domingo, 11 de agosto de 2013

"Ataque a la Casa Blanca" (2013).


-- "Olympus Has Fallen" (título original en inglés), "Operación: Código Olimpo" (título en Perú), "Olimpo bajo fuego" (título en México), "Objetivo: La Casa Blanca" (título en España). Estados Unidos. Año 2013.
-- Dirección: Antoine Fuqua.
-- Actuación: Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Angela Bassett, Rick Yune, Dylan McDermott, Finley Jacobsen, Melissa Leo, Radha Mitchell, Robert Forster, Cole Hauser, Ashley Judd, Phil Austin, James Ingersoll, Freddy Bosche, Lance Broadway, Tory Kittles, Sean O'Bryan, Keong Sim, Kevin Moon, Malana Lea, Sam Medina.
-- Guión: Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt.
-- Banda Sonora: Trevor Morris.

-- "Ataque a la Casa Blanca" en IMDb.
-- "Ataque a la Casa Blanca" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La historia parte en... ¿la Casa Blanca, como nos promete el título? The Hell, no. Comienza en Camp David. Con una escena de boxeo entre dos agentes del Servicio Secreto, como un mal rip-off de cierta peli de John Travolta. Luego vemos que el Presi está tranquilo y es un family man y es súperdupichupi (Aaron Eckhart, casi una década después de convencernos de que FUMAR ES BUENO) y además está casado con una bella dama (Ashley Judd, que envejece como el buen vino la señora) y tienen el clásico niño dizqueadorable-pero-insoportable. Y el as de los agentes secretos es Leónidas de Espart... er... Gerard Butler, eso es. La familia real, er, presidencial quise decir, sale en comitiva a tal o cual evento social para la reelección, y a resultas de estoquello, el vehículo donde van el Presi y la Primera Dama (el chico va en otro vehículo, por desgracia) se sale de control justo para ir a quedarse balanceándose en uno de esos puentes con muritos de piedra que parecen que los construyen de piedra arenisca porque un auto de ná se estrella con ellos y se vienen abajo como damiselas de vodevil ante el villano. En fin, en qué estaba. Ah, sí. Resulta que el Gerard Butler va y trata de sacar al Presi del auto antes que'l mismo se venga guardabajo porque él es un ACTION MAN. Lo logran a medias, el Presi se salva, pero la Primera Dama se queda atrapada justo para que el automóvil termine de cumplir su promesa de irse puente guardabajo y caiga (la escena es tan recliché, que cuando el vehículo en vez de hundirse en las congeladas aguas se estrella contra el hielo, en vez de emocionar por tamaña tragedia que es la pérdida de la Primera Dama del Mundo Libre, deja una sensación de cartoon de la Warner). 18 meses después, Gerard Butler es reforzado por too el mundo porque "hizo lo correcto", pero el Presi no quiere tener al hombre que le recuerda a su esposa... (er, sonó medio raro eso. El hombre cuya presencia le recuerda que su esposa murió, eso es), así es que tienen al Fantasma de la Op... er, a Gerard Butler trabajando en Tesorería, eso es. Edificio que está al frente de la Casa Blanca, eso sí (ni idea de si es así en la vida real, pero en cuanto al guión, queda conveniente de perillas por lo que veremos, y ustedes ya adivinan). De paso, Gerard Butler está casado, y tenemos breve escena de vida matrimonial en la cocina con TV de fondo para que nos enteremos de lo que siempre pasa en esta clase de pelis, o sea, que hay crisis internacional, y que Corea del Norte es la responsable, tan comunachos y monárquicos ellos. El caso es que ese mismo día, el Presi de los Yueséi recibe al Primer Ministro de Corea del Sur. (Créanlo o no, llevamos apenas 15 minutos de peli de ná, eso es ir a toda pastilla, y ahora viene lo bueno). Resulta que un avión ingresa en espacio aéreo de Washington. Es un bombardero. Se carga a dos interceptores. Y ataca la Casa Blanca, y barre con las defensas. Y para cuando por fin logran tumbarse al avión (cargándose el Obelisco de paso, quizás porque un monumento tan fálico es una ofensa moral contra la nación que es Una Sola Nación Bajo Un Solo Dios)... EMPIEZA EL ATAQUE DE VERDAD. FUCKING HOLY SHIT. Y entonces John McClan... er, perdón, Gerard Butler, quise decir, sale de Tesorería y SE PONE A DISPARAR A LO BESTIA Y EMPIEZA A MASACRAR NATIVOS COREANOS MY FUCKING GOD QUE TE CAGAS AQUÍ. Lo que sigue son horita y cuarenta y cinco de Jack Baue... er, perdón, de Gerard Butler masacrando pobres weones que se han atrevido a meterse con EL SANTUARIO DE LA DEMOCRACIA, con AMÉRICA. Porque AMERIKA UBER ALLES!!! HEIL PRESIDENT!!!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

La peli "Duro de matar" de 1987 marcó un hito dentro del cine de acción. Hasta el minuto, el mismo estaba preñado de Arnos y Silvésteres superhumanos que PITY THE FOOL que tratara de secuestrarle a la hija o traicionarle a la Patria. "Duro de matar" trajo un aire fresco con Bruce Willis (conocido hasta entonces como comediante) como el improbable héroe de acción John McClane, menos Superman y más hombre común llevado hasta el límite. Lo que vino no sólo fue "Duro de matar 2", "Duro de matar: La venganza", "Duro de matar 4.0" y "Duro de matar: Un buen día para morir", sino además los inevitables send the clones: "Alerta máxima" (Die Hard en un buquecito de guerra), "Muerte súbita" (Die Hard en un estadio), "Máxima velocidad" (parcialmente: Die Hard en un bus que no se pilla ningún taco en su recorrido), "Terror en el rascacielos" (remake cutre de "Duro de matar" con Anna Nicole Smith tomando el testigo de Bruce Willis... seriously), "Pasajero 57" y "Decisión ejecutiva" (Die Hard en un avión, ambas), "Avión presidencial" (Die Hard en un avión, para la trifecta, con el Presi de los Yueséi en vez de Bruce Willis... a qué me suena... ¡ah, la peli que estamos comentando ahora!), "Enlace mortal" (¡Die Hard en un teléfono público!), "Mi pobre angelito" (Die Hard infantil... piénsenlo, tiene sentido), "La roca" (Die Hard en Alcatraz)... El listado entero mencionado es de los '90s, como podrán apreciar. ¿Acaso no ha llegado la hora de reimplementar el concepto? Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt así debieron pensarlo, y escribieron un spec (un spec script por más señas es un guión que se escribe por parte de alguien que no ha vendido nada o muy poco o muy poco relevante, y se manda un guionazo para impresionar a alguien y tratar de entrar, o de pasar a las ligas mayores), el cual parece que le gustó a alguien. O era algo en el aire, porque en la tienda de campaña de al lado estaba rodándose "El ataque" con Roland Emmerich en la dirección, que se trata de... un ataque a la Casa Blanca. WOW!!! "Ataque en la Casa Blanca" es el primer esfuerzo por revivir un subgénero de cine de acción que parecía muerto en el cine más comercial, sepultado entre tanto superhéroe y hobbit rondando por ahí. Y considerando que la peli no fue un gran hit, pero sí que consiguió recobrar sus costos y hacer alguna utilidad (70 millones de presupuesto, una cifra moderada para una action movie de Hollywood, y 160 de ganancias. No un taquillazo, pero nada mal), quizás hasta abra la espita para un segundo aire del género. Porque si ruedan un eventual Duro de Matar 6, sería interesante que hicieran algo como... ¡volver al concepto original de la franquicia de John McClane en vez de transformarse en action movies genéricas! Digo yo. Para no cagarla tanto como con la última. Me han dicho. Que no la he visto. Que estoy esperando la pasen por el cable porque hasta conseguírmela por medios reñidos con la ley me da flojera. Figúrense. Pero por mientras tanto...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Esta peli gustará o no, a según qué ande buscando el espectador. Esta peli tiene el defecto de ser lo que es (otra peli de acción gloriosa y groseramente patriotera yanki) y la virtud de no pretender ser más de lo que es. Gracias a Antoine Fuqua, director que parecía encaminado a algo grande después de la grandísima "Día de entrenamiento", pero que después de "El Rey Arturo" como que no ha conseguido cumplir la promesa a la que pareció estar destinado alguna vez. Esta vez, Antoine Fuqua no se quiebra demasiado la cabeza y se ciñe por completo a la estética de "24" (¡a tres años de terminada la serie! ¡Y a uno de que JACK BAUER REGRESE!), incluyendo cartelitos que nos informan de qué hora es cada tanto metraje, o que nos señalan qué personaje es qué, y por supuesto lo más definitorio de sus complejas personalidades: su posición o cargo como drones al servicio de Estados Unidos. ¡Si hasta la tipografía es casi la misma de "24"! Lo que resulta hilarante si se piensa que en "24" efectivamente LA CASA BLANCA FUE TOMADA EN LA SÉPTIMA TEMPORADA, aunque como Jack Bauer andaba rondando por ahí, comprenderán que los terroristas de turno (africanos esa vez, no norcoreanos) terminaron sufriendo muchoperomuchoperoquemucho dolor (por otra parte, siendo "24" una serie televisiva, el presupuesto era más limitado, así es que no se vio tan chulo ni tan bonito cómo se cargaban la White House como aquí, en donde llega hasta ser de artista plástico renacentista la belleza de cómo el edificio neoclásico en cuestión acaba en ruinas dignas de Winckelmann). En fin, la peli es un festín directo de acción a la vena, de principio a fin, que por suerte prefiere descansar más en la fisicidad y la rudeza que en los cables y arneses, o en la cámara epiléptica de turno (hay varias escenas cámara en mano, pero la cosa nunca se les va de madre como a "Transformers" o "Quantum of Solace", por ejemplo). Y como además el héroe es Gerard Butler y el hombre da bien el pego como héroe atormentado pero que parte espinazo cosa mala, pues estamos bien. En donde la peli falla, es en dar el salto más allá, en parte probablemente peca de un parafascismo como no veíamos desde las pelis de Chuck Norris (seriously: a ratos la cosa parece estar basada en un guión de la Cannon que por error se hubiera quedado engavetado durante treinta años). Todos los yankis son buenos. El único yanki realmente malo, el traidor, lo es porque... (hilaridad aquí, ¿están preparados?) ...ODIA AL PRESIDENTE PORQUE EL PRESIDENTE ESTÁ CON WALL STREET. ¡Joer, el traidor es un Occupy Wall Street! ¡Ni "The Dark Knight Rises" fue tan parafacha como esto! El Presi por supuesto es un pan de Dios (Aaron Eckhart, actor grandísimo en donde los haya y que aquí está muy querible, aunque su personaje sea tan de una pieza como cabe esperar), su hijo es listo como el hambre, se quiere mucho pero que mucho con su esposa (bueno, antes de que se muera. Pobre Ashley Judd, a hacerle compañía a Gwyneth Paltrow en "Contagio". En "Mi querido Presidente" al menos tuvieron la decencia de hacer viudo al Presi Michael Douglas desde el Minuto 1), Morgan Freeman está espectacular y sacándole todo el jugo a su rol estándar de venerable patriarca (siguiente en la cadena de mando y por lo tanto Presidente interino... al pobre lo llaman a la Presidencia sólo a la hora del desastre, como que su anterior pasada por el cargo fue en "Impacto profundo", descontando "Invictus" porque ésa era en Sudáfrica, y para "2012" no debía estar disponible porque contrataron a Danny Glover), hay un milico a cargo que es el clásico mongo que no escucha a Jack Bauer (bueno, el chiste de rigor era que si todos escucharan a Jack Bauer, la serie se habría llamado "12") pero que el mundo civil se encarga de poner a buen recaudo porque LAS INSTITUCIONES FUNCIONAN y esto no tiene ni por accidente la mala leche de "Doctor Insólito", etcétera. Los asiáticos son todos malos, claro está (el único asiático bueno es el Primer Ministro de Corea del Sur, y a ése lo matan rapidito y sin ceremonias, porque si hay algo que un Presidente que no sea de Estados Unidos es, es ser PRESCINDIBLE). Incluso hasta la banda sonora de Trevor Morris es excesivamente solemne, y aunque funcional, nunca llega a levantar el vuelo como debería. Todo lo anterior hace que la peli, aunque entretenida si lo que se busca es dos horas de acción descerebrada con un Ubermacho golpeando, pateando, puñeteando, sodomizando, apuñalando, torturando, degollando, acribillando y en general masacrando pobres mooks, no consiga remontar un nivel más allá. Esperable, por supuesto, dado que estas pelis no suelen ser lo que se conoce como pisacallos, pero el espectador no tiene por qué pagar por las consecuencias de ello. Salvo que, me repito, lo que busque sea acción descerebrada. El resto queda a criterio (o descriterio) del espectador, por supuesto.

IDEAL PARA: Ver dos horitas de acción a la vieja usanza.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].


1 comentario:

Jorge - cinenovedades dijo...

Coincido con tu crítica, además de ser muy buena. Con respecto a la cinta, la verdad es que la pasé muy bien con ella. Como bien dices al estilo "Duro de Matar" y "24", con toda la clase de Antonie Fuqua.

Saludos, Jorge de Cinenovedades.

www.cinenovedades.blogspot.com.ar

Seguidores