún. Y cuestan una pasta porque, verán, aunque la ciencia pueda hacer cosas, están las jodidas condicionantes económicas de fondo. Que para hacer circuitos necesitas tierras raras (esos metales que aparecen en ESA faja que siempre has visto en las tablas periódicas de elementos, lleno de los impopulares y friks de la química como SELENIO, EUROPIO, SAMARIO, ITERBIO y otros que no son tan populares como OXÍGENO, HIERRO y otros chirlíders), y las tierras raras cuestan un pastón y además el grueso de ellas está en China (seriously). O que necesitas una tonelada de electricidad para hacer funcionar todo eso. ¿Y para todo ese operativo logístico, nadie se da verdadera cuenta de lo que está ocurriendo?. Para mucho menos, Google necesita pagar una millonada de facturas en cosas tales como servidores (porque Google tiene un juego de tres servidores repartidos por todo los Yueséi, en cavernas bien refrigeradas para evitar sobrecalentamientos y algún posible holocausto nuclear... y las cavernas no las venden a precio la docena en la tienda de la esquina, leñe). ¿Nadie se da cuenta de que el mismo día en que se muere un científico, la empresa de su señora bruscamente se capitaliza en 38 MILLONES DE DÓLARES? ¿A nadie se le ocurre hacer una investigación? ¿El Gobierno no interviene ni ná? ¿Nadie piensa en tratar de controlar o destruir la trascendencia montándose una interné paralela? ¿Y realmente la IA lo tiene tan fácil para apoderarse de la interné? La interné en masa está encriptada y bien encriptada: mira tu navegador y vas a ver que es muy posible que tu página tenga una sigla HTTPS, que significa que es una conexión en lenguaje HTML SEGURO, o sea, encriptado. Esas encriptaciones son bastante jodías como para resistir a un buen ataque de fuerza bruta (es decir, probar algoritmo a lo bestia, uno a la vez, hasta que alguno calce y abra la combinación), como que los hackers cuando tratan de meterse al Pentágono o Wall Street prefieren confiar en debilidades dentro del sistema más que en un BLUNT FORCE TRAUMA. Wikileaks no fue tanto producto de hackers trabajando con MAGITECH como de sapeadas internas, después de todo. El problema principal de la segunda mitad de la peli no es entonces que sea un escenario inherentemente erróneo, sino que por motivos dramáticos lo hace transcurrir demasiado rápido y saltándose demasiados hechos. Para esta peli, la trascendencia es casi la lámpara de Aladino, que le abres la tapa al Genio y el Genio te transforma en el Rey del Mundo. El viejo mito de los computadores son cajitas mágicas que los enciendes y desatas un apocalipsis nuclear estilo "Juegos de guerra" en vez de, digamos... computadores, justamente. Si en esta peli falta el puro diálogo cliché: "¡Pero es el Pentágono, no tienes idea de lo agujero del culo que cuesta hackearlo, tiene firewalls hasta en el pasaporte, y... click, listo, ya estamos adentro! ¿No quieres encargarle un café y galletitas a los diez terroristas más buscados del mundo para que lo traigan como delivery service...?". Joer, que todos decían que "Control total" era mala porque cómo tanto, y resulta que aquí van a más todavía, figúrense.

-- ¿Y qué hay de la filosofía? Pues... está cocinada a medias. La peli no comete la indecencia de fusilarse argumento y filosofía en beneficio de la acción descerebrada estilo Michael Bay, por suerte (aunque que la gente prefiera ver a robots dándose de tunazos como en "Transformers: La era de la extinción" en vez de la ALGO más profunda "Transcendence" dice algo: que con humanos tan imbéciles, no se necesita una Singularidad, basta con la computación que tenemos en la actualidad para echar abajo el sistema). Pero lo más profundo de las implicaciones, se le escapa. ¿Qué nos hace humanos?, la peli no lo responde. ¿Qué rol juegan nuestros recuerdos en la construcción de nuestra identidad?, la peli apenas araña el tema en un par de líneas de diálogo. ¿Es realmente Johnny Depp la IA, o es un ente diferente?, la peli entrega una respuesta a partir de la boca de Morgan Freeman, fiel a su rol de negro sabio, pero tampoco es que abra demasiado debate sobre el particular (la única que defiende argumentalmente que es Johnny Depp es la señora, y la peli deja bien en claro que lo hace porque es lo que se le sale del útero a la muy histérica, no por las serenas y filosóficas razones que hubieran sido al menos de presumir en una persona ubicada en la punta de lanza del tema a nivel mundial). ¿Y es realmente tan malo que Johnny Depp tome control del mundo o convierta a seres humanos en híbridos Borg? Curiosamente la peli nos dice que sí, que es lo más malo de lo malo, todos los personajes tienen una alergia horrorosa a la trascendencia porque nos cuesta NUESTRA LIBERTAD y NUESTRA HUMANIDAD, pero a poco que uno reflexione... la IA no parece ser particularmente malvada... los humanitos se están curando con una eficacia que ni Cristo en su Santa Gloria cuando caminó sobre la Tierra (ya saben: la trascendencia hace que los ciegos vean, los paralíticos caminen, ¡los tontos piensen!, esa última Cristo no aparece registrado en los Evangelios que se la hiciera). Y además, como regalo final, la IA va y cura al planeta de todos los malvados contaminantes y lo convierte en un Edén ecológico hippie. Porque sí. Es decir, la peli tiene buenas ideas y buenos planteamientos, pero aunque intenta ser un producto SERIO y QUE TE HAGA PENSAR, realmente no lo consigue. Todo lo que logra es propagar histeria barata sobre un tema demasiado delicado como para llegar y soltarlo así como la bomba. Es más una peli para salir del cine y conversar un café respecto de sus temas con una base común ("pero, oye, mira, te acuerdas de esa escena en la que... ¿qué pasaría si es que en esa escena, en vez de... hubiera sido esto otro?"), que un verdadero discurso o debate articulado sobre un asunto que, admitámoslo... está quizás más a la vuelta de la esquina de lo que primariamente sospecharíamos.

-- ¿Por qué rodar una peli acerca de un ser humano ascendido a un plano superior de existencia? ¿Será acaso porque la tecnología ha alcanzado finalmente ese punto y todos en masa tenemos miedo de lo que sucederá? Creo que quizás la respuesta es diferente. Es sabido, y lo hemos dicho cincuenta millones de veces, que el cine tiende a ser un reflejo de los sueños y miedos (y paranoias) de la gente. De otra manera, la gente como que no engancha con la peli, no pasa por taquilla, y la peli fracasa, y los productores pierden sus prestigios, sus carreras, quizás sus vidas, y lo peor de todo, su dinero. ¿Qué miedo ACTUAL hay en la peli, más allá del siempre omnipresente terror al cambio tecnológico? Se me ocurre que ya tenemos entre nosotros seres trascendentes, que ya no son meros seres humanos sino que, armados del control de la tecnología y los sistemas y redes sociales, se han ubicado más allá de todo control posible. Pero no los llamamos trascendentes o singularidades. Los llamamos... banqueros de Wall Street. Piénsenlo por un instante, y sientan terror ante la implicancia de que la actual crisis económica en realidad sea un síntoma (o síndrome, mejor dicho) de que no es que la Singularidad vaya a ocurrir, sino de que YA HA OCURRIDO, que ya tenemos esos seres trascendentes y más allá de la humanidad entre nosotros, y somos nosotros el 99% los únicos tarados e idiotas que realmente no se han dado cuenta.

IDEAL PARA: Ver una aproximación interesante, aunque algo fallida, al tema de la Singularidad Tecnológica y Cibernética.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].



domingo, 6 de julio de 2014

"Betibú" (2014).


-- "Betibú". Argentina / España. Año 2014.
-- Dirección: Miguel Cohan.
-- Actuación: Mercedes Morán, Daniel Fanego, Alberto Ammann, José Coronado, Osmar Núñez, Norman Briski, Lito Cruz, Gerardo Romano, Mario Pasik, Fabián Arenillas, Marina Bellati, Carola Reyna.
-- Guión: Ana Cohan y Miguel Cohan, basados en la novela de Claudia Piñeiro.
-- Banda Sonora: Federico Jusid.

-- "Betibú" en IMDb.
-- "Betibú" en la Wikipedia en español.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Vemos un hombre sentado, o mejor dicho, el perfil por el costado del sillón, al más puro estilo Blofeld, pero... un tanto inerte. No vemos qué le pasa, pero es que joer, es un policial argentino, no cuesta demasiado adivinar que en realidad está muricido. A la mañana siguiente aparece una señora que parece ser la iña 'e la limpieza, que pregunta ¿EL SEÑOR, EL SEÑOR? y luego ¡¡¡AAAAAA!!! al descubrir que el señor... sí, en efecto... está muricido. Luego viene una presentación de personajes, que... me voy a adelantar un poco, pero es pa' que se entienda la joda. No es un detective aficionado sino un grupo de ellos, un trío de ellos, así es que las escenas son para caracterizar personajes, eso es. Los que tenemos son: el viejo zorro de policiales que trabaja en un periódico en... en... a saber en qué sección (pero apenas salta lo del muertocidio, termina en policiales otra vez, a lo menos de manera no oficial). El joven aprendiz ambicioso blablablá, que se llevará de fusílate alone con el viejo, para después ir descubriendo el respeto mutuo blablablá. Y en medio, un poco a santo de qué, una escritora que está retirándose del oficio. Porque en un policial yanketa es un policía que dispara balas y too el que se retira, pero aquí es apenas una escribana que dispara... ¿tinta? Bueno, a saber si es un chiste, total, el keyboard es más fuerte que la espada. El caso es que los tres trabajan para el dueño del periódico que tuvo algo que ver con la susodicha en el pasado, blablablá. Y el Trío Dinámico empieza a investigar el crimen porque, joer, esto es un periódico... ¡¡¡SERIO!!! Uno que busca investigar ¡¡¡LA VERDAD!!! en vez de limitarse a cubrir el júrbol y las declaraciones de los políticos. ¡Ríanse ustedes de Bernstein y Woodward! El muerto muricido, a too esto, por supuesto que no es un vagabundo de la calle de ésos que los Death Squad van y prenden bencina en la calle y a quemar que son dos días. Nones. Es un tipejo poderoso que está dentro de la seguridad de un condominio. Ingresando así el consabido comentario social de que o el asesino es gente del interior, gente linda-pero-podrida, o bien uno del exterior, en cuyo caso tanto aislamiento pa'qué. Y por supuesto, esto significa que el Trío Dinámico va a meterse allí en donde nadie nunca debe meterse jamás. No si no se quiere acabar torturado, muerto, o peor aún, limpiando las kakitas de mi caja de arena.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Los policiales argentinos a estas alturas del partido son casi un subgénero por derecho propio. Ahí tienen "Nueve reinas" (con Ricardo Darín), "El aura" (con Ricardo Darín), "El secreto de sus ojos" (con Ricardo Darín), "Tesis sobre un homicidio" (con Ric... hmmm... ¿soy yo o están de joda conmigo?). Bueno, hay algunas en donde Ricardo Darín no actúa. "Matar a todos", por ejemplo, aunque a saber si cuenta porque en realidad es una coproducción de como medio Cono Sur. Y una de las precursoras, la no demasiado recordada ni demasiado lograda "Cenizas del paraíso". ¿El secreto de su éxito? Una adecuada mezcla entre importar códigos y tópicos propios del cine policial y negro clásico de Jólivu, eliminando la estética propia del Noir eso sí, e inyectándolos a la realidad política y social de Argentina, en particular a esa realidad de la gente papel cuché que no aparece en las revistas papel cuché. Interesantemente, el policial argentino cumple casi la misma función del Cine Noir de los '40s Bogart' style, que es servir de catalizador para la insatisfacción social, la conciencia de la existencia de la corrupción, la impotencia frente a gente demasiado grande como para caer, función que el policial yanketa en general ha terminado por perder porque, joer, los Yueséi, one nation under one God ¿vale? De ahí que el policial argentino no se concentre tanto en el caso de la semana (el cual por regla general no suele ser tampoco la gran cosa), como en utilizar la trama policial como pretexto para hacer un descarnado relato de la gente bonita. "Betibú" es el aporte 2014 argentino al género. Basada en una novela de Claudia Piñeiro. Y sin Ricardo Darín, por una vez en la vida.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Depende del punto de vista. Si lo que andas buscando es un policial de tomo y lomo, estilo "El secreto de sus ojos" o algo así, mejor olvídate. Porque esto se parece más bien a "Cenizas del paraíso" (y esto no es un cumplido, claro), en que la trama policial es apenas un pretexto para hacer un poco de historieta de ésas de "el pasado" y tal. El problema es que el caso policial en sí es interesante, pero la investigación no está todo lo bien amarrada que debiera. Da lo mismo si la investigación policial en una historia policial es una carrera de postas en donde la pista A conduce a la pista B que conduce a la pista C (estilo Philip Marlowe) o si existen múltiples pistas a la vez, algunas verdaderas y otras despistes (estilo Hercules Poirot), lo importante es que el lector tenga una sensación de que hay una lógica por detrás, hay deducción, de que las cosas son y sólo pueden ser así y no de otra manera, etc. Eso es lo que falta aquí. Los periodistas van descubriendo datitos del pasado, no demasiado tampoco, y al final, un poco por casualidad, porque sí, porque en algún minuto hay que terminar la peli, pues que a la prota (que hasta el minuto no ha pintado casi nada porque el grueso de la investigación se lo han llevado los dos periodistas, en realidad) tiene su momento eureka y se le ocurre cómo conecta todo, así porque sí y tal. La evidencia es tan feble, de hecho, que uno como espectador se hace la pregunta que uno nunca debe hacerse en un policial: ¿y si las cosas hubieran sido de otra manera? Porque en un policial, para que la solución sea satisfactoria, el lector o espectador debe quedarse con la sensación de que ¡oh, sí, así es y no puede ser de otra manera! Debe haber un razonamiento por detrás, y eso es lo que falla aquí. No es necesario que sea una deducción científica tipo Sherlock Holmes, como lo prueba por ejemplo el Padre Brown (que sacaba avante sus casos no por ciencia sino por una mezcla de perspicacia psicológica, razonamiento teológico y sentido común), pero sí debe existir ese hilado de cómo de los hechos A-B-C llegamos a la conclusión D (que fulano es el asesino). De hecho, la peli se deja ver casi como un fanfic feminista en donde una chica escribe una novela sobre una chica escritora que resuelve un misterio policial en que ella misma al final lo único que aporta en puridad es la resolución final. Conste que no hay nada intrínsecamente negativo en esto porque, después de todo, la ficción de todo tipo tiene mucho de wishful thinking, de satisfacción vicaria de deseos, porque qué otra cosa es James Bond por ejemplo sino una satisfacción de fantasías masculinas de tal o cual tipo (dicho sin derogatorio, si después de todo quien escribe es fanático de las Bond Movies... salvo "El hombre de la pistola de oro" que es una mugre), pero si se va a hacer, hágase bien. Si van a hacer un policial, dénme un policial en donde las cosas queden algo mejor amarraditas, ¿no?

-- En donde la peli no falla, es en el retrato de cierta realidad social argentina, y por qué no decirlo, sudaca. Porque mucha democracia, derechos humanos, liberalismo y tal, y al final resulta que cuando se trata de llevar del discurso al hecho es donde nos surge el Sudakistán que todo espalda mojada lleva dentro. El gran tema de la peli, esbozado desde el comienzo y llevado con mano recia hasta el final, es la impunidad. Hay gente poderosa, hay gente simplemente demasiado poderosa. ¿Es posible ir y darles caza, en nombre de lo correcto, la justicia, blablablá? O por el contrario... Todos sabemos cómo son las cosas en el cine yanketa estilo "Ciudad de sombras", en donde existen corrupción y manzanas podridas, pero al final bastan uno o dos héroes idealistas dispuestos a sacrificarlo el todo por el todo, y al final el corrupto es descubierto, llevado a la justicia, el sistema funciona, AMERICA UBER ALLES, blablablá. Pero esto es Argentina, Sudakistán, no Estados Unidos (menos el Yueséi del cine). La peli da una respuesta al respecto y, qué puedo decir... es una excelente respuesta. No puedo decir cuál es porque implicaría reventar el final, y tampoco quiero hacerlo (por una vez en la vida), pero la conclusión de la peli es satisfactoria y acorde con lo que hemos visto. Rematado por el excelente detalle de que la peli se abre y se cierra con la misma toma: periódicos en funcionamiento. De manera que si como policial "Betibú" es una peli fallida, como comentario social sí que funciona, y muy bien. Quizás demasiado mortíferamente bien.

IDEAL PARA: Ver un policial que funciona más como comentario social que como verdadero policial.

OTRAS PÁGINAS SOBRE "BETIBÚ":

-- "Betibú" en Miséptimapasión.
-- "Betibú" en Planet Rodríguez.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en español con eshe qué shé shó argentino, vishte].



Seguidores