11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 6 de abril de 2008

"Bandidas" (2006).


-- "Bandidas". Francia / México / Estados Unidos. Año 2006.
-- Dirección: Joachim Roenning y Espen Sandberg.
-- Actuación: Penélope Cruz, Salma Hayek, Steve Zahn, Dwight Yoakam, Denis Arndt, Audra Blaser, Sam Shepard, Ismael 'East' Carlo, Gary Cervantes, José María Negri, Lenny Zundel, Edgar Vivar, Ernesto Gómez Cruz, Filiberto Estrella, Yomo Tlazotlalli.
-- Guión: Luc Besson y Robert Mark Kamen.
-- Banda Sonora: Eric Serra.

-- "Bandidas" en IMDb.
-- "Bandidas" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

México, finales del XIX. Hay inquietud en el ambiente. Resulta que los bancos mexicanos están vendiendo todos sus créditos, y de paso a ellos mismos, a un poderoso trust financiero de Nueva York. Y ellos comienzan a cobrar según el contrato, con cláusulas bastante abusivas (por cierto, si el contrato se había vendido y nada más, entonces resulta que el banco mexicano debía haber estipulado esas cláusulas abusivas... de lo cual deducimos que ellos eran tan buenos, que nunca las usaron, así es que... ¿por qué las estipularon, en primer lugar?). Pero los yanketas se pasan de la raya, y en plan "América para los Americanos, y Afganistán también", empiezan a matar gente para que ningún mexicanote intente interferir con la libre circulación planetaria de las finanzas, que tanto bien le hace a los números gordos de la economía (en particular al 1% de la población que tiene lo más gordo de esos números gordos). Como de costumbre, no saben con quién se meten. Porque uno de los muertitos, es el papá de una campesina de armas tomar, que viene en el estupendo envase de Penélope Cruz, y otro de los muertitos es nada menos que el ricacho del lugar, que tiene otra hija igualmente combativa, esta vez en el envase high-bodied de Salma Hayek. Ambas chicas, haciendo gala de power girl, asaltan a un banco para intentar sabotear los planes de los malvados yanketas, pero ¡coincidencias del guión!, se encuentran en el mismo banco. Salen por milagro de ésa, pero es claro que necesitan mayor preparación para luchar contra el escuadrón de exterminio de alimañas anticapitalistas más poderoso del planeta. Y obtienen esa ayuda. Ahora, las dos bandihdah están listas para oponerse a los planes imperialistas del Tío Sam, y ¡Viva México Libre, cabrones!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Aunque ustedes no lo crean, mis queridos chavalillos, hubo una época en que el Western era cosa seria y respetable. Después de todo, ¡era la épica del Pueblo Americano, demonios! Años después, cuando la Frontera fue domeñada y el cuento se venía acabando, hubo que buscarse nuevas fronteras (ahí tienen "Viaje a las Estrellas: La película"), y la vieja frontera se transformó en objeto de historias reverenciales y míticas primero, artísticas después, y pacotilleras al último. Ya en tiempos de "Dos mulas para la Hermana Sara" (que también estaba ambientada en México, básicamente porque los extras y locaciones mexicanas son más baratos que los yanketas de toda la vida) se cachondeaban del Spaghetti Western a lo Clint Eastwood, con Eastwood himself, después tuvimos la burla intelectualoide de Mel Brooks ("Locuras en el Oeste"), y ya no hablemos de engendros posteriores como "Shangai Kid", con el siempre gracioso, pero no muy presentable en un Western, Owen Wilson (y entre medio estuvieron las crepusculares "Silverado" y "Los imperdonables", las horrorosas "Jóvenes pistoleros" y "Cuatro mujeres y un destino"...). Y faltaba lo último: el cachondeo de la escuela continental europea. Porque no se dejen engañar por el nombre de los directores, dos desconocidos que son bien conocidos en la pieza de su pensión. El verdadero cerebro detrás de esta operación, de poner a dos bellas latinas a dar de tiros a los malos, es Luc Besson, guionista de esta parida, lo que coloca ciertas coordenadas geográficas: es un francés contratando a una mexicana y una española para hacer una parodia del Western de toda la vida. Ya de por sí, por esta premisa, vale la pena ver esta peli.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Partamos desde el comienzo. Esta no es una buena peli. Si están buscando cine arte, o incluso entretención de alturas, pierden su tiempo aquí. Por el contrario, si están buscando pasar distraídamente un par de horas, aquí estarán en su salsa. Porque la peli, de entretener, entretiene. Y de que es completamente insubstancial, también. El mérito principal es por supuesto del gran Luc Besson, bien conocido por ser el blockbustero N° 1 de Francia ("Azul profundo", "Nikita", "El perfecto asesino", "El Quinto Elemento", "Juana de Arco"...), y que aquí funge de guionista y productor. ¡Incluso hasta aparece Eric Serra a cargo del soundtrack, el compositor de toda la vida de Luc Besson! En cierto modo, así como otras pelis de Besson pueden verse como relecturas de motifs clásicos del cine, "Bandidas" puede verse como una relectura postmodernista y colorinche del viejo cine Western. Bien por ese lado, aunque la lectura definitiva en materia de Western postmoderno y bizarro sigue siendo "Locuras en el Oeste", de Mel Brooks. Por otra parte, ya lo advertimos: si andan poco exigentes, un día de éstos...

-- ¿Qué decir de las actuaciones? Bien, básicamente son deplorables. Pero la historia no tiene seriedad por ninguna parte, y hay que ser muy cejifruncido para criticar actuaciones malas en una peli que no sólo no tiene personajes de calidad, sino que tampoco pretende tenerlos. Penélope Cruz y Salma Hayek están puestas ahí para hacer lo suyo, o sea, mostrar cuerpada, y si bien la pelea de gatas en la iglesia no da mucho de sí, la escena en que agarran al investigador forense que viene de Nueva York tiene harto más morbo. La mala noticia: está hecha para público adolescente, así es que no se ve demasiado escote, y de otras cosas ya no digamos. (Para el recuerdo, citemos que Salma Hayek ya se había paseado por el Western, en "Wild Wild West"). La química entre las dos es perfecta: se supone que los personajes (campesina una y aristocratucha la otra) se detestan cordialmente, y en verdad les sale creíble (quién sabe, a lo mejor las dos actrices hasta se detestaban DE VERDAD... Y es que esto de creerse divas...).

-- Para el público latino, una buena noticia. ¡Edgar Vivar hace un cameo! Y viene, y viene, y viene... ¡Ahí está! El hereje de la última fila que se levanta para preguntar, con su perfecta cara de pazguantófilo: (léase con la dentadura superior completamente expelida de la boca): "¿Y quién es Edgar Vivaaaaaar?". Bien, a esa pobre y miserable alma contestémosle que Edgar Vivar es el Señor Barriga del "Chavo del Ocho". Sí, aparece Edgar Vivar en un papelito de soporte. Querible como siempre. Claro que no me creo verlo todavía con el pelito negro, pero en fin...

IDEAL PARA: Ver una de "girl power" en el oeste, entretenida e insubstancial.

2 comentarios:

TRONCHA dijo...

Leñe, solo viendo el cartel (aparte de estar cambiados los nombres, respecto a las protagonistas), ya me quedo con los ojos como patos, me da miedo, lo siento, pero no puedo arriesgarme a ver algo así, en mi caso este producto totalmente para masculinidades ha fallado.

Saludos...

General Gato dijo...

Hehehé, es parte del heroísmo desplegado por algunos esforzados servidores como el General Gato, el poner el cuerpo delante de la granada y los ojos frente a la peli, para que otros cerebros bien remojados puedan tener un futuro de libertad y justicia... :-)

Por otra parte, coloqué el afiche especialmente para ver si alguien reparaba en el detalle de que los nombres estaban cambiados, a ver cuánto tardaban en caer en la cuenta... Y mis felicitaciones, eso fue rápido (yo me tardé cerca de una hora, debo confesar, y casi al final, después de estar haciendo otras cosas, me llamó la atención el detalle...).

Saludos.

Seguidores