11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 18 de julio de 2010

"Los amantes" (2008).


-- "Two Lovers". Estados Unidos. Año 2008.
-- Dirección: James Gray.
-- Actuación: Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow, Vinessa Shaw, Moni Moshonov, Isabella Rossellini, John Ortiz, Bob Ari, Julie Budd, Elias Koteas, Shiran Nicholson.
-- Guión: James Gray y Ric Menello.
-- Banda Sonora: No tiene.

-- "Two Lovers" en IMDb.
-- "Two Lovers" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Un chico está caminando por un puente, y de pronto, a santo de nada, decide tomarse a pecho lo que tantos filósofos juiciosamente han dicho, o sea, que la vida es una cosa mala detrás de otra y después te mueres, y se tira borde abajo. Nunca falta el buen samaritano metominarizentodo que va y lo rescata y lo hace seguir viviendo, pobrecito, si el tipo se había arrojado era por algo, ¿no? Llega a la casa empapado, y en vez de recibir comprensión y afecto, acaba sometido a un interrogatorio por parte de una de esas icónicas madres judías (la familia, en efecto, es Jewish) que so pretexto de querer mucho a su marido e hijos, se transforman en matriarcas implacables y controladoras "por tu bien, y es que no se os puede dejar solos"... Esa misma tarde, así como a santo de nada, han invitado a otra familia judía a comer, y dentro de la invitación viene una judiíta que está para cantar gangoso la escala musical completa. La chica está buena y además se ofrece en bandeja como hembra en celo, pero el tipo pasa, un poco porque la chica cómo tan poca dignidad, otro poco porque es un poco apocadito y tener a una tremenda minorra como que le provoca sentimientos de inferioridad, y otro poco adicional porque los papis están tan empeñados en que siente cabeza con ella y todo eso (incluso transmitiendo recaditos que nunca fueron mandados y todo eso). En medio de esto, un poco a santo de nada, aparece una nueva vecina. De personalidad chispeante, efervescente, quizás no tan rica (Gwyneth Paltrow, nunca considerada una chica hot Maxim 100 precisamente), pero que posee ese puntillo de rumba y caramba que, intuimos, le falta a nuestro prota en la vida (¡sí, leñe, Gwyneth Paltrow, la gelida chica neohitchcock de los '90s!). Y después, a medida que las cosas se desenvuelven y resulta que la chica está básicamente, por emplear el término yanketa, "fuck'up", el tipo en vez de correrse como de la peste (correrse en el sentido no sexual del término, entiéndase), decide que se ha enamorao más todavía, si es que algunos no aprenden. La chica, por supuesto, no da ni boleto, porque le gusta sufrir y tralalá, y ya tiene un cabrón que la hace pasar canutas (y que es millonario y su jefe, contra eso no hay competencia posible), así es que para qué va a mirar a su nuevo "hermanito del alma". Que levante la mano el que nunca haya estado metido en una situación similar.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

¡Amor, cuántos crímenes se cometen en tu nombre! Porque de crimen ha de ser calificada una actividad que consiste básicamente en entregarse maniatado por entero a una persona que quizás te quiera y quizás no (y más probable lo segundo que lo primero, salvo que estés en uno de los elementos o ambos del binomio billetes/hotness). Pero para qué existen las comedias románticas de Sandra Bullock, ¿verdad? O sea, si en la vida los romances suelen ser una cosa mala detrás de otra hasta que al final sientas cabeza con un pioresná que tan bueno(a) no está y la verdad es que tiene un carácter como el mono de la jungla, pero bueno, era lo más decentito que había afuera y el calendario apura con aquello de que las presas se van añejando en la estantería, siempre te queda el consuelo de que en el cine las cosas son diferentes. Tienes a un peazo macho galán, de mirada profunda debajo de esos bien cuidados pectorales, que con paciencia y agudeza quirúrgica va desnudando las barreras de esa chica hot-pero-indiferente hasta que consigue hacerla descubrir con delicadeza ese punto vulnerable que ella, anhelante y virginal debajo de su exterior duro y gélido, para después proceder al aplanado de camas, y suponemos que después casarse con ella, preñarla, hacerla la madre de sus hijos y hacerle crecer unos antiestéticos centímetros en el proceso (esto último las pelis románticas de Hollywood no te cuentan, claro). En principio no hay nada de malo con esos placeres vicarios, porque si no existieran, la vida sería probablemente insoportable, y tendríamos... ¡oleadas de suicidios! O peor aún... ¡la gente se pondría a pensar, les daría por fight the powah, y habrían sanguinarias revueltas sociales! Pero claro, cuando llega un minuto en que todo el cine romántico se transforma en una lisergia de buenos sentimientos (ya se sabe: pareja de chico guapo y chica dura que se conocen, se caen mal, pero andando el tiempo y a la fuerza se van conociendo, y del roce nace el cariño, y al final buenoyá), entonces uno puede preguntarse de qué manera esos modelos se van impregnando en el cráneo. Y ahí tienes a treintonas penosas modelo "El diario de Bridget Jones" que se creen estupendas y que se sienten víctimas de hombres que pasan de ellas porque son todos unos gusanos incapaces de apreciar lo bueno, y cuando ven "Sex and the City" y la prota saca pañuelitos, ellas mismas también lo hacen mientras se dicen para sus adentros "es que soy como Carrie" (o como Samantha, o a veces como Charlotte alternativamente, jamás nunca como Miranda por alguna razón). En ese sentido, pelis como "Los amantes", que sean realistas y nos pongan los pies de nuevo en la tierra, siempre son bienvenidas. Claro, más de alguien podría decir que ver un dramón acerca de personajes en eterno coitus interruptus emocional para qué, si después de todo para eso existe la vida real. Y en eso estamos de acuerdo, vale, pero por otra parte, nunca es malo darse una vuelta por el lado B del cine romántico. Por sucio, feo, desagradable y espantoso que sea. Aunque sea sólo para no perder la perspectiva de las cosas. Porque el romance es sueño, y los sueños... sueños son.

¿POR QUÉ VERLA?

-- La mayor parte de las historias románticas en realidad son de las que terminan mal. Saca cuentas. ¿Cuántas novias tuviste antes de conocer a la compañera de tu vida y la madre de tus hijos? Supongamos que tres. Una ratio 3:1 significa que apenas el 25% de las historias románticas son "las que terminan bien", o sea, en las cuales son felices hasta que uno de los dos le pone al otro el piyama de madera. Y esta peli plantea ese tema estupendamente bien. En realidad estamos frente a una pequeña pléyade de personajes jodidos de una manera u otra por la existencia. El prota tiene un trastorno bipolar y por eso las tendencias depresivas y suicidas, vale, pero uno puede preguntarse hasta qué punto su condición actual es producto de su condicionamiento biológico, y hasta qué punto eso ha sido un pretexto para que otras personas (sus padres, típicamente) le hayan puesto la pata encima. O la enfermedad mental como pretexto para el victimismo y el control. Por cierto, Joaquin Phoenix está deslumbrante en este rol. A su lado tenemos a la chica que está buena y le llueven los pretendientes, o eso al menos debemos entender (y es comprensible, porque está para hacerla cantar el Casta Diva de cabeza si fuere preciso, con el rotundo físico de la Vinessa Shaw que vimos brevemente en "El tren de las 3:10 a Yuma"), y no entendemos cómo es que se fue a interesar en el pringao del prota, hasta que descubrimos que ella no quiere un hombre al que amar, sino un niñato frágil al que cuidar y mimar como a un nenito (lo que tampoco es amor, bien mirado). La tercera en el triángulo, por su parte, es una chica incapaz de amar, pero hambrientamente necesitada de amor, y que por lo mismo, cuando nuestro prota le ofrece amor-amor-amor, pasa olímpicamente de él y sigue enrollándose con el millonario que la tiene de segunda. ¿Y éste, es un duro y despiadado macho alfa que se la tira porque le gusta tirársela? Pues tampoco, porque debajo de todos sus millones no es más que un niñato frágil que no quiere perder pan ni pedazo y no es capaz de ponerse los machos como corresponde (nunca vemos a la esposa onscreen, pero es cuestión de ver a la Paltrow y sabemos que está jodida, la pobre, y que el otro vamos a ver cómo diablos la puede querer o no...), y que viene impecablemente interpretado por el grande Elias Koteas, por cierto. En el plantel de secundarios, la que se roba el plato como madre judía es Isabella Rossellini, que iba de chica sórdida un cuarto de siglo atrás en "Terciopelo azul", y ahora ya hace roles de señorona, y le sientan muy bien, la verdad sea dicha, que lo suyo es talento y no sólo una cara bonita (bueno, liftings aparte, claro). En resumen, tenemos una peli en la que nadie ama a nadie. Como la vida misma. Y bien llevada e interpretada de principio a fin, sin cargar las tintas en el dramón en ningún minuto, pero tampoco sin concesiones feeling fine. Ojalá se hicieran más pelis como éstas, para que la gente no se envenenara tanto creyendo en los príncipes azules y las chicas soñadas del resto del cine que se manufactura nowadays.

IDEAL PARA: Ver un retrato del amor no entre personajes puestos en las altas esferas de los sueños de Hollywood, sino en la sórdida cotidianeidad de los comunes a pie.

OTRAS PÁGINAS SOBRE "LOS AMANTES":

-- "Los amantes (2008)" en Cinencuentro.
-- "Ciclo James Gray: Two Lovers" en Cine: Bélico, Western, Negro.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

6 comentarios:

胡茹雨胡茹雨 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
El Bueno de Cuttlas dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta película, y eso que a España ha llegado con dos años de retraso. También espero que Joaquin Phoenix se decida a volver al mundo de la interpretación y deje su carrera musical, por llamarla de alguna manera. Creo que es un buen actor.

Saludos

劉明倫劉明倫 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
General Gato dijo...

Acá a Chile tampoco es que haya llegado como noticia fresca, precisamente. Tengo entendido que Joaquín Phoenix efectivamente regresa, y que todo el rollete alternativo que se mandó fue parte de una especie de seudodocumental o algo así. En cualquier caso, si es por verlo como actor, acá está simplemente espectacular.

Saludos.

Piru dijo...

Me gustó mucho esta película, es genial la dirección, los pequeños detalles que el director introduce para desarrollar la historia: esos encuentros en las alturas, las dos chicas que simbolizan la noche y el dia, la familia y el hijo pródigo. Me gustó realmente. Si quieres puedes pasar por mi blog y leer la critica que hice sobre esta peli.

General Gato dijo...

Tú parece que le viste un poco más la dimensión simbólica a la historia. Para mí en realidad era el arte de contar una historia con simplicidad lo que más me atrajo de la peli. Sin desmerecer otra opinión, que esa es la riqueza de las buenas pelis, el tener varios filones que se pueden explotar.

Me gustó mucho tu comentario sobre la peli, es simple, directo y completo. Incluí el enlace en la sección "Otras páginas sobre Los Amantes", al final del posteo, y el blog mismo en el blogroll de Cine 9009.

Seguidores