11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 27 de marzo de 2016

"Deadpool" (2016).


-- "Deadpool". Película de algún imbécil, y producida por pendejos. Estados Unidos. Año 2016.
-- Dirección: Un muñeco sobrevalorado (Tim Miller).
-- Actuación: Un perfecto idiota (Ryan Reynolds), una chica calentona (Morena Baccarin), el inglés malvado (Ed Skrein), el alivio cómico (T. J. Miller), una adolescente malas pulgas (Brianna Hildebrand), un personaje en CGI (Stefan Kapičić), y un cameo gratuito (Stan Lee). También Gina Carano, Leslie Uggams, Jed Rees, y Karan Soni.
-- Guión: Los verdaderos héroes aquí (Rhett Reese y Paul Wernick, basados en el personaje creado por Fabian Nicieza y Rob Liefeld).
-- Banda sonora: Junkie XL.

-- "Deadpool" en IMDb.
-- "Deadpool" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Vemos una escena muy de cómic, con un automóvil congelado en el aire con unos tipos disparándose y congelados en el aire, y con gotas de sangre congeladas en el aire... Joer, ya ni sé para qué quiero ver la versión cinematográfica del cómic si luego la peli me la hacen calcadita al cómic, cabrones. Deadpool entonces rompe la cuarta pared porque DEADPOOL LEÑE, y comienza a decirnos que cómo llegamos hasta aquí. Hmmm... un comienzo difícilmente estimulante, porque joer, uno es como Miguelito, que quiere que la historia se la cuenten PARA ADELANTE, pero en Jólivu no, que dale con el jodío flashback y tal, que es como tener una máquina del tiempo y viajar al pasado y luego que la máquina se estropee y tener que regresar al presente por la vía larga, envejeciendo un segundo cada segundo hasta que llegas por fin, o te mueres de viejo por el camino. En fin, el caso es que vemos un poco de diálogo chorra arriba del taxi porque DEADPOOL LEÑE, y entonces tenemos OTRO jodido FLASHBACK. Vemos entonces que el prota (Ryan Reynolds, joer) se quiere enchufar a la Morena Baccarin (y bueno, pobre hombre, quién podría culparlo)... y se la enchufa. ¿Diga usté...? ¿O sea que el prota no se va a pasar toda la peli tratando de seducirla y tal? Joer, miren qué rápido... En fin, el caso es que el tipo vive su historia romántica, y la vive, y la vive, y la vive, y la viv... Bueno, de por medio nos regresan un ratito a la escena de los tiros para que el asunto no se ponga tan soporífero, y aparece OMAIGÓ COLOSO ME QUIERO CAGAR EN LOS PANTALONES y... acompañado de... Negasoooooonic... Teenage... ¿Warhead? Seriously? Los 90s solían ser tan rad, colega... Diciéndole a Deadpool que sea buenito en vez de ser tan... ya saben... anarcoide... y el otro va a ser que no porque DEADPOOL LEÑE. Bueno, salto de nuevo a la historieta romántica ésa, y... resulta que al Ryan Reynolds le pillan cáncer, y se va a morir. Y bueno, morirse es una putada cuando riegas esa rara especie vegetal llamada Morenis Baccarium, así es que se mete a un tratamiento médico experimental. Bueno, en el mundo los tratamientos médicos experimentales son más o menos prosaicos y lo mismo puede que salgan como puede que no, y luego, si resultan, se vuelven el estándar, y aquí nadie llora, masho, pero en las pelis, ya sabemos que tratamiento médico experimental es sinónimo de SINIESTRO EXPERIMENTO BIOLÓGICO DEL VILLANO, y bueno... le curan el cáncer. Y lo convierten en Deadpool. Y Ryan Reynolds queda tan pa'l quiltro, que decide hacer creer a Morena Baccarin que está muerto, y... y... y... ¿me van a creer que ya vamos como a mitad de peli y DEADPOOL APENAS ESTÁ TRANSFORMÁNDOSE EN DEADPOOL? Bueno, en flashback, ya lo habíamos visto, pero es que... joer. Y bueno... así sigue la cosa. No por mucho. Una hora cuarenta. Por suerte. Y quédense para la escena de postcréditos. En ella, Deadpool les va a decir que no se queden para la escena de postcréditos, porque DEADPOOL LEÑE. Bueno, hablamos de un tipejo creado por Rob Liefeld, y eso como que nunca ha sido un buen signo, ¿no?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Más tarde o más temprano iba a suceder. El cine iba a terminar alcanzando los 90s. En 2016. Bueno, en DC todavía no se enteran, y  en "Batman vs. Superman: El origen de la justicia" van a poner el duelo del cómic de Frank Miller que es de 1986. En la FOX, en cambio, ya estamos en plenos 90s: "Los Cuatro Fantásticos" ya trataba de subirse al carro de Ultimate 4F (y cayéndose brutalmente del carro y rompiéndose una pierna, e incrustándose pedacitos de cráneo en el encéfalo probablemente no, porque quienes hicieron esa peli debían tener hueca la calaca, o de otra manera no se explica), adaptando a Apocalipsis en la sobreviniente "X-Men: Apocalipsis", y tal. Y en medio de todo eso, Deadpool, y... sí, voy a hacer lo mismo. Flashback porque J-O-D-E-R. El caso es que en los 90s molaban los héroes malotes, esos que eran puro músculo y rifles de asalto y dientes apretados y nombres que mezclaban death-blood-strike-war-red-black... ya me entienden, combinen dos o tres de ésas y háganse su nombre de supers 90s: Bloodstrike, Blackdeath, Redstrike, Strikedeath... Y para la versión femenina úsese el Lady (Lady Bloodstrike, Lady Blackdeath, etc). Y en medio de todo eso surgió uno llamado Deadpool, que era más o menos lo mismo, hasta que de pronto, a la gente por detrás (que más allá de sus creadores no tengo idea quiénes eran, si eran los mismos o los cambiaron después, ni me interesa saberlo tampoco) le dio porque hiciera cosas gamberras. Ya saben: apuntar vicios de guión, reirse de los clichés, romper la cuarta pared... Esencialmente un puto Marty Stu que muerde la mano que le alimenta, a tono con la sofisticación hipster que invadió a los comiqueros en los 80s-90s (esa cosa de que me gusta leer cómics, no leo nada más que cómics, pero soy tan sofisticado que los leo CON IRONÍA y para reirme y cachondearme, porque YO MOLO Y TÚ NO, Y QUÍTATE PA' PONERME YO PORQUE YO SÍ Y TÚ NO). ¿Resultado? Popularidad instantánea entre ese infrasector de lectores de cómics que son tipo el guatón mierdero de la tienda de cómics de Los Simpsons, el sabidillo que mola porque lee cómics porque los cómics molan y molan porque él los lee, en la tautología perfecta del imbécil petulante de toda la vida. Aunque hay algo peor que identificarse con esa clase de personaje: ser el idiota que ESCRIBE a esa clase de personaje, porque no hay peor snob que el que trabaja en un género determinado (los supers, en este caso), pero lo hace así como con asquito, así como mira es lo que hago, yo sí soy serio, así es que too a cachondeo porque yo sí, ¿eh? Porque, a ver, veamos, si te viene una cistitis de ésas, ¿a qué clase de urólogo prefieres ver? ¿A uno que sea profesional y te agarre la picha con cariño y te la examine con detención, o a uno que te la tome así con la yema de dos deditos formando pinzas y tirando la cara así como pa'trás con asquito porque trabajo examinando fuchis y qué fuchi está tu pisha, eh? En fin, el caso es que Deadpool se hizo muy popular en el mundo de los cómics (pero no más allá, porque lo metatextual del personaje exigía conocer la dinámica interna propia de la narrativa de cómics, algo que ya no llega hasta el mainstream como lo hacía hasta más o menos los 70s-80s, además de que tanto gamberrismo suelto lo hacía poco apropiado para los críos... aunque hoy en día, admitámoslo, los críos leen cada vez menos cómics. O leen cada vez menos, así a secas), por lo que cuando sodomizaron al personaje de manera muy deadpulesca en "Wolverine"... pero... un momento... ¿de qué mierda se quejan? Es cierto, el Deadpool que apareció en Wolverine es cualquier cosa menos Deadpool, pero es que joer, ¿acaso el propio Deadpool no habría hecho lo mismo? ¿O sea, está bien cachondearse de los demás, pero cuando el cachondeo y el no tomar en serio viene de vuelta, ahí sí que hay que enojarse? Un poco de congruencia, señores... después de todo, ¡ustedes son lectores de cómics, no gentes que se merezcan respeto...! En fin, el caso es que hubo un coro de voces (cuatro quiltros, para ser exactos, aunque bastante vocales y por eso dan la idea de ser más, además de que en ese tiempo daba tono decir que "hicieron mierda a Deadpool en la peli" por esa cosa de "yo sé, yo leí los cómics, y tú no, basura"), hubo un coro de voces, decía, protestando por el trato dado a su personaje favorito. Y de pronto, así en medio a santo de ná, algún douchebag decidió grabar un corto acerca de cómo debía ser el personaje de Deadpool. Y entonces "alguien" (¡EHM, EHM!) "filtró" (¡EHM, EHM!) el corto hacia afuera, a internete, a ver qué pasa (sí, y yo me lo creo, igual a como me creo que el corto porno de Paris Hilton se lo filtraron. Hmmm... ¿alguien se acuerda de ese corto porno? ¿No? Bien, última vez que hago referencias tan 2000s). La FOX dijo entonces que, bueno, por qué no... Claro, le damos un porsupuesto de mierda sólo por si la cosa se estrella, pero les vamos a dar su supers censura R. Y a rodar que son dos días. Con una campaña publicitaria que, créanlo o no, por una vez en la vida tenía... ¡CHISPA! ¡INGENIO! ¿Resultado? Megaexitazo total. 600-700 millones de recaudación en su primer mes de exhibición, con cagones 58 millones de porsupuesto. ¡Joer, esta peli con tacos y tetas y sangre fue la peli más taquillera de San Valentín...! ¡Más taquillera que "Zootopía"! ¡Más taquillera que "Zoolander 2"! (Pensándolo bien, es un mal año para una peli con Z en el título. ¿Están seguros de que no viene ninguna de Zombies o del Zorro en camino...?). Jo-der... más... taquillera... que... ¡¡¡"LA QUINTA OLA"!!!, que es el nuevo intento de franquicia adolescentes-hormonados-contra-distopía. Nada mal para un personaje deslenguado, insolente, atrevido, apto para romper la cuarta pared, políticamente incorrecto, y con un par de placas madre desajustadas en el cerebro. (Un... momento... ¿qué escribí? Veamos: "personaje deslenguado, insolente, atrevido, apto para romper la cuarta pared, políticamente incorrecto, y con un par de placas madre desajustadas en el cerebro...". OH-CRAP... ¡Me parezco a Deadpool! ¡Y lo que es peor... NI SIQUIERA SOY TAN COOL COMO ÉL!).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Buenoooooo... digámoslo así. La peli no es tan buena ni la chicha en cacho. No es mala. Está bien. No digo que no. Me pasé en general un buen rato en el cine, por supuesto. Pero "entretenido" o "llevadero" no es sinónimo de "bueno". Como a mí el personaje en los cómics me suda tres litros de jugo de mofeta, pues, no puedo hacer comparaciones, si está bien adaptado o no (alguna vez leí algún que otro cómic en donde aparecía, y no... el personaje no me hizo ni la más puta gracia. No lo odié, no me enojé, nada. Sólo... no me produjo nada, ni lo encontré tan gracioso ni tan genial. Vaya por delante, por siaca, por aquello de los sesgos de opinión y tal). Por lo tanto, me quedo con lo que me muestra la peli. ¿Y qué me muestra la peli? Pues... una cosa que se queda un poco a medio camino. Como si les hubieran dicho que "tienen 58 millones y no 200 millones de porsupuesto, así es que hagan lo que quieran, total si la cosa pierde plata, no es para tanto al final", y con tanta libertad, no tuvieron idea de qué hacer. La peli cumple con lo que se supone debe cumplir, o sea, con ser una visión alternativa gamberra a los clichés propios de los superhéroes, pero... no es todo lo gamberra que debería haber sido. Pienso por ejemplo, y las comparaciones son odiosas, pero necesarias, en "Hombres misteriosos" de 1999. Esa peli se reía a conciencia de todos los clichés propios del cine y la TV de supers de los 90s. No tenía tacos ni tetas, pero a cambio tenía mucho más ingenio, tiraba menos del chiste fácil o de la referencia chusca, y por lo tanto, al final del día era mucho más demoledora que "Deadpool" (partiendo por un argumento mucho más absurdo, y por lo tanto, mucho más divertido y risible). En cambio, por debajo de su pátina de incorrección, "Deadpool" en el fondo viene a ser en el fondo otra peli de supers cliché en donde el héroe tiene una chica, la chica está en peligro, y tiene que ir a rescatarla, y... no mucho más que eso. La historia romántica está simpática, pero desde luego no es el romance más inolvidable que haya visto, y la trama de héroe-vs-villano es tan esquemática que lastima el cerebro seguirla. Los chistes son simpáticos y tienen mala leche y te ríes... la mitad de ellos, mientras que la otra mitad son bastante previsibles e incluso algunos forzados (eso de "no me pongan un traje verde" fue gratuito, hombriii, y no es que "Linterna Verde" como peli no se merezca que le metan y enciendan una batidora de cocina por el ojete, pero es que, leñe, los chistes funcionan mejor cuando el diálogo no sale tan forzado). Hay como una intención de hacer una peli de supers "madura" vía reirse de los clichés asumidos, pero lo hace a través de los métodos clásicos de exacerbar la violencia y mostrar minas en pelota, que no digo que esté mal, (sobre todo lo segundo, y es que nunca agradeceremos lo suficiente ver a Morena Baccarin luciendo alegría), que no soy un puritano tampoco y la gente que anda por la vida con el "¿alguien quiere pensar en los niños?" pegado a las fauces me dan más bien asquito, pero es que, vamos, la idea de que algo es "maduro" porque tiene más sexo y violencia en el fondo es una idea tremendamente inmadura (no de niño. De adolescente. Y de adolescente gilipollas). Algo es más maduro y más adulto cuando en su discurso, por debajo de la narrativa, tiene niveles de lectura que te hacen pensar un poquito más allá, no cuando metes cosas que elevan la calificación de la censura (compárese por ejemplo la escena de Deadpool en donde dice algo en la línea de que vemos sólo dos X-Men porque no había presupuesto para más, que es un chiste gracioso pero algo bruto en cuanto a planteamiento, versus la elaborada estrategia de marketing que promueve el Capitán Asombroso en "Hombres Misteriosos", que es gracioso Y ADEMÁS mucho más crítico, irónico y sutil en la crítica de la moderna comercialización de los superhéroes). Irónicamente, para una peli de superhéroes que pretende ser más gamberra que el promedio de estas pelis (y lo es, desde luego. Es la primera peli de supers que veo, que tiene una escena en un club de estriptís que nada tiene que enviarle al thriller softcore noventero estilo Shannon Tweed), lo que le faltó es justamente ser más gamberra, más desatada, no vía metiendo más sexo y violencia, sino retorciendo todavía más lo cliché de su propuesta argumental. Lo cual nos lleva a hacernos una pregunta: si a la peli le faltó un par de hervores, ¿cómo explica ud., Mi General, que haya tenido un éxito tan apoteósico en la taquilla? Mi respuesta a eso es simple: tuvo éxito porque sacudió el escenario de un subgénero fílmico, el de los superhéroes, que en los últimos cuatro o cinco años ha venido adocenándose de manera dramática hasta el punto que ninguna peli de éstas en realidad puede decirse que haya aportado una novedad realmente interesante, y por lo tanto, CUALQUIER COSA que hubiera roto con esa tendencia, iba a tener éxito (y no es que no se lo merezca. Como digo, "Deadpool" me parece una peli de lo más entretenida y llevadera, pero no necesariamente buena ni menos una obra maestra). Estoy razonablemente seguro de que cuando pase el efecto novedad, y a la vuelta de algunos años, esta peli será recordada con cariño, sí, pero también crecerá la marea de gente que la revisitará y se preguntará "¿y por qué la encontré tan buena cuando la vi por primera vez? ¡Si al final, es de lo más corrientita!" (particularmente si termina sucediendo que vengan las inevitables pelis clones que traten de copiar la fórmula hasta convertirla en el nuevo cliché). Bueno, ahora viene una secuela (era que no), y se dice que van a meter a Cable, para homenajear al cómic en donde ambos eran la parejita (en términos de PATEAR CULOS, por supuesto, no se piense otra cosa. Hasta donde sé, por supuesto). Lo que estaría muy bien. Soy de los que piensan que Jerry Lewis funcionaba mejor cuando estaba a su lado Dean Martin para aportar esa seriedad necesaria para que el cómico brille más, y eso es justo lo que Cable puede aportarle a Deadpool. Por lo pronto, que le siente bien el dinero. Hablamos del Mercenario Bocazas al final del día, y por supuesto, con los mercenarios lo que cuenta es justo eso, el dinero, ¿no?

IDEAL PARA: Fanáticos de Deadpool, y de los superhéroes en general.

2 comentarios:

Edwin Giraldo dijo...

Que basura de crítica ésta!!!

Edwin Giraldo dijo...

Que basura de crítica ésta!!!

Seguidores