11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 24 de junio de 2012

"Prometeo" (2012).


-- "Prometheus". Estados Unidos. Año 2012.
-- Dirección: Ridley Scott.
-- Actuación: Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron, Idris Elba, Guy Pearce, Logan Marshall-Green, Sean Harris, Rafe Spall, Emun Elliott, Benedict Wong, Kate Dickie, Branwell Donaghey, Vladimir 'Furdo' Furdik, C.C. Smiff, Shane Steyn.
-- Guión: Jon Spaihts y Damon Lindelof.
-- Banda Sonora: Marc Streitenfeld.

-- "Prometeo" en IMDb.
-- "Prometeo" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Después de un poco de paisajeporno, vemos a un alienígena que parece un extra de Avatar desteñido y en esteroides, que bebe una substancia negruzca que ni usté ni yo, oiga, y la substancia lo desintegra y mezcla su material genético con el agua, fertilizando la Tierra o el planeta que sea, en una clara muestra de que su civilización puede viajar por el espacio y tener chupingeniería genética, pero métodos más simples de inyectar ADN, pobres desgraciaos, ellos no tienen. Salto en... ¿el espacio, el tiempo...? hasta Escocia en 2089, en unas cavernas con un par de personajes que no desentonan ni por moda ni por costumbres ni por corte de pelo en el mundo occidental del 2012. Estos personajillos se encuentran unas pinturas rupestres, y saltan de alegría porque en ellas aparecen un grupo de estrellas, un mapa estelar que, según ellos, es una invitación, ya que se repiten en tantas culturas y lugares que Erich Von Daniken estaría feliz volviendo de la tumba a decirnos "SE LOS DIJE, SUCKERS!!!". Salto en el tiempo a... 2093. A chupichorrochurretecientos millones de kilómetros de la Tierra, a bordo de la... ¡¡¡POR FIN!!! ...nave espacial Prometeo. Aunque su destino es desconocido según los subtítulos, como espectadores podemos intuir que van con rumbo al jodido sistema de estrellas rupestre ése, como si fuera cierto que las estrellas son fuegos tachonados en el cielo en vez de estar a decenas de años luz entre sí incluso estando en una misma constelación, por aquello de que el espacio exterior no sólo tiene ancho y alto sino también profundidad (además, ¿cómo sabían en qué estrella había que partir buscando...?). El caso es que se nos explica con una conveniente holografía de un tal Weyland que no es Lance Henriksen, que vamos a la búsqueda de los extraterrestres creadores de la vida en la Tierra. Porque parece que alguien no ha razonado que si ellos crearon la vida terrestre, debieron hacerlo hace unos 2.000-3.000 millones de años atrás, y en ese tiempo, puede que esa especie que suponemos humanoide por lo que vimos en el comienzo, haya evolucionado o lisa y llanamente se haya extinguido. En fin, el caso es que la expedición llega al planeta, que para seguir la moda Pandora es un satélite de tamaño terráqueo de un mundo estilo Saturno, y que en un guiño de la proyección nos dicen que NO ES el mundo de la peli original de la saga Alien, cabrones. Luego viene la tediosa labor de buscar una aguja en un pajar, o sea, de tratar de encontrar sobre ese planeta aparentemente desierto y además cubierto con nubes algo que sea de esa civilización extrat... ¡miren, ahí está! Cinco minutos de nada y le atinamos, miren qué suerte. Sólo porque los extraterrestres construyeron sus instalaciones cerca de la más alta montaña del planeta, miren ustedes lo que pasaría si fuera al revés y llegan los extraterrestres al Monte Everest, no ven instalaciones humanas cerca, y deciden irse porque éste es un mundo sin inteligencia y muerto. En fin. El caso es que descienden, empiezan a explorar... y bueno, esto es la precuela de Alien, así es que ya saben lo que pasará: comenzarán a caer los muertos uno a uno. Sólo que al revés de la peli original de 1979, aquí los actores que tienen más cartel son los que sobreviven al último, y los con menos, bueno, ellos sí se van despachados in the good old fashioned red shirt tradition.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Todos se reían del pobrecito George Lucas y su idiota idea ñoña e infantil llamada "La guerra de las galaxias", hasta que se estrenó la cosa ésa y dio dinero, dio mucho dinero, dio montones de dinero, un surtidor de dinero con el cual llenar de papel moneda y metal moneda las bocas de todos los detractores cenizos de toda la vida. Y de pronto, los estudios de Jólivu se dijeron que el espacio era una mina de oro. Y como en el espacio nadie puede oir tus gritos... de alegría por forrarte con toneladas de dinero... pues, se lanzaron a la caza de guiones que anduvieran por ahí rondando y que fueran ESPACIALES. De pronto, la Paramount se acordó que tenía Star Trek, y le dio vía libre a "Viaje a las Estrellas: La película". La MGM decidió que la siguiente de James Bond no iba a ser "Sólo para tus ojos" como lo habían prometido en el clásico JAMES BOND RETURN, en este caso "La espía que me amó", y se pergueñaron un remake de esta última llamada "Moonraker", sólo que ambientada en el espacio. Los de la FOX, después de forrarse con "La guerra de las galaxias" (aunque no tanto como George Lucas con el mercadishing...) le dieron vía libre a un productor llamado Walter Hill que estaba con ganas de sacar una peli de monstruos con el guión de un tal Dan O'Bannon, pero de monstruos... IN SPACE!, que era lo que contaba. Contrataron para eso a un directorcito que parece que tiene futuro el hombre, aunque lo único suyo anterior no era ESPACIAL sino una histórica criptogay llamada "Los duelistas", y que se llama Ridley Scott, y para los diseños llamaron a un artista que quizás se haga famoso algún día, un tal Giger, no sé si les suena. Resultó que esa infraproducción que era "Alien" fue un batacazo inesperado de taquilla, y ya tardaron en parir boda tras boda tras boda... er, perdón, secuela tras secuela tras secuela: "Aliens: El regreso", "Alien 3", y "Alien: La resurrección", más el denostadísimo, y no sin razón, crossover "Alien vs. Depredador" y "Alien vs. Depredador: Requiem". Previo a estas dos chestbusters fílmicos, se habló de que un eventual "Alien 5" iba a ser una precuela que explicara un punto de la primera peli que, bien mirado, no necesitaba demasiada explicación: ¿de dónde salió y quién era el bicho espacial que pilotaba la nave en donde los infortunados giles de la Nostromo se pillaron al primer facehugger? La castaña empezó a dorarse cuando se dijo que Ridley Scott, que entretanto se había vuelto un director cómodamente asentado en el "cine de género" ("Cruzada", "Un buen año", "Gángster americano", "Red de mentiras"...), regresaba a dirigir dentro de la franquicia a tres décadas de haberse despedido de la CF por todo lo alto con "Blade Runner". Hasta ahí todo iba bien, pero... ¿quién fue el guionista contratado para la faena? Damon Lindelof. ¿No conocen el nombre? Deberían. ¿Recuerdan cierta franquicia televisiva acerca de un grupo de personajes varados en una isla desierta, que enfrentaban a una serie de misterios cada vez más misteriosos los jodíos, que con cada respuesta venían tres preguntas más, y que al final quedaba casi todo sin contestar a la espera de la siguiente temporada, y se llamaba "Lost"? Bueno, en lo de "Prometeo" tenemos un grupo de personajes más o menos varados en un planeta extraño, que enfrentan a una serie de misterios cada vez más misteriosos los jodíos, que con cada respuesta vienen tres preguntas más, y que al final queda casi todo sin contestar a la espera de la siguiente peli. Eso, porque nunca tienes un facehugger a la mano cuando más necesitas deshacerte de un guionista...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Déjenme partir con un comentario personal. La gatita que me acompañó a ver la peli, y que tenía algún dejo de entusiasmo por el trailer, es también alguien casi por completo desconectada de Internet, y que por lo tanto ignoraba datos claves de la peli. Cuando salimos del cine, ella me dijo... "es un plagio descarado de Alien". Le expliqué entonces lo que ella no sabía para no arruinarle la sorpresa (por el trailer no había intuído nada): que no es un plagio sino una precuela, rodada por el mismo director de la "Alien" original. Ah, bueno, me dijo... Pero "Alien" era mucho mejor. Entonces le expliqué quién era Damon Lindelof, y cuál es su relación con "Lost", y entonces me miró con cara de iluminación súbita: ¡con razón! En efecto, eso es lo que pasa cuando reemplazas al sólido Dan O'Bannon (guionista de "Dark Star", "Alien", un par de segmentos de "Heavy Metal", "Relámpago azul" y "El vengador del futuro", entre otras), por el televisivo y culebronesco Damon Lindelof. Es que leí el nombre en los créditos iniciales, y qué suerte que el cine estaba oscuro, porque mi cara de OH-CRAP debió haber sido épica. Y el resultado es justamente lo que uno puede esperar de un guionista entrenado en "Lost": meter elementos raros a saco porque sí, sin preocuparse de conectar los putos, perdón, los puntos, y rematar la faena con un continuará en que se promete que, ahora sí que sí, vendrán las respuestas que estábamos esperando encontrar en ÉSTA. Un modelo televisivo inaugurado para la modernidad por Chris Carter y su eterna anaconda "Expedientes X", la primera que consiguió colar la idea de que al final habría una respuesta, y sólo habría que seguir adelante (antes lo intentó "Twin Peaks", pero el público saliendo de los ochentas estaba demasiado saturado de sodomía pasiva en ese tiempo, y a la segunda temporada de "estos tipejos no resuelven nada", se descolgaron). El esquema X-Lost-Prometeo es el propio del negocio por el negocio, sin el prurito de contar una historia de verdad: la promesa de que tendrás un misterio y una respuesta, hacer el misterio más misterioso para picar más la guía, y al final dilatar la respuesta con un eterno "más adelante" hasta que la gente se aburre, la franquicia deja de ser redituable, y las respuestas se quedan colgando en el aire, mientras que los borregos van a otra franquicia en donde habrá un misterio que, ahora sí que sí, tendrá las respuestas que... O de cómo la historia deja de ser central, incluso importante, y pasa a estar supeditada al beneficio económico puro y duro. Bueno, si a eso le sumamos un guión que está escrito con el ojete... Porque servidor quien esto escribe, al comienzo de la peli estaba entusiasmado, aunque fuera porque lo que se veía era bonito y distraído, y total, hasta que empiece la escabechina. Aunque tuviera un olorcillo a "2001: Odisea del espacio" que... (secuencia inicial "en un pasado remoto", secuencia intermedia con hallazgo de señal extraterrestre, salto al grueso de la peli IN SPACE con androide creepy en vez de HAL-9000... No es que el señor Lindelof se quemara la cabeza pensando su historia, y puestos a contar rip-offs de 2001 en el cine...). Pero entonces vino la escena en donde los astronautas se meten con cascos y sistemas de soporte vital a una instalación extraterrestre, y cuando descubren que la atmósfera en el interior no es como en el exterior y que es respirable a los estándares terrestres, qué es lo primero que hacen... van y se sacan el casco, los muy idiotas. ¿Y si hay agentes patógenos en el aire...? ¿Y si el mecanismo de generación de atmósfera como-la-Tierra se desactiva y vuelven los niveles de dióxido de carbono de garage encerrado con tubo de escape encendido...? No, este grupo de científicos que deben ser lo más granado y selecto de la Tierra, porque a una misión trimillonaria como ésta no envías a científicos españoles o chilenos, leñe, van y se sacan el casco y respiran el aire de un planeta alienígena a pecho desnudo y sin anticuerpos. Como buenos machos de Atompunk serie B '50s' style. Que eso pasaba en "John Carter" también, pero es que joer, lo de "John Carter" se basaba en una fantasmada de comienzos del XX, no le vamos a pedir superciencia ahí, pues. A partir de entonces, la cantidad de idioteces acumuladas que hacen estos científicos superserios y superresponsables es tan descabellada, que la peli prácticamente se me perdió de vista, que ya no pude conectar más que a ratos con ella. Porque según esta peli, lo mejor que puedes hacer si tienes a dos expedicionarios perdidos y sin contacto radial, es abandonar tu puesto de piloto sólo por si no ocurriera una emergencia en el intertanto. O bien, si tienes una cabeza alienígena para análisis primero tratas de reanimarla y DESPUÉS tomas muestras para hacer exámenes bioquímicos, cuando si sospechas que el bicho muerto puede tener patógenos, yo dentro de mi ignorancia supina en la materia como que se me ocurre hacerlo al revés. O según esta peli, lo mejor que puedes hacer si da la idea de que tienes una infección alienígena incubándose dentro tuyo, es seguir adelante con el trabajo de campo en vez de, digamos, ponerte en cuarentena (por alguna razón, la jefa de la expedición queda como la mala por hacer lo obvio, o sea, incinerar con un lanzallamas al tipo cuando la infección parece indetenible). O bien, si tuviste sexo con el tipo que después aparece infectado, no te retiras del trabajo de campo y vuelves a la nave a practicarte exámenes de inmediato, sólo por si acaso. ¡Leñe, hasta yo sé eso, y eso que soy apenas un gato detrás del teclado! Comprenderán que uno que tiene neuronas y las usa, como que le cuesta empatizar mucho con esa manada de tontos que son científicos y todo, y son más tontos que el montón de mineros sin mucha formación científica que poblaban la Nostromo de la "Alien" original, miren ustedes. Y si a eso le sumamos que hay respuestas que sólo generan nuevas preguntas, entonces apaga y vámonos... Ya les voy diciendo a los productores: señores, o es Damon Lindelof o yo. O él se va como guionista para "Prometeo 2", o yo me quedo afuera del cine para la próxima. Una segunda vez el lostie no me la hace, eso sí que no.

-- Después de todo el festín antipeliculero que me he mandado, ¿algo que rescatar de esta peli? Bueno... bien hechita. Es Ridley Scott después de todo. El tipo que rueda bonito. Quizás fue un error para su currículum haber regresado con "Prometeo" y estar rondando un "Blade Runner 2" en vez de rodar algo nuevo y original en donde no se note tanto que los años causan estragos, pero al menos puesto en medio de este desastre (al que, por cierto, no necesitaba volver), hace lo mejor que puede con lo que tiene. La fotografía y los efectos especiales de la peli son realmente lo más de lo más que se puede conseguir hoy por hoy. Eso hace más llevadero lo que de otra manera sería insufrible. Algunas escenas puntuales nos revelan al cineasta de fuste que Scott todavía es (a ratos), como por ejemplo toda la escena en que Noomi Rapace sufre... bueno, lo que sufre, no me voy a mandar spoilers aquí. Terrorífica como el "Alien" original. Claro, es una escena y la "Alien" original era toda la peli, pero bueno, sigue siendo un punto a favor. No recuerdo cuando fue la última vez que me sentí así de inmerso en un universo futurista (bueno, universo futurista con personajes sacados de "La idiocracia", pero universo futurista al final del día). Las actuaciones están bien, sin pasarse, aunque superiores al promedio de los blockbusters de Hollywood, robándose la función por completo entre Michael Fassbender (¡sorpresa! ¿alguien no se lo esperaba?) como el androide cabrón sin el cual una de Alien no sería una de Alien, Noomi Rapace (otra actriz hinchándose de Hollywood en roles indignos de su talento) y Charlize Theron (eso ya no debería ser noticia) como la villana designada que en realidad es el único personaje que muestra (algo de) sentido común. La banda sonora está bien sin sobresalientes, por cortesía de un Marc Streitenfeld que parece cada día más compenetrado con Ridley Scott, como que es su quinta colaboración consecutiva con éste. O sea, tenemos una peli bien hechita en lo formal, como deben rodarse las pelis de Ciencia Ficción ahora y siempre, y si sólo hubiera sido escrita y guionizada con el mismo mimo, entonces estaríamos frente a un clásico indiscutible del género. Bueno, algunos piensan que "Lost" es un clásico de la televisión. Pero yo creo que esa gente está... (chiste fácil viene...) ...perdida.

IDEAL PARA: Ver la precuela que pudo ser y no fue.

8 comentarios:

Nicolás dijo...

Vengo de verla. Yo era uno de los que se entusiasmaron con el trailer. Estoy de acuerdo practicamente en todas las críticas. Igual, no se si lo dijo usted, general gato, pero debo decir que me parece que está por sobre la media de pelis del género de hoy día. Se toma su tiempo en construir a los personajes. Eso se agradece un poco. Hasta cierto punto, obvio. Que se saquen los cascos, como usted dice, es el acto más idiota que se les podría haber ocurrido (junto a otras tantas cosas). Y despues, que los personajes saquen varias conclusiones injustificadas... Por otro lado, otro problema (inevitable desde que se plantean una precuela de una peli que marco época) que no resuelven bien, a mi parecer, es cómo hacer una historia que rinda homenaje a las anteriores y explique algunos datos sin que sea exactamente igual. Al final es como dijo su gatita: es una precuela, pero más que precuela deberían haberle dicho remake. Es como la dos de Terminator: movieron de lugar un par de fichas, apenas lo suficiente para justificar una nueva peli, y se largaron a robar. Pero bueno, la manufactura de Ridley hace que valga la pena. Al menos sale uno mucho más satisfecho que cuando va a ver (¡Dios y la Virgen no permitan que vuelva a hacerlo nunca jamas de los jamases otra vez!) una de michael bay, no? jeje

General Gato dijo...

Bueno, yo siempre he defendido a Ridley Scott como un buen storyteller, un tipo que sabe contar bien el cuento. He visto pelis maestras, pelis buenas, pelis mediocres y pelis bastante malas del señor Scott, pero no he visto nunca una peli suya que esté mal narrada o mal contada (y me he despachado casi todo su currículum, así es que hablo con conocimiento de causa). En ese sentido, es claro que "Prometeo" es superior al resto del cine de CF de hoy por hoy. Lo que no deja de ser penoso, porque si una peli de argumento mediocre y vacíos de guión como "Prometeo" pasa como "superior a la media"... ¿qué queda para el resto? Bueno, el resto es justamente Michael Bay, o esa cosa que todos dicen que es un clon de Michael Bay que es la de hundir la flota (que no tuve valor para pagar mi entrada en el cine, habrá que ver después en el cable si era tan mala como parecía). En fin, sólo esperemos que el cine que venga se parezca un poco menos a Michael Bay y un poco más a "Prometeo". Menos agua da una piedra.

Iakob dijo...

Yo he de confesar que también salí bastante decepcionado de verla. La han vendido como la "precuela" de Alien pero no tiene nada que ver con la original: podían haber obviado perfectamente las referencias al clásico y no habría cambiado nada. Ridley Scott tiene un talento natural para la narrativa, pero cuando no tiene un buen material sobre el que trabajar...
En cuanto a "Battleship" (la fuí a ver obligado, sea indulgente conmigo)... sólo le diré que seguramente superará sus más delirantes imaginaciones. Incluso hacia el final, cuando los héroes-americanos-que-pueden-con-cualquiera recuperan del retiro a los abueletes veteranos de guerra para machacar a los alienígenas malotes... le juro que derramé una lagrimita con la emoción. Al menos saqué dos conclusiones: uno, que Brooklyn Decker no es actriz, ni lo será nunca, pero ¿a quién demonios le importa? Dos, al que se le ocurrió la idea de realizar un filme basado en un juego de mesa, debería estarle prohibido por ley tener cualquier tipo de responsabilidad en la industria cinematográfica.

General Gato dijo...

Sobre "Prometeo" lo dicho, que el guión era mugrosillo y sobre eso era bien poco lo que el talento de Ridley Scott podía hacer. Me da la idea de que accedió igual porque o si no, el estudio podía terminar echándole a patadas de su propio proyecto... Además de que teniendo en la mira un eventual "Blade Runner 2", no está a sus venerables años como para hacerse fama de conflictivo. Me imagino yo.

Sobre "Battleship" seré indulgente, que todos hemos tenido que tragarnos cosas por las razones más peregrinas (como cualquiera que se haya tomado la molestia de hacer recuento de todo lo publicado en Cine 9009 puede notar). Me tincaba que la cosa olía, los comentarios que llegaron no fueron alentadores, y si hubiera tenido tiempo y dinero, pues bueno, igual, por ver una cascada de efectos especiales, por qué no... pero no era el caso de tener ninguno de los dos, así es que mis lectores interesados en mis comentarios sobre la peli, obligados a esperar a que me la eche entre pecho y espalda cuando la exhiban en el cable o algo.

ayaxsoul dijo...

totalmente de acuerdo con los comentarios: recuerdo haber visto uno o dos capítulos de Lost y no me gusto, quizás para un serial sirva esa triquiñuela de alargar los hechos y respuestas bajo una de pseudo suspence, pero que en formato cine no funciona, y la verdad sea dicha ya estoy personalmente harto de tener que ver tropocientos de películas que dejan mas dudas que respuestas, ya nadie hace una venerable película autoconclusiva últimamente... con respecto a la pelicula en si de verdad es que yo viéndola me decía a mi mismo "oh por dios háganle caso a la rubia mandona cuerda de ineptos sin cerebro", sin duda la persona mas sensata y lógica de la tripulación y de quien sabe cuantos años luz a la redonda, Scott hace lo humanamente posible para sacar la película a flote y con buen hacer detrás de las cámaras se zafo por una nariz de ese tristisimo ocaso cinefilo que significa la auto parodia.

General Gato dijo...

Más tarde o más temprano el público en masa va a terminar volviéndole la espalda a estas pelis que no son historias autocontenidas sino "building up" para una secuela que será otro building up para otra secuela y así ad infinitum. De hecho, el reino de los tirapadelante son las pelis baratillas en donde sólo una parroquia de fieles sigue adelante y consiguen recobrar los baratos costos de inversión (¿Inframundo 4, Resident Evil 5, alguien...?). E incluso ni con ellos. Los productores de "El juego del miedo" estaban entusiasmados con que la cosa al final iban a ser tres trilogías y nueve entregas en total (chúpate esa, George Lucas), pero después de los deprimentes resultados de taquilla de "El juego del miedo 6", acabaron por rodar una más para finalizar todo y dejar todo bien amarrado (me han dicho, todavía no he hecho el sacrificio supremo de coronar hasta el último la franquicia como un campeón). En donde sí creo que lo hicieron bien fue con la saga de los superhéroes Marvel, ya que todas esas pelis eran autocontenidas, y los elementos de saga eran más bien veniales (claro, vamos a ver qué hacen ahora que quieren abrir camino a un "Los Vengadores 2"...). Pero claro, de tantas veces que sopla la flauta, alguna nota le tiene que achuntar el burro flautista, por casualidad...

En cuanto a lo otro, lo dicho, la rubia mandona era la que mejor pensaba, aunque eso de, ehm, probarle al piloto que ella es humana sin dejar reemplazo, es de órdago. Y Scott sigue siendo Scott, que la espectativa de un "Blade Runner 2" es como para ponerse a temblar, pero con Scott al mando al menos tendremos una peli bonita-distraída para arriba. O eso espero, al menos.

Nicolás dijo...

http://cinemania.es/actualidad/noticias/14652/los-cambios-en-el-guion-de-prometheus-al-descubierto

Quizás hubiese quedado mejor sin los cambios, no?

General Gato dijo...

Lo ignoraba, pero por alguna razón no me sorprende. Aunque el verdadero plato fuerte es el enlace que dejó un comentarista acerca de Prometeo para Dummies. Hubo una época en donde si una peli salía buena, se hacía una secuela de mierda en plan take the money and run. Luego, descubrieron que si las secuelas eran buenas, podían seguir manteniendo el chollo para más secuelas todavía. Y después descubrieron que si se tiene una franquicia establecida, se puede mantener el chollo tirando de secuelas INCLUSO AUNQUE LA PELI DE PARTIDA SEA UNA REVERENDA MIERDA, porque, verán, "todo se arregla en la secuela", "todo se explica en la secuela", "todo se cierra en la secuela"... Claro que a veces no suena la flauta, como pasó con el Robin Hood del mesmísimo R. Scott. A saber si el público terminará empachado y los productores terminarán descubriendo que para seguir exprimiendo una franquicia o crear una nueva, tengan que empezar a ponerse las pilas con una primera peli que sea, ya saben... ¿interesante de ver...?

Seguidores