11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 19 de junio de 2011

"Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas" (2011).


-- "Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides" (título original en inglés), "Piratas del Caribe 4" (título en Venezuela), "Piratas del Caribe: Navegando en aguas misteriosas" (título en Colombia), "Piratas del Caribe: En mareas misteriosas" (título en España). Estados Unidos. Año 2011.
-- Dirección: Rob Marshall.
-- Actuación: Johnny Depp, Penélope Cruz, Geoffrey Rush, Ian McShane, Kevin McNally, Sam Claflin, Astrid Berges-Frisbey, Stephen Graham, Keith Richards, Richard Griffiths, Greg Ellis, Damian O'Hare, Óscar Jaenada, Anton Lesser, Roger Allam, Gemma Ward, Judi Dench.
-- Guión: Ted Elliott y Terry Rossio, sobre los personajes creados por éstos y por Stuart Beattie y Jay Wolpert, e inspirándose en la novela de Tim Powers.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas" en IMDb.
-- "Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Traen a un tipo con capucha, y un oficial inglés le canta eso de que... ¡Jack Sparrow, se le acusa de actos de piratería, incluyendo atracar a los estudios Disney con 56 millones de dólares por participar en esta secuela! Le sacan la capucha, y ahí lo tienen... por si son la clase de marcianos que nunca jamás han visto alguna de los PdC, no es Jack Sparrow sino el ayudante de éste y eventual alivio cómico de entregas anteriores. Este reclama y reclama que no es Jack Sparrow, pero como estamos en la época del análisis forense por ordalía y vudú, pues, nadie puede validar su identidad y por lo tanto nadie le cree. Hasta que de pronto vemos algunas facciones familiares en un juez del tribunal... ¡Es Jack Sparrow, leñe! ¡Quién tiene un incombustible plan falible para escaparse! Bueno, el plan funciona un poco mal, las cosas siguen funcionando un poco mal, pero después de darse unas cuantas vueltas y revueltas, Jack Sparrow termina descubriendo que Jack Sparrow está reclutando una tripulación. ¿Cómo es esto posible? Si fuera Gore Verbinski el director de esta entrega, así como de las anteriores, habida cuenta del nivel de surrealismo friki del inicio de PdC3, ya podríamos ir diciendo que... ¡era él! y ha desarrollado doble personalidad o algo, pero como Verbinski ha salido escopetado y ha entrado Rob Marshall, pues, la solución es más convencional: es un impostor. Después de algunas revueltas en que hacen un cameo una irreconocible Judi Dench, así como Keith Richards metido con calzador, descubrimos quién es el impostor, y cuál es su conexión con un malvado pirata llamado Barbanegra, que está empeñado en encontrar la Fuente de la Eterna Juventud, la mesmita de Ponce de León y tal. Ahora, Jack Sparrow se encuentra metido en la búsqueda hasta el pescuezo (concretamente, a bordo de un barco encantado). En competencia con los españoles, que en las pelis de piratas siempre son malvados, porque no en balde este subgénero cinematográfico siempre ha sido anglosajón. Y con otro antiguo enemigo de Sparrow: Hector Barbossa, ahora trabajando como corsario para la Corona de Inglaterra. ¿Conseguirá Indiana Jones rescatar el Gri... er... quiero decir, Jack Sparrow encontrar la Fuente de la Eterna Juventud...? SPOILER GRUESO DEL FINAL: Sí, leñe, sí lo consigue, o qué esperaban.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En realidad, nadie daba un pito por el asuntillo ése de los Piratas del Caribe cuando salió la primera peli ("Piratas del Caribe: La maldición del Perla Negra"), a la que pusieron subtítulo casi en postproducción por aquello de que, miren ustedes, la cosa estaba quedando un peliculón, así es que metámosle que es el primer capítulo de una franquicia blah-blah-blah. Para que vean ustedes que la piratería es mala porque mata a la industria, pero las pelis sobre piratería son buenas porque ayudan a la industria... sí, yo tampoco entiendo cómo funciona el mundo. El caso es que habían resucitado un género que con "Piratas" de Roman Polanski y "La pirata" con Geena Davis parecía más que muerto y sepultado, y que ahora experimentaría nuevos años dulces con pelis como... como... "Pirates of Treasure Island"... y como... er... buenoooooo... sigamos. El caso es que habían tenido arriesgándose con un género muerto, y tomaron un segundo riesgo adicional, el de rodar dos pelis secuelas back-to-back, maniobra que había salido de maravillas con "Volver al futuro II" y "Volver al futuro III", pero que había resultado un cagazo con "Mátrix recargado" y "Mátrix: Revolutions". Salieron de ahí "Piratas del Caribe: El cofre de la muerte" y "Piratas del Caribe: En el fin del mundo", y nuevamente se forraron, aunque ambas, y la tercera muy en particular, fueron puestas a caer de la burra. La tercera fue tan, pero tan, pero tan mala y desastrosa, que no llegó a recaudar los más de mil millones de dólares de la segunda, y debió conformarse con la miseria de algo más de 960 millones, una cantidad tan raquítica que por ella no me van a ver saliendo del lado de mi plato de Whiskas para ir a trabajar cazando ratas, eso olvídenlo (Johnny Depp, ese muerto de hambre con nombre de actor porno, miren que cagarse por 56 millones... ¿lo harían ustedes? No, ¿cierto?). Pero a los estudios Disney les está yendo un poco aquí y un poco allá (después de todo, fue la década del cierre de sus estudios 2D después del batacazo de "Vacas vaqueras", y sólo Pixar los mantenía con oxígeno), de manera que en una maniobra desesperada, decidieron... ¡rodar la cuarta parte de la trilogía! La cuadratura del círculo, mis amigos. Prometiendo, por supuesto, que si los números calzaban, habría una quinta y una sexta: una segunda trilogía (a lo "El juego del miedo IV" y secuelas). La cuestión no es si "Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas" iba a ser una buena peli o una que tuviera éxito. La cuestión es cuántos cientos de millones más de utilidad arrojará ésta a las otras tres primeras, que entre todas acumulaban ya la friolera de algo más de dos mil millones de dólares de utilidad neta (los más de 3500 millones de ingresos brutos por las cuatro pelis, al momento de escribir esto, la estaban acercando con celeridad al tercer puesto, arrebatándoselo nada menos que a Star Wars... a la cual las tres primeras PdC tanto depredaron).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Dejemos de lado el esnobismo del "buen cine" y otras zarajandas, y asumamos que estamos ante una peli que no pretende ser más que entretenimiento popular para rascarle los bolsillos a las nunca demasiado sofisticadas audiencias. ¿Funciona en este plano? La respuesta es un rotundo sí. Frente a la creciente sofisticación de Gore Verbinski en las entregas anteriores (que hizo muy bien saliéndose de la cuarta y yendo a tomar oxígeno a la por otra parte notable "Rango"), la dirección del mercenario Rob Marshall, a quien nadie hubiera asociado con el género piratesco (¡"Chicago"!, ¡"Memorias de una geisha"!), funciona de lo más bien en el plano primario que se espera de él: que luzca bonito, que tenga ritmo, y que no se arranque con demasiados alardes personalistas. Claro, el resultado es la peli menos de auteur dentro de las cuatro primeras (porque vendrán más, eso se lo firmo al que quiera, y probablemente aún menos de auteur si es que cabe), pero a cambio tenemos un regreso a la aventura pura y dura del comienzo, lejos de los desvaríos de la segunda y tercera entregas. El guión, al estar basado, o inspirado, o depredado, defínanlo como quieran, en una novela de Tim Powers (pobre hombre, ¿irán a adaptar "Las puertas de Anubis" como vehículo para una de James Bond viajando en el tiempo al siglo XIX...?), es más redondo y cabal que los anteriores: hay citas a situaciones y personajes precedentemente presentados, es cierto, pero son las justas para que nos sintamos en casa, sin que entenderlas estorbe el disfrute al que no conoce previamente a los personajes (pero, ¿de verdad queda algún marciano de ésos...?). Algunas escenas están claramente rodadas para el 3-D, en particular paneos sobre paisajes selváticos o imágenes con multiplicidad de planos (ya perdí la cuenta, entre ataques de risa, de la cantidad de veces que Barbanegra amenaza con atravesarle el gaznate a la audiencia con su espadón), pero uno puede elegir ignorar esas escenas, que no son tantas tampoco, y no pasa nada (la vi en 2-D, ¿no se nota...?). El guión tiene algunos agujeros por aquí y por allá (¿en serio los españoles, teniendo superioridad numérica de naves sobre Barbossa, no se toman ni la molestia de cañonear a un privateer corsario inglés...?, ¿y por qué Penélope Cruz le arma a Sparrow un menjunje de parentesco e historias de teleserie venezolana, más allá de mostrar que en ella late la tradición del culebrón de sangre latina?, ¿y de verdad Barbanegra envía a Sparrow a buscar los condenados cálices, no pudiendo menos que saber que le está ofreciendo en bandeja la oportunidad de defeccionar...?), pero es lo suficientemente lineal como para no perderse en exceso ni sentir que la cosa sea un absurdo. Las actuaciones están bien. Johnny Depp no cansa demasiado como Jack Sparrow (otra mejora sobre PdC3), Penélope Cruz está funcional en un rol para el que no necesita otra cosa sino verse sexy (porque, mírenla, será pirata y too, pero una mujer siempre sale con base en el rostro a la calle), Geoffrey Rush justifica una vez más por qué de ser el villano a batir en la primera ha pasado al estatus de compañero cómico y antagonista respetuoso del héroe, e incluso hasta Gemma Ward como la primera sirena está más o menos bien dentro de sus cuatro minutos (a cambio, y como notable bajón, Àstrid Bergès-Frisbey como la sirena capturada llega a resultar irritante con su diploma "taller de teatro del jardín infantil La Cuncuna Feliz"). Pero el gran punto a favor es claramente Ian McShane (el periodista muerto de "Scoop") como Barbanegra, en una caracterización siniestra y meliflua que lo coloca sin lugar a dudas como el mejor villano de toda la franquicia, a pesar de que en estricto rigor, lo suyo es más presencia y mala leche que exhibición de crueldad a tutiplén. O sea, para resumir toda la parrafada anterior... ¿vale la pena? Depende. Si lo que buscas es aventura pura y dura a la vena, sí. Si en cambio buscas esa cosa que se llama "buen cine" o "gran cine" o "cine arte", probablemente debas seguir husmeando en la cartelera. Un buen rato. O regresar otra vez al "El halcón de los mares" de Errol Flynn, que tampoco será "buen cine" o "gran cine" en el sentido superlativo de la palabra, pero es el concepto de acción y aventura pura y dura a la vena que se tenía en los '30s... tú el abuelete amargado.

IDEAL PARA: Distenderse un par de horas.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

3 comentarios:

Fidel Castro Ruz dijo...

No se por que no les gusto la 3 a mi si me gusto.

Hace poco fue a ver la 4 y no me decepciono sali con una buena sensacion del cine y realmente hasta ahora ninguna pelicula de las nuevas me habia dejado asi con buen gusto.

Lo que si no se que ondas con el religioso que rayos era el un padre, sacerdote, misionero, amish, parecia inmortal por que le rajan el gaznate y al rato resusita, al final termina devorado por la sirena y no se explica por que la obsecion con el. La sirenita tambien estaba buena.

Lo de los españoles para pues se me demasiado esfuerzo solo para medio derribar una pared medio prenderle fuego y hala yata luego largarse como si nada, pero se los paso por que me hizo gracia la escena y por que eso es lo que hacen los españoles de verdad.

Ahora bin no sabia que la chava era penelope cruz hasta que lo lei aqui realmente estaba buenisima y bien conservada me gusto con su papel de pirata sexy me recordo a otra pirata sexy de una peli porno llamada Robinson crusoe en sin island, que por cierto el final de la porno es igual al de esta con las piratas abandonada en la isla.

Como plus recomiendo que juegen el juego de monkey islad que tiene bastante que ver con la saga, el que yo he jugado son el 1 y el 2, los demas monkey islad no se como son.

Para los que les calento penelope cruz en traje de pirata sexy vean las peliculas pirate private pirates 1 y 2 una parodia porno de esta saga y tambien Robinson Crusoe on Sin Island que tambien tiene piratas sexys.

Fidel Castro Ruz dijo...

Por sierto fue a ver la pelicula por que ese dia habia estado viendo bastante cosas de piratas ultimamente primero cuando juegue age of empireIII me toco la mision de los piratas luego ese mismo dia en interntet encontre de casualidad estas fotos de piratas.

http://s42.radikal.ru/i097/1106/8c/16bd9c0e523a.jpg

http://s003.radikal.ru/i202/1106/e3/51cf98249f50.jpg

http://s010.radikal.ru/i313/1106/ee/98d6da9f76f6.jpg

y despues de eso escuche la cancion del pirata por lo que finalmente me decidi a ver esta dichosa pelicula realmente un fue un dia muy raro ese.

General Gato dijo...

¡Juasjuasjuás, abogado del diablo habemus! En fin, la 4 también me dejó bastante arriba. El religioso como que no se entendía mucho qué pintaba en todo, y creo que fue un personaje desaprovechado (quizás lo pusieron con la sirena para tomar el testigo de Orlando y Keira... ojalá que no haya sido ésa la idea, claro).

Bueno, lo interesante del personaje de la hija de Blackbeard es que en realidad es un composite de dos actrices, porque por el embarazo de Penélope Cruz, las escenas de primer plano eran de ella, pero las de cuerpo entero y de lejitos eran de Mónica Cruz. ¡Leñe, las dos hermanas Cruz en una misma peli y por el mismo precio!

Las imágenes están bastante potentes en todo caso, ya me hubiera gustado que hubieran puesto a la hija de Blackbeard con atuendos como ésos. Pero claro, tratándose de Hollywood, eso es soñar... que ya no son los '80s, por desgracia.

Seguidores