11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 9 de junio de 2011

"Furia de titanes" (2010).


-- "Clash of the Titans". Estados Unidos. Año 2010.
-- Dirección: Louis Leterrier.
-- Actuación: Sam Worthington, Liam Neeson, Ralph Fiennes, Gemma Arterton, Alexa Davalos, Mads Mikkelsen, Jason Flemyng, Tine Stapelfeldt, Nicholas Hoult, Hans Matheson, Liam Cunningham, Ian Whyte, Pete Postlethwaite, Elizabeth McGovern, Polly Walker, Vincent Regan, Luke Treadaway, Danny Huston, Natalia Vodianova.
-- Guión: Travis Beacham, Phil Hay, Matt Manfredi, basados en el guión de 1981 de Beverley Cross.
-- Banda Sonora: Ramin Djawadi.

-- "Furia de titanes" en IMDb.
-- "Furia de titanes" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Vemos las estrellas y nos preguntamos si nos equivocamos yendo al planetario en vez de al cine, pero no: una narración en off nos hace un apresurado trasfondo del asunto. Tres dioses muy malparidos (literalmente: se rebelan contra su padre y lo derrocan, miren qué falta aberrante a los deberes filiales) se toman el universo y se lo reparten como una tartaleta. Y Zeus, que a malparido es el peor de los tres, le pide a Hades que se monte peazo monstruo para masacrar a los titanes sus enemigos (el kraken, apréndanse ese nombre porque aparecerá después), y después en pago por sus servicios lo engaña para que se haga cargo del Hades, mientras él se queda en el cielo y manda a Poseidón a reinar en el mar (y Hades tan confiado cae en la trampa, eso pasa por adquirir bienes inmuebles sin inspeccionar el terreno antes). Pasa el tiempo, y los humanos, comprendiendo en definitiva lo que cualquier espectador avispado ya se ha dado cuenta, a saber, que Zeus es un cabrón, se rebelan y dejan de rezarle, con lo que Zeus ya no puede alimentarse y su poder disminuye. Esto lo aprovecha Hades para acercarse y meterle serpientes en el oído a su hermano, que si los humanos ya no te adoran, que si has sido demasiado blando con ellos, que si un poco de pinochetismo franquista con ellos no los harán volver al redil... ¡Hades es un neocon, y de los halcones! Y Zeus, que además de ser cabrón es tonto porque mira que hacerle caso como consejero al hermano que con dos dedos de entendederas deberías saber que está muy resentido y te la va a cobrar a la primera de cambio, accede a las canalladas que le sugiere Hades. Porque bueno, los métodos de Zeus para hacerse obedecer por los mortales no son muy finos ni presentables que digamos: resulta que cuando la rebelión empezó, no se le ocurrió negociar en buenos términos, o la otra opción de enviar una contundente prueba de fuerza (salva de rayos, tratándose del Tonante), sino simplemente... preñar a la reina, mira tú, con lo que el rey acabó mucho más mosqueado por supuesto, si era que no, eso es saber hacerse amar de tus súbditos. El caso es que el rey, para vengarse, echa a la reina y al niño al mar (¡a pesar de que la reina fue montada por Zeus mediante engaño y por lo tanto ella es inocente de todo el tinglado!). La reina inocente se muere, pero el niño como es semidiós sobrevive, y es criado en una granja extraterrestre deseando ser piloto imper... er... no, ése era Luke Skywalker. ¿Quién era éste? Ah, sí, era Perseo. Bien, el caso es que Perseo es criado entre una familia de pescadores, hasta que volvemos a la escena inicial (Hades comiéndole la oreja a Zeus, etcétera), y vemos como en una batallita de hombres vs. dioses, Hades se carga a la familia de pescadores. Big mistake, Hades, porque Perseo es EL BUENOH, y a la primera de cambio le ofrece sus servicios a la ciudad de Argos, a quien Hades tiene acojinado (mata a la reina, a unos cuantos extras vestidos de soldados... y pide a la princesa Andrómeda en sacrificio para dentro de diez días). Ahora, en medio de todo este juego de los dioses, Perseo parte a la aventura, para encontrar el método de derrotar al kraken, salvar a Argos, crear un nuevo pacto con los dioses, tomarse por asalto la taquilla, y hacerle el agosto a los felices oftalmólogos a cuenta de su fraudulento 3-D.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En 1977, "La guerra de las galaxias" marcó una revolución en el blockbuster por muchos motivos, y uno de estos cambios que introdujo, fue eliminar de un plumazo el género del epic histórico. No es que en los '70s viviera grandes horas, pero "La guerra de las galaxias" probó que se podía hacer entretenimiento descerebrado para las masas con buenos efectos especiales en el espacio, y por lo tanto, las machadas de recios legionarios o gladiadores de esas venerables pelis "de romanos", como que perdieron la gracia. El canto de cisne de esa época para el epic fue probablemente "Furia de titanes" de 1981, que fue la despedida del gran maestro Ray Harryhausen, que no era tan buena como reivindica la nostalgia, ni tan mala como algunos se esfuerzan en criticarla (más allá del pelucón estilo disco ABBA de Harry Hamlin, claro). Porque de engendros como "El rey David" con Richard Gere de 1985, no quiero ni acordarme. El caso es que esta travesía por el desierto acabó en 2000, con el estreno de "Gladiador", y desde entonces el epic experimentó un revival, aprovechando ahora la tecnología moderna para incluir mediante CGI algo que era muy caro antes: escenas de masas (espectadores de coliseos, soldados de ejércitos, etcétera). En la siguiente década tuvimos epics como "El último samurai", "Troya", "La última legión", "Robin Hood", etcétera. En 1996, los estudios Warner habían comprado los derechos sobre la "Furia de titanes" original, y desde entonces empezó a gravitar la idea de un remake, cuyo primer guión fue escrito en 2002 (¡y tuvo como cuatro versiones, ya se harán la idea de la mercocha final que quedó en ocho años!). La mala idea de un remake, debería haber escrito probablemente. Peli que iba a salir en 2-D, pero que cuando "Avatar" se forró con el tridí, pues la hacemos tragar tridí a la fuerza, oh-sí, vamos, traga tridí, vamos, sé qué te gusta, peli sucia... ¿En qué estaba? Ah, sí. En la pobre gente engañada que fue al cine pensando que "Furia de titanes" iba a ser la repipa, un poco porque el nombre del director no les decía nada (Louis Leterrier, que más o menos la chafó en "El transportador 2", y la chafó hasta el fondo en "Hulk: El hombre increíble"). Y aunque todo el mundo la encontró invariablemente mala de cojones... con un presupuesto de 125 millones hizo 500, quedándose a milímetros del Top Ten de las más taquilleras del año (¡pero es que quién entiende!). Para que no digan que la gente no obtiene lo que se merece. A saber, secuela, claro está ("Wrath of the Titans", available on cinema and internet piracy download on 2012).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Partamos por admitir que estamos frente a un producto palomitero, sobre el cual Hollywood se va a tomar cincuenta millones de libertades con el material original, y por lo tanto no seamos tan exigentes con cosas como las enormes desviaciones tanto sobre el mito original como sobre el argumento de 1981. Tampoco seamos tan exigentes con chorradas como meter al nórdico kraken o a los arábigos djinns con calzador en la trama, que el cine de los '50s hacía lo mismo y peor y nadie se quejaba. Dejemos a un lado el hecho de que los protas toman algunas decisiones moralmente discutibles (Zeus preñando a una humana, los héroes masacrando a una Medusa que en realidad es una víctima inocente de la lujuria de los dioses...), habida cuenta de que en los mitos griegos originales los dioses eran cualquier cosa menos unos puritanos (si son versados en mitología griega léanse las demoledoras sátiras que se mandó Luciano en el siglo II al respecto). Admitamos que estamos frente a la enésima peli del gran mal que se viene sobre el mundo, y el héroe dispuesto a plantar cara contra el peligro primero con reluctancia y luego con entusiasmo cuando le cobra cariño a eso de matar, hasta que el gran mal es derrotado. Teniendo todas estas cosas en mente, la mitad de las críticas sobre esta peli se caen. ¿Vale la pena el resto? La respuesta es, a medias. Todo el planteamiento escénico con los dioses por un lado y el héroe por el otro está bien (venía en la "Furia de titanes" original, vale, pero lo mismo podrían haberlo descartado), y ayuda a crear la ilusión de un mundo más complejo que el descargamamporros a un lado y los villanos de opereta al otro. Al contrario de mucha gente que abominó del CGI de esta peli, considero que lo más rescatable de la misma son justamente las ambientaciones y escenarios, que se ven un poco menos plásticos que de costumbre (aunque, vale, no la vi en 3D ni falta que me hace, creo). Pero... pero... dos grandes peros. En primer lugar, algo gravísimo, mientras que la primera media hora de peli es bastante aceptable porque construye escenarios, personajes y situaciones con cierta eficiencia, cuando empieza el viaje y por lo tanto la aventura pura y dura, la cosa se vuelve un poco aburridona porque no es más que la acumulación de una batallita sobre otra batallita, rodada un poco a desgana por otra parte (Louis Leterrier, ¿recuerdan...?), y una peli de aventuras en que la aventura sea aburrida es como una porno en la que la chica no gima teniendo orgasmos. Y en segundo lugar... resulta que el plan de Hades para darle un golpe de estado a su hermano Zeus carece de sentido, y si consigue llegar tan lejos que está a punto de derrocarlo, no es porque el plan sea brillante, sino porque Zeus es un tonto de capirote. Veamos: Zeus ha creado a los humanos para que lo adoren, y alimentarse con sus plegarias. Aplaudimos el detalle erudito (rondándole a la misma idea, el dramaturgo griego Aristófanes se mandó ese peazo de sátira que es "Las aves"), aunque pasemos en sordina la pregunta de con qué se alimentaban los dioses ANTES de crear a los humanos (en la peli Zeus dice explícitamente que él creó a los humanos... y lo hace dos veces para que quede claro que no es un despunte de guión). Hades, por su parte, aprende a alimentarse del miedo y el temor de los humanos. El plan de Hades es que los humanos le teman a los dioses para alimentarse él, debilitar a Zeus, y eventualmente ser más fuerte y derrocarlo. ¿Cuál es el problema con este plan? Bueno, hay varios. En primer lugar, el arma más efectiva para crear miedo es el kraken, que está en manos de Zeus... y va Hades y le dice que lo suelte, y Zeus va y lo suelta, sabiendo o no pudiendo menos que saber que eso alimentará al hermano a quién él mismo engañó mandándolo literalmente al infierno. Vaya tonto. En segundo lugar, Hades se revela él mismo en Argos como el supremo villano, y por lo tanto, ¿qué deberían hacer los buenos argivos? No rezarle a Hades, por supuesto, como lo hacen contra toda lógica en la peli (o si no, no funciona), sino rezarle a Zeus para que los proteja de Hades, con el resultado de que se fortalecería Hades por el miedo, pero Zeus por las plegarias, de manera que el equilibrio de poder entre Zeus y Hades permanecería igual. Y es que una cosa es que el plan del villano sea simple (estilo "La guerra de las galaxias": construyo peazo estación de combate para reventar planetas, que es un plan simple pero no estúpido... lo estúpido es construir la Estrella de la Muerte con una trampilla para meterle un misil por culo y... ya saben el resto), y otra es que el plan sea estúpido o carente de lógica y sentido, y que funcione exclusivamente por idiotez o reacciones ilógicas de los personajes. Y claro, si la acción no es lo suficientemente mareante como para hacerte olvidar esas incongruencias argumentales, pues... Hasta ahí llegó la peli. Y no hablemos de que Hades no se ha cargado él mismo a Medusa y escondido la cabeza porque sea el único punto débil del plan, de que los otros dioses no hacen nada para impedir el plan de Hades (si una diosa maldijo a Medusa hasta transformarla en el gran arma antikraken... ¿no podía maldecir a alguien más otra vez y asunto arreglado?), o de que Zeus ayudando a Perseo en el fondo lo que está haciendo es ayudarle a cargarse su propio kraken que, recordemos, es la pieza más valiosa de su arsenal (¡el battlecruiser con el cual se cargó a los titanes, vaya!). Claro, uno podría decir que la peli trata de ser irónica, que los dioses no lo son tanto, que nos tomemos todo en solfa, que hay segundas intenciones por debajo del guión... puede ser, pero todo está rodado de manera tan straight, que es casi imposible concebir la peli como un ejercicio de ironía respecto de la religión como tal. ¡Si al final, después de tanto despropósito, la moraleja es que los dioses son unos cabrones pero debemos adorarlos igual, porque así es como vamos a poder mojarla! ¡Y ni se arrugan en esto!

-- Un punto importante son las actuaciones de algunos. Tiene su gracia que Liam Neeson y Ralph Fiennes coincidan por primera vez desde "La lista de Schindler" aquí, y en roles de idéntica posición (Neeson el héroe Schindler y el buen Zeus, Hades el criminal Amon Goeth y el malvado Hades), aunque ahora el que manda es el buenoh. Sus actuaciones, más allá de lo absurdo de sus personajes, son más o menos buenas dentro del contexto, aunque en el caso de Fiennes hay que olvidarse un tantico que interpreta a Voldemort en otra bien consabida saga para disfrutarlo más. Sam Worthington sigue bien como el héroe de una pieza sin demasiadas exigencias que ya interpretara en "Avatar" (ojalá se mantenga en estos roles, porque no parece servir para papeles más complejos, eso sí), y siempre se agradece al bueno de Pete Postlethwaite en su rol secundario (el pescador que salva a Perseo). Las chicas, buenoooooo... El gran crédito de Gemma Arterton era ser chica Bond en "Quantum of Solace", pero lo grave aquí es que no muestra demasiada piel, y nadie espera de ella que actúe en forma, ¿verdad? Alexa Davalos rueda claramente a desgana como Andrómeda, y ya dijo que no estaba disponible para una secuela, en un claro ejemplo de poca presciencia actoral porque acá por fin obtiene un rol en el cual termina con vida al final de la peli y por lo tanto está disponible para la secuela (su rol fue a dar a Rosamund Pike en "Wrath of the Titans", lo que podría ser algo bueno o algo de terror, habida cuenta de que la chica ha rodado cosas desde "Orgullo y prejuicio" hasta "Doom", pasando por la bondiana "Otro día para morir" de por medio). Y mi detalle favorito es haber contratado a Natalia Vodianova, que se ve exquisita en lencería, para desperdiciar su estupenda carrocería "interpretando" a ese engendro de fealdad que es Medusa... ("interpretando" entre comillas porque casi no tiene diálogos, si es que tiene alguno).

-- Más allá del enfoque decididamente moderno y siglo XXI del tema, el tratamiento de la religión en esta peli presenta algunas ideas interesantes, aunque fallidas en su desarrollo. La idea de que los dioses y humanos dependen unos de otros es buena, por más que la peli no la explote mayormente. Poner a los dioses alimentándose de las plegarias y miedos humanos podría pasar como una referencia a Aristófanes (ya lo dijimos). La idea de Hades metiéndole ideas en la cabeza a Zeus podría ser un trasunto del tema bíblico de Satán indisponiendo a Yahveh con Job. No son malas ideas, si las hubieran explotado algo más. A cambio tenemos una dualidad bastante simplona entre los tontos ateos que se lo están cargando todo con tu tonto ateísmo, y los creyentes que en definitiva son los que sostienen el orden social (celestial, en este caso), y que al final son los buenos, en particular si creen en los dioses correctos como Zeus por ejemplo, a pesar de todas sus barrabasadas e incluso idioteces varias (los adoradores de Hades no cuentan, y la peli los pone casi como una pandilla de satánicos que no adoran al Verdadero Dios). Como se puede apreciar, hay ideas y conceptos que daban su poco de sí, siempre dentro de la tónica del entretenimiento palomitero, porque sería pedir demasiado tener la profundidad del "Prometeo encadenado" de Esquilo, pero no es malo tener una peli que plantee estas cosas, aunque en definitiva después no las sepa resolver bien. En el peor de los casos, siempre tenemos la ganancia de sentirnos un poco más inteligentillos viendo como la peli araña temas tan buenos para después cagarla de manera tan... utilizaré el adjetivo mitológico griego... olímpica.

IDEAL PARA: Ver una peli ni tan mala como la pintó toda la gente en su minuto, ni tan buena que merezca ser recordada o un segundo visionado.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

6 comentarios:

Galo Nomez dijo...

Tratándose de la mitología griega, no es extraño que los dioses y los hombres se colaboren mutuamente y a veces sean presentados casi en igualdad de condiciones. El problema aquí radica en una supuesta rivalidad Zeus-Hades en términos de la teología cristiana, algo que parece fue tomado de la versión Disney de "Hércules". Para empezar, ambas divinidades no eran enemigos mutuos, y la morada de los muertos helénica no es similar al infierno cristiano, a pesar de el propio Jesús haya mencionado al primero para explicar de manera más sencilla la naturaleza del segundo. Por lo demás, en Grecia la vida ultra terrena no concebía un sistema de premios y castigos, como por lo demás sucede con todas las culturas antiguas, ya que dicha dualidad se daba en la existencia corporal. Si Zeus condenó a los titanes -que jamás armaron una conspiración junto a Hades-, lo hizo enviándolos al Tártaro, un lugar que estaba por debajo de la morada de los muertos, y que es descrito como un sitio con frío polar, diametralmente opuesto a la Gehenna, ese valle de Jerusalén donde se incineraba la basura, y que ha legado la imagen de un infierno caluroso, que además proviene de la cultura medieval y no de la Biblia

General Gato dijo...

Esas desviaciones de la mitología griega me las tomo en solfa porque las considero "licencias creativas", aunque claro, a veces el adjetivo de creativo es más una formalidad que otra cosa. Pero sí, en efecto, Zeus y Hades no eran enemigos en la mitología griega. Según tengo entendido, en un borrador temprano del guión de la peli, el plan era más o menos el mismo, pero la villana era la diosa babilónica Tiamat (sí, díganlo conmigo, WTF...!!!). Tiene más sentido de cara a la rivalidad de los dioses, aunque el plan sigue siendo un absurdo, a mi gusto.

Fidel Castro Ruz dijo...

toda la pelicula es un sinsentido lo peor es cuando la fui a ver senti que la pelicula me hablaba a mi o al publico como rompiendo la 4 pared diciedo su propaganda ateista cada 2 por 4.

Esperaba ver algo accion epicamitologica tipo troya pero no esperaba ver a los putos caballaros del zodiaco, un epic fail igual que dragon ball evolution.

General Gato dijo...

¿Propaganda ateísta? ¡Pero hombre, si los ateos son los malvados del cuento! ¡Al final los buenos son los que confían en los dioses! Y no en cualquier dios, sino en el dios de la luz, no en ese asqueroso dios del infierno que, bueno, es tan malvado que hasta se resiente con su hermano el dios bueno por haberle engañado, en vez de aceptar sumisamente su (triste) lugar en el universo... Otro ejemplo de peli hollywoodense que hace travestismo ideológico, poniendo un discurso supuestamente progre para convencer a la chavalería de que la peli es rupturista, y se guarda el golpe neocon para el grande finale (con Perseo medio mosqueado todavía, pero ya no tan ateo, con su comprensivo padre Zeus mimándole porque, bueno, "es uno de los nuestros", ¿no?).

Pero en fin, mi estimado, creo que Ud. ha resumido en una sola línea lo que a mí me tomó un posteo entero de describir: "no esperaba ver a los putos caballeros del zodíaco". Cuán maravilloso poder de síntesis para describir... bueno, esto. Sí, eso... unos putos caballeros del zodíaco.

Fidel Castro Ruz dijo...

eh que los caballeros molan auque son medio raritos. Pero gustan en caricatura no en live action. Auque recuerdo haber visto por ahi unos cosplay bastante buenos.

General Gato dijo...

Bueno, como cualquier lector habitual de Cine 9009 podrá reparar, nunca he sido fan de los CdelZ. Pero bueno, cada uno con lo suyo. En cuanto a los cosplay, vamos, que hay tipos que se lo curran bien currado y es para sacarse el sombrero. O sea, cuando uno por eso de andar documentándose tiene que enfrentarse a algo como esto... :-D

Seguidores