11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 11 de julio de 2010

"Los Magníficos" (2010).


-- "The A-Team" (título original en inglés), "El equipo A" (título en España), "Brigada A" (título en Argentina), "Brigada A - Los magníficos" (título en México).
-- Dirección: Joe Carnahan.
-- Actuación: Liam Neeson, Bradley Cooper, Jessica Biel, Quinton 'Rampage' Jackson, Sharlto Copley, Patrick Wilson, Gerald McRaney, Henry Czerny, Yul Vazquez, Brian Bloom, Maury Sterling, Terry Chen, Omari Hardwick, David Hugghins, Jacob Blair.
-- Guión: Joe Carnahan, Brian Bloom y Skip Woods, basados en la serie de televisión creada por Frank Lupo y Stephen J. Cannell.
-- Banda Sonora: Alan Silvestri.

-- "Los Magníficos" en IMDb.
-- "Los Magníficos" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Hace ocho años atrás (ya no diez, como en cierta presentación televisiva), vemos a un tipo haciendo lo que mejor sabe hacer, o sea, engañando a un grupo de enemigos, en este caso unos mexicanotes chingaos de su madre que dan lástima (racista, sí, pero es que oigan, a mí no me miren, la peli venía así, o qué esperaban, ¿amor, tolerancia y respeto por la multiculturalidad? ¡Es un blockbuster de Jólivu, joer!). Después de que un chulo cartel nos ha dicho que ese canoso pretende o trata de hacerse pasar por... ¡¡¡JOHN HANNIBAL SMITH!!!, lo vemos corriendo a la bruta, hasta encontrarse con un tipo en una van negra nada más mona, y al que previamente otro de esos chulos carteles lo han puesto como ¡¡¡BOSCO B.A. BARACUS!!! (así como el dizqueHannibal, cualquier parecido de este tipo con Mr. T es puramente cosmético). Ambos se conocen y hacen amiguetes (sí, señores, estamos viendo lo que la serie televisiva nunca tuvo cojones de mostrarnos... ¡¡¡CÓMO SE CONOCIERON LOS MAGNÍFICOS!!!), y van al rescate del bocazas de otro tipo que es, bueno, trata de ser al menos... ¡¡¡TEMPLETON FACE PECK!!! En una atolondrada fuga, el grupete acaba en un hospital en donde reclutan como piloto de helicóptero a... ¡¡¡MURDOCK!!! Y después de un adrenérgico escape, ya tenemos listo el que estaban esperando, el TATARANTAAAAAÁN... TARANTAAAAAÁN. Ocho años después, estamos en Irak, con los Magníficos prestando servicios al Tío Sam, y de pronto llega la noticia de que hay unas placas para imprimir dólares que están perdidas. Los que vieron la serie televisiva ya empiezan a oler por donde marcha la cosa: "el crimen que no cometieron". Y no se equivocan, pequeñuelos. Porque en efecto, los Magníficos se ponen en misión respecto de las dichosas placas, y bueno, ya saben cómo va a acabar el asunto, si han visto la serie televisiva. Y si no, pues me da lo mismo, bárbaros ignaros. La cosa es que la operación militar sale mal, las placas desaparecen, le cargan el muerto a los Magníficos, viene la consabida corte marcial, los degradan deshonrosamente, a la cárcel... y la conveniente fuga posterior, claro está, para limpiar el buen nombre del grupo. A balazo limpio y destruyendo propiedad del Gobierno y civil si es que se tercia, pero es que oigan, es el buen nombre, y además son los Magníficos, ¿no?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

(Póngase música de fanfarria militar): "Hace 10 años, un tribunal militar condenó a prisión a unos comandos por un crimen que no cometieron; esos hombres escaparon del presidio y se instalaron clandestinamente en Los Ángeles; hoy, aunque el gobierno los busca, si alguien tiene un problema, necesita ayuda y puede localizarlos, tal vez pueda contratar a... ¡¡¡los Magníficos!!!" TATARANTAAAAAÁN-TARANTAAAAAÁN... A mediados de los '80s, todo el mundo se desayunaba con esa frase hecha con un par de cojones que abrían las atrabiliarias aventuras de ese grupete llamado The A-Team, que en España rebautizaron muy poco creativamente como el Equipo A, y en Latinoamérica tuvieron el intelecto necesario para llamar con el aguerrido y mucho más heroico nom de guerre de "¡¡¡LOS MAGNÍFICOS!!!". Andando el tiempo, las hordas de malagradecidos se han puesto a parir la serie televisiva original hasta que se ha vuelto una moda cachondearse de la misma, despreciando y dándole la espalda a tantas horas de sana entretención televisiva (tan sana, en efecto, que nunca veías muertos en la pantalla, así de sana). Pero se diga lo que se diga, los Magníficos son un icono televisivo de los '80s junto con los sombreros peazo alas de Alexis Carrington, los sombreros tejanos de J.R., o el synth-epic de Lobo del Aire. De manera que más tarde o más temprano debía venir la versión fílmica respectiva. Déjenme darles un datito. La productora detrás es Scott Free Production. Exacto, la de los hermanitos Ridley y Tony. Tómense esto como quieran.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Contra las expectativas que uno podía hacerse, esta peli salva bastante bien la papeleta, siempre dentro de las estrechas coordenadas del blockbuster veraniego (bueno, invernal acá en Chile) de toda la vida. Considerando que la serie televisiva original no tenía demasiada mitología (en realidad el famoso "crimen que no cometieron" era un pretexto para tenerlos por ahí rodando de episodio autoconclusivo en episodio autoconclusivo), los guionistas se preocuparon al menos de tomar la mayor cantidad de elementos rescatables posibles e insertarlos en la trama. Vemos cómo se conocieron, el origen del miedo de Baracus a volar (y los consecuentes esfuerzos del grupo por obligarle a volar contra su voluntad, claro), el crimen que no cometieron, las frases típicas de Hannibal, Face ligando y mintiendo como un poseso, Murdock haciendo murdockerías, las tensiones de Baracus y Murdock, la van negra de toda la vida, la elucubración de planes... en general se puede decir que esta peli es respetuosa con el material de origen. Si es que eso puede considerarse un logro en verdad, porque no en balde esta serie, que iba de seriecita y estelar en los '80s, ha dado motivos para el pitorreo más absoluto después. Lo que nos lleva a otro tópico, que son ciertos upgrades aplicados. Porque aquí por primera vez en una secuencia de los Magníficos... ¡las balas son de verdad! ¡Y la gente muere! ¡Nunca más esos bazucazos contra un jeep que los hace saltar y volcar por los aires, para que después los conductores salgan caminando sobre sus dos patitas y limpiándose el polvo de la solapa de la camisa! Ninguna muerte gore, claro está, que esto sigue siendo un entretenimiento para Mayores de 14, pero aún así, caen muertos. Las secuencias de acción son tan over-the-top como se espera de los Magníficos, y cosa rara en el cine nowadays, están rodadas con una cierta contención, sin que el camarógrafo sufra esos repentinos ataques de epilepsia que nos hacen terminar por no entender nada de lo que sucede (lo que tanto hizo por malograr "Transformers" o "Quantum of Solace", por ejemplo). ¡A tanto llega la confianza de estos tipos en su propio producto, que tienen a Jessica Biel en el elenco y ni siquiera la ponen en una escena gratuita en bikini! ¡Y lo mejor de todo es que pasan las dos horas de peli y no te das ni cuenta de eso hasta que saliste del cine! ¿El contenido? Bueno, es una peli de acción sobre un grupo de milicos del Yuesarmi, así es que nadie espere progresismo, tolerancia cultural o respeto por los derechos humanos aquí. Es una de vaqueros e indios de toda la vida, pero con los medios y tecnologías del 2010, y con un cuarteto haciendo el macarra vez sí y vez también, eso es todo. Lo tomas o lo dejas. Y si no sabías a lo que ibas, puessssss, qué decir... Y claro está, la peli entera gira en torno al (lo escribiré otra vez, es que es un gozo) "crimen que no cometieron", por lo que el final nos deja en posición de que la secuela ya sea uno de esos episodios autoconclusivos de la serie televisiva, con algún extraño contratando a los Magníficos para una misión que cumplirán eficientemente hasta que suenen las sirenas de la policía militar y etcétera. O sea, "Los Magníficos" es la precuela de la serie televisiva, así como "Robin Hood" es la precuela de todas las otras pelis de Robin Hood...

-- Respecto de las actuaciones, qué decir... Lo único que desmerece un poco el asunto, son las caracterizaciones del elenco original. Y es que el cuarteto original era demasiado icónico, y Liam Neeson, por mucho que le ponga, no tiene esa vibra de George Peppard (sí, es Liam Neeson, leñe, pero es que George Peppard en sus buenos años le daba réplica a Audrey Hepburn en "Desayuno en Tiffany's", ¿OK?). Bradley Cooper ("¿Qué pasó ayer?") es tan macarra como Face, pero le falta la clase que Dick Benedict le daba al original. Y del lastimoso reemplazo de Mr. T ya ni hablemos (por suerte tienen el buen gusto de no obligarlo a recitar su famoso "I pity the fool", cita que está metida de otra manera en la peli). El más ajustadito es el brillante Sharlto Copley (el pringao de "Distrito 9") como Murdock. Patrick Wilson ("El Fantasma de la Opera", "Hard Candy") está más que bien como Lynch el agente de la CIA (guiño a la serie televisiva original, el jefe de la policía militar que los perseguía al principio era Lynch, hasta que fue reemplazado por el más famoso Decker). Jessica Biel está puesta para... er... bueno, es una peli para machos recios, así es que no esperen que ella se salga del estereotipo, ¿vale? Y Brian Bloom como Pike, es de verlo y le dices "cabronazo jjjjjodep...". O sea, aunque los protas no estén tan ajustados, los villanos andan bien, así es que una cosa compensa la otra (y ya sabes, no puedes tener una buena de acción sin un buen villano).

-- Mención aparte merece la banda sonora, compuesta por ese icono ochentero que es Alan Silvestri, y que de alguna manera u otra se las ha arreglado para sobrevivir hasta el día de hoy (suyo fue el poderoso soundtrack de "Beowulf" del 2007, por ejemplo). Es de escuchar ese soundtrack, que tampoco es la maravilla en dos patas, pero que tiene algo... y sabes que la música de los '80s fueron algo muy especial para el que lo compuso (Alan Silvestri, repito).

-- No sale Frankie Santana.

IDEAL PARA: Ver cine de acción del bueno.

VIDEOS.

4 comentarios:

Franck dijo...

pues esta interesante, me vi toda la serie y quisiera ver la pelicula.


saludos

Franck

Piru dijo...

A mi me gusta más El equipo A, pero es que lo llevo escuchando así desde que era un enano.

De todas formas no entiendo la manía de cambiarle el titulo a las películas cuando se estrenan. Vale que a veces es imposible una interpretación literal, pero de ahí a cambiar el significado de toda la frase...

JasonBirk佳琪 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
General Gato dijo...

A FRANCK: Como decía, este upgrade tuvo sus pros y sus contras. Pero en general son más los puntos a favor que los en contra.

A PIRU: Bueno, no es para tanto. Lo que sí fue califragilísticoespiralidoso fue cuando le pusieron "La leyenda de la ciudad sin nombre" a la peli cuyo título original era... ¡¡¡"Paint Your Wagon"!!! Eso sí que fue surreacojonerismo del bueno...

A JASONBIRK: See ya in hell, ya fackah spammah...!!!

Seguidores