11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 20 de septiembre de 2007

"Harry el Sucio" (1971).


-- "Dirty Harry". Estados Unidos. Año 1971.
-- Dirección: Don Siegel.
-- Actuación: Clint Eastwood, Harry Guardino, Reni Santori, John Vernon, Andrew Robinson, John Larch, John Mitchum, Mae Mercer, Lyn Edgyngton, Ruth Kobart, Woodrow Parfrey, Josef Sommer, William Paterson, James Nolan, Maurice Argent.
-- Guión: Harry Julian Fink, Rita M. Fink y Dean Riesner, con aportes sin acreditar de John Milius, sobre una historia de los dos primeros.
-- Banda Sonora: Lalo Schifrin.

-- "Harry el Sucio" en IMDb.
-- "Harry el Sucio" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Hay una bella chica con un bikini amarillo que revela un bien formado busto, nadando en la piscina de una azotea. A salvo y segura del mundo, ¿no? Pues no. Porque un francotirador se ha subido a una azotea vecina aún más alta, apunta, dispara... y la chica pasa directamente del bikini al piyama de madera. Al poco tiempo llega una nota del asesino, que firma como Scorpio, a la Municipalidad, que dice algo así como "paguen 100.000 o seguiré matando gente hasta que se me despachurre la gana" (suponemos que 100.000 dólares en esa época, con la inflación, aún era algo de dinero). ¡Pobre Scorpio! No tiene idea de que San Francisco es el hogar y nido de nada menos que del Inspector Harry Callahan, A.K.A. Harry el Sucio, el grande y único, aunque a su favor podemos decir que era la primera peli de la serie de Harry el Sucio, así es que no podía haberse enterado viendo las anteriores. Harry es la clase de detective que no va a detenerse a merendar con activistas de las libertades cívicas. Si ve a un puñado de putos asaltantes bancarios atracando una institución financiera, no se va a andar con tonteras como el respeto de los derechos civiles o la integridad ciudadana: si jodes en mi ciudad, damn nigga, entonces vamos a limpiar la escoria a balazo limpio, ya punk. Aunque no tienen prácticamente ninguna pista para llegar a Scorpio, mejor que se esfuerce por actuar como un fantasma sin dejar rastro, porque de verdad que Harry se va a enojar mucho contigo si sigues portándote mal.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Soplaban vientos de cambio en Estados Unidos. Los joviales y felices y hippies '60s estaban dejando paso a una década más dura y complicada, una en la que veríamos Watergate, el crecimiento del terrorismo (véase "Munich", por ejemplo), el ascenso de los fundamentalistas... El permisivismo ambiente y la lucha por los derechos civiles había llevado a su consecuencia lógica, el recrudecimiento de la delincuencia, cuyo epítome es el asesino conocido como el Zodíaco, y al que nunca pudieron agarrar (y con el cual David Fincher hizo su bonita peli "Zodíaco", precisamente). Ya hemos dicho que el cine de los '70s es inusitadamente duro, no sólo respecto del cine anterior, sino incluso del glamoroso stripes&bars ochentero o el psicótico noventero o el popcórnico 2000. Es la época del cine de catástrofes al estilo "La aventura del Poseidón" o "Infierno en la torre", del thriller político al estilo "El día del chacal", del cine de mafiosos al estilo "El Padrino" y "El Padrino II", del softcore europeo al estilo "La historia de O"... El gran héroe justiciero de acción durante la década anterior había sido James Bond, desde la peli "El satánico Doctor No" de 1962, pero en verdad este estilo glamoroso y carilindo estaba quedando desfasado en el tiempo (la última clásica de Connery, "Los diamantes son eternos", fue estrenada en 1971 precisamente, y de ahí derivaría al "realismo sucio" de "Vive y deja morir", en donde los malos ya no son los supervillanos a la conquista del mundo, sino los traficantes de heroína). A James Bond debía sucederle un héroe igual de rudo, pero menos contemporizador con el glamour, un tipo sucio y dispuesto al trabajo policíaco brutal. Si los '60s fueron de James Bond, los '70s fueron de Harry el Sucio, la versión hardcore del asesino Bond, con todo su feísmo y su fascismo, pero sin sus toques de sofisticación. Es que la delincuente urge y arrecia, y no hay tiempo para martinis agitados y no revueltos...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Es la presentación de Harry el Sucio, uno de los más grandes íconos del cine de acción de todos los tiempos. Situemos al Inspector Harry Callahan en el árbol genealógico de los duros. Hasta 1962, los chicos buenos defendían la ley, los derechos de las personas, etcétera. James Bond fue el primer asesino que consideraba legítimo y moral el matar al enemigo porque sí, porque es el enemigo y no hay mejor enemigo que el enemigo muerto. Pero aún Bond era puro glamour. El paso siguiente fue, por supuesto, buscarse un asesino aún más rudo, y éste fue Harry el Sucio. En los '70s, Estados Unidos nadaba en delincuentes, y además el ciudadano promedio muchas veces estaba asustado con esos mugrosos hippies que se drogaban y practicaban (¡horror!) el amor libre. En los '70s, los yankis pedían mano dura. Un personaje como Bond ya no bastaba. De manera que entra en escena el brutal y violento Harry el Sucio, que está dispuesto a defender el sistema a ultranza, no sólo de esa brutal escoria nigga y esos locos pirados de allá afuera, sino también de esos blandengues burócratas bien empotingados en sus asientos, que desde la comodidad de su oficina pontifican sobre la seguridad de todos los ciudadanos, mientras que Harrito se quiebra el culo haciendo prevalecer la ley y el orden. Esta concepción del héroe, o mejor dicho del antihéroe, que encarna Harry el Sucio, incluyendo la fórmula "seamos laxos con los medios en tanto conservemos orden y seguridad", será después, con variaciones, el tema de los numerosos héroes asesinos posteriores como John McClane (el Bruce Willis de "Duro de matar"), Marion Cobretti (Sylvester Stallone en "Cobra"), los héroes fascistoides de Chuck Norris ("Fuerza Delta", "Desaparecido en acción" y secuelas de ambas), y después de un repliegue durante los '90s, volvieron a florecer otra vez en gloria y majestad en plena Era Bush, con otro fascista como George W. "Matarife" Bush, con el Batman de "Batman inicia", la versión 2004 de "El Castigador" (¡basada en un personaje del cómic de los '70s!), y muy en particular la gran encarnación del espíritu Dirty Harry que es Jack Bauer, el prota de la serie "24". Como puede observarse, Harry el Sucio era el personaje justo en el momento justo, y se convirtió en la encrucijada de numerosos referentes culturales (hasta el punto que el propio Clint Eastwood se dio maña para autoparodiarse en "El novato").

-- Clint Eastwood. Es una obviedad a estas alturas del partido, pero no hay actor que hubiera podido encarnar mejor a Harry el Sucio que el duro por antonomasia, el chico que se había hecho un nombre en el spaghetti western como el pistolero de la tríada clásica "El bueno, el malo y el feo", "Por un puñado de dólares" y "Por unos pocos dólares más". Sin embargo, en esa época la asociación Eastwood/Callahan no era tan obvia, toda vez que el guión y el rol fueron escritos... ¡para Frank Sinatra! Y éste lo rechazó por tener una herida en la mano. También se tanteó al insigne republicano John Wayne para el papel, quien sin duda se hubiera sentido a sus anchas dentro de las fascistas ropas de Harry Callahan, pero éste por orgullo no quería ser la segunda opción detrás de Sinatra...

-- Podríamos decir que esta película no se termina hasta que se termina. Porque la primera parte de la peli versa netamente sobre los intentos de Harry el Sucio por parar los asesinatos de Scorpio. Pero en la segunda parte aparece un enemigo impensado: la burocracia judicial. Porque resulta que el pobrecito Scorpio al final, por el puro hecho de ser un humanito, también tenía derechos civiles, mire usted, y esos derechos civiles hay que respetárselos, pues faltaba más, y ahora Harry el Sucio está con las manos atadas para impedir que cometa más crímenes, porque las propias autoridades defienden a Scorpio contra la justicia. Lo que pone sobre el tapete el viejo problema de ¿qué hacemos en una sociedad abierta y democrática, con aquellos elementos subversivos que de buena gana aprovecharían esas libertades para hacer imposible la vida de los demás ciudadanos...? Es una cuestión aún no resuelta, que ha hecho correr ríos de tinta (¡y de sangre!). Entre los propios partidarios de la mano durazna pueden incluso haber matices, como lo prueba "Magnum 44", la primera secuela de Harry, con sus villanos más harristas que el propio Harry el Sucio, eso ya es decir. Por cierto, estos planteamientos son la base de ideas parafascistas como la Doctrina de Seguridad Nacional, la Tolerancia Cero, la Guerra contra el Terror y su consecuencia la nunca bien deplorada Patriot Act... Pero es claro que el otro extremo, el de los blandengues para quienes las víctimas de los enemigos del sistema tuvieron la estúpida idea de cruzarse en el camino de los chicos malos, que no son tan malos, fíjese usted, porque se criaron en un medio ambiente hostil y por eso hay que ayudarlos y tenerles compasión, y las víctimas a cavar sus propias tumbas por ser tan estúpidas que no cruzaron la calle cuando vieron venir al chico malo, y además las víctimas eran culpables de haberla tenido más fácil que los pobrecitos malos malosos ignorados por la sociedad... Ya saben a qué me refiero.

-- Como mencionamos, la historia de Scorpio está vagamente inspirada en los crímenes del Zodíaco, un sujeto al que nunca llegaron a cazar. Insistimos: vean la peli "Zodíaco" de David Fincher, en la cual, por cierto, los personajes van al cine a ver la última novedad, un nuevo personaje llamado Harry el Sucio, que... De antología es el diálogo en "Zodíaco", en el cual un desencantado detective Toschi dice algo así como: "ahora se hacen películas con el Zodíaco"...

-- "Yo sé lo que estás pensando: '¿Disparó seis tiros, o sólo cinco?'. Bien, déjame decirte la verdad, con toda esta excitación perdí la cuenta. Pero siendo ésta como es, una Magnum calibre 44, la más poderosa arma en el mundo, que puede reventarte limpiamente la cabeza, debes preguntarte una sola cosa: '¿Me siento con suerte?'. Bien, ¿te sientes así, infeliz?"... ("I know what you're thinking. 'Did he fire six shots or only five?'. Well, to tell you the truth, in all this excitement I kind of lost track myself. But being as this is a .44 Magnum, the most powerful handgun in the world, and would blow your head clean off, you've got to ask yourself a question: Do I feel lucky? Well, do ya, punk?").

IDEAL PARA: Ver al padre, la madre y la familia completa de los actuales antihéroes Bauer's style.

2 comentarios:

A.T. dijo...

Excelente pelicula. Gracias por la recomendacion!

General Gato dijo...

De nada. Espero que el resto de los comentarios sea igualmente de utilidad. Saludos.

Seguidores