11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 27 de abril de 2008

"Justo en la mira" (2008).


-- "Vantage Point". Estados Unidos. Año 2008.
-- Dirección: Pete Travis.
-- Actuación: Dennis Quaid, Matthew Fox, Forest Whitaker, Bruce McGill, Edgar Ramirez, Saïd Taghmaoui, Ayelet Zurer, Zoe Saldana, Sigourney Weaver, William Hurt, James LeGros, Eduardo Noriega, Richard T. Jones, Holt McCallany, Leonardo Nam, Dolores Heredia, Alicia Zapien.
-- Guión: Barry Levy.
-- Banda Sonora: Atli Örvarsson.

-- "Justo en la mira" en IMDb.
-- "Justo en la mira" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Salamanca, Ezpaña. Para el Presidente de los Estados Unidos de América es un día muy chupi, porque conseguirá por fin que la Santa Liga firme un convenio para destruir al terrorismo a nivel mundial (¿no había visto esto yo en la quinta temporada de "24"?). La prensa está hecha enjambre, cubriendo el evento. Todo sale programado como un relojito, a la manera yanki, e incluso se dan el lujo de hacer entrar en cintura a cierta periodista que en vivo tiene la indelicadeza de ¡ups! recordar que en el resto del mundo, not everybody loves U.S.A. Pero de pronto, todo eso cambiará. Porque el Presidente del Mundo, el Más Bueno Y Noble De Los Seres, se adelanta hasta el podio, y antes de empezar el discurso, viene el CHUT CHUT de un disparo, y cae tirado. ¡Oh, Dios mío, han matado a Kenny... Quiero decir, al Presidente de los Estados Unidos de América! Caos, confusión, empiezan a investigar desde ya, pero antes de conseguir otra toma... ¡¡¡BRUUUUUUMMMMMM!!! Todo vuela por los aires. ¿Qué rayos está pasando? Ocho personajes tienen la clave, ocho personajes poseen las piezas del acertijo, y juntas, nos mostrarán quién es el satánico hereje que se ha atrevido a atentar contra... ¡¡¡¡¡¡UUUAAAAAÁ!!!!!! ¡¡¡¡¡¡AMÉRICA!!!!!! ¡¡¡¡¡¡UUUAAAAAÁ!!!!!! ¡¡¡¡¡¡UUUAAAAAÁ...!!!!!!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Pasado el 2001, las cosas ya no son seguras nunca más. En los pacíficos '90s, parecía que el futuro iba a ser bucólico y pastoril. Estaban por supuesto esos peregrinos problemas medioambientales, pero ya se resolverían. ¿Acaso la Humanidad no había ido en peregrinación hasta Montreal y Kioto para firmar sendos acuerdos que permitieran contener el Armagedón, así como antes Rocky Balboa había conseguido derribar al Oso Ruso clavándole un "Rocky IV" en la cara a la máquina rrrusa y sus jefazos del Politburó? Pero después de una década, echaron abajo las Torres Gemelas, y los yanketas descubrieron, para su estupor, que ¡oh, sorpresa! parece ser que en el resto del mundo hay gente que... ¡horror! ...los odia. ¡A ellos! ¡Al Regalo De Dios Para La Humanidad! ¡A la Tierra de las Oportunidades, The Land Of The Brave And The Free! Y es que los yanketas desde siempre han tenido más que un pequeño problema en el sutil arte de la perspectiva múltiple (¿han visto alguna vez un pintor cubista yanki?). A tanto llega este no entender que existe más perspectiva que la propia, que en los años subsiguientes vino la fiebre blogger y los yutubes, y cualquier Chris Crocker sale hablando de SU punto de vista (sí, el tipo que dice "Leave Britney alone NOW... I MEAN IT!!!"). Durante los siguientes años, Estados Unidos se embarcó en una heroica cruzada en contra de los malvados enemigos de la libertad y de la democracia, le reforzó el voto de confianza a un Presidente que mintió criminalmente desde su trono (al menos, en los '70s tuvieron la decencia de sacar a patadas a otro insigne mentiroso, a Richard Nixon, por un crimen harto más venial que desatar un armagedón internacional en una nación que nada tiene que ver con los terroristas)... para llegar ahora hasta un punto en el cual nadie sabe muy bien dónde están parados. Se necesitan nuevas construcciones, nuevos referentes, nuevas maneras de entender la política internacional, nuevas maneras de comprender lo que significa ser un yanketa de pro en estos tiempos en que ¡¡¡BUÁ, BUÁ!!!, nadie nos quiere... Se necesita que de ocho puntos de vista diferentes, pueda emerger una sola verdad. Unica, como la Torah, como el Evangelio, como la Palabra de Cristo. Signos de los tiempos, que lo llaman. (Por cierto, el título en inglés de esta peli, "Vantage Point", o sea, "Punto ventajoso", subliminalmente dice mucho más de lo que querría expresar).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Esta es una de esas pelis que son más significativas como reflejo de un tiempo y una época, como un testimonio arqueológico de lo que pensaba la gente el 2008, que como un ejercicio de buen cine. Porque el argumento es bastante irregular, y si miran bien las interacciones entre personajes, en los primeros veinte minutos pueden adivinar más que notablemente bien cuál es la "sorprendente" vuelta de tuerca final (o eso, o ya he visto demasiadas pelis del tenor, y me domino los resortes narrativos de este tipo de cine demasiado bien). El resto es, por supuesto, cortina de humo, y en su esfuerzo de ligar las historias de los ocho distintos puntos de vista, llevan el cortado y barajado de personajes hasta extremos a veces irrisorios en cuanto a forzar la historia. Tampoco ayuda las dispares actuaciones, con un Dennis Quaid al tope de la bandera como siempre, un Forest Whitaker quizás un poco reblandecido, una Sigourney Weaver un tanto desaprovechada, un William Hurt en un rol que no le permite actuar a sus anchas como se merece, y un Matthew Fox con una actuación indigna de mala, encontrándose como está en medio de tantas luminarias que nos han entregado tantos y tan señalados momentos (y yo pensaba que sólo como prota de "Lost" actuaba mal...). Esta peli es un interesante ejercicio de estilo, claro está, pero no resiste la comparación con el clásico del género "así fue tu testimonio y así es el mío", cuyo clásico imperecedero, y al mismo tiempo pesada losa para los wannabies subsiguientes, es el "Rashomon" de Akira Kurosawa. Por alguna razón (¿necesidad de verdades objetivas a partir de la intersubjetividad de las personas, como decíamos, quizás...?), este tipo de cine se ha vuelto algo más popular desde el 2000, si por popular entendemos un par de ejemplos aislados como picos alpinos, rodados con algunos años de diferencia ("Héroe" y "La verdadera historia de Caperucita Roja"). Es el latazo con estas pelis: debido a que no son simples divertimentos, sino pelis con pretensiones (pretensiones formales, al menos), se ven en el predicamento de ganar o morir en el intento. Esta peli no muere en el intento, pero tampoco es una vencedora. No tiene ningún detalle especialmente criticable, pero hay una sensación como de que se esfuerza demasiado, y algunas resoluciones caen en lo caricaturesco. Lo penoso del caso, es que sigue siendo una de las mejores pelis en cartelera en el comienzo del 2008. Lo que no es para darse con una piedra en el pecho, precisamente.

IDEAL PARA: Pasar un rato distendido jugando al detective ("¿quién lo hizo?"), y hacer un poco de lectura sociopolítica sobre la evidente angustia metafísica existencial de los yanketas, en un mundo multicultural y multitestimonial en donde ellos no son la Palabra de Dios ya nunca más (si es que acaso lo fueron alguna vez).

2 comentarios:

TRONCHA dijo...

Nooooooooooo!!!!
No puedo con ella lo siento.

Saludos...

General Gato dijo...

OK, OK, pero por favor, no le disparen al mensajero... :-)

Seguidores