11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 29 de enero de 2012

"Sherlock Holmes: Juego de sombras" (2011).


-- "Sherlock Holmes: A Game of Shadows".
-- Dirección: Guy Ritchie.
-- Actuación: Robert Downey Jr., Jude Law, Noomi Rapace, Rachel McAdams, Jared Harris, Stephen Fry, Paul Anderson, Kelly Reilly, Geraldine James, Eddie Marsan, William Houston, Wolf Kahler, Iain Mitchell, Jack Laskey, Patricia Slater.
-- Guión: Michele Mulroney y Kieran Mulroney, basados en los personajes de Arthur Conan Doyle.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "Sherlock Holmes: Juego de sombras" en IMDb.
-- "Sherlock Holmes: Juego de sombras" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

1891. La pacífica Europa de la Belle Epoque está siendo atacada por... ¡¡¡ANARQUISTAS!!! ¡¡¡QUE PONEN BOMBAS!!! ¡¡¡BOMBAS QUE HACEN KABÚM!!! (ya se sabe, no hay peli de acción actual que no parta con un bombazo/explosión/¡¡¡BUM!!!). La pizpireta Irene Adler está haciendo unos mensajitos, justo a tiempo para que la intercepte... Bond, James... er, no, perdón, me equivoqué. Junior. Robert Downey Junior. Haciendo de Sherlock Holmes. Que en esta peli es como James Bond, pero en versión desastrado decimonónico. Holmes y Adler fintan un rato tendiéndose celadas y contraceladas para apropiarse del paquete en cuestión, lo que lleva a Sherlock Holmes a detener otro bombazo más, por supuesto. En tanto, Irene Adler se sale de su camino, y va a reunirse con un tipo llamado el profesor Moriarty, quien le dice algunas ominosas palabras acerca de cómo ella se ha comprometido mucho con Sherlock en la peli anterior, etcétera. Ella, al adivinar lo que se viene, sale corriendo por pies. Pero no mucho. Sí, leñe, diez minutos de peli y la principal prota de la entrega anterior termina mordiendo el polvo. Sherlock Holmes, en tanto, espera y espera en un restaurante a que llegue la chica a la cita, sabemos que en vano... ¡¡¡SECUENCIA DE CRÉDITOS!!! Sí, que después de la secuencia de precréditos ahora sí que comienza la peli de verdad. Igualito que en las de Bond.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Había una vez un directorcillo post-Tarantino llamado Guy Ritchie, que parecía el chico maravilla del cine británico, la respuesta british a Quentin, que alcanzó la cima con "Snatch: Cerdos y diamantes", antes de desbarrancarse con "Insólito destino" (pero es que con Madonna, quién no se desbarranca). Parecía que Guy Ritchie iba a quedar como otro here-today-gone-tomorrow, cuando de pronto conseguir la opción para rodar "Sherlock Holmes" se transformó en su tabla de salvación. No mucha gente creía en la peli. ¿Guy Ritchie dirigiendo a un personaje tan flemático y señorial como Sherlock Holmes, la encarnación misma del British Empire Pride en persona? ¿Con el borrachín ése de Robert Downey Jr. en el protagónico? Increíblemente, la maniobra tuvo éxito. Y tuvo éxito haciendo el más difícil de que fuera una buena peli, y además la audiencia respondiera. Por supuesto que la secuela estaba garantizada, y a Guy Ritchie, otrora ninguneado por los jerifaltes de Hollywood, ahora fueron rogándole de rodillas a que le dirigiera la misma. Para que se vea que en Hollywood no sólo se ven las ratas abandonando el buque... sino también nadando de regreso cuando lo vuelven a reflotar.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Siendo directos, "Sherlock Holmes: Juego de sombras" es más de lo mismo. O sea, si tienes a la misma dupla protagónica, al mismo director, a los mismos productores y al mismo paniaguado poniéndole musiquita, es como lógico que salga más o menos lo mismo. Aunque los guionistas sean otros: historias y guiones con personalidad aquí, miren ustedes. Si te gustó "Sherlock Holmes" la primera, ésta te gustará más o menos lo mismo, salvo que te pongas muy exigente o quisquilloso. Si eres de los que se llevaron las manos a la cabeza y clamaron a los cielos "¡¡¡ABOMINACIÓN, ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN!!!" porque sodomizaron a tu detective privado favorito de todos los tiempos, entonces no habrá reconciliación posible en esta entrega. El mayor cambio podría decirse que es rebajarle el perfil detectivesco a Sherlock Holmes y hacerlo más action-hero que nunca, hasta el punto que la trama podría colar como un James Bond steampunk (aunque Robert Downey Jr. no sea material Bond, precisamente), y nadie se extrañaría en lo absoluto de ello. Por otra parte, todo sea dicho, la historia original en que más o menos se inspira esta entrega ("El problema final", la única historia original de Conan Doyle en que aparece el profesor Moriarty, como no incluyamos la precuela "El valle del terror" en la mezcla) tampoco mostraba a Holmes detective, sino que tenía un sabor a protonovela de espionaje que se parecía a esos capítulos de tu serie de televisión favorita en donde te cambian por completo de género y te quedas con una expresión de WTF en la cara. La trama de la peli parte a toda pastilla, aunque por la mitad empieza a hacer aguas, notándose que tratan lo imposible de hacer tirar la historia como sea, y de meter escenas de acción como mejor se pueda, lo que la torna en algo aburridilla. Pero repunta de nuevo hacia el final, en donde por fin vemos las habilidades detectivescas de Holmes para averiguar el plan final de Moriarty, además de que la traca final es suspenso a la vena hasta el último, con lo que hasta le perdonamos el desarrollo arrastradito y todo. ¿Los actores? Salvan la papeleta entre lo aceptable (Noomi Rapace, la chica de la original "Los hombres que no amaban a las mujeres" desembarcando a toda pastilla en Hollywood, en un rol casi de adorno e indigno de su talento, o Stephen Fry como Microft Holmes), y lo excelente como Jude Law como el doctor Watson. Por cierto, entre los puntos fuertes está una banda sonora equilibradita a pesar de oscilar entre Hans Zimmer, Wolfgang Amadeus Mozart y... ¡¡¡ENNIO MORRICONE!!! (seriously, en un pasaje se interpretan de manera bien audible un cover de su tema para "Dos mulas para la Hermana Sara"). Y además la actuación descomunal de Jared Harris como el villanesco profesor Moriarty, que en cuanta escena que aparece, le roba la peli en la cara a todos los otros personajes, Sherlock Holmes incluído, y ya está escalando posiciones hacia mi listado personal de villanos favoritos del cine de todos los tiempos.

-- Hablando de Moriarty: por debajo de su textura de cine de acción livianito y lleno de pop-corn, la peli se permite un par de guiños bastante sombríos. La primera "Sherlock Holmes" ponía en escena el conflicto entre racionalidad y misticismo, y por una vez en la vida, ponía al racional de bueno (Sherlock Holmes) y al místico de malo (Blackwood), cuando con el cine de Hollywood suele ser al revés. En esta secuela en cambio, el conflicto es entre una racionalidad y otra racionalidad (la racionalidad de Moriarty es retratada casi como un espejo de la racionalidad de Holmes), lo que por supuesto tiene una serie de implicancias para el espíritu de la saga (duología por el momento, aunque no duden de que vendrá un "Sherlock Holmes 3"), y también para nosotros los seres pensantes que tendemos a analizar un poquito de más las pelis livianitas de acción. Lo más espeluznante es que dentro de esta racionalidad, el discurso final de Moriarty acerca del empujón que se requiere para lanzar a los países europeos a la guerra, resulta tremendamente desgarrador si se piensa que algunos añitos después de Sherlock Holmes, estalló en efecto la Primera Guerra Mundial. Uno podría decir que dentro del universo de esta saga, Holmes podría evitar una Primera Guerra Mundial quizás, pero hasta no verlo en alguna secuela cargándose a Gavrilo Princip y evitando el atentado de Sarajevo, debemos asumir que por muchos esfuerzos desplegados por Holmes a favor de la civilización occidental, su cruzada en definitiva resultará inútil. Y si hilamos un poco más fino... resulta que todo el mundo parece contento con esta era de esplendor y racionalidad, excepto esos locos anarquistas poniendo bombas por todas partes, que dentro de lo que el universo fílmico de la peli nos revela, nunca queda demasiado en claro por qué o contra qué se rebelan, si es que todo el mundo en la peli pareciera estárselo pasando tan bien... ¿Es que "Sherlock Holmes: Juego de sombras" es una peli facha en que los "indignados" aparecen caricaturizados como fanáticos iluminados terroristas? Podría ser, pero, rizando un poco más el rizo, ¿quién es el que se apoderó del movimiento de los indign... perdón, de los anarquistas, y los comanda para sus propios fines? Moriarty, el erudito y financiero internacional que es íntimo amigo del Primer Ministro. ¿Será que el inconsciente de los guionistas de Hollywood una vez más acusa? Que el amable lector saque sus propias conclusiones al respecto.

IDEAL PARA: Ver una digna secuela de la adaptación de Sherlock Holmes como action-man post-2000.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

7 comentarios:

Secutor dijo...

Casi al mismo tiempo que vi la primer Sherlock encarnado por Robert Downey, vi también "Sherlock Holmes y el caso de las medias de seda" con el detective interpretado por Rupert Everett.¿Qué decir? Me gusta Downey, es un excelente actor capaz de interpretar cualquier papel, pero el Sherlock de Everett era magistral, el combustible de las brillantes deducciones del detective eran el opio y la morfina, algo que se acercaba mucho al oscuro personaje que creó Conan Doyle.
No creo que vaya a ver esta segunda parte,suena a un Downey muy aguado.

General Gato dijo...

Bueno, la segunda parte es más de lo mismo. Si "con una basta", entonces...

Ver a Rupert Everett como Sherlock Holmes debe ser toda una gozada. Aunque con Everett, tengo el presentimiento de que todos los comentarios ho-yay sobre el Holmes de Downey Jr. van a elevarse al cubo...

Nicolás dijo...

A mi personalmente me gusto más esta que la primera. Pero quizá porque no me gustó ese ensalzamiento de la racionalidad que elogia el señor general gato. O quizá tenía muchas expectativas. Con esta, en cambio, busque divertirme una noche (y además, dicho sea de paso, no pague para verla en el cine, que eso siempre genera más expectativas). Por otra parte, lo que más me gustó es que me causo más gracia que la primera. Solte un par de carcajadas, cosa que no había pasado en la anterior. En fin, un buen entretenimiento. :)

Nicolás dijo...

Por cierto, pregunta para el General Gato: ¿ha visto "Revolver"? Acabo de verla (de hecho me metí al blog a ver si había una crítica). En realidad la había visto hace unos años. Me había atrapado pero con el transcurso me aburrió. Muchas de esas escenas de "reflexión" (reflexión al estilo peli de enigma donde el personaje reconstruye lo que realmente pasó y como fue engañado) que resultan ser falsas. Y al final la solución era en parte el clisé que había imaginado (que no voy a mencionar por las dudas que el General no la haya visto). Eeeeeen fin: me daba curiosidad saber su opinión nomas. Saludos!

General Gato dijo...

Bueno, mejor que mejor entonces. Si al final el cine es para disfrutarlo, ¿no? En cuanto a "Revólver", es inútil buscar una reseña en Cine 9009, a la fecha no la he visto. Pero ya se me está aguando la boca de verla (aunque sea malilla o predecible como parece constar en la denuncia, y es que yo no tengo remedio, parece).

Paola Monter Uribe dijo...

A mí sí me gustó mucho la película de Sherlock Holmes juego de sombras, aunque se repiten actores, director y guionistas, me parece que está bien lograda y desarrollada, Robert Downey Jr y Jude Law hacen un estupendo trabajo con sus papeles de Sherlock Holmes y el Dr. Watson respectivamente.

General Gato dijo...

Lo de que se repita el mismo equipo a cargo por lo general está bien porque en una segunda entrega están más afiatados, se manejan con más comodidad, y eso por lo general redunda en beneficios para el espectador. Salvo que hablemos de Michael Bay y la troupe de payasos a cargo de esos avisos comerciales de 2-2y1/2 horas de muñequitos que son las pelis de Transformers. En cuanto a la franquicia actual de SH, creo que la segunda significó un cierto retroceso respecto de la primera, pero la dupleta Downey/Law es una pareja que ni hecha en el Cielo. En lo personal yo me inscribo con una eventual tercera entrega, aunque ya han pasado dos años y ni luces de para cuándo van a empezar a rodar, menos de cuándo la van a estrenar. Hasta donde yo sé, por lo menos. Aunque de rodarla, la ruedan. Que 545 millones de utilidades versus 125 millones de costos compra mucha agua para llenar piscinas en Jólivu.

Seguidores