11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

viernes, 18 de febrero de 2011

"Operación Valkiria" (2004).


-- "Stauffenberg" (título original en alemán), "Operation Valkyrie" (título para distribución internacional en inglés), "Valkiria" (título en España). Alemania. Año 2004.
-- Dirección: Jo Baier.
-- Actuación: Sebastian Koch, Ulrich Tukur, Hardy Krüger Jr., Christopher Buchholz, Nina Kunzendorf, Stefania Rocca, Axel Milberg, Olli Dittrich, Katharina Rivilis, Karl-Heinz von Liebezeit, Michaela Wiebusch, Michael Lott, Christine Sommer, Thorsten Merten, Joachim Bissmeier.
-- Guión: Jo Baier.
-- Banda Sonora: Enjott Schneider.

-- "Operación Valkiria" en IMDb.
-- "Operación Valkiria" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Tercer Reich. En medio de la noche, un hombre con cara de maloh porque tiene parchenelojo lanza un grito de esos que quedan bien épicos en las pelis, y a continuación cae muerto bajo las balas de un pelotón de fusilamiento. En la siguiente escena vemos como un tipo que parece que es el mismo, pero sin parchenelojo, entra a la Opera y ve en un palco a... ¡¡¡HITLER!!! ¡¡¡BUAAAAAÁ, TEN MIEDO, TEN MUCHO MIEDO!!! Y allí mismito, quizás excitado sexualmente por estar en el mismo teatro que Die ursprünglich Ubermensch, le suelta petición de matrimonio a la chica. Salto a... la Segunda Guerra Mundial. El tipo se ha transformado en un quejica incapaz de apreciar lo que Unsere Führer ha hecho por... ¡¡¡ALEMANIA!!! ...y piensa que con Hitler las cosas están... ¡¡¡MAL!!! Y cuando algo después, estando en el norte de Africa, unos avioncitos aliados lo dejan para el fregado y el trapeado (una mano que se fue a correr mundo, un ojo saltado, ¡sí, sabía que el parchenelojo era él!), en vez de renovar las energías contra los malvados Aliados dejándose poseer por el Wagnerianischengeist, decide que el Führer no es lo suficientemente bueno para él, y se apresta a... ¡¡¡TRAICIONARLO!!! ¿Conseguirá nuestro héroe llevar a cabo su atentado y derribar a Hitler...? Una pista: el atentado fue en 1944, y la muerte de Hitler fue en 1945... ¡Qué! ¿Se están quejando porque les arruiné el final? ¡Merecido se lo tienen, por ser ignorantes en Historia!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En 1944, una dura guerra condenó a la minusvalía a un militar por una guerra que no quería librar. Este hombre escapó del frente de batalla y se instaló en Berlín. Hoy, aunque los Aliados lo buscan, si alguien tiene un problema, necesita ayuda, y puede localizarlo, tal vez pueda contar con... ¡¡¡STAUFFENBERG!!! TAN-TAN-TAN-TARANTAAAAAÁN... Al igual que muchos otros gobiernos autoritarios, el Tercer Reich estaba lejos de ser monolítico. Estaban los sinceramente convencidos de la causa, los acomodaticios de toda la vida, los trepas, los no quiero mirar... todos bien calladitos y alineaditos, eso sí, porque Hitler había tenido el buen ojo y la sangre fría de deshacerse de cuanto tipejo que antes le hubiera ayudado ahora fuera un estorbo en el poder, léase la noche de los cuchillos y similares, y nadie estaba por la labor de sublevarse y salvar a Alemania. Además, ¿para qué? Habían suministros y una vida más o menos decente para todos, obras públicas financiadas con las, ehm, expropiaciones a los judíos, y un gobierno que, bueno, podrá ser autoritario, duro, y desaparecían personas, pero que a cambio mantenían a raya a esos asquerosos comunistas que tanto hicieron por destruir lo bueno y bello de la República de Weimar, espartaquistas del carajo. Pero claro, cuando en 1942-43 las cosas empezaron a darse vuelta y el Tercer Reich empezó a tener algunos pequeños problemitas, muchos empezaron a hacerse a la idea de que nada bueno iba a salir si Hitler seguía a cargo del cotarro, que se recordaba como el Kaiser Guillermo era mucho Kaiser hasta que en 1918 tuvo que salir por pies y esconderse en la neutral Holanda para evitar la destrucción de Alemania. Pero claro, estos complotadores estaban empujados al complot no porque se creyeran más capacitados que Hitler, salvadores mesiánicos, o enfermizos ambiciosos de poder que querían ser Führer en lugar del Führer, sino por hondo y sincero afecto y devoción por Deutschland, cómo se iba a pensar lo contrario de tan magníficos prohombres, vamos... El complot más famoso de todos es el de 1944, el que protagonizó Claus Schenk Graf von Stauffenberg (anoté el nombre completo para lucirme, ¿eh?), en que un bombazo estuvo a punto de barrerle los bigotes a Adolf. Es el más famoso porque fue el mejor organizado. O al que siguió la mayor represión posterior. O simplemente porque el tipo que dejó la bomba... ¡¡¡TENÍA UN PARCHE EN EL OJO, MWAHAHAHAHAHÁ!!! Claro, si vas a rodar una peli para el cine, prefieres un complot con un tipo con un parche en el ojo, por encima de uno en que el hombre sea físicamente normalito, por aquello de que se vea más Snake Plissken, ¿no?

¿POR QUÉ VERLA?

-- Todas las pelis sobre el complot de 1944 se han visto ensombrecidas por "Operación Valkiria" de Brian Singer, destinada a ser la versión definitiva por muchos años sobre el asunto, básicamente porque es la producción de Jolivú de alto presupuesto con la estrellita de rigor, y por ende la más fácil de recordar. Y sin embargo, no es la única peli rodada sobre el particular. Algunos añitos antes, con bastante menos presupuesto, y en calidad de made-for-TV, se hizo esta peli. Por esos entresijos del mercado cinematográfico, la peli se centra en Stauffenberg, ensalzado como el héroe del complot, y se titula apropiadamente con el apellido del prota, pero para el mercado internacional se la llamó "Operación Valkiria", quien sabe si para capitalizar el éxito de la peli de Brian Singer (desconozco la fecha de lanzamiento internacional del DVD), que se llamaba "Valkiria"... y fue criticada por darle tanto peso a Stauffenberg, que era Tom Cruise. En fin. El caso es que la peli recorre de manera rápida, sumaria y con un ritmo endiablado, la historia de Stauffenberg desde su cabreamiento con Hitler, hasta su intento de atentar contra éste y el golpe de estado abortado subsiguiente. Si has visto la peli del tándem Singer/Cruise, ya sabes de qué hablo. El argumento es básicamente el mismo, de hecho (y las carátulas de los DVD han sido hechas con la mala leche necesaria para hacer picar a la audiencia que va a buscar la peli en que Tom Cruise es un nazi con parchenelojo). En esta producción, que es austríaca, no pierden tiempo en saludos a la platea ni mucho menos: despachan la historia con rapidez y precisión germánica, y listo. La peli resulta a ratos tremendamente gélida, pero por otra parte es claro que la intención aquí no es conmoverte hasta las lágrimas como el producto de Hollywood al uso, sino reproducir la atmósfera enrarecida y casi paranoica en la que vivía Alemania bajo Hitler, y eso lo consigue muy bien. Tampoco la peli se engolosina con Stauffenberg el héroe, sino que lo retrata como un ser humano con sus virtudes y sus defectos, más persona que estatua, y aún llega a apuntar que su cruzada tiene su puntillo sicopático, el complejo de creerse mejor o más indispensable que el mismísimo Führer. Las actuaciones acá deslumbran, todas ellas muy duras y prietas, y la puesta en escena, a pesar de su presupuesto más bien modesto, se beneficia del trabajo en locaciones (probablemente no en las locaciones mismas, pero sí en el mismo país, lo que permite mayor variedad de elección).

IDEAL PARA: Ver una recreación ajustadita sobre el atentado contra Hitler de 1944, que privilegia el realismo y la historia por sobre el glamour hollywoodense.

2 comentarios:

Luis Burgos dijo...

Muy bueno, gran readacción y sintesis.-

Luis Burgos dijo...

Muy bueno, gran readacción y sintesis.-

Seguidores