domingo, 24 de mayo de 2015

"Avengers: La era de Ultrón" (2015).


-- "Avengers: Age of Ultron" (título original en inglés), "Vengadores: La era de Ultrón" (título en España). Estados Unidos. Año 2015.
-- Dirección: Joss Whedon.
-- Actuación: Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Chris Evans, Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Don Cheadle, Aaron Taylor-Johnson, Elizabeth Olsen, Paul Bettany, Cobie Smulders, Anthony Mackie, Hayley Atwell, Idris Elba, Stellan Skarsgård, James Spader, Samuel L. Jackson.
-- Guión: Joss Whedon, basado en los personajes creados por Stan Lee y Jack Kirby.
-- Banda Sonora: Danny Elfman y Brian Tyler.

-- "Avengers: La era de Ultrón" en IMDb.
-- "Avengers: La era de Ultrón" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Europa Oriental, República de Sobaco... er... no, no era así. República de Soponcio... No, tampoco. Esperen un minuto, dejen consultar... sí, eso es. Sokovia. Los ávenyers están haciendo una operación humanitaria, porque si hay algo que nos enseña el cine, es que MUNDO OCCIDENTAL MACHACA y el resto del mundo que se opone son malvados villanos comeniños etc HAIL HYDRA. El caso es que los Vengadores hacen lo que mejor saben hacer, o sea golpear primero y preguntar después, e ingresan a la guarida del villano. Una vez dentro, una chica muuuuuu maja (Elizabeth Olsen, y ya pueden írmela presentando, y... ¿estoy leyendo bien? ¿Según la Wikipedia, es la HERMANA MENOR DE LAS GEMELAS OLSEN... Leñe, que me quedo de una pieza... ¡¡¡SOY UN GATO VIEJO!!!), una chica muuuuuu maja, decía yo, le mete a Robert Downey Jr. (uso METE en el sentido más limpio del término, no se piense mal) una especie de shushto-pesadilla porque tiene ese superpoder y algunos otros, los que haga falta sacarse de la manga para que la cosa funke. El caso es que el tipejo, el Iron Man éste, tiene una pesadilla en donde los extraterrestres hacen kaka-terra y los ávenyers están toos muertos y tal, y decide que ESO NO. De pronto descubren el cetro de Loki, con el cual han estado jodiendo la pita no sé cuántas pelis van ya, y en su interior descubren que, bueno, hay una especie de joyero que es una supercomputadora y... leñe, yo tratando de hacer suspensión de incredulidá, y los jodíos me lo ponen así de difícil. Ya, el caso es que es una joya-supercomputadora, no me pregunten más, y va el Iron Man a hablar con el Hulk y le dice que, óigale, por qué no activamos un proyecto de supercomputadora I.A. que maneje la seguridad mundial. Y Hulk, no-pero-bueno-ya. A lo que Iron Man dice que óigale, hagámoslo de espaldas a nuestros amigos, para que después se chasqueen por todo lo alto cuando les digamos porque nos saltamos su autoridá. Y Hulk, no-pero-bueno-ya. Y además hagámoslo ya, sin estudios de por medio ni ná que nos aseguren que no hay peligro ni tal. Y Hulk, no-pero-bueno-ya. Suerte para Hulk que Iron Man no le pidió darle por el ojete, porque con su actitud pasivo-agresiva, verde lo iban a inflar a metal, al pobre. El caso es que encienden el asunto, pero por estoquella razón, el caso es que la I.A. en cuestión despierta y decide que va a destruir a la Humanidad porque... buenoooooo... es una I.A. del cine, y ya sabemos lo que hacen todas las I.A. del cine, o sea, a las primeras que me miró feo voy y me pongo asesina cachonda, igual que poligonero merda. De manera que se mete en un cuerpo mecánico y comete su primera acción malvada: arruinarles la fiesta a los ávenyers. En vez de, digamos, desarrollar los planes en silencio y hacer como Ozymandias, que si se creen que soy un supervillano de las series de la Republic, si lo hice hace 35 minutos atrás. El caso es que después de atragantarle los mojitoh a los ávenyers, esta IA que se llama Ultrón porque, bueno, algún nombre tenía que tener, va y se difunde por interné, se vuelve por tanto virtualmente inmortal, tipo Skynet o la peli ésa del Yonidep, y los ávenyers parten a perseguirlo por... bueno... por el mundo, eso es, por alguna parte hay que empezar a perseguirlo. Créanlo o no, con este simulacro de argumento se embucharon 900 millones de los verdes en el primer mes de exhibición, nada más, y al momento de esta parida que algunos atrevidos llaman POSTEO, va por sobre los 1.100 millones, octava peli más taquillera de la Historia, blablablá. Joer, así cualquiera.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

¿Alguien recuerda a estas alturas del partido, que hubo una época no demasiado lejana, en la cual las pelis de tipos con piyamas lanzando rayos por los ojos eran algo casi de risión? ¿No? No me extraña. ¿Y alguien recuerda que alguna vez, "X-Men" fue saludada como la mayoría de edad de los supers, y ahora es tan camp como el "Batman" de Adam West? Bueno, la siguiente revolución vino cuando la Marvel dijo que hagamos varias pelis con los supers de la casa, cuyos derechos no hayamos vendido estúpidamente, y luego los juntamos en los Vengadores. Porque si hay algo que la gente quiere ver, es un clon sucedáneo de mala muerte de la Liga de la Justicia de la DC, que ésos sí que saben de cómics, no en balde las pelis más respetadas del género venían de allá ("Superman", "Superman II", "Batman", "Batman regresa", "Batman inicia", y "The Dark Knight" todavía no en esos años). ¿Y la Marvel? Claro, "X-Men" y "X-Men II", pero también "Howard el Pato". Y "La muerte del Hombre Increíble". Y "Los Cuatro Fantásticos" de 1990. El caso es que llegó "Iron Man", y de pronto el mapa cambió para siempre. Porque, claro, las tres del Darnái se forraron ("Batman Begins", "The Dark Knight" y "The Dark Knight Rises"), pero se notó que el mamón de Nolan no tenía p*** idea de negocios, ¡mira que hacer una trilogía y cerrarla, en vez de dejar abierta la cosa para seguir explotando al personaje ad infinitum! Y luego la DC, que ya venía cojeando con su otra gran superfranquicia (gracias al patinazo de "Superman regresa", que no estaba tan mal, pero es que vamos, murió en la taquilla), terminó de castañarse con "Linterna Verde". Mejor suerte tuvieron con "El Hombre de Acero", en la taquilla por lo menos ya que no en la calidad, lo suficiente como para que verga... er... perdón, como para venga pronto "Batman vs. Superman: El origen de la justicia". Porque en el intertanto, resultó que la loka idea de la Marvel, ¡funcionó! ¡Que se forraron con millones y millones! En la pura Fase 1 ("Iron Man", "Hulk: El Hombre Increíble", "Iron Man 2", "Thor", "Capitán América" y "Los Vengadores") se comieron más de 3800 millones de dólares. Y en la Fase 2, sin contar con "Avengers: La era de Ultrón", recaudaron 3300 millones, lo que sumado a esta entrega ya les ha dado 8000 millones seguros. Y encontrado el modelo, la Marvel no se lo craneó mucho. Una Fase 2 con secuelas de los tres grandotes ("Iron Man 3", "Thor: Un mundo oscuro" y "Capitán América y el Soldado del Invierno"), más metamos otra cosita así como que nadie conozca pero veamos si cuela para lograr el milagro de la multiplicación de las franquicias ("Guardianes de la Galaxia"), y luego a por la secuela. Para luego preparar una Fase 3 en donde metemos otras secuelas ("Capitán América 3: Guerra civil" y "Thor: Ragnarok") y nos desmelenamos metiendo a presión a otros personajes que serán tus NUEVOS MEJORES AMIGOS: El Hombre Hormiga (seriously, ¿cómo se puede vivir con ese nombrecito?), el Doctor Extraño... ¡Pantera Negra! (a este paso, hasta Wonder Man va a terminar cumpliendo su sueño dorado de tener una peli para él solito), una de Spider-Man para que la gente no se queje, y "Los Vengadores 3: Guerra infinita parte 1" y "Los Vengadores 3: Guerra infinita parte 2" (que alguien me explique por qué es 3-parte-2 en vez del 4 de toda la vida, por supuesto. Que ya están muy pesaos con eso de fragmentar las pelis tipo "El Hobbit", "Crepúsculo", etcétera). Y bueno... en medio de todo esto vino "Avengers: La era de Ultrón". La peli que, si no fuera porque introduce a Scarlett Witch, en realidad ya ibas pudiendo saltarte de verla.

¿POR QUÉ VERLA?

-- I pity the fool que decida que es una buena idea empezar a ver la franquicia por aquí, "y total, después me veo el resto para atrás". Porque en toda franquicia hay un minuto en el cual se acumula tanta-tanta-tanta continuidad, que se hace necesario haberse metido en la historia desde atrás para poder agarrar acá. Que esta peli es para los tipos que han seguido a las pelis Marvel, no para el gran público. Aunque el gran público se ha visto estas pelis, así es que tampoco es que queden muchos allá afuera. El caso es que "Avengers: La era de Ultrón" en realidad ya no es una peli sino apenas un episodio más de la franquicia. Cuenta una historia más o menos autoconclusiva, sí, pero también es el desarrollo de varios eventos de pelis anteriores, y a la vez es claro que está sembrando semillas para futuras historias con una alegría que ni la sembradora de Jethro Tull, óigale. Y esta cosa episódica, como que le pone bastantes problemas a esta peli, planificada obviamente desde el comienzo para ser eso, no una peli sino una entrega más, la cuota Marvel que te toca tragar con fauces abiertas ahora en 2015 (bueno, viene "Ant Man". Lo que me voy a reir cuando se pegue un castañazo padre. Aunque también decía que "Guardianes de la Galaxia" iba a dejarse los dientes pegados al paimento, y ya ven...). Abordada desde esa perspectiva mutiladora y castradora, de no ser una peli completa sino el episodio del día, ¿es al menos un buen episodio? La respuesta es... a medias. Si lo que se busca es espectacularidad, esta peli cumple, y bien. Es livianita y entretenida, qué duda cabe. Pero más allá, no es en realidad el evento memorable que esperábamos. Quizás porque las expectativas habían quedado demasiado altas, sobre todo luego de las estupendas "Capitán América y el Soldado del Invierno" y "Guardianes de la Galaxia", y "Avengers: La era de Ultrón" no aporta realmente nada nuevo. Salvo dos personajes más, Quicksilver y Scarlett Witch, pero es que bueno, ya tenemos tantos jolutos dando vueltas por ahí, que otros dos más, pues, como que ya empieza a dar un poco de pereza seguirles la pista a todos. Los puntos fuertes son unos actores a estas alturas muy aclimatados con sus personajes, que se los dan vuelta por el revés y el derecho, aunque los personajes en sí sean un tanto mediocres (da gusto ver a un Thor más maduro y centrado que en "Thor" y "Thor: Un mundo oscuro", y Hawkeye POR FIN PESA MÁS QUE UN PAQUETE DE PAPAS FRITAS EN LA TRAMA, pero a cambio Tony Stark ya se pasa de pesao, Bruce Banner da un poquito de lata con su vocación de alfombra, Black Widow ya fastidia con esa cosa de "estoy entera wena pero soy fría porque soy espía, pero igual quiero a un chico guapo y grande y verde que me salve de mi misma"... petarda odiosa). Y un James Spader como Ultrón que consigue merendarse con patatas al resto del elenco, a punta de puro carisma, A PESAR DE QUE ULTRÓN COMO PERSONAJE ES UN PELMAZO CUYA PERSONALIDAD, OBJETIVOS E INTERESES NUNCA TERMINAN DE CUAJAR. Porque, veamos, díganme ustedes si vieron la peli, ¿qué quiere Ultrón? ¿Salvar a la humanidad o exterminarla? ¿Es Ultrón una supercomputadora alienígena o un doble cibernético de Tony Stark? ¿Para qué demonios insiste en fabricarse robots de forma humanoide si piensa que los humanos son inherentemente fallidos? Si es un robot que piensa todas las cosas de forma lógica y racional, ¿por qué tiene tantos rollos y trancas mentales con sus creadores humanos? Y así. Ultrón, premio al villano más indefinido del cine. Incluso hasta Lee Pace como Ronan en "Guardianes de la Galaxia" estaba mejor perfilado, aunque esa definición se agote en el "soy un fanático fundamentalista y odio a todos los que no están de acuerdo conmigo". Elizabeth Olson como Scarlett Witch, Aaron Taylor-Johnson como Quicksilver y Paul Bettany como Vision, muy bien las tres adiciones (aunque haber llamado a Paul Bettany al casting significó mandarse un spoiler monstruoso sobre el argumento, si antes lo has visto en "Iron Man" y secuelas). En donde el asunto hace aguas es por un lado un guión demasiado mecánico y rutinario, demasiado con olor a remake del primero (otra vez la humanidad en la balanza, otra vez el villano se la tiene jurada a los Vengadores por X razón que no tiene nada que ver con el plan maligno, otra vez el plan del villano incluye sembrar la discordia entre los Vengadores, otra vez los Vengadores se agarran de las mechas unos con otros, otra vez Hulk hace su rutina de "puny God"... ya me entienden), demasiado preocupado de ser parte de una saga en vez de asentarse con su historia propia, demasiado ocupado en darle espacio y desarrollo a demasiados personajes... y por el otro, el evidente burn-out de Joss Whedon, cuya dirección desmayada y cuyo guión con falencias dejan ver claramente a un pobre hombre a patadas con los exec de la Marvel, que hace lo imposible por sacar adelante una empresa que es simplemente demasiado ambiciosa para su propio bien. Y todo eso, para colmo, alejándose del tradicional espíritu festivo de la franquicia y rindiéndose a medias, por fin, y por desgracia, a la oscuridad tipo "The Dark Knight", no a los extremos nolanescos por suerte, pero sí siguiendo la estela de "Capitán América y el Soldado del Invierno", sin terminar de entender lo de siempre, que dicho enfoque funcionaba con esa peli porque era un thriller politico, mientras que en un contexto tradicional de superhéroes/supervillanos/plan-diabólico, como que la cosa iba a ser un tanto pestiño. En definitiva, una entrega que se deja ver, pero que se olvida tan rápido como se ve. Bueno, al menos eso no es tan rápido con otras pelis: para ver esta cosa hacen falta dos horas y media de tu vida.

IDEAL PARA: Los que ya están fanatizados con las pelis Marvel.

jueves, 21 de mayo de 2015

"Guardianes de la Galaxia" (2014).


-- "Guardians of the Galaxy". Estados Unidos. Año 2014.
-- Dirección: James Gunn.
-- Actuación: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Vin Diesel (sólo voz), Bradley Cooper (sólo voz), Lee Pace, Michael Rooker, Karen Gillan, Djimon Hounsou, John C. Reilly, Glenn Close, Benicio Del Toro, Laura Haddock, Sean Gunn y Peter Serafinowicz.
-- Guión: James Gunn y Nicole Perlman, basados en los personajes creados por Dan Abnett y Andy Lanning.
-- Banda sonora: Tyler Bates.

-- "Guardianes de la Galaxia" en IMDb.
-- "Guardianes de la Galaxia" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

EL ESPACIO, EN EL FUT... er... ehm... ¿no? ¿LA TIERRA DE LOS OCHENTAS? Mierda, si lo mejor que le pasó a la raza humana durante esa década de porquería fue que esa década de porquería se acabó. ¿Cardados, IDE, yuppies, 8-bits, la mancha de Gorbachev, Boy George...? ¿Quién es tan cretinofrénico como para querer revivir TODO ESO? Bueno, el caso es que estamos en la Tierra, en los '80s, y vemos una escena tan ochentera como... mami muriéndose de cáncer. Bonita manera de iniciar una peli para niños, vamos traumándolos para que crezcan fuertes y desconfiados y con carencias emocionales, ¿eh? El caso es que la mami se muere poco a poco de cáncer, hasta que el poco a poco se transforma en muerta del todo. Dejando atrás a... escribirlo es tan chistoso que... sí, la escena es triste, pero es que esto es chistoso y tengo que escribirlo... dejando atrás a UN NIÑO Y SU WALKMAN. Guau, ochentas, bro. El caso es que el niño y su guóqman salen corriendo por la comprensible frustración (joer, eres un personaje Marvel que no lo conoce ni su perro, te invitan a tener tu propia peli, y en tus primeros cinco minutos te matan a la mami porque TIENES QUE TENER TRAUMA DE INFANCIA PARA SER UN HÉROE), y entonces llegan unos extraterrestres así como así, porque los ETs son así de sin-respeto con momentos como éste, y ZAZ que se llevan al chico. ¿Por qué justo en ese instante? Ah, misterios de la vida... (que quizás sean develados en una secuela, porque, medio spoiler aquí, como que dejan caer algo, pero al final ná, gancho pa' la secuela y seguimos tirando). El caso es que pasa un turrún de años (lo que quiere decir que abandonamos la década maldita, que fue tan horrorosa como los '90s. Y los '70s. Y los '60s. Y los '50s. Y los... como todas las décadas desde que Nebrija publicó su p*** dic en 1492, en realidad). Estamos en el espacio. Nuestro chico ha crecido para transformarse en CHRIS PRATT, el nuevo actor de Hollywood que se transformará en tu nuevo ídolo. El caso es que el tipo es un pringao que se mete a buscar el tesoro más tesoroso de todos, uno por el cual le pagan churretéatemillonocientos de créditos (joer con los créditos, ¿que los escritores de sci-fi no pueden inventarse un nombre de moneda más original?), trabajo para el cual... ¿vive trepidantes aventuras luchando contra los hombres y los elementos y arriesgando el cuello en peligrosas aventuras tipo TENÍAN QUE SER SERPIENTES? Er... no. Simplemente va a un planeta abandonado, entra en un templo abandonado, y TA-TAAAAAÁN, que ahíztá el tesoro. Joer, tiene más fácil ganarse la plata que político dando facturas falsas a SQM. Y bueno, como fácil no iba a ser tampoco, pues será que justo ahí, mirakecasualidá, aparecen unos tipejos que se lo quieren llevar, en el mejor plan Belloq (si pescan la referencia, saben de cine, bitches). El caso es que sale corriendo, se salva gracias a THE POWER OF FUNK (seriously, esta peli tiene una seria sobredosis de música COOL... que por una vez en la vida, y sin que sirva de precedente, miren ustedes, resulta ser que SÍ ES COOL), llega a su nave, y ahí se acuerda de que ha dejado a una churra tipo "puez que me fui a comprar cigarrillos y volví". Sí, este cabrón maljombre es tu nuevo héroe. El caso es que va a vender su nuevo hallazgo al planeta eztoquello, mientras que aparece el MALOH, que sabemos que es malo porque tiene peazo martillo más peazomartillo que el de Thor, y además es tacaño con avaricia, mira que tener la tremenda ni que fortaleza espacial y no gastarse dos cuartos en COMPRARSE UNA PUTA AMPOLLETA PARA ILUMINAR SU BASE DE OPERACIONES. El maloh, eso sí, en la tradición de todo maloh que se rezpete, no va por sí mismo a enmierdarse las manos, sino que envía a la VILLANA SEXY a hacer el trabajo (Zoe Saldana, señoras y señores). El caso es que la villana sexy y el héroe maljombre se ponen a pelear, y luego se mete a la pelea un mapache cazarrecompensas y su árbol (joer, me lo ponen a precio unitario el par. Lo escribiré: un niño y su walkman, un villano y su peazomartillo, un mapache y su árbol...), y luego pataplán que van a dar a una cárcel en donde aparece un hombrón que te mira y te causa blunt force trauma el jodío, y listo, TENEMOS TUS CINCO NUEVOS HÉROES. Que venían de ese cómic que nunca leíste. Pero que como es Marvel, fuiste al cine a verla igual. Joer, ¿para cuándo una peli de Millie la Modelo? Sí, tampoco sabes quién es ella, nunca leíste un cómic de ella, pero es otro personaje Marvel, así es que dénle una peli, ¿por qué no? Ah, verdad, por la misma razón por la que Black Widow no tiene peli: porque e'h mujéh. Porque primero saca peli Black Panther, figúrense, primero el negro y luego la mujéh...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

¿Se acuerdan cuando las pelis Marvel eran sinónimos de "El juicio del Hombre Increíble"? ¿O "El Capitán América" del inefable Albert Pyun? Jo, qué tiempos, tío. El caso es que después de ver como la FOX se forraba con los mutantes de Marvel ("X-Men" y secuelas) y la Marvel no se comía ni un crédito, y la Sony se forraba con el arácnido ("Spiderman" y secuelas) y la Marvel seguía sin comerse un crédito (crédito es, recordemos, es la moneda galáctica aquí), puez que hicieron brainstorming y se les prendió la ampolleta y dijeron que ¡LEÑE! ¡Que tenemos montones de personajes sin licenciar! ¡Hank Pym! ¡Thunderstrike! ¡Super Rabbit! ¡¡¡CABALLEROS, TENEMOS LA TECNOLOGÍA, PODEMOS FILMARLOS!!! Y lo que es mejor, NOS QUEDAMOS CON EL MONEY NOSOTROS, BITCHES. Y dicho y hecho. Se embarcan en su cruzada, y así en una racha, paren "Iron Man", "Hulk: El Hombre Increíble", "Iron Man 2", "Thor", "Capitán América", "Los Vengadores", "Iron Man 3", "Thor: Un mundo oscuro" y "Capitán América y el Soldado del Invierno". Forrándose con más dinero igualito a que los polis se meten más michelines con cada rosca adicional. Pero claro, algunas cosas. 1.- ¿Hasta cuándo podemos explotar a los héroes más conocid... er... menos desconocidos, sin pisar la cáscara de plátano o aburrir al personal?, 2.- ¿Cuántas franquicias más podemos abrir y vender MÁS MUÑEQUITOS? Al final, esta política de abanico implica seguir metiendo a otros personajes aunque sea con calzador. Y así llegamos hasta los Guardians of the Galaxy. Un equipo de héroes que inicialmente eran, y pura Marvel aquí, del FUTURO, pero del futuro de un UNIVERSO PARALELO. Joder, así yo también puedo. Veamos, voy a crear a un grupo de héroes que sean del interior de la conciencia de un personaje virtual dentro de un universo computacional que existe en un futuro que es un universo paralelo a nuestra Tierra que no es nuestra Tierra sino que está al otro lado de un espejo de nuestra Tierra. ¿Vieron? Yo también pude. Y sin manos, mamá. Luego, el equipo tuvo un remake pero que no eran los mismos personajes, y... ajjjjjj, a la plasta con esto. El caso es que, veamos, la Marvel apostó por una peli galáctica con un mapache karateka, como siguiente entrega de su saga de supers. Joder, lo vuelvo a repetir. Punteado por énfasis. Peli galáctica. Con un mapache. Karateka. En definitiva, una peli que tenía todas las boletas para transformarse en la porquería del año, y en el primer baldón serio en la carrera de la Marvel (descontando "Hulk: El Hombre Increíble", que no es peli Marvel. ¿Que si lo es, me dicen ustedes? NO-LOS-OIGO, NO-LOS-OIGO, LA-LA-LÁ, LA-LA-LÁ). Y la estrenaron. Con un par. Y se forraron. Con otro par. Tercera peli más taquillera del año, con casi 775 millones de taquilla (superada por "Transformers: La era de la extinción" y "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos"). Se la ganó de hecho a los dos grandes leviatanes de supers del año ("Capitán América y el Soldado del Invierno", y "X-Men: Días del futuro pasado").  Y lo menos importante: con aclamación crítica prácticamente universal.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Predije en su minuto que "Guardianes de la Galaxia" era demasiado ridícula para su propio bien. ¿Aventuras espaciales con un mapache karateka? Demasiado kid-friendly, demasiado mínimo común denominador. Iba a ser no un fracaso, porque, leñe, es la Marvel, la que hace esas pelis que has aprendido a adorar, y la gente iba a verla igual, porque cuando la gran opción en materia de supers es "El Hombre de Acero", pues que estás jodido, pero a medida que el boca a boca corriera, la cosa iba a tener un parón en seco, y de ganar dinero, iba a ganar, pero no lo que fuera demasiado. Incluso la propia Marvel parece no haberse tenido tanta confianza, y trataron de alejar a la peli lo más posible del resto de su universo superheroico, así es que si se pegaba el castañazo, igual podían ignorarla después sin problemas de continuidad. Pero, volviendo a mí... joder... me tuve que tragar mis palabras. Todas y cada una de ellas. Masticadas. A conciencia. Con amargura. Muy bien adobadas y sazonadas con las lágrimas de mi arrogancia gatuna. Joer, soy un gato detrás de un teclado, pero tengo mi corazoncito, y se rompe cuando lastiman mi orgullo propio. Tanta fue la rabieta ante el fracaso monumental de mis cualidades predictivas, que de hecho Cine 9009 estuvo medio año en paro (en realidad no fue por eso. Fue por otras razones. Pero no vamos a dejar que la verdad se interponga en el camino de una buena historia, ¿no?). El caso es que "Guardianes de la Galaxia" es LA PUTA JODIDA MALDITA MARAVILLA DE CINE. Una de las mejores pelis de la Marvel, uno de los mejores blockbusters de los últimos años... ¿por qué me contengo? ES UNO DE LOS MEJORES BLOCKBUSTERS DE TODOS LOS TIEMPOS, punto final. Tiene todo lo que un blockbuster necesita para ser espectacular: un guión trepidante, acción por todo lo alto, escenarios espectaculares, un supervillano genocida que no se detendrá ante nada, buenos momentos de alivio cómico, actores en su punto, Tyler Bates ("300", "Watchmen") partiendo a su madre de orgullo con el soundtrack más épico y majestuoso de su vida, sin desmerecer a una armería de canciones pop funky 70-80s que SON ACTUALMENTE BUENAS... ¡la remadre, ES UN BLOCKBUSTER CON BUENOS DIÁLOGOS! ¿Cuándo fue la última vez que viste un blockbuster tan bien escrito como éste? Y lo más importante, es una peli con un enorme sentido de la maravilla, esa cosa que significa dejarte boquiabierto con un universo narrativo que tiene MAGIA. No es una peli libre de defectos, que los tiene, y gruesos, en particular con algunas incoherencias lógicas que son bastante aberrantes (la manera en que el Colector y los Guardianes gestionan el asunto del tesoro, por ejemplo, es de una idiotez supina, siendo un objeto 1.- VALIOSO y además 2.- PELIGROSO), pero en general es fácil saltárselos porque la peli consigue mantener el justo equilibrio entre la gravedad de tomarse demasiado a sí misma en serio (lo que ha hecho tanto por lastrar a otros blockbusters al poner aún más en evidencia sus defectos) o la levedad de tomárselo tan ES DE BROMA, COMPA'RE que al final ni te importa lo que te cuentas porque no hay RESPETO por la peli. Aquí tenemos una saludable dosis de ironía, pero partiendo desde el respeto hacia la historia, la acción y los personajes, y eso se agradece infinitamente y un poquito más.

-- Una parte muy importante de la peli, y ya deberían ir tomando notas en otros blockbusters, es desarrollar muy bien a los personajes. Todos ellos, de una manera u otra, son arquetípicos, pero 1.- la peli trata todo lo posible de darles un fondo para que entendamos sus motivaciones, y 2.- están más que bien servidos en sus roles. Chris Pratt como el héroe que parte siendo un plastambulante y al último se convierte en un ser humano mucho mejor, es carismático y está impecable (y sí, yo también soy de los que piensan que es el único actor que podría darle vida a un reboot de Indiana Jones y salirse con la suya). Zoe Saldana cae en el cliché de ser la chica dura que cae rendida ante el héroe y al final no era tan mala y blablablá, pero por un lado el rol le sale muy natural, y en segundo término sus interacciones con la otra villana (Karen Gillan, rica hasta rapada al cero, y muy carismática dentro de su rol también) le dan mucho fondo a ambas. Dave Bautista se las arregla para hacer un rol en apariencia sencillo (el tipo que va con un poco de cara de palo a todas partes, justificado por el guión más encima), pero dentro de esa sencillez, consigue transmitir de manera muy efectiva todo el dolor de un personaje que está destrozado por la muerte de su familia. Bradley Cooper como el mapache karateka psicópata está simplemente genial, y a pesar de que sólo escuchamos su voz, consigue transmitir toda la convicción de su personaje. Y Vin Diesel, claro, la tenía fácil, lo único que dice en toda la peli es "yo soy Groot" (bueno, no lo único. Deben verla para saber), pero si ves la peli una segunda vez (como hice yo, dogs. Y la veré una tercera y cuarta y las que hagan falta), te das cuenta de que EN REALIDAD EMPIEZAS A ENTENDER SUS DIÁLOGOS SIMPLEMENTE CON LA ENTONACIÓN QUE UTILIZA EN CADA PASADA. Si eso no es ser el mejor actor de voz que ha existido desde Humberto Vélez, entonces no sé que sea. Y en el campo de los villanos, puede que Ronan el Acusador sea el villano-genérico-cliché-destructor-de-mundos y tal, pero Lee Pace (que se robó la trilogía del Hobbit en todas sus escenas como rey elfo) se la pasa tan bien siendo malvado hasta la médula, que al final tenemos otro caso de villano latoso redimido por un actor de maravillas (incluso más que James Spader en "Los Vengadores: La era de Ultrón", aunque en su caso el problema no era Spader sino Ultron como personaje desde la partida). Incluso los secundarios, que habitualmente se meten en estas cosas por lo alimenticio (Glenn Close lo confesó de manera explícita, y a ver quién le va a decir que no a la legendaria), están más que bien. Todo lo anterior hace que sea muy fácil seguirle el camino a esta adorable pandilla de perdedores que, andando el tiempo, se encuentran a sí mismos, empiezan a superar sus propias existencias vacías y fracturadas, construyen poco a poco su (un tanto disfuncional) familia, y a través de ella, le dan un sentido nuevo y superior a sus vidas. Porque al final, resulta muy interesante ver como la peli estructura el tema de la familia no desde el ángulo moralizante judeocristiano que siempre trata de meternos Hollywood, sino desde una perspectiva más atemporal, con los amigos como sustituto, y de la importancia que tienen nuestras relaciones sociales para terminan sintiéndonos plenos y llenos de vida.

-- La peli ha sido vista como un homenaje cariñoso a un tipo de cine que ya no se hace, en particular las pelis de Steven Spielberg de los '80s, antes de que se volviera un ñoño aburrido con "La lista de Schindler". Y en verdad lo es. Partiendo por una banda sonora plagada de canciones de la época. Siguiendo por el evidente homenaje a la secuencia inicial de "Los cazadores del Arca perdida", que es la primera secuencia de acción de esta peli. O por el colorido detalle de los alienígenas, muy deudor de Star Wars. O la cita a "Footlose", más apropiada de lo que podría parecer a simple vista (después de todo, el conflicto entre los héroes y Nova Prime es muy parecido, incluyendo el detalle de que el héroe en una escena utiliza pasos de baile para sacar ventaja del villano). Lo importante es que el homenaje no es uno superficial, de buscar lo cool. Resulta meridiano de esta peli que quienes la hicieron tienen un cariño profundo por la década, y tratan todo lo posible de importar sus códigos, no sin ton ni son, sino de manera planificada y cuidadosa. El resultado es un destilado del mejor cine de aventuras de la época, uno que no le tenía miedo a las escenas de cierta crudeza (algo que la mentalidad ñoña de hoy en día rehuye como el demonio, no vaya a ser que traumemos al niño... considerando como niños a cualquiera menor de 75), que sabía combinar acción y humor sin caer en la autoparodia, que sabía desatarse en la acción sin nunca pasarse de la raya (a diferencia de las batallas de 45 minutos con escenas de acción interminables, o repetitivas, o demasiado fuera de tiesto, que convirtieron a "Transformers: La venganza de los caídos" y a "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos" en las mierdas humeantes que son), que tiene conciencia de que una buena historia de acción no es enemiga de tener buenos diálogos (algo que los guionistas de hoy en día no terminan de entender del todo), que sabe que no es necesario ser más oscuro para ser mejor (el gran mal que desató "The Dark Knight" sobre los blockbusters actuales, que dicha oscuridad funcionaba de maravillas con Batman, pero hoy en día pareciera que todo blockbuster tiene que ser oscuro y sin diversión, y ahí tienen el marrón de "El Hombre de Acero", o la sensiblemente lastrada "Los Vengadores: La era de Ultrón", pelis ambas que se hubieran beneficiado de este mismo enfoque más luminoso y ligero), etcétera. En definitiva, esta peli es un homenaje a un tipo de cine que no se hace, un tipo de cine más inteligente, y que en realidad echamos mucho de menos que vuelva. Vale, las transformíadas del pesado de Michael Bay siguen vendiendo más, y seguirán por tanto haciéndose de esas pelis descerebradas para público que tanto más les valdría poner la cabeza en el microondas y freírsela, que neuronas por quemar ya no tienen, pero si tuviéramos más de ESTAS pelis... por Bastet, seríamos su buena cuota de hombres, mujeres y gatos que lo agradeceríamos yendo al cine y depositando 800 millones de dólares al año en sus arcas. A ver si toman el mensaje de una vez.

-- Uno de los temas más profundos de la peli, es el de la tolerancia. No es la primera vez que un blockbuster se mete en el mismo, pero en primer lugar, existe un montón de blockbuster fachas en donde el enemigo es el tipo sin rostro bueno para ser muerto y nada más, y en segunda, otro montón de pelis (blockbusters y de las cine arte) se pasan de roscas aleccionándonos y moralizando y tal. Esta peli no intenta dar lecciones ni moralinas, es algo que fluye naturalmente de la historia. La peli parte con varios personajes que han sufrido pérdidas personales de importancia (la madre, la familia, la propia integridad corporal en el caso de Rocket), y están destrozados como seres humanos por eso (bueno, como mapaches. O árboles. O lo que sea esa ricura verde que es Zoe Saldana). No debe ser casualidad que, de los cinco, el más ajustado (relativamente hablando, eso sí) sea Groot, aunque éste se ve lastrado por una mentalidad infantil y algo simplona (que, ojito, no le impide ser un excelente amigo, eso sí). La peli le dedica toneladas de escenas a las interacciones entre los personajes que deben primero aprender a convivir sin matarse entre sí, luego a tolerarse, y finalmente a aceptarse. También refleja muy bien el hecho de que van aprendiendo a tolerarse y aceptarse a medida que ellos mismos aceptan su propia vida y van sanando sus heridas interiores. Star-Lord tiene un serio caso de ir de prima-donna por la vida, y nadie le hace el menor caso porque, muy en el fondo, es un chanta, y será a través de su romance con Gamora que crecerá, se hará responsable (haciendo de paso que la cliché escena del sacrificio tenga, por una vez, un profundo sentido dramático ausente en otras pelis de estas características). Gamora es una chica lastrada por la pérdida de su familia y con un severo caso de desesperanza aprendida, cuyo crecimiento pasa por abrirse a la esperanza y a luchar una causa en apariencia perdida, apoyándose en sus nuevos amigos y aliados. Drax es un tipo severamente impedido por su mentalidad literal, pero que lejos del cliché de Hollywood de que al final el amor cura cualquier patología mental, al final sigue siendo igual de literal que al principio... pero ha aprendido a convivir con su enfermedad (bueno, en realidad parece que es una condición de su raza, o algo así. Pero ya me entienden el punto), al mismo tiempo que ha encontrado una nueva familia que ha curado la herida de haber perdido a la antigua. Rocket por su parte es un tipo destrozado por un pasado de experimentos biomédicos que ha encontrado apoyo en un tipo simplón pero poderoso del cual puede abusar psicológicamente a gusto (Groot), pero cuando dicha relación se rompe, encuentra nada menos que en Drax, que ha vivido lo suyo en el pasado, la compasión necesaria para seguir adelante. Y finalmente Groot vive su propio proceso de crecimiento personal cuando, dentro de su mentalidad infantil, termina saliendo de su postura solipsista y descubriendo que el mundo no es una extensión de sí mismo, sino que es algo diferente y ajeno, en donde él tiene que tomar decisiones responsables que, además, involucran costos personales. Frente a todos ellos, nos encontramos con el totalitarismo de Ronan el Acusador. El villano no solamente es un fanático fundamentalista que desea destruir a todos quienes no piensan como él. También es un personaje que captura a otras personas y las quiebra física y psicológicamente, las destroza y convierte en menos que individuos, para que dejen de tener aspiraciones y objetivos personales, y pasen a ser sus sirvientes. En definitiva, Ronan el Acusador es la encarnación metafórica de todas las fuerzas negativas del subconsciente, aquellas que nacen de la desesperanza y la depresión, y terminan por anular tu individualidad. En ese sentido, el duelo de los héroes contra Ronan es también un proceso de aprendizaje a superar la desesperanza, a encontrarle un objetivo a sus vidas, a ser libres y felices, es decir, todo lo que Ronan quiere destruir. No debe ser tampoco casualidad que Nova Prime, el planeta a ser salvado, es un paraíso de tolerancia y multiculturalidad. No solamente vemos una multitud de razas y seres extraños paseándose por sus calles (Stan Lee incluido), sino que además descubrimos que uno de los policías buenos está casado en un matrimonio interracial, algo que no suele verse mucho en las pelis hollywoodenses, ni siquiera hoy por hoy. Esa simple escena hace mucho más por la tolerancia y el respeto a los derechos humanos, mucho más que muchos discursos, algunos de ellos bastante hipócritas, sobre la materia.

IDEAL PARA: Ver el mejor blockbuster de 2014, y uno de los mejores blockbusters de la historia. "Porque somos los Guardianes de la Galaxia, desgraciado".

domingo, 17 de mayo de 2015

"La cena de los acusados" (1934).


-- "The Thin Man". Estados Unidos. Año 1934.
-- Dirección: W.S. Van Dyke.
-- Actuación: William Powell, Myrna Loy, Maureen O'Sullivan, Nat Pendleton, Minna Gombell, Porter Hall, Henry Wadsworth, William Henry, Harold Huber, Cesar Romero, Natalie Moorhead, Edward Brophy, Edward Ellis, Cyril Thornton.
-- Guión: Albert Hackett y Frances Goodrich, basados en la novela de Dashiell Hammett.
-- Banda Sonora: William Axt.

-- "La cena de los acusados" en IMDb.
-- "La cena de los acusados" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En una empresa de ésas de los '30s (ya saben: chiquititas, semifamiliares, más una industria pequeña en un galpón que un mastodonte corporativo), un tipo va a hacer un viaje misterioso por esta o esta otra razón. Previo a eso, su hija le dice que se va a casar. El caso es que el futuro suegro viaja, y... no se sabe nada más de él, salvo porque una señora media zafia dice que es su contacto con el resto del mundo. Pasan tres meses, y nada. Las cosas se complican porque la familia está con las uñas afiladas, por las típicas rencillas familiares que son de rigor en el género (¿qué sería de las historias policiales si todas las familias fueran paz y armonía? ¿alguien se imagina un "quién mató al viejo" en Bonanza o la Pequeña Casita de la Pradera?). Y de pronto, la señora que dice está en contacto con el viejo, amanece bien fría y tiesa. La clase de frío y tieso que implica una ayudita exterior (asesinato, hombre, vamos). La policía, tomándose la cabeza con las manos, y dando la solución obvia de miope: fue el tipo desaparecido el que la mató, porque bueno, todos los demás tienen coartada (lo típico también). En medio de todo eso aterrizan Nick Charles y Nora Charles, un matrimonio tan bueno para darse de trastos como para empinar el codo (en serio: entre estos dos deben haberse acabado con la provisión de vino de Falcon Crest). Resulta que Nick Charles es antiguo policía retirado, y Nora Charles es una chica de socialité, ávida de emociones fuertes y todo eso. Por lo que, de una manera o de otra, acabarán de cabeza investigando el misterio. En el tiempo libre que les queda entre bajarse un dry martini y prepararse el siguiente, claro.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Dashiell Hammett es uno de los nombres fundamentales en la historia de la novela policíaca. Si decimos que el inmortal detective de novela negra Sam Spade es creación suya, lo decimos todo (y si no sabes quien es Sam Spade: lo interpretó el gran Humphrey Bogart en "El Halcón Maltés"). Resulta que Hammett tuvo una vida de lo más aventurera y pintoresca (varios de sus relatos policiales estaban más o menos inspirados en cosas que había visto trabajando él mismo como detective privado), y ya promediando la misma, se enredó con una socialité con la que tenía una relación, bueno, cómo decirlo... digamos que dio el braguetazo. De ahí salió la inspiración para Nick y Nora Charles, el matrimonio que resuelve crímenes por afición en su novela "The Thin Man", vaya titulito con el que tradujeron al castellano (a Woody Allen, la idea del matrimonio resuelvecrímenes le seguirá pareciendo buena, y más o menos la plag... er... la homenajeará en "Misterioso asesinato en Manhattan"). La peli fue rodada un poco al buen tuntún (William Powell iba a ser Nick Charles, pero Myrna Loy, encasillada en roles de asiática como la hija de Fu Manchú en "La máscara de Fu-Manchú", fue objetada por el estudio, y sólo la insistencia de W.S. Van Dyke, que ya había dirigido a ambos en "El enemigo público número 1", consiguió darle el rol que la haría una estrella en definitiva). Por lo que su éxito pilló de sorpresa a los grandes estudios. Y claro, no era cosa de desperdiciar el filón, así es que, ¿Dashiell Hammett no escribe más sobre el matrimonio Charles? ¡Pues no importa, porque para eso tenemos... GUIONISTAS, MWAHAHAHAHÁ!!! Y salieron seis pelis, SEIS, del condenado Hombre Delgado ("Thin Man", ¿recuerdan) a pesar de que en estricto rigor, el bendito Hombre Delgado no es Nick Charles, sino el tipo que desaparece al comienzo de la peli, y que por razones que comprenderán cuando la vean, ya no estaba disponible para secuelas. Bueno, al menos seguían William Powell y Myrna Loy al pie del cañón en las secuelas. Que en las de James Bond es peor, que no sólo se agarraban los títulos y se inventaban los guiones, sino que cuando se agotó el material literario de base, empezaron a inventar historias por sí mismos, con resultados no siempre bendecidos por las musas, por decirlo suavemente.

¿POR QUÉ VERLA?

-- A pesar de ser una peli firmemente anclada en los '30s, y por ende con los vicios característicos del cine de la época (todo filmado en estudios, encuadres más o menos cerrados para que no se noten los bastidores, banda sonora más o menos a los buenos tientos, guión fuertemente teatral, etcétera), la verdad es que consigue mantenerse a flote y ocho décadas después, no diré que es fresca como el primer día, pero se conserva con relativa facilidad. El secreto del éxito aquí es la adecuada mezcla de ingredientes. El eje vertebral de la peli es por supuesto el misterio policial, pero la peli se permite salidas que pueden ser calificadas como comedia de personajes por aquí y por allá, sin que desentonen ni chirríen en lo absoluto. Desde luego que parte importante del asunto es ver a William Powell y a Myrna Loy dándose réplicas el uno al otro, con una química innegable que hizo bueno el que siguieran rodando pelis (antes habían coincidido en la mencionada "El enemigo público número 1", del mismo año, con nada menos que Clark Gable como tercero en discordia, y al acabar sus carreras habrán totalizado 14 rodajes juntos). Y a pesar de lo absurda que es la idea de un policial con perrito gracioso, la verdad es que las intervenciones del chucho ése son de lo más divertidas que hay (se los dice un gato, oigan, así es que dénle crédito). Además, cosa rara en las pelis de la época, que eran muy higienizadas y sanitizadas desde el punto de vista moral, los protas beben como cosacos, lo que siempre se agradece porque le da su punto de realismo al asunto (eran los años en que recién estaba asentándose el Código Hays, de todas maneras, así es que eso pronto cambiaría). Y se agradece que al final del día el detective no sea un hombre de capacidades deductivas sobrehumanas como un Sherlock Holmes o un Hercules Poirot, sino simplemente un tipo honesto que debe recurrir a una triquiñuela desesperada para desenmascarar finalmente al criminal mastermind detrás de todo el desaguisado (que por cierto, quizás no sea tan relevante porque el dibujo de personajes no es el fuerte de esta peli precisamente, por lo que el "quien lo hizo" queda un poco huengo aquí). Para la trivia digamos que en esta peli aparecen Maureen O'Sullivan (la Jane de Tarzan más famosa de todas) y Cesar Romero (el que tres décadas después se haría famoso tras el maquillaje, como el Guasón del Batman sesentero de TV).

IDEAL PARA: Los que les gusten las buenas historias policiales.

domingo, 10 de mayo de 2015

"El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos" (2014).


-- "The Hobbit: The Battle of the Five Armies".
-- Dirección: Peter Jackson.
-- Actuación: Martin Freeman, Ian Holm, Ian McKellen, Richard Armitage, Benedict Cumberbatch, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Luke Evans, Lee Pace, Graham McTavish, Ken Stott, Aidan Turner, Dean O'Gorman, Mark Hadlow, Jed Brophy, Adam Brown, John Callen, Peter Hambleton, William Kircher, James Nesbitt, Stephen Hunter, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Christopher Lee, Sylvester McCoy, Manu Bennett, John Tui, Billy Connolly, Mikael Persbrandt, Stephen Fry, Ryan Gage, Mark Mitchinson, John Bell, Peggy Nesbitt, Mary Nesbitt y Simon London.
-- Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson y Guillermo del Toro, basados en la colonoscopía perpetrada a J.R.R. Tolkien.
-- Banda Sonora: Howard Shore.

-- "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos" en IMDb.
-- "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

...agón Smaug llega hasta la ciudad, y comienza a incendiarla porque ESO ES LO QUE HACE UN DRAGÓN, JOER. Casas de madera arden, puentes de madera arden, humanitos arden (bueno, eso no, es una peli para todo público, de todas maneras, pero puestos en la labor, DEBERÍAN HABER MOSTRADO HUMANITOS ARDIENDO, montón de cobardes), barcos de madera arden, la muñeca de los operarios de CGI con túnel carpiano arde, TODO ARDE. Ni Michael Bay, óigale (bueno, sin explosiones. Además, no es ÁUSOM). Y entonces sale el Bardo con su flecha, ¡¡¡Y SE LA CLAVA EN EL CORAZÓN A SMAUG!!! No, estoy bromeando. Que hay tres horas por delante que rellenar, jolines. Así es que... El Bardo está prisionero. En medio de todo el desastre. Por alguna razón, nadie se emperra la media joda en ir a sacar al mejor arquero de la ciudad para tratar de montarse algo parecido a un contraataque o qué se yo. Pero el Bardo es musho Bardo, masho, así es que se libera destaustotra manera. Mientras que vemos al mandamás escapando con el oro, lo que nos permite rellenar otros valiosos minutos con el destino de personajes que no nos importan. Pero el Bardo ahora está libre, y en conjunto con su hijo, están ahora arriba de la torre. Tienen por delante tres tiros. El dragón los embiste. Disparan el primer tiro. ¡Y fallan! ¡Qué suspenso, Bastet mía, me voy a hacer en mi caja de arena! El dragón ataca, quema la torre, la misma se cae a pedazos, ¡qué suspenso, Bastet mía, ya me hice en mi caja de arena! Viene el duelo final, el Bardo dispara, y... ahora sí, después de todo el relleno: ¡¡¡Y SE LA CLAVA EN EL CORAZÓN A SMAUG!!! Muy bien, STAGE 1 COMPLETED. Al día siguiente viene la joda de la reconstrucción. El Bardo, que en la novela original aparece poco más que para clavar la dichosa flecha en el corazón de Smaug (o sus entrañas. No recuerdo, la leí hace un porrón de años), ahora ES ELEGIDO ALCALDE. O dirigente, o qué se yo. El caso es que EL BARDO LOS LIDERARÁ. Se supone que ahora que no hay dragón, es seguro para volver a reconstruir el pueblo donde mismo, ¿no? No es como Chernobyl. Digo yo. Bueno, sí, salvo porrrrrrque... está el asuntito del tesoro. Un tesoro de dragón tipo Tenochtitlán-Cuzco que de ser liberado es capaz de arrasar a la Tierra Media bajo la hiperinflación... custodiado por una panda de algo más de una docena de enanos, que muuuuuu guerreros serán, pero siguen siendo una docena, que los 300 eran 300 y no pudieron pararle patas al ejército persa, y ahora se supone que los 12 deberán parar a... ¿tres ejércitos? ¿cuatro...? En fin, que es como arrojar sangre a un estanquetiburones. De manera que al poquito aparece el ejército de los elfos. ¡Ah! Y después vendrá el jodío ejército de los orcos. Que con humanos y enanos, puez que suman cuatro. ¿Entonces a qué se refiere el título con el QUINTO EJÉRCITO...? Ah, misterios de Jólivu... (en la novela, si mal no recuerdo, eran los huargos, pero como dije, la leí hace un pontón de años, asíz que no me pidan recordar, ¿OK?). O a lo mejor el QUINTO EJÉRCITO es como el quinto elemento, o sea, EL AMOLLLLLL. Joer, como humorista doy lástima. En fin, en qué estaba. Ah, sí, en que empiezan la reconstrucción y se acercan los ejércitos que andan a la chupóptera del tesoro. Eso, mientras el enano Escudo de Roble anda buscando la piedra sin la cual no hay caso de que vaya a gobernar a los enanos, se pone paranoico de que se la hayan robad... ¡¡¡¡¡¡ZZZZZZ!!!!!! Perdón, una dormitadita, en fin, ¡los ejércitos van a agarrars...! ¡¡¡¡¡¡ZZZZZZ!!!!!! Ups, otra vez. El caso es que... ¡están peleand...! ¡¡¡¡¡¡ZZZZZZ!!!!!! No se me había ocurrido que los asientos del cine fueran tan mull... ¡¡¡¡¡¡ZZZZZZ!!!!!! Uh, ¿por qué están las luces encendidas? ¿Ya terminó? ¡¡¡¡¡¡BIEN, POR FIN!!!!!! ¡¡¡¡¡¡ME PUDE VER LAS TRES Y NO QUEDÉ CATATÓNICO!!!!!! ¡¡¡¡¡¡IN YA FACE, JACKSON!!!!!!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Leñe, ¿otra vez? Que ya me he escrito dos veces el mismo texto, redemonios. En fin, la haré breve. Fantasía épica, no pasaba mucho en el cine, luego "El Señor de los Anillos" la petó, trilogía clásica del cine, oscarizada a tope, recaudación, vino la ambición tipo Smaug por más, crearon la trilogía de "El Hobbit" a partir de una novela de trescientas páginas, y que incluye "El Hobbit: Un viaje inesperado" y "El Hobbit: La desolación de Smaug" y ésta, y ahora se estrena, la segunda peli más taquillera de 2014 después de "Transformers: La era de la extinción", y tal. ¿Merece esto algún comentario adicional? Creo que no, ¿verdad?

¿POR QUÉ VERLA?

-- Algo debería decir el hecho de que, a década y media del suceso cinematográfico que fue la trilogía de "El Señor de los Anillos", dichas pelis siguen siendo recordadas con entusiasmo por una buena fracción de la platea, mientras que a apenas algunos meses de haber concluído la trilogía del jóbi, la misma parece haberse desvanecido por completo de la conciencia popular: ¿se acabaron las del jóbi? Ah, ya tocaba, ahora a esperar "Vengadores: La era de Ultrón". Y esto porque, en fin, la cosa simplemente acabó por ser un latazo monumental. Respecto de esta tercera parte, si has visto las dos anteriores, probablemente verás ésta también porque quieres saber cómo termina. Aparte de eso... Buenoooooo... podemos preguntarnos para qué tantas alforjas si al final la cosa no iba pa'ná. Uno más o menos aguantaba "Un viaje inesperado" y "La desolación de Smaug" con la promesa de que el infierno iba a desencadenarse en la tercera. Y de desencadenarse, se desencadenó... en el sentido católico de que el infierno es la privación de la presencia de Dios (aunque quien lo necesita, teniendo a Bastet), porque no puede haber criatura divina protegiendo ESTO. Porque joer que la tenía fácil con ésta, si íbamos a ver la superbatalla más superbatalla de todas, y... sorpresa. La cagó. Hasta el fondo. ¿En dónde quedó el Peter Jackson que había mostrado una sensibilidad increíble para lo fantástico en "Criaturas celestiales"? ¿O el que había sabido mantenerse dentro de madre en "El Señor de los Anillos"? Ni idea. Peter Jackson aquí está más desatado que nunca, y se nota. Vale que tiene que estirar la cuerda y too, pero la batalla final al final termina siendo más insoportable que la de "Transformers: La venganza de los caídos", lo que ya es decir. Servidor quien esto escribe, hubo momentos en que se desconectó de la peli por completo. Simplemente el ejercicio de yo-molo llega a demasiado. Un ejemplo nos ayudará a aclararnos. Uno de los aspectos más criticados de "Las dos torres", la segunda parte de la primera trilogía, fue ver a Legolas haciendo snowboarding en medio de la batalla. Es una escena extraña, por supuesto, no muy de Tolkien si me preguntan, y chirría un poco, pero por otra parte sirve de alivio cómico en medio de todo el asunto, y nos permite refrescarnos para nueva escabechina. En "La batalla de los cinco ejércitos" vemos en cambio a Legolas evitando caer a un precipicio desde una torre derrumbada que a su vez se está derrumbando (no pregunten)... evitando caer a un precipicio, decía, pisando exactamente cada piedra que está cayendo a medida que van cayendo, tipo videojuego. El horror. Y luego viene la muerte de... (((SÍ, SPOILER, JOER, PERO EJKE ÓIGALE...))) ...la muerte de Thorin. Lo que en la novela, si no me falla la memoria, se resuelve un poco de tapadillo, pero en esa sencillez resulta una escena conmovedora, aquí después de haber visto a Thorin como un cabrón malantraña de lo peor, ya no inspira mucho que digamos (como en la novela ese asunto es mucho más breve, no llega a tanto que le perdamos el respeto). Y luego está la manera misma de morir: se había cargado a su adversario en una batalla sobre el hielo, y luego de eso, ¿se sale del hielo para evitar que se trice y se rompa y hundirse y ahogarse en aguas gélidas que lo maten de ahogamiento y congelación? No... se pone a caminar como un tarado detrás del cadáver de su enemigo flotando bajo el hielo. Normal entonces que le pase lo que le pase, que el orco en cuestión tan muerto no estaba, y va y le da un contragolpe, y ZAZ sería todo. Que esas cosas no pasan en la vida real, pero ejke joer, eztamo en un mundofantasía en donde la gente se muere estilo Coyote que se caen a un precipicio y sobreviven, entonces hay que tener un poco de genre savvy para hacer las cosas, o te pasa lo que te pasa. Tarado. Por eso, lo que en la novela original tiene un hálito trágico, en la peli ejke se lo'staba buscando el desgraciao. (((FIN DEL SPOILER - FIN DEL SPOILER - FIN DEL SPOILER))). Y por supuesto, en su afán de amarrar las cosas a la malamanera, van y se contradicen en varios tópicos capitales. Así, aquí ya se menciona que los grandes de la Tierra Media saben que la amenaza de Sauron ha regresado, pero en "La Comunidad del Anillo" veíamos que recién parecían estar enterándose. O que el rey elfo caribonito mande a Legolas a buscar a Aragorn, cuando en la trilogía original no parecían conocerse de antemano, lo que quiere decir que la búsqueda de Legolas terminará por ser infructuosa, haciendo por tanto superflua la escena. En las pelis anteriores era algo más aceptable las metidas de pata y las sobadas de codo, porque se supone que iba todo hacia el gran final, pero ahora YA ESTAMOS en el gran final, y es en el final en donde todo tiene que salir perfecto. Y no sale. Ni de coña. Incluso el final chusco de esta peli en particular, está a años luz del entrañable sentimentalismo que el mismo Jackson con década y media menos consiguió inyectarle al final de "El retorno del rey" (incluso cepillándose la mitad del libro. Peter Jackson, quién te ha visto y quién te ve). Decíamos que "Un viaje inesperado", sin ser una joya, pues no estaba tan mal, y de "La desolación de Smaug" que empezaba a pesar, pero aquí es piedra de molino al cuello, y al pozo. Y las anteriores estaban mejor porque: 1.- Estaba todo más contenido, créase o no, y 2.- Se suponía que cualquier garrafada de pata, se iba a corregir acá. Y no. Nones. Nein. Niet. Niente. Que de la primera a la segunda es de decente a mediocre, y de la segunda a la tercera es de mediocre a infumable. Y así es como asaltaron visualmente mis pobres pupilas. Pero, pero... la culpa es mía. Es enteramente mía. Debería haber sabido hacia donde iba la cosa con la primera y la segunda pelis. El público, de hecho, lo supo. A diferencia de la trilogía original en donde la recaudación fue a más (871M para "La Comunidad del Anillo", 926M para "Las Dos Torres" y 1119M para "El regreso del Rey"), acá el asunto fue al revés (1017M para "Un viaje inesperado", algo menos que "El regreso del Rey", 960M para "La desolación de Smaug" y 955M para "La batalla de los cinco ejércitos"). Igual recaudó un poquito más en total (2932M sobre 2917M de la trilogía original), aunque podemos atribuírselo a que "La Comunidad del Anillo" recaudó menos porque la idea estaba en rodaje y el concepto no prendía todavía en la conciencia popular. En fin, un ala del público sí que supo, pero, Bastet mía, seguí creyendo con la fe del carbonero. Y por eso, me lo tengo merecido. Que los productores de Jólivu me metan las manos al bolsillo y me arranquen los pesos y centavos. Pero a partir de ahora, hago una solemne promesa. Nunca más una peli de Peter Jackson ambientada en la Tierra Media. Si se le ocurre ambientar el Silmarillion, que se lo vaya metiendo por... el morral. Que alguno tendrá, digo yo. Porque ya no quiero imaginarme qué barbaridad es capaz de perpetrar el gordo si le pasan un tocho de mil páginas, como sería el caso si hiciera el remake de "Lo que el viento se llevó". Y no sigo para no estar invocando la desdicha.

IDEAL PARA: Llenar los bolsillos de Peter Jackson.

domingo, 3 de mayo de 2015

"Ojos bien cerrados" (1999).


-- "Eyes Wide Shut". Estados Unidos / Inglaterra. Año 1999.
-- Dirección: Stanley Kubrick.
-- Actuación: Tom Cruise, Nicole Kidman, Sydney Pollack, Marie Richardson, Todd Field, Sky du Mont, Rade Šerbedžija, Vinessa Shaw, Leelee Sobieski, Alan Cumming, Leon Vitali, Julienne Davis, Thomas Gibson.
-- Guión: Stanley Kubrick y Frederic Raphael, inspirados en la novela de Arthur Schnitzler.
-- Banda Sonora: Jocelyn Pook.

-- "Ojos bien cerrados" en IMDb.
-- "Ojos bien cerrados" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Tom Cruise y Nicole Kidman son una parejita burguesa como cualquiera otra. Es decir, una que tiene un matrimonio firme, consolidado, como roca... y que van a una fiesta, se les van un tanto las copas, y sorpresa, cositas empiezan a surgir. El, coqueteando con dos chicas que andan con unas gatas locas... ganas locas, quise decir, de precipitarse sobre él y comérselo entero (y él, como que sí, como que no, hilarante considerando que hablamos de Tom Cruise, el hombre al que South Park le dedicó un bonito capítulo "en el armario"). Ayuda, claro, que en medio de too, Tom Cruise tiene que ir y atender el caso de una chica de ésas contratás por hora, y que parece se ha mandao peazo colocón, de esos que mejor no se muera en el penthouse o si no qué le decimos a la poli. Nicole Kidman por su parte le coquetea a un vejete mayor que quiere puro llevársela a una de las miles de habitaciones del segundo piso. Al final, ambos se van. Siguen su vida, acá no ha pasao ná, macho... hasta que de pronto, se les ocurre empezar a fumar de la güena, de la que te suelta la lengua. Y empiezan a comentar sobre lo ocurrido la noche anterior. Que ellos son muy pijoburgueses, así es que... ¿ataque de celos? ¡Ay, no, qué horror, qué dirán nuestras amistades! Que para ser chic hay que ser frívolo, insinuar sin lanzarse, etcétera. O sea, bitches con clase. Resulta que él, muuuuuu agarrao'n los machos, dice que sabe bien que ella no lo traicionaría. Ella, por supuesto, mujer que es, en vez de tomárselo como un voto de confianza, va y se siente OFENDIDA. Porque, ya sabemos, una mujer es incapaz de vivir sin dárselas de linda para que el pobre WEÓN a su lado esté siempre en la cuerda floja, y tenerlo así lisito el lomo para poder controlarlo mejor. Así es que ella va y le cuenta una fantasía sexual que ha tenido con un marino. Y él, siendo muy Tom Cruise... ¡se siente devastado! ¿Porque le van los marinos y too? De manera que, ¿qué hace él? ¿Se la folla bien follá para que deje de pensar en weás? Tú no llamas al casting a Tom Cruise para interpretar a un macho recio, así es que obviamente que no. En vez de ello, se lanza a un peregrinaje de esos por la vida. Uno que involucra ir a la siga de mujeres, a ver qué sale. Porque, como que quiere, como que no. Pobre hombre, no se atreve a ponerle los cuernos a su esposa con felicidad y alegría, pero tampoco se resigna a quedarse célibe. O la una o la otra, pero no te amargues la vida, cabrón. Y conste que en su recorrido se le aparecen Vinessa Shaw jovencita, y Leelee Sobieski aún más jovencita (y además en ropita interior apretá, para más baba-baba). Al final, se encuentra con un amiguete que, así a santo de ná, después de no verlo como por churretecientos años, va y le dice: "Mira, no te puedo decir, pero estoy contratado para tocar en una fiesta, y no te puedo decir en dónde es, pero es en tal y tal dirección, y hay una contraseña que nadie-pero-nadie puede saberla, OK ahora te la escribo, y tampoco tengo que mencionarte que la gente que va, tiene que ir disfrazada, y por cierto, después de todo lo que te dije, en particular que hay unas mujeres peazo cuero... no se te ocurra ir, ¿eh?". ¿Y qué va y hace el jodío Tom Cruise? Pues él va a la fiesta. Con un par. Las cosas se van a poner cuestarriba, con mucha teta suelta, y sobre too... con mucho peligro. Porque para variar, Tom Cruise no tiene idea de en dónde se está metiendo. Y eso sí, que no está en un blockbuster de Jólivu sino en una cultureta, así es que ni siquiera el final feliz se lo tiene ganado.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Para mediados de los '90s, no mucha gente daba un peso por Stanley Kubrick. Había sido grande, muy grande. "Lolita", "Doctor Insólito", "2001: Odisea del espacio", "La naranja mecánica"... Pero eso era en los contraculturales '60s, '70s. ¿Y desde entonces? La muy aburrida "Barry Lyndon", la polarizante y no 100por100 Kubrick "El resplandor", y "Nacido para matar". Cuatro pelis entre los '70s y '80s. Sólo que no se recluyó. Siguió adelante. Y como eso de dejar pasar siete años desde "El resplandor" hasta "Nacido para matar" debió de parecerle una mariconería, pues ahora va a ser UNA DÉCADA COMPLETA. Y para más inri... la iba a basar en una novela corta ("Traumnovelle", de 1926) con un prota judío en la Europa pre-Guerra Mundial. Ríanse ahora: iba a ser una comedieta sexual protagonizada por Steve Martin, con Woody Allen en un rol secundario (el que, en la peli definitiva, interpreta... Sydney Pollack). El proyecto nunca terminó de abandonar del todo a Kubrick (a diferencia de su Napoleón, que admitámoslo, si la hubiera llegado a rodar hubiera sido algo digno de ver... casi autobiográfico, tratándose de Kubrick). El caso es que al final, Kubrick terminó empeñado en el rodaje, haciendo bueno el tema de la química sexual contratando a un matrimonio de actores, nada menos (Tom Cruise y Nicole Kidman), lo que también tiene su tono de hilaridad si se considera que un par de años después, ambos le estaban dando agradecido trabajo a sus respectivos abogados de divorcios (¿meterse en la piel de los personajes habrá hecho salir cositas raras dentro de su matrimonio?). En cuanto al guión, cambió la ambientación desde un prota judío en la Viena del 900, a una pareja de desabridos yankis contemporáneos (lo que para ¡¡¡TOM!!! debe haber resultado pan comido de actuar). El rodaje mismo, debido al infame perfeccionismo kubrickiano, tomó... 400 días. Casi catorce meses, acreditado en el libro Guinness en su época (no sé si después, pero en su tiempo al menos sí) como EL RODAJE MÁS LARGO DE LA HISTORIA. Aún así, se las arregló para que el presupuesto no se le disparara demasiado (65 millones de dólares, una cantidad significativa para una peli sin muchos efectos especiales, pero que alcanzaron a cubrir el caché de los protas, la recreación de Nueva York EN ESTUDIO EN INGLATERRA porque míster Kubrick era un gallina a la hora de volar en aviones, y montones, MONTONES de chicas en bolas). Por lo que cuando la peli hizo algo más de 160 millones en taquilla, puede considerársela un éxito financiero. Aunque sea porque muchas (¡y muchos, seguro!) fueron a ver a ¡¡¡TOM!!! metido en lo que se promocionó como un thriller erótico (erótico, un tanto a medias, y thriller, no demasiado, o por lo menos, no en el sentido convencional del término). La crítica en general la amó. Nada mal si se considera que el vejete Kubrick no llegó a verla estrenada comercialmente (incluso corre el rumor de que fue terminada después de su muerte, lo que no es efectivo, porque el corte final lo entregó al estudio cuatro días antes de fallecer... sí, es una nota triste esto). Andando el tiempo, "Ojos bien cerrados" no ha quedado como un gran clásico de la filmografía kubrickiana (no al nivel de su producción de los '60s por lo menos), pero sí como una digna peli final. Aunque no testamentaria, eso sí. Mejor así, probablemente.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Para mucha gente, el punto de la peli es ver a ¡¡¡TOM!!! y la Nicole en bolas haciéndoselo, y después a ¡¡¡TOM!!! paseándose en medio de un montón de chicas en bolas que, admitámoslo, es un recurso fácil de pasaportar porque es una peli CULTURETA, y ya sabemos que éstas tienen cláusula y permiso especial para empelotar chicas sin que nadie se queje (demasiado). No es raro, si se considera que en la época todavía daban los últimos coletazos de ese subgénero noventero de cine que fue la producción softcore de alto presupuesto. Es probable que muchos que fueron a ver la peli esperando encontrarse otro "Atracción fatal" u otro "Bajos instintos" se llevaron la flor de decepción. La peli tiene sexo (algo) y tetaculo (un poco más), pero no tanto como para justificar el visionado con ojos pornográficos (además, según qué versión, la digitalizada para público yanketa censuró el grueso de los desnudos de la escena de la orgía, lo que es casi como censurar las escenas de comida en una peli ambientada en un restaurante. Lógica yanketa a tope aquí). El sexo en la peli es notoriamente deslavado, casi robótico, desprovisto de casi todo gancho erótico. Y esto es adrede. El cine de Stanley Kubrick tiene una relación bastante especial con la sexualidad, explorando sus ramificaciones en nuestra sociedad contemporánea con ojo de entomólogo, demostrando que hemos desexualizado la sexualidad y erotizado o fetichizado muchas cosas que no son sexuales por naturaleza... enfermizo, sí, pero ése es el punto. "Doctor Insólito" nos presentaba una alegre galería de impotentes y eunucos sexuales que desataban la Tercera Guerra Mundial para tener algo orgásmico con lo que jugar, "Lolita" presentaba la sexualidad como un impulso casi desviado respecto de la puritana sociedad yanketa, "La naranja mecánica" presenta el sexo como algo casi diabólico y a ser reprimido (los únicos personajes que gozan el sexo a tutiplén son Alex y sus parejas, y eso es por algo), y así sucesivamente. ¿A alguien le sorprende entonces que los personajes de "Ojos bien cerrados" tengan una sexualidad tan trancada? El sexo del matrimonio es tan aburrido, que cuando llega el último diálogo de la peli ("fuck"), no tiene prácticamente nada de la fuerza que debería tener el usar la palabra "follar"-"joder"-"culiar", lo que corresponda según su región hispanohablante respectiva, y eso es también adrede. El punto entero de la peli, en lo que a la sexualidad se refiere, es que ésta termina siendo ahogada por las convenciones sociales, por el lugar respectivo que cada uno debe utilizar, y la única vía de escape es adquiriendo más poder (la orgía, no por nada, es creada y financiada por los PODERES INVISIBLES EN LA SOMBRA) o saltándose las reglas (cometiendo adulterio, básicamente). Es una moraleja triste para un thriller erótico, pero es que óigale, como dijimos, eso de "thriller erótico" se lo pusieron los estudios para poder vender una cosa en principio invendible (¿una peli sobre sexo en donde el sexo es aburrido? Caray...).

-- Aparte del obvio comentario social de la peli (los protas tienen un buen nivel, una vida elegante y con cierto lujo, pero aún así están atrapados como hormigas debajo de otra gente QUE SÍ TIENE PODER DE VERDAD), resulta interesante el planteamiento subrepticio respecto al "qué es real". Porque hay dos maneras de ver esta peli. Por un lado, la literal: todo lo que se nos narra es lo que es. Es decir, el prota va y viene por la ciudad, experimenta la orgía, etcétera. Pero otra manera de verla es la metafórica: ¿y si todo lo narrado no fuera más que un gigantesco sueño culpógeno por parte del prota? Porque, obsérvese, la primera sección de la peli es una interacción de a tres (el prota, la esposa y todos los demás), pero a partir de la segunda sección, el foco recae definitivamente en él y su entorno, el cual empieza a volverse cada vez más raro (¿de verdad el prota está siendo perseguido, o todo no es más que una fantasía paranoica autoinducida?). De esa manera, la cacareada escena de la orgía en realidad bien podría no haber ocurrido, o simplemente ser un viaje trippie por parte del prota, que se lo ha imaginado todo como una manera de darle rienda suelta a sus instintos. ¡Leñe, si hasta el título pareciera sugerirlo, porque si nadie tiene los ojos bien cerrados durante ningún fotograma, entonces puede ser que EL PROTA TENGA LOS OJOS BIEN CERRADOS PORQUE ESTÁ SOÑANDO, Y NOSOTROS NO ESTAMOS VIENDO LA REALIDAD SINO QUE ESTAMOS METIDOS DENTRO DE SU CABEZA! La peli tiene la inteligencia necesaria para sugerir el punto de manera muy sutil, apenas con guiños aquí y allá, hasta el punto que es factible afirmar que la peli no es exactamente un sueño sino la realidad, pero la realidad tamizada por la percepción distorsionada (y recargada de semen no descargado) del prota. En ese sentido, la escena de la máscara al lado de la esposa es bastante ambigua y significativa. ¿Cómo es que ella la encontró? Considerando que al tipo lo echaron con cajas destempladas de la orgía, es probable que no se la hayan devuelto así como el disfraz... ¿se la fueron a dejar los matones de la orgía? O por el contrario... ¿ES EL PROPIO PROTA CONFESÁNDOLE SUS PECADOS Y FANTASÍAS SEXUALES A SU ESPOSA?

-- Insistamos en el punto social de la peli, algo que le hubiera gustado mucho al rojillo ése de Kubrick (el mismo tipo que convirtió a "Espartaco" en un panfleto mesiánico... espartaquista, valga el chiste erudito aquí). La peli hace una subrepticia crítica del exitismo. Los dos protas son gentes exitosas, adineradas, modelos clásicos de lo que debe ser el American Way Of Life. Y sin embargo, a poco que el prota se desmarca e intenta ir a meterse allí donde no se supone que deba ir, termina metido en medio de LOS PODERES QUE REALMENTE SON, y sale bien descamado de ahí. El mensaje es bastante obvio: ¿tu libertad, tu éxito económico, tu casita y bienes y familia, toda tu vida estilo propaganda publicitaria de tarjeta de crédito? Falsedad y mentira. Tienes la libertad para moverte por las zonas que se te han designado, y hacer las cosas que te permite tu, digámoslo así, NIVEL DE ACCESO DE SEGURIDAD. Frente a la clásica identificación ideológica entre capitalismo y libertad, vemos una familia capitalista, y exitosa además, que carece de libertad porque existen reglas, y esas reglas fueron escritas por gente tan arriba, que cuando se mueven, ni siquiera te das cuenta o puedes estar seguro de que se están moviendo (ese tipo que te está siguiendo, ¿es un enviado de LA GENTE QUE ES, o es pura coincidencia? Esa chica que se murió, ¿fue un mero accidente, una coincidencia siniestra, o bien se la cargaron y lo hicieron parecer un accidente por INFRINGIR LAS REGLAS?). La peli para colmo está ambientada en Navidad, pero Stanley Kubrick no se decanta por el discurso ñoñoconservador de típica peli americana, de que LA NAVIDAD UNE A LA FAMILIA blablablá, y en vez de ello nos lo retrata como una fiesta fría, aséptica, sin mucho romanticismo, y en particular consumista. La última escena, de hecho, es en una tienda mientras compran regalos navideños, y el diálogo no tiene mucho de reencuentro emotivo de una familia fracturada (es más bien la constatación de que la familia está fracturada, pero que da lo mismo porque sus vidas son mediocres y vacías, pero como están casados, ya tienen el opiáceo perfecto: TO FUCK).

IDEAL PARA: Ver una interesante parábola acerca del sexo, el matrimonio, la libertad, el capitalismo, y todo lo que está entre medio.

domingo, 26 de abril de 2015

"La Cenicienta" (2015).


-- "Cinderella". Estados Unidos / Inglaterra. Año 2015.
-- Dirección: Kenneth Branagh.
-- Actuación: Cate Blanchett, Lily James, Richard Madden, Helena Bonham Carter, Nonso Anozie, Stellan Skarsgård, Sophie McShera, Holliday Grainger, Derek Jacobi, Ben Chaplin, Hayley Atwell, Rob Brydon, Jana Perez, Alex Macqueen, Tom Edden.
-- Guión: Chris Weitz.
-- Banda Sonora: Patrick Doyle.

-- "Cenicienta" en IMDb.
-- "Cenicienta" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Después de aguantar la tortura china de un corto frozenxplotation, comienza la peli. Una ambientada en ese espacio genérico de contohada llamado Europa ¿medieval/renacentista/barroca/victoriana/mitteleurope? Bueno, ya sabemos. Que Perrault escribía lo suyo imitando lo que veía, y después, cuando el tiempo pasó, todo ese mundo quedó como hadas y duendes, hiperexótico, listo para depredadores como Tolkien para saquearlo. En fin. El caso es que en ese ecosistema florece una parejita formada por Ben Chaplin (¡leñe! No puede ser... ¡estaba vivo!) y Hayley Atwell (que Bastet la mantenga en su Santa Gloria, y qué alegría ser yo un mamífero), y que son una pareja tan perfecta que tienen una hija shúper en todo y tal. El caso es que, ya saben como va esto... la mami contrae esa misteriosa enfermedad victoriana que consiste en debilitarse y morir, y listo, ya nos cargamos un progenitor. Luego el papi, a pesar de estar enamorao hasta las repatas de su antigua domadora, decide casarse de nuevo igual porque... bueno... porque... por alguna razón. A saber. La nueva señora es Cate Blanchett, y considerando los roles que ha hecho la señora, es casi como para pegarse un tiro. ¡Joer, que te acabas de cazar con Elizabeth Spalko Galadriel Blue Jasmine! ¡Ten miedo, imbécil, ten mucho miedo! El caso es que sucede lo inevitable: que la jodía le hace la vida un infierno al masho, ella y sus dos hijas. Tanto así, que el tipo se larga y en un viaje, para las chalas (momento en el cual, dentro del cine, se escucha el llanto de uno o dos niños aterrorizados porque eso pueda sucederle a SUS propios padres. No kidding). Con su otro progenitor fertilizando narcisos (o alimentando tiburones, a saber), la chiquilla hijipapi se queda sola a merced de su madrastra y sus hermanastras (vamos, ustedes lo sabían, ¿no?). Y entonces la chica, quien entiende a cabalidad que el triunfo del BIEN y la JUSTICIA implican el exterminio completo y sistemático de todo rastro de maldad en el mundo, coge su Kalashnikov AKA-47 subfusil de asalto y, a la primera que la madrastra y las hermanastras miran feo, dice GO AHEAD, MAKE MY DAY, les mete bala entre ceja y ceja, y las despide con un cordial: BIENVENIDAS A MI CASA, POBLACIÓN: 3 MENOS. Y hereda todo, se busca un chico guapo con el cual follar, y vive feliz para siemp... no, mentira, estoy bromeando. Lo que pasa, una vez que la chica se queda sola, es que decide ENTENDERSE con su familia postiza, y SER BUENA con ellos. El gran momento OH-CRAP de la peli, por supuesto. Pero bueno, qué puede esperarse de una petarda imbécil que tiene de amigas a los ratones, a diferencia de la madrastra, que sabemos que es la buena porque ella tiene un gato (aunque después, en un clásico ejercicio de castración ideológica hollywoodense, al gato no lo dejan cumplir su destino natural de merendarse a esas ratamerdas que andan por ahí. Disney, tú antes eras chévere). El caso es que la madrastra, pobrecita ella, hace lo único en estas circunstancias: SURVIVAL OF THE FITTEST, la raza australiana debe dominar la Tierra, y vamos esclavizando a la infrahumana que cree en LA BONDAD y en LA MAGIA. Incluso, la chica termina durmiendo al lado de una chimenea y se tizna la cara, así es que la llaman Cenicienta, listo, hemos dejado caer el título de la peli, podemos terminarla, ¿no? Quiero decir, las fuerzas del bien han vencido (el gato, claro) y la hereje amigarratones ha sido castigada por su heterodoxia. Ah, que no. Que es una Disney. A ver, entonces viene que ella conoce al Príncipe, luego va a la fiesta, le hace ojitos la muy calentabragas, se deja la zapatilla cristal detrás (¿que la tiró de casualidad? A quién engañas, querida, trepamerda), y se queda con el Príncipe. Porque es MAGIA. Porque es PELI. Que si fuera la vida real, ahí teníamos a la Cenicienta explotada hasta que muera. Como se lo merece. Por ser amiga de ratones. Rata.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Hay ciertas historias que son atemporales. El mito de la Cenicienta, por ejemplo. La patipelá trepamerda que, con ayuda de terroristas antisistema que quieren demoler el orden social establecido (esa hada madrina de porquería que no entiende de distinción de clases y tal), va y seduce al Príncipe con el poder de MIS OVARIOS, y llega hasta la cúspide. El cuento tiene más gracia cuando hablamos de Teodora, la puta que a punta de afilarse a Justiniano se transformó en Emperatriz de Bizancio. La carrera telenovelesca de Talía en los 90s era puro déstos personajes. Cámbiese rostrotiznao por boletera de Lotería en la calle, y tenemos el argumento de María Remedios. O María Mercedes. O María Juana. O qué se yo. El caso es que Charles Perrault escribió su propia versión de la historia, que prendió y tal. Los Estudios Disney le vieron potencial, y lo adaptaron. Eran los 50s, venían saliendo de los horribles 40s (seriously, ¿"Música Maestro"?, ¿"Saludos amigos"?, ¿"Canción del Sur"?). De hecho, "Cenicienta" de 1950 se transformó en el hito que resucitó a los Estudios Disney y les abrió la puerta, después del fracaso relativo de "Alicia en el País de las Maravillas", para su gran década dorada ("Peter Pan", "La dama y el vagabundo", "La Bella Durmiente" y "La noche de las narices frías", aunque ésta ya de 1961). Salto de medio siglo hacia el futuro, y nos encontramos con que la Disney apuesta a un remake/secuela/bastardización de Alicia, y le dan luz verde a "Alicia en el País de las Maravillas" de Tim Burton. La jugada tiene tanto éxito (ayudado por el 3D, digámoslo ya, porque la peli era más bien mugrosilla), que al final resulta que deciden darle luz verde a varios otros proyectos de remake pero con actores carnehueso. Y Angelina Jolie, que como actriz es estupenda, pero que es más hueso que carne por estos días, la pobrecita. Y esta moda llega justo ahora, en una época en donde los actores carnehueso actúan más que nunca frente a pantallas verdes, si no son ellos mismos pantallas verdes, claro (Andy Serkis, a tí te miramos). En 2014 comenzó el plan maligno disneyiano de dominación cinéfila mundial con "Maléfica". Ahora tenemos la siguiente entrega, que es la actual "La Cenicienta". Y ya están anunciadas "La Bella y la Bestia" con Emma Watson, "Mulan", "Dumbo" y "Pinocho". Por desgracia, no tenemos planes para una adaptación del Tío Remus. Joer, qué KKK sería tener un remake de "Canción del Sur" con Morgan Freeman... Ah, verdá. Que "Canción del Sur" ya no es parte del canon Disney. La industria de barrer bajo la alfombra, operando desde 1946.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Frente a una "Maléfica" que tomó la muy discutible opción de darle un aire moderniqui al guión, convirtiendo a la villana en una zorra empoderada feminazi en un mundo de HOMBRES KAKA, "La Cenicienta" optó por el camino exactamente contrario, el del respeto irrestricto a la tradición del cuento de hadas Disney de toda la vida. Es decir, lo opuesto de "Por siempre Cenicienta", esa mugre de Drew Barrymore que trató de presentar a una Cenicienta mashorra que... bueno, Drew Barrymore, ¿no? Aquí, en cambio, no tenemos ni un átomo o gota de ironía. Nada. Es lo que es. Y eso es justamente la mejor baza de la peli. Y la más divisiva, probablemente. Porque a quienes les de repelús el discurso carcamal de las pelis Disney, esta peli les va a caer como patánlaguata. Pero quienes quieran dejarse llevar por horita tres cuartos a un mundo de fantasía en donde todo es bonito y al final el bien triunfa sobre el mal, la peli es un dos pulgares arriba. Porque si hay una palabra para definir a esta peli, es BONITA. Es LINDA. Así, sin restricciones, y sin ninguna vergüenza. Así como sucedía con "Thor", el director Kenneth Branagh hace aquí también un trabajo alimenticio, de aportar su oficio y talento, cobrar el cheque, y salir para el lado discretamente. Vale por eso. En ese sentido, la peli no tiene ni un ápice de algo que podamos llamar originalidad. Pero por otra parte, Branagh es un tipo de formación shakesperiana, que sabe inyectar tanto fantasía como drama a la vena, y aquí lo consigue muy bien. Las escenas más dramáticas funcionan de maravillas, e incluso las escenas más romanticonas, habituales víctimas del pastelismo diabetes mellitus, también funcionan bastante bien, en eso de crear un aire de romanticismo irreal, que es a fin de cuentas a lo que veníamos al cine, ¿no? La dirección de actores es simplemente soberbia. Lily James como Cenicienta es todo un lujazo, muy lejana a esas chicas contratadas por carilindas que después no convencen a nadie en sus personajes (Liv Tyler en "Armagedón", por ejemplo). Frente a ella, Cate Blanchett se la pasa pipa interpretando a la madrastra, consiguiendo el milagro de que entendamos perfectamente sus motivaciones para la villanía... Y AÚN ASÍ LA ODIEMOS LA COSA PADRE LA MUY BITCH DESGRACIADA. Y cosa curiosa... ¡el Príncipe también funciona! Un tal Richard Madden, parece que actuó en la de Juego de Tronos o qué se yo (o actúa. No sé. No me importa. La tasa de masacre de personajes en esa serie rivaliza con Auschwitz). Todo eso sumado a un elenco de secundarios simplemente maravillosos, incluida una Helena Bonham Carter tremendamente borde como el Hada Madrina, que en la única secuencia de su aparición se roba la pantalla entera. Por su parte, Patrick Doyle, eterno colaborador de Kenneth Braga... er... Kenneth Branagh, eso es, y que compuso el interesante trabajo para "Thor" de 2011, aquí se manda un soundtrack tremendamente cumplidor, que evoca el aire de cuento de hadas, y que resulta vibrante en las secuencias más de acción. En definitiva, un estupendo cuento de hadas en pantalla, algo muy necesario en esta época desgraciada en donde si no es darkie tipo "The Dark Knight", pues no vale nada. En las pantallas debe coexistir todo tipo de cine, incluso estas fantasías escapistas, en particular cuando están hechas con un oficio más que notable, como es el caso aquí.

IDEAL PARA: Ver un cuento de hadas rodado como corresponde.

domingo, 19 de abril de 2015

"Interestelar" (2014).


-- "Interstellar". Estados Unidos. Año 2014.
-- Dirección: Christopher Nolan.
-- Actuación: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, David Gyasi, Wes Bentley, Jessica Chastain, Mackenzie Foy, Ellen Burstyn, Michael Caine, Casey Affleck, Timothée Chalamet, John Lithgow, Leah Cairns, Topher Grace, David Oyelowo, William Devane, Elyes Gabel, Collette Wolfe, Matt Damon, y las voces de Bill Irwin y Josh Stewart.
-- Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "Interestelar" en IMDb.
-- "Interestelar" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La Tierra. El futuro. ¿Hemos alcanzado acaso una nueva era de gloria e iluminación en donde las diferencias se han acabado, la Humanidad prospera y en general la cosa va tipo Star Trek? Joder, no, que después de todo es con ustedes los humanitos con quienes tratamos. El caso es que por estoquello, el mundo está a punto de irse al caralho. Por alguna razón, la Humanidad está sacudida por tormentas de polvo que lo van a barrer too, etc. Joer, qué manera tan sharsheta de extinguir a la spezie. ¿Es que acaso el destino de la Tierra está en la estacada? No, por supuesto que no: la peli se abre con entrevistas de pejeztorios diciendo que "en el pasado, estábamos a punto de extinguirnos", y como a los bejeztoros los están entrevistando y están vivos, como que uno dice "leñe, estaban a punto de extinguirse pero ejke ze salvaron, ¿no?". El caso ejke'n la América Profunda vemos una granjamerda en donde trabaja Matthew McCuna... McCuma... McComa... er... Máziu Macónaji, sí, él, con su familia. El caso es que el Mázu Macónaji tiene problemas porque su hija le sale yeberrde y too, ¡incluso cree que los seres humanos llegaron a la Luna! El caso es que la chica, por estoquello, recibe unos mensajes de unos misteriosos fantasmas que le dicen algo que... algo. Pero, er... ¡un momento! ¡A mí me vendieron ezta cosa como sensa-ficción! ¡No me pueden meter fantasmas de por medio! ¿O acaso sí? ¿Será acaso que una paradoja temporal está...? Er... Joer, cómo se fusilan estos tipos sus propios trucos narrativos, con puro sumar 2+2 ya uno adivina por dónde se cozina el pastel. El caso es que Mazu Macónaji descubre que el mensaje son coordenadas geográficas, que además están avance usté dos cuadras y doble a la izquierda y llegue hasta'l final del camino, y yastá, métase ahí. Y va el Mazu Macónaji, con la jodía hija que se escondió en el vehículo y que papi corazón decide mantenerla en el viaje en vez de enviarla de regreso a la casa, sólo por la mierda que podrían encontrar en el destino (joer, es un mundo posapocalípetico, lo mínimo que uno espera nesas circunstancias es encontrarse caníbales o similare). El caso es que llegan a una BASE MILITAR ESPACIAL ALTAMENTE SECRETA. Y una vez ahí, hacen lo que toda BASE MILITAR ESPACIAL ALTAMENTE SECRETA hace en tales circunstancias: los hace pasar, no les pide credenciales, los instalan en una mullida salita, les ofrecen el té de las cinco con galletitas para componer el cuerpo por el viaje, y les revelan de sopetón too el tinglao en vez de, no sé, se me ocurre, llevarlos a una sórdida habitación con ampolleta tiritona y descerrajarles too lo que se llama el calibre .38 en el cráneo, por espías. Y claro, ejke el jefazo conocía al prota de antes, pero vamos, entre el ANTES y el AHORA bien podría el jodío haberse vuelto espía, ¿no? El caso ejkel Mazu Macónaji se entera de que la Tierra de mierda va a terminar dirse a la mierda, pero ¡sorpresa! alguien, a saber quién, humano no en too caso (¿gatos superevolucionados? Joer, de pronto esta peli me gusta) ha instalao un agujero de gusano a la altura de Saturno por el cual se puede emprender la colonización de otras estrellas porque, bueno, verán, nuestros misteriosos ayudantes como que les cuesta la idea de instalar el dichoso agujero en la órbita de la Luna o de la Tierra, que es más fácil y bonito y ahorra una barbaridá combustible en una época de carestía en donde el hidrógeno líquido para los cohetes no sale de las piedras, leñe. Y bueno, too a cargo de un tipo que conocía al Macónaji pero nunca lo reclutó porque, bueno, uno no recluta a sus astronautas más competentes para una misión que implica salvar a la raza humana en total, ¿no? Pero, no importa, corregimos el error, donde digo digo digo diego, y ya tenemos al Macónaji lanzao al espacio en una misión al agujero de gusano, acompañado de la Anne Hathaway, porque cualquier pelimerda mejora 600% si tenemos a la Anne Hathaway de por medio, que superada la treintena igual sigue buena, aunque use trajezpaciá tamaño oso en vez de ajustadas mallas tipo Catgúman. Y, bueno... viajan al espacio, siguen viajando al espacio, viajan más por el espacio, se mandan otro viajecito por un espacio paralelo, que podría ser el pasado-futuro-universoparalelo, qué se yo, viajan otro poquito más, y luego la peli se acaba. Joer, Frodo la tuvo más fácil para desembarazarse del anillo cabrón ése, y eso que al jóbi ése le duró tres pelis la cosa entera.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

A estas alturas del partido, Christopher Nolan no necesita presentación. Que cuando hablábamos de "Batman inicia" y "El gran truco" lo hacíamos porque éramos cuatro gatos lo que lo conocíamos por "Memento" o "Insomnia" (sí, así de viejo es este bloj), pero ahora en la actualidad, NOLAN IST GOTT. Adóralo o muere, rata de alcantarilla. Bueno, el caso es que entre batmaníada y batmaníada, al compa're se le ocurrió que era buena idea rodar una peli del espacio que fuera de verdá, no una desas starguarsiadas en que las cosas pasan porque, bueno, ejke's sensa ficción, o sea, todo cuela. La cosa iba a dirigirla primero, adivinen, Steven Spielberg, porque bueno, últimamente Shipelber se aparece en too, para después decir que no, que era talla la custión, etcétera. Con un argumento un tantín diferente. Pero al final se hizo cargo Christopher Nolan. O sea, DIOS. GOD. GOTT. ZEUS. Bueno, él, rodada y estrenada sea Su Voluntad. El tipo que después de la fantasía goth de Tim Burton, y el delirio neocamp de Joel Schumacher, había hecho un Batman REALISTA (joer, ¿realista jaquear todos los celus de Ciudad Gótica en "The Dark Knight"? Los fanáticos ya viven en la matrix, kids). El caso es que el Nolan ya se había pegao en la cosa ésa de rodar "fantasía realista", y que a mí alguien me explique cómo se pueden hacer las dos cosas sin que estalle el universo y tres o cuatro universos paralelos alrededor. El caso es que Christopher Nolan cambió algunos detalles del guión para hacerlo más científico que la versión Spílber. Y también, como se supo después, para eliminar el deprimente final que había planeado Jonathan Nolan, porque DARK no quiere decir que la cosa termine mal, joer, si al final nadie ve pelis de Jólivu para que el prota muera (yes, seriously, el prota moría en el primer esbozo de guión de los Nolan Bros). Y a rodar que son dos días. ¿El resultado? Orgiástico. Como lanzar una chica Bond en bikini y sangrando a un estanque con tiburones. Más de 670 millones en taquilla, la décima peli más taquillera de 2014, y la única de las diez que no es una secuela o un remake (seriously: "Transformers: La era de la extinción", "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos", "Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 1", "X-Men: Días del futuro pasado", "Capitán América y el Soldado del Invierno", "El Asombroso Hombre Araña 2" y "El planeta de los simios: Confrontación" son todas secuelas, "Guardianes de la Galaxia" si bien no técnicamente secuela sí que es parte de una franquicia preexistente, y "Maléfica" puede verse como un remake o un reboot, a según el punto de vista). La crítica la adoró porque es CIENCIA FICCION SERIA, no como mierdas como "Guardianes de la Galaxia" que son divertidas y too, pero que no tienen AGUJEROS DE GUSANO ni PARADOJAS TEMPORALES ni ROBOTS CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL ni otras cosas que debe tener la CIENCIA FICCIÓN SERIA para ser CIENCIA FICCIÓN SERIA, ya ven ustedes. Que los críticos son unos pesaos y además no saben ná. Aunque, con el paso del tiempo, digámoslo claro, la peli se ha ido desprestigiando su poco. Cuestiones del exceso de hype, que la gente decide que la cosa al final no era tan buena tampoco. Pero bueno, qué puede decirse de una peli que recluta en el rol de vejete medio ido padre del prota científico, a John Lithgow, que ya había interpretado a un vejete medio ido padre del prota científico en "El Planeta de los Simios: Revolución". Porque incluso en los sagrados templos nolanianos hay espacio para el HUMOR.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Bueno, esta peli ha resultado polarizante. Están los nolanohólicos que la encuentran la OMAIGÓ mejor peli de 2014, ein Meisterwerk, monumento para las edades, testimonio visible y sólido de la grandeza del ser humano como especie y su derecho inalienable a ocupar un lugar en el cosmos. Y por el otro lado están los tipos llevados por el hype backlash que la encuentran la jodía puta mierda cagada del orto la perra madre que la parió etcétera. Cualquier opinión ecuánime que intente establecer una visión equilibrada de esta peli, va a ser atacada de uno y otro sector, de los pasivos de Nolan por OBRA MAESTRA, NO LA CRITIQUES, POBRE TARADO, y de los antiNolan por VENDIDO AL HYPE DE JÓLIVU. Pero esto es Cine 9009. Aquí hemos aguantado ataques recios como palos. Porque soy una especie en peligro de extinción: el único gato que escribe en interné. Exceptuando Yutúbe, claro. Pero al grano, ¿qué tal está la cosa? La verdá, su cal y su arena. Partamos por el aspecto más vendido de la peli: su verosimiltud científica. ¿Lo es? Sí... y no. El planteamiento en general es mucho más serio que la sai-fai promedio, y eso se agradece. No tenemos viajes más allá de la velocidad de luz por el amor a los viajes más allá de la velocidad de la luz, o comunicaciones instantáneas entre planetas, etc. Vale por eso. Pero luego tenemos situaciones que ya no atentan contra la ciencia sino contra la lógica más elemental. Uno fácil de entender: el viaje espacial. En la peli se llevan una churretera de tiempo en viajar desde la Tierra a Saturno, hasta el agujero de gusano, con criogenización incluida para ahorrar oxígeno. Bien, muy bien. Homenaje a "2001: Odisea del espacio" y too, pero bien. Pero luego, pasando el agujero de gusano, viajan de un planeta al siguiente casi como un pulp del Capitán Futuro. En qué quedamos. O estamos en sensa ficción de la que viajan a velocidad de pulga, como en la realidad (o como en "2001: Odisea del espacio", obvia influencia de esta peli, y ya la mencionamos), o estamos en sensa ficción pulp estilo Michael Bay en donde las leyes de la física son buenas para cuando se acaba el bendito papel en el baño. O vemos un planeta que no tiene relieve y está cubierto entero por un mar que llega a las rodillas, salvo por unas fuerzas de marea gravitacional que levantan unos tusunamis, con U, como los llamaría Don Seba, tusunamos decíamos que ni el 27-F (vale, hay buena ciencia aquí: la erosión provocada por ese oleaje debería haber exterminado cualquier rasgo de relieve geográfico hace eones), pero luego tenemos un planeta en donde hay hielo flotante, cuando el hielo flotante de cualquier material en esas condiciones se vendría abajo por su propio peso. ¿Es la peli más exacta y científica que el promedio de las pelis de Jólivu? Sí, lo es. Pero se queda a medio camino. Mucho se criticó en su día a "El núcleo" por ser burrada sentífica tras burrada sentífica, pero es que joer, la peli en sí misma se tomaba de coña, como que la substancia milagrosa con la que fabricaban el jodío submarino se llamaba unobtanium, como para hacerlo más obvio. En "Interestelar" en cambio pretenden que nos tomemos la ciencia en serio, llamaron al Kip Thorne para que les diera apoyo, que algún premio debe haber ganado el susodicho por ahí, y en general, si no supiéramos desa contratación, por lo menos lo inferiríamos del tono general de la peli, mortalmente grave y solemne. Y luego salen con payasadas como ésas. No-pueh. Había en los '80s una peli mucho más sabia que ésta, que era "Karate Kid", en donde el mítico Sr. Miyagi le decía a Daniel-San que o aprendía karate o no lo aprendía, porque de aprenderlo a medias, lo iban a apalear los que saben y los que no saben. Eso es lo que pasa con "Interestelar": es científicamente seria, pero no todo lo seria que debería, y por eso se lleva palizas tanto de los que esperan una peli científica en serio, como de los que esperan sai-fai tipo "La guerra de las galaxias" en donde todo es espacio y robots y rayos láser, pero luego te meten la Fuerza que ej una cosa que cubre toda la galaxia como el semen de ballena macho sobre la ballena hembra, y no chirría porque la peli se lo toma con tanta ligereza que lo asumimos como parte de la premisa para poder gozar, y la peli al final es entretenimiento genial y nadie se cuestiona más allá (y de hecho, siguiendo con el ejemplo, trataron de hacer más científica a la Fuerza dándole la explicación mítica por lo mierda donde las haya, que es los famosos midiclorianos de "La amenaza fantasma", y con eso la cagaron por supuesto). Ah, y por cierto, lo de sobrevivir dentro del agujero negro es ya de traca, mira tú que caerse con un trajecito espacial de merda y sobrevives y viajas por universos paralelos y regresas en el tiempo y envías mensajes y te reconcilias con la electra que alguna vez pariste y te sales y sigues caminando como si ná, masho... no pueh. No. No. Definitivamente no. Que eso vale para "El agujero negro" de la Disney de 1979 o para un episodio de Star Trek en donde disponen de tecnología mucho más avanzada, pero que en esta peli nos muestran cosas tipo Saturno V o el transbordador espacial, y con eso pretenden convencernos. Lo siento, pero no cuela. Y se resta enteros.

-- Y llegamos a lo que todos los que vieron la peli y han aguantado esta reseña, han estado esperando. EL PODER DEL AMOR. Sí, qué pienso respecto de eso. Sé que ustedes esperan que me una al coro y diga que la peli es una puta mierda porque ALL YOU NEED IS LOVE. Y bueno, qué puedo decirles... no estoy de acuerdo. Aunque sí estoy de acuerdo. ¿Contradictorio? Sí, por supuesto. Gato que soy, pues. En fin, el caso es lo que sigue. La idea de que el amor sea la fuerza más poderosa del universo, al nivel de la gravedad... sucede que no es tan insensata como parece. Y no, no me he vuelto New Age, no me va el rollo de la maría juana, y estoy felizmente soltero y teniendo aventuras de tejado, gracias (ventajas de que las gatas nunca lean los blogs de sus gatos: que uno puede decir paridas sí y burradas también, y a uno nunca lo descubren). Pero, volviendo al LOVE POWAH, piénsenlo. Toda la evolución biológica tiende a adecuar a la criatura al universo que lo rodea. Y eso quiere decir, adecuarlo a las fuerzas que están alrededor de uno. ¿Estamos sujetos a la gravedad? Pues, desarrollamos piernas. O panza pringosa sobre la que arrastrarse mojados, como los caracoles, las babosas y los economistas. ¿Estamos sujetos al electromagnetismo? Están las bacterias ferromagnéticas, claro, y las aves que se guían en sus migraciones por el magnetismo de la Tierra, pero, ¿y nosotros? Nuestros sistemas nerviosos funcionan con impulsos eléctricos, la famosa bomba sodio-potasio, o sea, aprovechamos el electromagnetismo para PENSAR (aunque luego hay gentes que no piensan y se hacen neoliberales, pero bueno, también los batracios tienen sistema nervioso funcional y nadie los llamaría intelectuales). Lo que plantea una cuestión interesante: ¿y si toda la biología romántica de nuestros cuerpos, esas hormonas que nos hacen enamorarnos, desenamorarnos y hacerle vudú al muñequito de la humana o gata amada, fuera una adecuación a una fuerza universal que es la verdadera cara del POWER OF LOVE? No es una mala idea a priori, y bien podría ser que el amor sí fuera la fuerza más importante del universo. En eso la peli se anota un punto. Aunque luego... luego... la cagan en el planteamiento. Porque, ¿vemos esto planteado en una sesuda conversación científica, en términos físicos y biológicos, y tal? Claro que no. Lo vemos en boca de una fembra que, puestos a elegir el planeta a seguir la misión, piensa con el coño (en la más pura tradición fembra histérica propia del cine de Nolan, que sólo conoce dos tipos de mujeres, la villana malamujé y la histérica de amarraicadena) y se manda un discursito que de científico nada, joer, así ha caído la educación en el futuro que miren si esa era la astronauta más competente para la misión, entonces cómo andará el resto (bueno, al resto les enseñan que el alunizaje del Apolo 11 nunca ocurrió, en paralelo como a nuestra sociedad les dicen a nuestros jóvenes que el acoso sexual de "Crepúsculo" es AMOL). O sea, tenían una excelente idea en la bandeja, una que podría haber revolucionado la sensa ficción, ¿y qué hacen los tarados? Se la fusilan simplemente por un mal tratamiento de guión. Así no se puede.

-- Un punto positivo de la peli, es poner el dedo en la llaga sobre la destrucción del discurso ilustrado y humanista del último cuarto de milenio. Que el mundo se vaya al carajo de una padre significa que la ciencia también, y los últimos zentíficos se ven obligados a estar un poco en plan Hipatia de "Agora", luchando no sólo contra la decadencia de una zoociedad sino también contra los monstruos fanáticos fundamentalistas que ésta genera. El fatalismo en que vive la sociedad del futuro es, en cierta medida, una metáfora de nuestro propio fatalismo, de esa voluntad de ser masa con antorchas que van a asediar al castillo del científico porque ZIENZIA EZ MALA, KAKA ZIENZIA. Lo que es peor, en "Interestelar" no hay quema de zentíficos, lo que por lo menos sería algo con lo que rebelarse, sino que está inoculado en el sistema educacional. Puede parecer de risa que en la peli se enseñe que lo del Apolo XI es un mito y tal, pero luego tenemos a los creazonistas pidendo que les den 50-50 a sus ideas porque son ZINTÍFICAS, y ya de pronto la cosa no es tan de reirse. Claro, bonito y too... y luego van y se fusilan la moraleja, creando una peli con patadas a la zienzia y a la lógica elemental. Así se hace, mashos, disparándose en el propio pie.

-- A estas alturas, mis lectores deben pensar que pienso que "Interestelar" es una pelimerda que nunca debió haberse rodado, o poco menos. No, no es para tanto. La verdad es que como cine espectáculo, la peli es magnífica. Si uno se deja tantas ínfulas, tanto ES LA PELI SENTÍFICA QUE TE VA A CAMBIAR EL ROLLO, COMPA'RE, si uno se olvida que el guión plagia de manera palmaria la estructura en tres actos de "2001: Odisea del espacio" (acto 1: amanecer de la humanidad versus la Tierra yéndose desagüe abajo, acto 2: la aventura espacial, acto 3: OH IS FULL OF STARS), por no hablar de otros plagios (el robotito, el viaje a Júp... Saturno, etcétera)... la verdad es que como cine de aventuras con una pátina de ciencia, se disfruta. Después de todo, es una peli en donde uno igual hasta quiere que el Macónaji se folle a la Hathaway y too, y le enseñe lo que un buen masho puede hacer por una fembra histérica por faltale aquéllo. Incluso aunque algunas pifias de guión no tienen perdón de Bastet (¿en serio construirse peazo 'e nave bajo tierra a la espera de una teoría universal que a saber si la encuentran o no? ¿Y si no la encuentran, qué hacen con esa inversión, construirse apartamentos para millonarios bajo tierra para cuando el mundo de mierda termine de irse a la mierda?), otras en realidad son menores de lo que parecen (se ha discutido de dónde sacaron tanto presupuesto para el proyecto, si la economía anda a niveles de Tercer Mundo, pero nada se nos dice del sistema político, que bien podría ser una dictadura, en cuyo caso sí se justificaría el asunto, incluso las tonteras de los científicos a cargo, porque los dictadores tienden a financiar a la gente que les caen bien, no a los que saben). Incluso, aunque el famoso misterio del fantasma que persigue a la chica se adivina desde el minuto uno, porque no en balde uno HA VISTO CINE, joer, cuando llega la resolución final, hasta se le cae la lagrimita a uno y too (me han dicho. Yo, como buen gato, no lloro. Cualquier rumor en contrario es calumnia). En ese sentido, lo mejor frente a "Interestelar" es no sentarse a ver la mejor y más sentífica peli de todas, sino una aventura de coraje y determinación frente al apocalipsis, estilo "Guardianes de la Galaxia" (pero sin supervillanos, eso sí), con una banda sonora que mete cañonazo padre a la vena (Hans Zimmer en uno de sus mejores trabajos, lo que no está mal si consideramos que el hombre cualquiera de estos días por lo tarrero podría irse a tocar con Dimmu Borgir), con una cinematografía impecable (lo que debe escocerle a Wally Pfister, que usualmente se llevaba los créditos, pero aquí no porque eligió ir a rodar "Trascendencia", se llevó un castañazo, y lo que es peor, el tipo que lo reemplazó lo hizo tan bien que a saber si Nolan vuelve a contratar al pobre Pfister, cuyo apellido inclusive ya es premonitorio), y... bueno, tenemos una buena peli palomitera. Vendida con todo el hype del mundo, vale. Pero entretenida, a pesar del maldito hype.

IDEAL PARA: Ver una peli de ciencia ficción ni tan realista como prometen, ni tan mala como denuncian.

Seguidores