11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 11 de febrero de 2010

"La Humanidad en peligro" (1954).


-- "Them!". Estados Unidos. Año 1954.
-- Dirección: Gordon Douglas.
-- Actuación: James Whitmore, Edmund Gwenn, Joan Weldon, James Arness, Onslow Stevens, Sean McClory, Chris Drake, Sandy Descher, Mary Alan Hokanson, Don Shelton, Fess Parker, Olin Howland.
-- Guión: Ted Sherdeman, basado en una adaptación de Russell S. Hughes, sobre una historia de George Worthing Yates.
-- Banda Sonora: Bronislau Kaper.

-- "La Humanidad en peligro" en IMDb.
-- "La Humanidad en peligro" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

El desierto MidWest de los Yueséi. Una avioneta y un patrullero recorren las áridas planicies con algunos pobres vegetales tratando de alzar cabeza al sol. El target: niñita perdida. El gran misterio policial acaba cuando encuentran a la niñita. ¡Pero esperen, no se levanten todavía, que la peli no acaba! Porque la peli se llama "La Humanidad en peligro" y no "La niñita perdida". Resulta que la niñita parece haber salido de un remolque, y el remolque está entero destartalado como si hubiera pasado por una desarmaduría de mala muerte. Y el que lo hizo era fuerte, como que aparece un fusil con el cañón bien doblao. "OK", dice uno de los polis, "vamos a hablar con el viejo de la taberna a ver qué sabe". Uno de los polis se queda, y como es de rito y tradición en esta clase de pelis, de inmediato acaba donando su nombre para una lápida. El otro llega hasta el viejo de la taberna, y se lo encuentra entero destartalado como si hubiera pasado por una desarmaduría de mala muerte, mientras que la taberna se encuentra entera destartalada como si hubiera pasado por... bueno, ya me entienden. Como el asunto parece que no va de Jack el Destripador ni mucho menos, los rústicos llaman a los citadinos para que arreglen el fardo. Llega el FBI, incluyendo un científico, y empieza la investigación. A poco andar, el científico dice "sí... podría ser... sí... sí... quizás... sí...", y a todos nos empieza a exasperar porque esperamos que el vejete papamoscas nos diga de una jodida vez qué diablos vio. Al final la larga: estamos cerca de Alamogordo, donde en 1945 se detonó la primera bomba atómica, y la radiación puede haber producido hormigas mutantes en clave rottweiler, que ahora buscan alimentarse y... chachán... ¡¡¡CONQUISTAR LA TIERRA!!! ¿Conseguirán nuestros heroicos agentes y científicos pararle los seis pies a estos malvados hexápodos terroristas, antes de que incuben larvas y terminen por comerse a todos los humanitos...?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

La Era Eisenhower fue algo entre la calma y la tensión. Por un lado, estaban esos tranquilos suburbios yankis de publicidad vintage, con chicas de largas faldas cocinando para sus amantes maridos que iban al trabajo de terno y corbata. Por el otro, estaba la escalada de la tensión internacional, y su sombrío corolario, el aroma nuclear en el ambiente. En este clima florecieron las pelis de monstruos nucleares, lo que después algunos devinieron en llamar Atompunk. El argumento es siempre el mismo: se detona un nene nuclear, algún bicho usualmente artrópodo tiene la mala clase de sobrevivir y crecer a lo Gargantúa, el bicho sale y empieza a comer gente o desplomar edificios, y el U.S. Army entra en acción liquidando a la bestia. "La Humanidad en peligro" de 1954 (sintomáticamente el mismo año del reptil atómico de "Godzilla") es uno de los más preclaros ejemplos, y por qué no decirlo, un clásico dentro del (infra)género. En este caso son hormigas, así es que veamos cómo queda: se detona un bebé nuclear, una colonia de hormigas tiene la mala clase de sobrevivir y crecer a lo Gargantúa, las hormigas salen y empiezan a comer gente (táchese lo que no corresponda), y el U.S. Army entra en acción liquidando a las hormigas. ¿Ven que funciona la plantilla...?

¿POR QUÉ VERLA?

-- El foco de atención. A diferencia de muchos clones de esta peli, en donde el énfasis está puesto en el bicho mismo y en la destrucción subsiguiente, un poco en plan de lo que después será el buen cine de catástrofes setentero, aquí todo gira en torno a la respuesta del Gobierno. Las hormigas son reservadas para los momentos álgidos, y hay muchas situaciones en que intervienen, que son resueltas off-screen. En el fondo, se trata del viejo dilema de cómo una sociedad democrática resuelve una amenaza contra la seguridad nacional (para darle un poco de boche, ponen que la Humanidad está en peligro, pero todo se resuelve cómodamente dentro de los límites de los Yueséi, y vamos ahorrándonos los costos de rodar en México). O no. Porque de dilema, no mucho. Los métodos de los "buenos" a veces son un poco más que cuestionables. Ya no partamos por aquello de que cuándo le vamos a decir a los votantes registrados que están a punto de sufrir el hormigueo de sus vidas, y de ahí, a ciertas medidas para contener la fuga de información... ¡Estos tipos se adelantaron medio siglo a "24"! (Bueno, no hay tortura, al menos). Los clones de esta peli no lo entenderán tan bien, y se quedarán con lo superficial, o sea, con la casquería, los difuntos y el monstruo, y tenderán a echar por la borda el otro trabajo, esquematizando las cosas hasta convertirlas en un cliché (ya saben, el militar ansiolítico queriendo soltar "la bomba", la chica que chilla al ser atacada por el monstruo, el policía que dispara en vano antes de ser devorado/triturado/vampirizado, el científico diciendo ominosamente aquello de "sí, hemos detenido la amenaza, pero... ¿por cuánto tiempo...?").

-- La parte que todos vinimos a ver, o sea, las hormigas gigantes, el combate, y los FXs, están envidiablemente bien resueltos, ya no digamos para los estándares de 1954, sino para incluso hoy en día. No vamos a decir que se ven o parecen seres vivos de carne y hueso, pero las hormigas no se ven tampoco cartopiendrescas ni animatrónicas a los extremos de Godzilla. Ustedes podrán ver la secuencia de la batalla final, incluyendo la manera de montar la cámara y de rodar el avance de las tropas por territorio enemigo, y notarán que más de treinta años después, James Cameron apenas había mejorado un poquitito la parte técnica en "Aliens: El regreso". Llámenme un sentimental si quieren, pero aunque a veces los muñequitos chirríen un poco, los prefiero a la animación por computadora, en donde por mucho que se esfuercen en crear el más churro de los softwares, igual al final del día se nota el pixelado, cosa que hace nos quedemos mucho más en "La guerra de las galaxias" que en "La amenaza fantasma", en términos de credibilidad visual.

IDEAL PARA: Ver una peli de monstruos un poco típica, pero aún así sostenible a pesar de todos sus clones.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].



-- Inicio de la peli [en inglés, sin subtítulos].

1 comentario:

酒店 dijo...

Always keep your words soft and sweet, just in case you have to eat them.............................................

Seguidores