11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 10 de mayo de 2012

"Aves del espacio" (1982).


-- "Starbirds". Estados Unidos / Japón. Año 1982.
-- Dirección: Michael Part.
-- Actuación: Voces de (en el original japonés) Akira Kamiya, Kazuyuki Sogabe, Youko Kuri, Kazuya Tatekabe, Hisashi Katsuta, You Inoue, Masako Nozawa, Tamio Ouki, Tesshô Genda, Shōzō Iizuka, Osamu Ichikawa, Miyuki Ueda, Kazuko Yanaga, Miyoko Aso, Hiroya Ishimaru, Makio Inoue, Kenji Utsumi, Mari Okamoto, Masatô Ibu, Ryusei Nakao.
-- Guión: Michael Part.
-- Banda Sonora: Douglas M. Lackey y Joseph Zappala.

-- "Aves del espacio" en IMDb.

¿DE QUÉ SE TRATA?

El universo es grande e infinito y esconde muchas maravillas en sus incontables soles, como por ejemplo... ¡¡¡UNA AVENTUUURAAA DE CIIIEEENCIIIAAA FICCIÓN!!! (seriosly, parte dando la lata con un discurso en off, al menos en el doblaje al español latino). Una raza que por venir de fuera del Sistema Solar viene "de otra galaxia" (tiempos entrañables aquellos, ¿eh?) ha evacuado poniéndose en congelación en la base espacial Valerión 2, después de que su planeta Valerión fue destruido cuando su sol explotó. Y de todos los planetas en todas las galaxias del universo, tenía que venir justamente a... Júpiter. En cuya órbita se instalan, y se disponen a conquistar... ¡¡¡LA TIERRA!!! (c'mon, ustedes se lo veían venir, ¿no? Es el guión estándar de cincuenta millones de animés de invasores extraterrestres y robots defensores de la época). Por supuesto que los invasores empiezan a machacar humanos que es un gusto, y por supuesto que las defensas de la Tierra caen como moscas con chaqueta roja. En ese instante llega desde el espacio dos héroes que son los típicos dos mejores amigos, guiando una nave espacial y cargando un valioso elemento esto-o-aquello. Al llegar a la Tierra, inadvertidamente guían a los malvados hacia una base secreta en donde se está desarrollando... ¿no lo adivinan? Exacto, un gigantesco robot que es la leña en cubitos para patear traseros extraterrestres. De manera que el Unico Robot Terrestre (marca registrada) enfrenta en solitario a la Gran Armada de Robots Invasores. Todo se complica, claro, cuando de pronto el héroe se enamore de una chica que ha perdido la memoria, cuyo pasado es misterioso, y... vamos, qué gran spoiler éste, si ya se lo ven venir: en realidad ella es uno de los invasores (pero por descontado, ella es bondadosa y pura de corazón, desea que no haya guerra... una progre, en definitiva). ¿Conseguirán detener los malvados planes de invasión? ¿Obtendrán la paz con Valerión 2? ¿Conseguirán eliminar al malvado usurpador que se ha tomado el trono de Valerión 2 y está orquestando la invasión...? (Ya pueden dar por descontadas las respuestas, creo). (Por cierto: la cosa se llama como se llama, porque los extraterrestres siguen el molde genético humanoide, pero con alas).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Las audiencias actuales definitivamente no son como las de antes. El primitivo anime de mechas era terriblemente formulaico: el villano enviaba un robot o bestia, los buenos ensamblaban/transformaban alguna clase de vehículo en un robot gigante, los dos se daban de tunazos hasta que el bueno destruía al malo en una formidable explosión (diablos, ¡si explotaban hasta cuando eran monstruos de carne y sangre!), y entonces aparecía en el trasfondo el villano más villano esgrimiendo coléricamente el puño al tiempo que gritaba algún parlamento en la clásica línea "¡¡¡YA NOS VOLVEREMOS A ENFRENTAR, ROBODEFENSUPERIOR X...!!! ¡¡¡Y LA PRÓXIMA VEZ, NO TENDRÁS TANTA SUERTE!!! ¡¡¡YO, EL DOCTOR PROFESOR EMPERADOR DIABOLICUS REX, TE LO PROMETO!!!". (¡Si hasta los nombres de los villanos eran chulos! Porque le da prestancia a Mazinger Z pelearse con nada menos que un Dr. Hell en vez de, digamos, alguien que se llame Quintanilla el Electricista de Robots). En medio de todo esto, un anime llamado "Tōshō Daimos" trató de ir un poco más lejos y, sin abandonar el formato Monster of the Week, creó además en el trasfondo... ¡¡¡UNA HISTORIA!!! ¡¡¡QUE EVOLUCIONABA!!! Bueno, no sé qué tanto, que esto lo sé por referencias, si al fin del día resulta que el animé ése nunca lo exhibieron en Chile, o en parte alguna de Latinoamérica hasta donde sé. Pero en Estados Unidos se avisparon y distribuyeron para el entonces naciente mercado del videoclub, una edición condensada que llamaron "Starbirds", que es la que traducida al castellano llegó como "Aves del espacio". El resultado de reducir una serie de 44 episodios a una peli de una hora y media de duración es el esperable: una degollina generalizada en que personajes, tramas y de todo se fueron al tacho. Y lo que quedó es... buenoooooo...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Primero que nada, para valorar "Aves del espacio" debemos ponernos en ciertas coordenadas: el género protomecha de los tardíos '70s. Tiempos de mayor ingenuidad que los nuestros, en donde eran de los más normales ciertas soluciones narrativas que hoy en día podrían antojársenos de opereta (ese final...). Entendiéndonos en ese contexto, la peli es un ejemplo de estricta adhesión a los cánones del género, y está bastante bien en ese rubro. En donde la cosa empieza a hacer aguas, es en la reducción. Porque esto lleva a consecuencias hilarantes: personajes que aparecen mágicamente en un lugar sin que sepamos cómo llegaron en primer lugar (el amigo del prota es un especialista en esto), diálogos en que revelan saber información sin que se entienda en qué minuto o a santo de qué circunstancias se enteraron, situaciones resueltas de manera apresurada y a la carrera, personajes que aparecen y son presentados como destinados a tener una gran relevancia dramática sólo para simplemente esfumarse luego sin que sepamos después nada de ellos, escenas a lo Ed Wood en que es de noche y los personajes se quejan de lo oscuro que está para convertirse en pleno día cinco minutos después... Y hay algunas cosas que ya no son culpa de la reducción sino del molismo, el afán de querer molar mazo, como por ejemplo esa interminable transformación hasta tener el robot completo (¿costaba demasiado simplemente sacarlo del hangar ya entero?). Cosiacas así. Vista la peli con indulgencia, está más que bien, siempre considerando que es un mecha arcaido.

-- El final. Claro, dirán ustedes, qué gracia una peli tenga un buen final, si se supone que por eso la estábamos viendo desde siempre, ¿no? Bueno, quien haya seguido tales o cuales series animé de robots y todo, sabe bien que algunos "último capítulo" son notables y te dejan muy alto, pero otros no pasan de ser otro Monstruo de la Semana, sólo que con el supervillano principal de monstruo malo en vez de uno de sus sicarios. En este caso, la traca final está bien. Descontemos eso sí que los personajes dicen que el principal problema del final es morir asfixiados por gases venenosos, en un claro boleto de ida a alegres vacaciones a las leyes de la física, pero descontado eso, es una buena batalla final.

IDEAL PARA: Nostálgicos de Mazinger Z y series relacionadas.

VIDEOS.

-- Intro de la peli [en español].



-- Serio candidato a la más interminable y abstrusa secuencia de lanzamiento y transformación robótica EVER [en inglés, sin subtítulos].

8 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Pero si el robot es una copia descarada de Mazinger Z, ¿que es esto, japoneses copiando a japoneses? ¡Puños Fuera!

Un saludo gatuno

General Gato dijo...

Bueno, fue hecha un poco en plan follow the leader respecto de Mazinger Z, así como muchas otras, aunque parece que era un poquitito más desarrollada en cuanto a la trama (ayudaría que se hubiera exhibido la serie íntegra en aquellos años, pero...). Al final, en todo el subgénero mecha se copian tanto de unos a otros, que o a uno le gusta todo, o no le gusta nada (yo soy de los que les gusta... más o menos todo. Respecto de los mechas, claro).

Martín dijo...

No era tanta copia, después de todo era un transformer... Pero si recuerdo bien, sí se parecía en que su arma principal era una especie de rayo que sacaba del pecho ("doble ventisca") y que acababa con cualquier cosa. Mi madre (ella veía "monitos" con nosotros) nos decía: ¿Por qué no empezaba con eso? Así no tendría que pelear nada...

General Gato dijo...

En un capítulo de "Mazinger Z" me acuerdo que apuntaban de refilón al problema de por qué el robot grande no lanzaba su arma más destructiva al comienzo. En el capítulo, Mazinger Z estaba quedándose sin energía, y usar el arma implicaba terminar de agotarlo, sin garantías de tumbar al enemigo. Está implícita la idea de que usar las armas más livianas primero permiten ahorrar energía, en caso de que el robot fuera más liviano o hubiera un tiro de suerte (cosa que nunca ocurría, o las batallas serían aburridas, pero bueno, eso es meta razonamiento para los personajes). Después de todo, un leviatán como Mazinger Z o sus innumerables clones posteriores, incluyendo el que nos ocupa, deben tragar energía como heliogábalos.

Alfonso Garrido dijo...

Tosho Daimos fue una serie tan importante como Mazinger, junto a Combattler V y Voltes V (forman una "trilogía"), en la que por primera vez una serie de super robot tiene una trama con mayores variaciones, mayor desarrollo de personajes.

General Gato dijo...

Importante y todo, pero hasta donde mi conocimiento llega, en Latinoamérica sólo conocimos la reducción-a-peli en comento, la serie misma nunca fue doblada (por otra parte, mucho anime de la época o no llegó, o llegó con un retraso de a veces más de una década respecto de su origen en Japón). Cualquier noticia en contrario sobre exhibiciones de la serie completa de Tosho Daimos se agradece, por supuesto.

Alejandro Fernández dijo...

hola .. si alguno fuera tan amable de poner algun link donde se puedan descargar estas series y peliculas se lo agradeseria... gracias y saludos

Nestor Tabares dijo...

Q lokura ver como hablan de bobadas... cuando vi la palikula tenia 6 o 7 años de edad, y lo uniko ke me importaba era lo genial q se veia... mis primos y yo moviamos las manos tal cual lo hacia el muñeko este gritando... DINAMO MUEVE BATALLAAAAAA... eso era lo ke importaba, no si eran copias o ke mas da... paralelo a eso veiamos mazinger, centella, la abejita maya, mac gyver, lobo del aire, manimal y q se yo cuantas mas en la television... y ahora unos tontos peliando por hacerce ver importantes jajajajjaa.... dejen el enlace para descargar la peli y ya, no jodan =P... con todo mi respeto. att. nestor

Seguidores