11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 18 de abril de 2010

"Al filo de la oscuridad" (2010).


-- "Edge of Darkness" (título original en inglés), "Al límite" (título en España). Inglaterra / Estados Unidos. Año 2010.
-- Dirección: Martin Campbell.
-- Actuación: Mel Gibson, Ray Winstone, Danny Huston, Bojana Novakovic, Shawn Roberts, David Aaron Baker, Jay O. Sanders, Denis O'Hare, Damian Young, Caterina Scorsone, Frank Grillo, Wayne Duvall, Gbenga Akinnagbe, Gabrielle Popa, Paul Sparks.
-- Guión: William Monahan y Andrew Bovell, basados en la serie televisiva escrita por Troy Kennedy-Martin.
-- Banda Sonora: Howard Shore.

-- "Al filo de la oscuridad" en IMDb.
-- "Al filo de la oscuridad" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Mientras tres perejiles inertes amanecen enseñándoles flotación a los peces en un lago, un viejo y cansado policía recibe a su hija. Luego de un poco de diálogo padre-hija, que por una vez en la vida (¡horror, sacrilegio, acabo de mundo, se atrevieron a romper un tópico!) es una relación amistosa y distendida, no de ésas en que son compinches y se cuentan todo, que no es cosa de pasarse tampoco (es que el tópico es mucho tópico, y algo tenía que quedar), pero tampoco se mamporrean como la bocazas de la hija de John McClane a papi Willis. En fin, volviendo a ésta. El caso es que la hija aparece en casa, pero cuando se hace evidente que sufre una enfermedad, ella va a contarle algo a papi, y mientras él trata de llevarla al hospital, en la puerta de casita, un seco grito llamando por apellido ("¡¡¡CRAVEN!!!"), y ¡¡¡ZAZ!!!, la chica se come toda la recortada contra su curvilínea figura. Mientras los asesinos salen corriendo, el policía se queda en brazos con su hijita, que ahora ya no necesita ir al hospital sino al cementerio. 10 minutos de peli, y ya estamos en situación: Mel Gibson saldrá al mundo exterior, como el policía viejo que no tiene nada que perder, y llegará hasta las últimas consecuencias para desenmascarar a los responsables de la muerte de su hija (al principio piensa que iban a por él y la hija murió por error, pero no es un gran spoiler si digo que en realidad ella era el blanco desde el comienzo, si ése es uno de los giros de tuerca argumental menos originales en esta clase de pelis de "hombre honesto hace respirar justicia a su .38"). Y como la peli tiene que extenderse lo suyo, no son un par de pringaos los matones que en 15 minutos haya acabo de peli, sino una tremenduzca cachichupi temeastecagas corporación que tiene trapos sucios, etcétera. Y no revelaré más para no arruinarles la trama. Aunque para qué vamos a andarnos con rodeos, en este subgénero de pelis el argumento es lo de menos.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Uno de los géneros fílmicos más atemporales de todos es el hombre que busca venganza. El cine nos ha legado obras maestras en esta línea, como por ejemplo "El justiciero de la ciudad" con Charles Bronson y cosas así (ahí era la esposa y no la hija a quien le daban alitas de ángel, pero esos son detalles). Mel Gibson pensó que la hacía buena si se inscribía para un remake de una serie televisiva inglesa ochentera llamada "Edge of Darkness", que partía de esta premisa. Lo que demuestra que Mel Gibson no es precisamente la aguja más aguda del alfiletero, porque ya había incursionado en el neo noir con la muy stylish pero en definitivamente bastante aburrida "Revancha", pero en fin. Era el retorno de Mel Gibson a la actuación desde su papel de religioso en "Señales" (¿y de qué le sirvió encontrar la Verdadera Fe si ocho años después le cargan la hija? Ah, verdad, es un actor, no es un reality). Quizás porque como director se le añejaron bastante rápido sus laureles de "La pasión de Cristo" (ni tan mala, ni tan buena, pero relegada a pescado de Semana Santa), y de "Apocalypto" un tiempo después nadie se acordaba, mientras que del Gibson actor todo el mundo piensa en "Mad Max", "Arma mortal" y "Lo que piensan las mujeres". Iba a ser negocio redondo, pero... el resultado fue discreto, las críticas fueron desde lo simpático hasta el hachazo limpio, y lo que es peor, la recaudación apenas anduvo bordeando lo que costó, sin utilidades (aunque habrá que ver después como la hace en el mercado del DVD, como de costumbre). Sorry Mel, para otra será...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Voy a decir algo que es la obviedad más grande del mundo, y ruego al paciente lector de Cine 9009 que no se sienta insultado en su inteligencia por tener que explicitar esto, pero hay gente que al criticar (en el sentido de "dejarle caer tronco padre") esta peli, no pareciera tener en cuenta el detalle. Esta es una peli de un género bien específico, cual es (lo volveré a decir) el tipo al que le cargan alguien especial, y va a buscar venganza por sí mismo. El espectro de pelis aquí es tan amplio como el que va desde "El justiciero de la ciudad" hasta "Gladiador", pero todas ellas siguen el mismo patrón: en los primeros quince minutos muere el "ser querido", y en el resto de la peli el prota se despachurra a gusto los asesinos, que generalmente son varios para catalizar bien catalizados los respetables sentimientos de venganza del público. Haciendo un guiño al capítulo "El cadáver de plástico" de Corona de Amenofis (sí, estoy lamiendo botas porque me acaban de ascender de colaborador a coeditor de Tribu de Plutón, qué pasa con eso...), en estas pelis el cadáver es de plástico, da lo mismo quién muere, lo importante es justamente que se muere y así el prota tiene un motivo para movilizar toda su brutalidad en contra de los malos, que se han definido a sí mismos como "malos" precisamente por matar a la persona querida del bueno. ¿Cine facho, reaccionario, etcétera? Indiscutiblemente. Pero así como no le vas a pedir más que exhibición de carne a las pelis de Shannon Whirry (enésima mención de ella en este blog, tengo que repasar sus pelis, parece...), tampoco a estas pelis es cuestión de exigirles mucha trama, un argumento original, grandes actuaciones, etcétera. Con que el bueno tenga madera de duro y los malos sean lo bastante malos como para que nos dé gusto verlos morir con mucho sufrimiento, suficiente. Puede discutirse si "Al filo de la oscuridad" es una buena peli a secas (la principal cojera es un guión bastante defectuoso con algunas incongruencias notables, digámoslo desde ya), pero sí que es una buena peli del género. Los que la hacen buena son la dupleta de Martin Campbell en la dirección y Mel Gibson en la actuación. Campbell es por lo general un artesano eficiente, y tiene a su haber el milagro cuasimariano de haber resucitado no una sino ¡dos! veces la moribunda saga de James Bond ("GoldenEye" introduciendo a Pierce Brosnan y "Casino Real" introduciendo a Daniel Craig), además de haberle dado buena forma a "La máscara del Zorro" (pero su secuela "La leyenda del Zorro" no era tan buena), e incluso un peli de guión desastroso como "Límite vertical" valía la pena de ser vista gracias a su manejo de los resortes de la acción pura y dura, todo lo que es aplicable a "Al filo de la oscuridad" (un valioso punto a favor es que la acción en esta peli, a contracorriente de la tendencia generalizada en el Hollywood actual, jamás resulta pasada de roscas, con el héroe haciendo el más imposible aún o con glamorosas explosiones CGI para hacer saltar a los adolescentes palomiteros). Mel Gibson, por su parte, compone un policía duro y seco sin tratar de dárselas (mucho) de macarra, y le compramos su talante amargado. Ray Winstone como el insider luce bien, Bojana Novakovic cumple con estar buenorra y poner cara de tía tierna (supongo que nadie de la audiencia se hubiera conmovido si la muerta fuera una gorda fea y con acné), y Howard Shore está discreto y bien en el soundtrack. ¿Una obra de arte? Definitivamente no. ¿Artesanía eficaz? Sí, y mucho. Si esto es una mala peli, entonces por favor, que me den más, que de repente se siente que hacen falta pelis más down-to-Earth como ésta en vez de tanto churro como "Furia de titanes" o "Iron Man 2" (nada en contra de ese tipo de cine, que ya me inscribo para ir a verlas, pero no es bueno que todo el cine de aventuras/acción sea ESE cine superlativo y CGIesco).

IDEAL PARA: Ver un thriller bastante aterrizado y bien resuelto en lo técnico.

OTRAS PÁGINAS SOBRE "AL FILO DE LA OSCURIDAD":

-- "Crítica de 'Al filo de la oscuridad'" en Cinenovedades.
-- "Edge of Darkness" en Microcritic.
-- "Al límite (2010)" en Quesito Rosa.
-- "'Al límite', Mel Gibson es la santa justicia" en Blog de Cine.
-- "Al límite de la vergüenza" en Blog de Cine.
-- "Crítica: 'Al filo de la oscuridad'" en Pinche Película.
-- "Al filo de la Oscuridad: asesinatos, investigaciones y mucha acción" en Los Critters.
-- "Crítica 'Al filo de la oscuridad'" en Ahora Cine.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

2 comentarios:

Seguidores