11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 25 de marzo de 2010

"Miedo" (1996).


-- "Fear". Estados Unidos. Año 1996.
-- Dirección: James Foley.
-- Actuación: Mark Wahlberg, Reese Witherspoon, William Petersen, Amy Brenneman, Alyssa Milano, Christopher Gray, Tracy Fraim, Gary Riley, Jason Kristofer, Jed Rees, Todd Caldecott, John Oliver, David Fredericks, Ravinder Toor, Andrew Airlie.
-- Guión: Christopher Crowe.
-- Banda Sonora: Carter Burwell.

-- "Miedo" en IMDb.
-- "Miedo" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En una de esas casitas de suburbios (¿por qué estas pelis nunca le pasan a los yankis proletas? Ah, verdad), una cadena de eventos están llamando a la catástrofe. Una hijita de esas bien virginales y seriecitas (esto promete, ya sabemos cómo se ponen de salidas después) está viviendo con papi, con la pareja actual de papi, y con el hijo de la pareja actual de papi. Y sucede que, en uno de esos antros de perdición llamados "salones de billar", entre ella y la zorra de su amiga (como pasa: una seriecita, una zorra, de a par) se quedan mirando a un ciudadano que está muy mijo y muy chulo. La zorra de la amiga le dice a la chica que por qué no se van a carretear, afilar (bueno, afilar con los hombres, no entre ellas, una lástima), y ella dice que no, que tiene que ir con familia a un concierto de tal o cual. El problema es que papi tiene asuntillos en la oficina, y el concierto al carajo. De manera que, mientras papi viaja a Vancouver a arreglar un negocillo (es arquitecto y están aserruchándole con un proyecto), la chica se pone salida, se encuentra con el tipo del billar, y ahí empiezan a pasar cosas, un poquito no más porque ella en el fondo es muy recta y espera al hombre ideal para blah-blah-blah (bueno, tiene un chico a su lado que la quiere y todo, pero como buena chica, ella aspira a MÁS. Después les va como les va). El chico parece lindo, parece perfecto, parece tan tierno... Pero esconde un oscuro y tormentoso pasado. La clase de pasado que implica estar un poco salido de los tornillos. Cucu-caca, gagá, mi muñeca me habló, you'll be always mine. ¿Alcanzará a darse cuenta nuestra chica de que su príncipe azul es un malvado depredador de la moral, la castidad y los buenos y viejos valores familiares americanos de toda la vida...?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Cada tantos años viene una. En los '70s fue la magnífica "Obsesión mortal". En los '80s vino su ripp-off ("Atracción fatal"). En los '90s, junto con la correspondiente pubertización del cine, algún genio discurrió que era buena idea hacer una especie de atracción fatal pero en versión adolescente (a los realizadores de "Obsesión" con la salida Erika Christensen les seguirá pareciendo buena la idea, y repetirán en los 2000s). Después de todo, la idea de una familia acosada por un sicópata había hecho maravillas por Martin Scorsese con su remake de "Cabo de miedo", y lo que es bueno para Mr. Scorsese habrá de ser bueno para el resto, ¿no? Lo grave no es que hayan tenido la idea, lo grave es que la llevaron a la práctica. Y para peor aún, no trataron de hacerlo como un telefilme de sobremesa, sino que intentaron ponerse serios. A lo que uno puede responder, why so serious...?

¿POR QUÉ VERLA?

-- A un lado tienes las pelis que son grandes y soberbias, llenas de tensión y suspenso, con buenas actuaciones y un interesante trasfondo que apunta a tus más profundas fobias, miedos y temores. Al otro lado tienes las pelis de sobremesa con actuaciones de Soap Opera y guiones hechos con plantilla. Y en medio tienes... Esto. A pesar de depredar impunemente ideas de "Atracción fatal", sólo que acá el psicópata acecha a la santurrona de la hija y no al pater familias ("Atracción fatal" a su vez depredaba el argumento a "Obsesión mortal"), así como a "Cabo de miedo", o por decirlo así, cómo tomar la escena en que la mortalmente rica y babosa Juliette Lewis le chupaba calentorramente los deditos a Robert De Niro y anacondizar la escena a dos horas de peli (por no hablar del final, que es un calco hiperventilado con una gang porque un solo psycho debió parecerles muy poco, o acaso se notaba la copia)... A pesar de depredar ideas impunemente de "Atracción fatal", acá simplemente no consiguieron hacer remontar la cosa. Veamos. Tenían un guión con buenas ideas, incluyendo algo que pocas pelis de tipo conflicto familiar consiguen, que es trazar buenos personajes más allá del estereotipo y complejas interacciones. Tenían un buen reparto, incluyendo a los por entonces teens Mark Walrus... perdón, Mark Wahlberg haciendo una estupenda perfomance de sicópata y por una vez en la vida, metiéndote el miedo al interior, y a Reese Witherspoon un año antes de mostrar las mamas en "Crepúsculo" (la de Paul Newman, no la hórrida saga vampírica post-2000, alcance de nombre y nada más), pero dándonos un buen anticipo en lencería, y actuando como cuando tenía que hacerse un nombre en Hollywood, no como después de "Juegos sexuales" o "Legalmente rubia". Los papis eran el siempre eficiente y ninguneado William Petersen (el agente Will Graham original en "Cazador de hombres", comiéndose con patatas nada menos que a Edward Norton, que reinterpretó el rol en el remake "Dragón rojo") y Amy Brenneman, la exquisita Jueza Amy en persona. La salidorra era Alyssa Milano, todavía en etapa de rebelión softcore contra su tierno pasado en "Quién manda a quién" (en esos años rodó "El abrazo del vampiro", y a nadie le hace mal verla amarradita y con las mamaderas al aire, ehm...). En el soundtrack tenían a Carter Burwell, que más o menos se ha defendido en pelis de los Hermanos Coen ("Educando a Arizona", "Barton Fink", "Fargo", "Sin lugar para los débiles", "Quémese después de leerse"), amén de cosas como "Kalifornia", "El chacal", "Escondidos en Brujas" o "Crepúsculo" (ahora sí, la vampírica). ¿¿¿Y CON TODO ESO NO CONSIGUIERON HACER UNA PELI BUENA??? No mames, güey... Quizás la respuesta esté en repasar el currículum de su director, James Foley, quién ha perpetrado cosas como "Quién es esa chica" (¡sí, la de Madonna!), "El secreto" o "Seduciendo a un extraño". Sí, este tipo es un experto en tener buenos ingredientes para hacer un pastel y quemarlo en el horno. Y no se diga que esta peli no tiene momentos. La escena de Alyssa Milano cambiándose de ropa frente a William Petersen y Mark Wahlberg no tiene desperdicio (contundencia física aparte, aunque en ese rubro deberíamos darle el Top One a cuando Mark Wahlberg le clava sus zarpas en el trasero a la nena). Mark Wahlberg metiéndole mano en la Región Zorra a Reese Witherspoon en la montaña rusa tiene mérito (aunque el señor Foley insiste en querer arruinarlo con una incursión a Cursilandia por soundtrack). La paliza que le proporciona al niñato que intenta proteger a la chica está también de p*** m****. Pero a cambio tenemos escenas tan mal desarrolladas como ésa en que descubre al chico "como de verdad es" (afilándose a la zorra de su amiga), por no hablar del cada vez más soporífero, arrastrado y previsible final, que rompe por completo el tono del resto de la peli en su intento de hacerlo the bigger the best. Al final del día queda la sensación de haber visto una peli decente... Pero que podía haber sido mucho más. Como que este mismo guión hubiera funcionado de maravillas, cambios por aquí y por allá para no cretinizarlo, en las manos de un Martin Scorsese, de un David Cronenberg, de un Paul Verhoeven, de un Bryan Singer, de un Tony Scott por último. Pero no. Insistieron en dárselo a James Foley. Y aunque no lo crean, este tipo aún no se jubila. A pesar de no saber hacer su pega. Y luego dicen que la empresa privada es más eficiente que las reparticiones estatales.

IDEAL PARA: Chicas que todavía sueñen con su príncipe azul (¿quedarán?).

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].

2 comentarios:

javier dijo...

Hola, ¿cómo estás?Perdona que contacte contigo de esta manera, no he sabido hacerlo de otro modo. Te escribo porque estamos buscando redactores con experiencia para nuestra red de blogs. En concreto necesitamos redactores para amipeliculas, un blog sobre cine. Las condiciones de nuestra red las puedes consultar en nuestro blog central

http://jardindeblogs.com

Si te interesa nuestra propuesta nos lo dices. Un cordial saludo. Javier

General Gato dijo...

Hola. Gracias por la propuesta, y es un reconocimiento halagador, y lamento tener que responder, que no creo poder hacerme con la labor de sacar adelante otro blog de cine, en particular por mis circunstancias personales, además de que me acaban de ascender a coeditor de Tribu de Plutón, con el par de responsabilidades blogueras adicionales que eso significa.

En cuanto a mi correo, pueden contactarme por cualquier cosa a generalgato-arroba-gmail.com. La dirección está en la barra lateral, sección "¿Más del General Gato...?".

Un cordial saludo también, y la mejor de las suertes con el proyecto.

Seguidores