11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 30 de junio de 2013

"El Hombre de Acero" (2013).


-- "Man of Steel" (título original en inglés), "Nuestro amigo de acero" (título que nos hemos inventado acá en Cine 9009, para burlarnos de la mala traducción de los títulos al español en general, aunque por una vez lo tradujeron bien). Estados Unidos. Año 2013.
-- Dirección: Zack Snyder.
-- Actuación: Henry Cavill, Amy Adams, Michael Shannon, Diane Lane, Russell Crowe, Antje Traue, Harry Lennix, Richard Schiff, Christopher Meloni, Kevin Costner, Ayelet Zurer, Laurence Fishburne, Dylan Sprayberry, Cooper Timberline, Richard Cetrone.
-- Guión: David S. Goyer, sobre una historia de éste y de Christopher Nolan, basados en el personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.
-- Banda Sonora: Hans Zimmer.

-- "El Hombre de Acero" en IMDb.
-- "El Hombre de Acero" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Planeta Krypton. Porque si quieres un nombre cool para tu planeta ficticio, la tabla periódica de los elementos es tu amiga (¿para cuándo un planeta llamado Nitrógeno? ¿O Cadmio? ¿O Praseodimio?). Vemos la escena más emocionante y sobrecogedora con la que puede abrirse una peli de supers... un parto. Sí, joer, porque si funcionó para rebutear Star Trek, por qué no acá... Salto a... Jor-El y el consejo-supremo-whatever tienen el disenso consabido por cualquiera que haya estado expuesto a Superman por los últimos 75 años. Jor-El, que el planeta se está yendo a la merda por culpa de Hidroays... er, de la obtención de energía a partir del núcleo planetario. El consejo-supremo-whatever, que todo está muy bien, que había que darle luz verde al proyecto porque la matriz energética, que las encuestas de opinión indican que la gente se asustaría, que las instituciones funcionan... Hasta que aparece el General Zod, que muy kryptoniano será, pero parece casi golpista bananero porque se carga al consejo-whatever companhero... Entonces trata de convencer a Jor-El de que unan fuerzas, el milico más chulo con el científico más brainy, para salvar al planeta. Jor-El entonces, muy cabrón él, dice que no, que prefiere que el planeta se vaya al puto carajo con sus millones de habitantes, en vez de salvarlos y dejarlos bajo la tutela de Zod (porque salvarlos y después rebelarse contra el tirano no es una opción, parece). El caso es que Jor-El va y fabrica una nave espacial para salvar... ¿a su familia entera incluyendo esposa e hijo? No, que eso quedaría poco dramático, además de que el caché de Russell Crowe está por las nubes y mejor matarlo rápido para que no aparezca (tanto). Mejor que salve al puro crío chico, que es un bebé, a ver si alguna loba capitolina suelta en el espacio lo agarra y cría y funda Roma después. Bueno, al menos lo envía a la Tierra, en parte porque los humanos son tan poca cosa, que el crío la tendrá chupada para partirles la pana si se ponen pesaos los desgraciaos (eso, caramelizado con el clásico "será un dios para ellos" blablablá, porque lo que más necesita la Tierra es otro dios más de los y tantos que han dejado la escoba durante milenios). Pero irrumpe el general Zod, y mata a Jor-El (no se crean que esto detendrá a Russell Crowe de seguir apareciendo en la peli). La señora se cabrea mucho, y se monta un contragolpe militar (aprende, Hortensia Bussi), consigue que arresten a Zod, y lo mandan a la Zona Fantasma. Porque perder tiempo en un juicio político es más importante que tratar de salvar a Krypton, supongo (de hecho, si los hubieran dejado vivo la explosión inminente de Krypton se habría cargado a los golpistas de todas maneras... están majaretas estos kryptonianos). El caso es que el niño recaba en la Tierra y... ¿tendremos una lenta y displiscente historia acerca de la niñez y juventud de Superman, con no sé cuántos minutos de peli antes de que Superman se ponga las mallas de locaza marcapaquetes? Sí, pero además, sólo por si eso no fuera tortura... ¡con una estructura temporal acribillada de flashbacks! ¡Sufre, espectador que vienes a ver peleas over-the-top entre tíos con mallas! El caso es que en medio de este embrollo aparece Lois Lane, que es enviada a una misión para investigar un hallazgo misterioso estilo X-Files y tal (lo que resulta ser una presunta nave espacial). Justito a tiempo para que cierto sujeto superpoderoso también haga su aparición. La chica se queda preguntándose quién es el guapo que no le ha dao su Féisbuq, y debido a que el jefe Perry White se cabrea porque un artículo sobre aliens NO ES SERIO, va y sigue el rastro de miguitas de la leyenda urbana que... ¡sí, joer! ¡En esta peli LOIS LANE SABE DESDE EL COMIENZO LA IDENTIDAD SECRETA DE SUPERMAN! Toma a partir por culo, triángulo amoroso conmigo-mismo (por otra parte, por fin tenemos una Lois Lane AVISPÁ). En el intertanto, por motivo destoquello, el tipo de Krypton ahora tiene las mallas de locaza y too. (Por cierto, ¿cómo es que es capaz de manejar la nave espacial si lleva como 20000 años enterrada en hielo, y cómo Jor-El sabía de su existencia en Krypton en primer lugar, en vez de suponer que pudo haber sido destruida o algo? ¿Y cómo con tanto detalle que hasta está el traje de Superman con S y too allá adentro? Ah, misterios de Jólivu...). Al poco tiempo, aparece el general Zod, liberado vaya uno a saber cómo (la peli lo dice, pero después), y pide que el súper se entregue. Sentando así las bases para lo que será la ÉPICA BATALLA FINAL. ¡Cómo!, dirán ustedes. ¿Mi General se ha fusilao la peli entera? No, no lo he hecho... Lo que pasa es que la ÉPICA BATALLA FINAL comienza ANTES DE LA MITAD DE LA PELI. Sí, señores, ésto es montarse una exagerada batalla final, y no los 45 minutos de los Transformers contra el Caído en esa cosa-de-la-que-no-quiero-acordarme.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Desde 1978, el año de "Superman", la peli que causó descojone en Hollywood (¡una peli de superhéroes! ¡De tíos en mallas! ¡Qué infantil, que ridículo! ¡Si el futuro del cine es el drama hiperlento y teatral de "El Padrino"!) y admiración después (la taquilla, quiridis, la taquilla), que el Ladrillo de Acero se ha convertido en el barco insignia del cine de supers. O ha tratado. Porque "Superman II" intentó llegarle a los pasos y casi lo consigue, "Superman III" fue un castañazo, "Superman IV"... bueno, ya saben. Y después, development hell. Porque tardarse 19 años en tratar de sacar otra peli de un personaje con tanto gancho sólo tiene un nombre: INEPTITUD. Finalmente lo hicieron, y "Superman regresa" no calentó mucho. Pero en el intertanto, lo dicho kriptovecientas veces en este blog: "Batman inicia" y "Casino Royale" puso los reboots de moda, y vamos otra vez con lo mismo para Superman. Así es que llamamos al niño genio de los superhéroes, al Christopher Nolan que le dicen, a que nos salve la papeleta. ¿Y qué hace San Nolan? Bueno, se pone a trabajar en Superman Begins. O en The Krypton Knight. Como lo prefieran. Contratan de paso a Zack Snyder, tipejo al que cuando le pusieron su propio proyecto personal ("Sucker Punch") apestó, pero que si lo ponen en plan de adaptar cómics ("300", "Watchmen") le queda resultón, y a rodar que son dos días. Todo de cara a relanzar el personaje para UNA NUEVA GENERACIÓN. Una que ha crecido sin Superman, figúrense (bueno, está el Universo Animado DC, pero como que no es lo mismo. Y el "Superman" de 1978 ya está muy viejito para ellos), y cuyo nuevo ídolo es... ¡"Iron Man"! ¡Y "The Dark Knight"! Y como no es cosa de que Superman acabe en la Zona Fantasma en donde está sepultados el Fantasma, Flash Gordon o La Sombra, o peor aún, con un engendro como "El Avispón Verde", pues vamos y la hacemos como está de moda hacerlo ahora. O sea, DARKIER AND EDGIER. Oscura is the key. ¿El resultado? Una peli que recuperó sus costos de producción en apenas CINCO DÍAS. Muérete de envidia, Brett Ratner.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Partamos diciendo desde el comienzo que quien se ande buscando un Superman como el de Christopher Reeves, se va a llevar un chasco profundo. El "Superman" de 1978 y sus secuelas eran una encarnación de lo que era el personaje en la Edad de Plata (en plena Edad de Bronce, vale, pero ya sabemos lo lento que es de reacciones el cine). Este Superman en cambio es más moderno, sigue las tendencias más actuales de los cómics (bueno, por ACTUALES nos referimos a cosas tan dinosaurias como post - La Muerte de Superman de 1992 en adelante. Aunque una fuente importante es "Birthright" de 2003). Tampoco es el Superman del Universo Animado DC, complejo pero sicológicamente equilibrado, y además un tanto menos superpoderoso que el Superman clásico. Este Superman es mucho más superpoderoso, pero también emocionalmente más frágil. Mucho más. Incluso lloran, figúrense. Superman llorando. Como una nenaza. Sí, vemos un Superman kleenex encontrándose con su lado femenino, abrazando por fin las mallas en toda su gloriosa gaycidad. (Porque el de Christopher Reeves también soltaba su lagrimita cuando su humanita se le iba a pique, pero se las aguantaba con una virilidad que desmentía las mallas, y RETROCEDÍA EL TIEMPO en vez de quedarse como un lloriquita, joer...). Este Superman también es de una sola pieza (como el Batman de Nolan, claro, opuesto a la dualidad Bruce Wayne - Batman presentada en el "Batman" de Tim Burton), y por lo tanto no hay espacio para Clark Kent (es su identidad civil, pero es apenas una máscara quebradiza: the real thing es SUPERMAN ALL ALONG, con mayúsculas). Pero bueno, la verdad sea dicha, es refrescante encontrarse con una peli de Superman que se atreve a tomar un camino diferente para el personaje. Que puede gustar o no, pero que al menos cumple con no repetirse, que fue el gran pecado capital que lastró a la interesante pero demasiado poco ambiciosa "Superman regresa". Superman a estas alturas del partido no es (solamente) un copyright más en DC, sino también un personaje folclórico, parte del patrimonio cultural de la Humanidad, ya que hay que haber esta'o bajo 'na pie'ra para no saber quién es el kryptoniano, y a cualquiera que se le pregunte, probablemente tiene SU versión del personaje. Las tomas y visiones alternativas del personaje son perfectamente válidas, más allá de que se hagan bien o mal (esta versión... tiene sus pros y sus contras. Ya ahondaremos en ello). Un punto interesante es apartarse un resto de la concepción mesiánica de Superman que impregnaba al "Superman" de Christopher Reeves, no eliminándola pero sí haciendo algunos comentarios más críticos sobre ella. Superman es presentado como un "será un dios para ellos", pero debemos conceder que es un dios cuando menos un poco problemático: conflictuado, inseguro, no muy sabio a la hora de salvar a la Humanidad, tampoco tan superpoderoso como la situación lo requiere (vale que el enemigo es Zod y un escuadrón armado hasta los dientes con tecnología kryptoniana, pero aún así en términos de metahistoria...), tan destructivo o más que los villanos, y sin discursos morales de por medio. La peli no llega hasta el extremo de ser atea ni mucho menos (es Hollywood, después de todo), pero es claro que hay un punto de crítica respecto de la parábola de "Superman es Cristo". En vez de eso, lo que la peli pone en el candelero es la condición alienígena de Superman, sus dificultades para adaptarse a la Tierra (incluso biológicamente), su incapacidad para encajar entre los demás, y el permanente llamado de la sangre y la raza, hasta el punto que el General Zod sirve casi como una especie de contraparte oscura a Superman, lo que éste podría llegar a ser si cediera no diré a sus más oscuros instintos, sino meramente a su herencia ancestral. Porque abrazar la Tierra significa renunciar a su herencia kryptoniana, y así se lo hace ver Zod en una de las mejores escenas de la peli. Quizás este enfoque, es lo que cuenta como lo mejor de la peli.

-- A cambio, la parábola de la libertad en esta peli es demasiado basta. Superman es el único kryptoniano nacido por parto natural, y por lo tanto el único libre para ser lo que quiera ser, ya que el común de los kryptonianos, Zod incluido, no son libres y están condicionados para vivir, sentir, creer y actuar de acuerdo a lo que se espera de ellos, en un escenario no demasiado distinto a "Brave New World" (en una curiosa escenificación del dogma cristiano: Superman nace libre del "Pecado Original" del condicionamiento genético hipertecnológico común a los kryptonianos). De esta manera, el General Zod en última instancia no es responsable de ser lo que es, y de actuar como actúa: no es moralmente imputable porque todo lo que cree y todo lo que hace es producto de la tecnología kryptoniana, y él no es libre para elegir. Un planteamiento interesante, pero que por desgracia no profundiza demasiado. Porque el General Zod no pasa de ser presentado como un nazi por otro nombre (y su emblema en el pecho es una hoz... ¡le falta el puro martillo y tendríamos a Zod: Hijo Rojo aquí!) y su ideario de darwinismo social es presentado de manera demasiado fugaz (quizás para no ofender a ciertos otros darwinistas sociales que reptan en convenciones neocon, la Reserva Federal y Wall Street). La peli deja planteado el tema y luego lo tira a un lado, casi como un pretexto para que el villano tenga algo que hacer o una fuerza motriz, y poco más. Una lástima, porque daba mucho más de sí.

-- Otro aspecto interesante de la peli, es evitar la violencia sanitizada. Aquí no vemos sangre, vísceras o desmembramientos, pero a cambio tenemos escenas de destrucción masiva que reflejan lo profundamente desesperada que estaría la Humanidad frente a enemigos alienígenas de la talla de los kryptonianos. Este General Zod no es de cavar un agujerito en la Casa Blanca y secuestrar al Presidente, como en "Superman II". Este General Zod es más bien del tipo "vamos a utilizar la tecnología kryptoniana para cargarnos a la Humanidad entera para que no quede nadie al que decirle arrodíllate ante Zod hijo de Jor El". Las escenas de destrucción en Metrópolis tienen un fuerte regusto a 9-11, y muestran lo que efectivamente sería el destino de la Humanidad si algún día por desgracia se viera encajonada en la pelea de dos tipos superpoderosos ampliamente superiores. A la vista de esto, es más que razonable la desconfianza que muestran los soldaditos yankis frente a Superman, sabiendo que el kryptoniano es de la misma raza que los invasores, tiene sus mismos poderes, es capaz de una enorme destrucción, y lo único que se interpone entre él y la construcción de un New World Order cortado a su medida de sastre, es su propia voluntad de no hacerlo. Suponemos que este tópico lo ahondarán en sucesivas entregas (aunque me parece difícil que superen el tratamiento que le dieron en los monitos de "La Liga de la Justicia" hace una década atrás, pero en fin).

-- ¿La realización? Mmmmmm... Término medio. Está bien. Pero tampoco es para tirar campanas. La acción funciona por acumulación, por poner el cada vez más grande cada vez, y llega un minuto en que satura. O a lo mejor es lo necesario para mantener la atención de la chavalería hoy en día, que si no explota un edificio cada cinco minutos la peli se hace aburrida. La fotografía epiléptica y con manchones de luz también es algo saturante (yo no sé quién es el genio que piensa que esto es moderniki, cuando los técnicos en fotografía han tratado de eliminar esas cosas como los defectos en la lente que son, y van los cineastas y los añaden por CGI los muy tarados). El guión trata de hacerse más complejo por su estructura en flashbacks, pero con eso consiguen que el papi de Clark Kent (un por otra parte impecable Kevin Costner, que hace lo mejor que puede con lo que tiene) termine por ser más cargante que el negro estoy-muerto-pero-sigo-hablando de "Aguilas de acero". Aunque por una vez, el plan del villano no es completamente idiota (el General Zod tiene un motivo para ir tras Superman que va más allá de la venganza personal, y la manera de descubrir su localización en el universo no es inverosímil). Pero eso no alcanza a disimular que los personajes son demasiado de una sola pieza. Incluso aunque Superman es un personaje conflictuado, es conflictuado "de una sola pieza", sin los bandazos característicos de un personaje que en verdad está conflictuado (un conflicto es por definición una indecisión entre dos alternativas, y cuando un personaje elige estar indeciso entre dos alternativas de manera deliberada, el conflicto se acaba, y el personaje se hace irritante por ser demasiado EMO). Algo dice de la peli que el General Zod, que es completamente monstruoso en su militarismo, sus planes genocidas, su desprecio darwinista social, y cuya única cualidad redimente es su apego a un deber que por otra parte nunca eligió porque nació siendo programado para ejecutarlo, es el personaje más simpático de todos, lo que hace preguntarse qué queda para el resto. Las actuaciones están bien, pero poco más: un poco llorón el Superman de Cavill (no le falta épica, pero...), un poquito plana Amy Adams como Lois Lane pero más por culpa del guión que por otra razón (en la segunda parte de la peli, donde todo es batalla, ella no tiene nada que hacer), intrascendente Laurence Fishburne como Perry White (qué esperaban, si en esta peli no vemos al Clark Kent periodista -casi- por ninguna parte), emotivo el nunca bien reconocido Kevin Costner como papi Kent y dentro de lo idiota del personaje (qué manera más tonta de morirse... ups, spoiler...), muy profesional Diane Lane como mami Kent (otra gran actriz desaprovechada en un personaje que daba mucho más de sí), Michael Shannon como Zod oscilando entre algunas buenas escenas y otras muy pasadas de roscas ("¡lo encontraré! ¡Lo encontraré!"), y Antje Traue como la matona no-soy-Sarah-Douglas-pero-casi anima un poco el cotarro porque es el único personaje que parece gozar en algún minuto de lo que está haciendo. Porque eso es lo otro, que esta peli es seria, que trata de ser para Superman lo que "The Dark Knight" (más que "Batman Begins") fue para Batman, una peli PARA QUE NOS TOMEMOS EN SERIO AL PERSONAJE, y eso quiere decir que pocos personajes ríen, que no hay espacio para alguna broma o chascarillo (salvo al final, a cuenta de la teniente ésa), que es demasiado estirada y pedante, que los actores tienen todos caras de estar necesitados de laxante en ración doble, y en definitiva que es demasiado marmólea y hecha para las edades. Eso casaba bien con Batman porque, vamos, IS THE GODDAMN BATMAN, pero no con Superman. Este carácter serio hace que ciertos momentos de cómic sean todavía más risibles (mi favorito es el General Zod escalando una pared con saltos de canguro, movimientos muy poco dignos tratándose de un militar capaz de viajar entre las estrellas y montarse un imparable ataque genocida contra la Tierra, aunque está por supuesto la escena de Clark Kent con lentes... no me digan que es un spoiler, si es una peli del jodío Superman después de todo). La banda sonora de Hans Zimmer consigue evitar ser un autoplagio de "The Dark Knight" (aprende, James Netwon Howard), pero es demasiado genérica y solemne como para recrear esa sensación de estar viendo algo más grande que la vida, y la acumulación de coros e instrumentos no consigue llegar a superar en épica a la más simple y trillada pero aún potente banda sonora de John Williams para el "Superman" de 1978 (por suerte no reutilizaron el tema, lo que fue la gran cruz del pobre y por otra parte generalmente competente John Ottman para "Superman regresa"). En resumen, esta es una peli que transpira el estar hecha por obligación, porque es el jodío Superman, porque se nos vencen los derechos, porque debemos mantener actual al personaje, porque los de la Marvel nos están conquistando el terreno... "Batman inicia" les salió mucho mejor porque no tenían toda esa presión encima, y con sus defectos, fue una peli mucho más libre, y consiguió mucho más ("The Dark Knight" salió de ahí). No sé por qué tengo un presentimiento de que la secuela de "El Hombre de Acero" no les va a salir tan bien ni tan redonda, de tanto marketeo que le van a meter.

IDEAL PARA: Ver una nueva versión de Superman que puede gustar o no, pero que cumple con ser una visión novedosa sobre el personaje, y se queda en deuda respecto de la realización.


2 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

A mi me ha gustado mucho, creo que es una reformulación muy interesante del personaje. Tenía miedo de que Snyder hiciera de las suyas (cámaras lentas, pirotecnia visual excesiva) pero la verdad es que salvo los excesos de la batalla final el resto está estupendo. De hecho contiene algunos de los planos más bellos que he visto nunca en una película de superhéroes. Los dos puntos fuertes de la historia son sin duda la mitología de Kripton y el propio viaje iniciático del héroe. El reparto está muy bien, y las escenas con Kevin Costner son todas maravillosas. Muy buena.

Un saludo gatuno

ayaxsoul dijo...

Buenas general gato, a mi la verdad me pareció una película bastante regular, nada del otro mundo, creo que Nolan ya se toma un poco en joda eso de hacer películas por encargo, esperemos q nos traen las otras 2 películas de superman (apuesto mi casa en Malibu en q saldrán eventualmente, así de seguro estoy), es mas hay un aroma a q luego nos lanzan a los demás superhéroes de la DC que falten por peli, para luego unirlos en la peli de la liga de la justicia, para luego después hacer la soñada peli crossover con los héroes de Marvel y luego de eso la tierra explota en mil pedazos… jejeje

Seguidores