domingo, 5 de septiembre de 2010

"27 bodas" (2008).


-- "27 Dresses" (título original en inglés), "27 vestidos" (título en España). Estados Unidos. Año 2008.
-- Dirección: Anne Fletcher.
-- Actuación: Katherine Heigl, James Marsden, Malin Akerman, Edward Burns, Judy Greer, Maulik Pancholy, Peyton R. List.
-- Guión: Aline Brosh McKenna.
-- Banda Sonora: Randy Edelman.

-- "27 bodas" en IMDb.
-- "27 bodas" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Cuando era niñita, ya la joven Katherine Heigl sabía lo que iba a ser su vida: participar en boda tras boda tras boda. Y ni siquiera como Selma Simpson, estando de pie frente al altar, sino a un costadito, ayudando a las chicas que sí se van a casar con dein Traumenmensch-blahblahblah. Y ella es muy eficiente y esto-aquello en su trabajo, y además se babea por su jefe, que la trata más o menos como estropajo de limpieza o poco menos (lo dicho y tantas veces dicho: les gusta el maltrato, parece). Una noche cualquiera en que debe ir a dos bodas, porque es tan buena gente que no puede decir que no (¡preséntenmela!), un chico se fija en ella. Y el chico se emburla su poco de ella, y ella se mosquea. Pero se le queda la agenda en el automóvil. El chico le bajan los impulsos buenitos, y decide restituírsela, pero después, en segundos pensamientos, dice que para qué, si total, siendo chico malo y extrayéndole información como un psycho de toda la vida, quedará como rey. Increíblemente, después de llamar a la chica y sicopatearla de lo lindo, ella no lo envía a freir monos a Madagascar (lo dicho y tantas veces dicho: les gusta el maltrato, parece), o simplemente llamar a los cops para después obtener una orden de restricción, sino que hasta acepta salir con él y todo. A todo esto, llega la hermana de Katherine Heigl, que es la buenorra de Malin Akerman, y nada más llegar, comienza a preparar el cepillo para, adivinaron, cepillarse al jefe. Cuadrángulo amoroso habemus, la chica se queja porque nada le pasa en su vida amorosa, y... ¿necesito hacerles un mapa...?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

A mediados de los '90s, parecía que las comedias románticas eran un género en franca retirada, pero ahí llegó la todavía incombustible (¡casi década y media después!) "La boda de mi mejor amigo" para probar que se podía aún. Y que la gente respondía. Y vamos sacando nuevas yuliarrobertíadas, sandrabuloquíadas, y peor aún, yeniferlopezíadas. Pero como en 2008 la Roberts ya andaba en los 41, la Bullock en los 44 y la López en los 39, pues era tiempo del relevo generacional. ¿Y quién mejor que la deliciosa treinteañera Katherine Heigl, la rompecorazones de "Grey's Anatomy", para dar la imagen de "joven adulta enredada en comedia romántica"? Y ahí vamos. Otra comedia romántica de mujer adulta con ese síndrome de "lo tengo todo y aún encuentro cómo arreglármelas para hacer de mi vida un infierno". Bueno, si estas pelis triunfan en la taquilla, por algo será. Conozco a más de alguna que con gusto se identifica con esa clase de mujer adulta joven en la pantalla...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Si hubiera un premio para las pelis "normales" (no como los Oscar, que premian "lo mejor", o eso se supone, o los Razzies, que premian las abyecciones subnormales), entendiendo por peli normal aquella que está justito en el promedio, ésta debería haberla ganado en su versión 2008 (o sea, con premiación en Marzo de 2009). Porque todo acá es normal-normal-normal. No es mala, no es buena, no es (por decirlo en buen chileno) "ni chicha ni limoná". Es una comedia romántica más. ¿Te gustan las comedias románticas? Bene, bene, avanti per la matina! ¿Eres más del tipo que escapa de hora y media de melaza y moños de merengue y crema? Entonces pásate de ésta, y todos contentos. Al contrario de lo que podría pensarse de la premisa original (chica que va a 27 matrimonios y ninguno es el suyo, y se muere de envidia porque le llegue "su" día), el guión explota un poco más el concepto. ¿Por qué nuestra chica no ha encontrado el amor? Simplemente porque no se da su lugar en la vida, y es incapaz de decir que no (a pesar de lo cual, curiosamente, no le salta ningún lobo feroz a pedir que le digan SÍ, y es que en esta peli, por lo menos, Katherine Heigl está como un 8 cilindros). Una buena idea, explotada con brillantez en algunos pasajes por aquí y por allá, en particular refiriéndose a esa peculiar clase de treintañeras que se la pasan toda la vida muy ocupadas y postergándose porque, verán, alguien les ha pedido que esto-o-aquello... Pero eso es sólo algunos pasajes. El resto está escrito a desgana, e interpretado incluso peor. Y eso, por no hablar de ideas recicladas de "Novia fugitiva" como ese periodista metete, de "Experta en bodas" en eso de que la encargada de preparar una boda está enamorada del novio, de "Amor a segunda vista" en esa subordinada que es tapete de su jefe... (no pregunten cómo sé de esas pelis, hay cosas que un gato nunca confesará, simplemente lo sé, que no todo es ver "Niebla de guerra", ¿OK?). Y como nos gusta ver rodar cabezas, un nombre: ANNE FLETCHER, DIRECTORA. Su dirección es un desastre. No tiene idea de cómo dirigir actores. El solvente Edward Burns hace el ridículo más absoluto aquí, a Katherine Heigl la tal Malin Akerman ("La mujer de mis pesadillas", "Watchmen") le roba protagonismo in ya face, y ya no hablemos de un James Marsden tan patético que hasta su rol de cornudo en "Superman regresa" estaba mejorcillo. Pero y entonces, ¿por qué le damos un aprobado si todo es tan...? Er... Bueno...

-- Katherine Heigl. La chica ya había dado el golpazo con "Ligeramente embarazada", y aquí corre a por el oro en materia de The Next Queen of Romantic Movies. Ella consigue darle credibilidad a un rol sobre el papel bastante forzado, y aúna la simpatía necesaria para que el viaje sea a lo menos placentero. Claro, puede que esté simpática porque aún no se encandila (demasiado) con las rutilantes luces de la fama y todo eso, y después se eche a perder como le pasó a Sandra Bullock, que en sus inicios estaba simpatiquísima y después le empezó a dar ataques de narcisitis cada vez más extremos. Si han seguido la carrera de Katherine Heigl, o, er, bueno... les gustan las fotos de Katherine Heigl en Maxim... sí, ya saben a cuáles me refiero, o ustedes se creen que no sé para qué demonios usan Google Image... bueno, si les gusta Katherine Heigl, aquí tendrán la peli justa para ustedes. Véanla antes de que envejezca y se ponga mañosa.

-- Judy Greer. La mejor amiga de la prota. Lástima que su rol no fue más grande, porque se come con zapatos a los "cuatro grandes" de esta peli...

IDEAL PARA: Adictos a las pelis románticas.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en ezpañóh de Ezpaña].

No hay comentarios.:

Seguidores