11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 8 de agosto de 2010

"Depredadores" (2010).


-- "Predators". Estados Unidos. Año 2010.
-- Dirección: Nimród Antal.
-- Actuación: Adrien Brody, Topher Grace, Alice Braga, Walton Goggins, Oleg Taktarov, Laurence Fishburne, Danny Trejo, Louis Ozawa Changchien, Mahershalalhashbaz Ali, Carey Jones, Brian Steele, Derek Mears.
-- Guión: Alex Litvak y Michael Finch, basados en los personajes creados por Jim Thomas y John Thomas.
-- Banda Sonora: John Debney.

-- "Depredadores" en IMDb.
-- "Depredadores" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Debe ser acojonante que tienes los ojitos cerrados y cuando los abres, estás en un paisaje selvático... pero no como Jack Shepard el pringao médico de Lost, tiradito tomando el sol de espaldas en la jungla, sino en plena caída libre a churretecientos metros sobre la superficie, y la gravedad amenazando con estrellarte y dejarte paté en el suelo. Pero bueno, a nuestro prota se le abre un paracaídas, y acaba teniendo un descenso que no vamos a decir "contrato esa aerolínea de nuevo e invito a mis amigos para que vivan el turismo aventura como nunca antes", pero del que al menos se sale vivo y sin hueso roto, que es lo que cuenta. A poco de caminar, aparece otro pringao que también tomó la aerolínea equivocada. Y otro. Y otro más. Hasta sumar ocho en total. Mientras más se miran, más descubren que tienen algo en común. Sus armas. Y bueno, sus personalidades tras sus armas: hay un Black-Ops, un CIA, un afroguerrillero, un Yakuza, un matachechenos, un FBI Most Wanted, un matachingatumare, y el que chirría es el médico. El caso es que los PJs emprenden la marcha por la jungla, haciendo tiradas de percepción para esto o aquello, y empiezan a descubrir que algo anda muy mal. Por ejemplo, el magnetismo planetario está en día de reparaciones. Y el sol apenas se mueve. Después de caminar y caminar un rato, llegan finalmente hasta un área en donde por fin pueden ver el otro lado del cielo. Y ahí pueden ir diseñando el jodido plan B, porque cuando miras hacia lo alto y descubres una manga de planetas en tecnicolor que ni Frank Frazetta con un colocón, ya te puedes ir cagando de miedo y haciendo voto a diablos de que estás en una situación realmente jodida...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Después del espíritu realista, sucio y amargo del cine de los '70s, los '80s vieron el renacer de la fantasía, de las historias de autosuperación personal a lo "Rocky" (bueno, "Rocky III" y "Rocky IV" más bien, que la original es setentera), y de la Ciencia Ficción por todo lo alto a lo "E.T.". La leyenda dice que alguien soltó el comentario de que a Rocky le iba faltando puro meterle nudillos al hocico de E.T., y de ahí nació la idea de tener a un ultracampeón terrestre luchando en un hand-to-hand contra un alienígena. La peli "Depredador", que salió de esas cogitaciones mentales, se transformó en un clásico casi instantáneo debido a una premisa explotada con mucha inteligencia, y a un John McTiernan dirigiendo en estado de gracia (ésta y "Duro de matar" son sus joyitas, aunque el resto no desmerece tanto tampoco). Ah, y bueno, Schwarzenegger también, aunque haga más o menos el mismo rol de siempre (nadie ha vuelto a decir con ese gracejo suyo aquello de "you're a very ugly motherfucker"). Pero después de los discretos resultados de "Depredador 2", la franquicia parecía haber quedado aparcada. Y es que "Depredador", bien mirada, era una de esas pelis en que una secuela era innecesaria porque, qué más se le va a añadir, si todos son variaciones del mismo tema (al final todo se reduce al monigote del espacio profundo que viene por lana y sale trasquilado). Ya en los 2000s el interés resurgió, después de "Freddy versus Jason", e hicieron la ecuación contranatura que ya habíamos visto en los cómics. Frente al coro de detractores que sangran sin misericordia "Alien versus Depredador", yo me atrevo a defenderla como un sencillo entretenimiento palomitero, lo que no está mal, aunque por supuesto sin alcanzar las cotas de sus franquicias madres ("Alien versus Depredador 2: Réquiem", por el contrario, es una mugre que no merece perdón de Bastet). Más allá de los resultados discretos de calidad de la franquicia AVP, la cosa probó que había interés por el personaje del Depredador, y así es como vamos sacándole más jugo. Esta vez, tuvieron el tino de dejar las cosas en las manos de Robert Rodríguez, controvertido en algunos respectos (y es que a veces mi amigo se pasa un poco de friki), pero que por lo menos no es un mercenario que se deje sodomizar sin vaselina por los grandes estudios, y por lo tanto, algo bueno cabía esperar de su labor (como productor, en este caso). Robert Rodríguez tuvo también la inteligencia de descartar toda la purulencia de AVP y se quedó con "Depredador" y "Depredador 2" (y ya puestos, podemos considerar incluso la propia "Depredador 2" como descartada, ya que en "Depredadores" no se hace la menor alusión a ella), y prosiguió la mitología a partir de ahí. El resultado es que dejó la franquicia en un sólido pie para seguir explotándola hasta que, en palabras de Troy McClure, ya no sea más redituable. Y dejó un lío padre de paso con la continuidad de las pelis, porque a pesar de que todos los fanáticos quieran olvidarse de AVP como de una excecrencia de sinusítico, la verdad es que siguen estando ahí, de manera que ahora tenemos que Alien desemboca en AVP, y Depredador desemboca en AVP y en otra continuidad paralela... y nadie parece demasiado confundido. Es lo que tiene la destrucción del historicismo bien puesto de toda la vida en nuestra cultura, que de pronto ya nada tiene sentido en ninguna mitología.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Dividiré este comentario en dos partes, uno para los fanáticos de toda la vida y otro para el resto de la morralla comepopcorn. Los primeros no tienen nada que temer acá, y saldrán enormemente complacidos de ver esta peli. Sin ser tan superlativa como la "Depredador" original, sigue teniendo un enorme empaque y no se corta so pretexto de ser "para adolescentes" e infantilizarse (vemos, entre otras cosas, la inevitable escena del depredador arrancando trofeos... sé que me entienden). A la vez, el guión es más simple y redondo que "Depredador 2", además de estar filmada con mayor ritmo. En la historia, uno de los personajes hace un breve retelling de los eventos de "Depredador", pero no hay alusiones a "Depredador 2". Ni menos a AVP, por supuesto. Se recita por supuesto la clásica línea del "you're a very ugly motherfucker" (en ruso, así es que no se preocupen si no la pescan, lo que es yo me enteré echando un vistazo en IMDb). Vemos algunos depredadores más y se amplía un poco la mitología respecto de la franquicia original. Por el lado de los humanos ahora ya no tenemos a un grupo de boinas verdes sino a una patrulla más heterogénea (¿tributo a la corrección política moderna?), cada uno bien perfilado en lo que corresponde, o sea, en sus cualidades para matar y escabullirse de ser matados. La premisa de base está bien explotada, y la peli en general es respetuosa con la mitología, más allá de algunas cosas que no es que no calcen, pero quedan un poco inconexas o no se explican del todo (¿por qué los depredadores cambiaron la Tierra por un planeta alienígena como coto de caza?). Aunque tampoco es que sea necesario explicarlo todo para disfrutar de la peli. O sea, quienes disfrutaron con la "Depredador" original están en muy buenas manos aquí.

-- Para el resto, "Depredadores" es una buena peli de acción. Uno espera que si la peli va de cazadores y presas, hayan algunas de subido tono violento, y de haberlas las hay. El guión es simple, pero bien llevado, salvo por alguna vuelta de tuerca un poco tirada de las mechas (Topher Grace debería llamarse Topher DisGrace). Si nunca has visto "Depredador" o "Depredador 2" entonces no importa porque te explican lo esencial sobre la marcha, y quizás hasta sea mejor porque sorprende más. Y el final es sencillo y elegante, y por supuesto que deja abierta la puerta para una nueva secuela (con todo, no es un "continuará" en regla, de manera que si no hay secuela no quedaremos con el "qué pasó" soplando en el cuello). La gente detrás de esta peli tuvo la ambición de apuntar más alto que a una peli que fuera sólo entretenida (léase "Los Magníficos", por ejemplo), y quisieron hacer una de acción de las buenas, y la verdad es que lo consiguen. El equipo actoral, por su parte, está bien afiatado, aunque conspira contra el suspenso de la peli el tener el presentimiento casi cierto de que el actor con el currículum más pesado es el que tiene más posibilidades de sobrevivir, o al menos, de llegar con bien hasta el final de la peli. Contra lo esperado, lo cierto es que Adrien Brody resulta un buen héroe de acción, no tan chulo como Arnold ni tan socarrón como Bruce ni tan mazacote como Vin, y por lo mismo más creíble en esa situación desesperada de "mata o muere". El otro nombre bien conocido en la peli es Alice Braga (me encanta ese apellido, hehehé), aunque sea por haber intervenido en la recta final de "Soy leyenda", y cumple como mujer dura sin ser tan pesada como Michelle Rodríguez. Laurence Fishburne por su parte se divierte de lo lindo con un rol bastante inesperado, y Topher Grace... bueno, Topher Grace siempre ha sido un gusano miserable (el Venom de "Spiderman 3", ¿recuerdan?), así es que para qué engañarnos. El bueno de John Debney por su parte recrea muy bien la banda sonora original del gran Alan Silvestri. Quizás "Depredadores" no sea la mejor peli del 2010, ni va a aparecer en los Top Ten de ningún crítico "serio", pero es todo lo que una buena peli de acción puede ofrecer, y cumple con creces lo que promete.

-- (((SEMISPOILER AQUÍ, SI NO QUIERES ENTERARTE DE QUÉ ESCENA DEL TRAILER NO SALE EN LA PELI SÁLTATE ÉSTE PÁRRAFO, PERO LO CONSIGNARÉ DE TODAS MANERAS PORQUE ME SENTÍ INDIGNADO Y ESTAFADO EN ESTO, QUE ES EL ÚNICO DISGUSTO SERIO QUE ME DIO LA PELI))). ¿Recuerdan esa escena del trailer en que, en la noche, sobre Adrien Brody se proyectan como novecientos triángulos láser apuntándole y dando la idea de que se lo van a cargar en uno punto cuatro segundos...? Esa escena no aparece en la peli. (((LISTO, LO DIJE. ES LO BUENO QUE TIENE MANTENER UN BLOG DE CINE, QUE SI ALGO TE MOLESTA, SIEMPRE LO PUEDES REPRODUCIR HACIA EL EXTERIOR))).

IDEAL PARA: Los fanáticos de la saga de Depredador, y los consumidores habituales de cine de acción en general.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

2 comentarios:

Fidel Castro Ruz dijo...

Adrien Brody aquí lo hace muy bien. Laurence Fishburne,.No me convenció nada.Laurence suele ser un gran actor, de peso, como Samuel L. Jackson, que LLENA MUCHO LA PANTALLA con su carisma y potencia, pero aqui no es capaz ni de llenar un vaso de agua.
COMIENZA MUY BIEN, en su primera media hora, luego el amigo Fishburne destroza el solito la película con un papel flojo y sin sentido, y luego la segunda mitad de la película es errática, se mueve a espasmos, y para nada es interesante.

El film costó unos 40 millones de dólares y la verdad es que mucho no se ven. La película es bastante pobre visualmente, sin grandes escenarios, sin grandes efectos especiales y sin supersecuencias. resulta que una película de hace 23 años, tiene unos efectos de pirotecnia y explosiones REALES y que quedan super guay en pantalla. Y que como no, son años luz mejores que esta explosiónes.

Luego están los errores. Haberlos los hay.Por ejemplo el violador, que llora porque le den armas, cuando está en el lugar seguro (y lleno de armas, un verdadero arsenal) no toma nada, ni siquera una miserable granada de mano.
Luego está la lucha final, que me pareció SIN SENTIDO y RIDÍCULA a mas no poder.¿Recordais el film de Arnold? El ató su cuchillo a un palo, para hacer una lanza. Pues yo hubiera hecho lo mismo. No me expongo a estar cerca de semejante bicho, tan poderoso y peligroso, y gracias al palo, hago el doble de fuerza al clavar el cuchillo, que si lo hiciera con mi mano.

General Gato dijo...

Bueno, supongo que salimos de la peli con distintos grados de satisfacción. Estoy de acuerdo en que el presupuesto pudo haber lucido un poco más, pero creo que como peli de acción estaba bien, sin escenas demasiado superlativas que nos lleven al clásico "¡y cómo tanto...!" (lo siento, pero a pesar de lo admirable que me parece la peli original en lo que a rodar cine de acción se refiere, nunca me he terminado de tragar a Arnold sobreviviendo a lo que parece ser una explosión nuclear en toda regla que arrasa con su buen peazo jungla alrededor). Quizás trabajar un poco más los escenarios hubiera sido deseable, para que no tuviera un look tan a lo capítulo del monstruo de la semana de X-Files, eso sí. El guión se desparrama un poco en la traca final, sí, pero la interpretación de Laurence Fishburne sí me convenció (sin superlativos tampoco, eso sí), como ese pobre diablo cuya cordura salió a tomarse el café de la mañana. Con todo, si la comparamos con la primera "Depredador", estamos de acuerdo en que ésa era la joya maestra. Esta no es más que una secuela, pero al menos es una secuela digna, o mucho más que la franquicia AVP al menos.

Seguidores