11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 5 de marzo de 2009

"Operación Valkiria" (2008)


-- "Valkyrie". Estados Unidos. Año 2008.
-- Dirección: Bryan Singer.
-- Actuación: Tom Cruise, Kenneth Branagh, Bill Nighy, Tom Wilkinson, Carice van Houten, Thomas Kretschmann, Terence Stamp, Eddie Izzard, Kevin McNally, Christian Berkel, Andy Gatjen, Jamie Parker, David Bamber, Tom Hollander, David Schofield.
-- Guión: Christopher McQuarrie y Nathan Alexander.
-- Banda Sonora: John Ottman.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Toda Deutschland ha hecho un juramento a Adolf, de que protegerán al líder con sus vidas si es preciso. Toda Deutschland se ha puesto en marcha para defender la Überdeutschenkultur contra los salvajes finolidecadentes del exterior. ¿Toda Alemania? ¡No! Porque un puñado de valientes siguen resistiendo en las sombras. Hay muertes y destrucción. Adolf debe ser detenido. Sólo hombres valerosos y resistentes, que por idealismo sean capaces de arrostrar todos los riesgos, podrán oponerse a Hitler y los Malvados Nazis del Ritmo. Así reflexiona Tom Cruise en el nort... Sí, ya sé que el personaje en realidad es el Coronel Klaus von Stauffenberg, pero es que sean razonables, no voy a escribir uno de esos ridículamente largos nombres alemanes una y otra vez, y además, es... bueno, es... ¡¡¡TOM!!! No importa a dónde vaya, siempre será "Tom Cruise haciendo de...". Bueno, ¡¡¡TOM!!! hace estas reflexiones en el Norte de Africa, cuando de pronto, sin previo aviso (faltaba más) empieza literalmente a llover plomo: un avión de los Aliados hace un barrido de ametralladoras, y ¡¡¡TOM!!! está a medio camino. Termina en un hospital de Alemania, con una mano menos y algunos deditos más de cobranza, por si faltara. Además, como tiene ahora un parche en el ojo y se peina ondulais, Tom ahora deja paso a... ¡¡¡NICK FURIA, AGENTE DE S.H.I.E.L.D.!!! (Tom Cruise haciendo el David Hasselhoff, justo cuando se decía que por cientólogo y pijaenvenenada no podía caer más bajo...). Pero bueno, que me distraen. Resulta que Nic... perdón, que ¡¡¡TOM!!! es reclutado por una nada más chula sociedad secreta antiHitler y lo convocan a una de sus reuniones (y lo dejan pasar como si nada, a una reunión con como veinte cabecillas, hay que ver que se lo ponen fácil a la Geheime Staatspolizei...). La sociedad ésta ha intentado meter una bomba en un Countreau para darle a Hitler el pasaporte directo al Valhalla, y la dichosa bomba, pues bien, las cosas no salieron como debían, y hubo quién cayó en las redes de la GESTAPO por ese error. Bueno, es que no tenían en sus filas a... ¡¡¡TOM!!! Nada más recién llegado, ¡¡¡TOM!!! se ve tan chulosexy con su parchecito negro, que lo dejan de inmediato empezar a armar su propio plan. De pronto, en un momento un tanto facilón de la peli (¡¡¡TOM!!! escuchando la Cabalgata de las Valkirias, de Wagner, recurso un tanto obvio desde que la dichosa Cabalgata se hizo conocida en cierto filme sobre Vietnam), ¡¡¡TOM!!! decide que la clave está en secuestrar Valkiria para sus propios intereses. Resulta que Adolf Hitler creó un protocolo llamado Valkiria, para que, en caso de haber un atentado contra su persona, bienes o autoridad, las milicias de reserva salgan a las calles de Berlín y otras ciudades selectas, para liquidar cualquier intento de sublevación ciudadana. ¡¡¡TOM!!! propone cambiar a Valkiria para facilitar la movilización, luego ponerle un juguetito de los que explotan a Hitler en sus bigotes y aislar a su plana mayor, y movilizar a Valkiria para que ellos hagan el golpe por los golpistas. El plan es perfecto, claro está, salvo por dos casi insignificantes detalles. En primer lugar, ponerle un petardo a Hitler es más fácil decirlo que hacerlo, y en segundo lugar, sabemos bien desde nuestras mullidas butacas que Hitler sobrevivió para pegarse un tiro cómodamente instalado en su búnker, un año después del complot, por lo que bueno, las cosas no es que vayan a salir del todo bien...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Los nazis ya no son lo que eran. Los nazis del cine, me refiero. En las pelis de los '40s, '50s y '60s, los nazis eran malos sin contemplaciones. Todavía en "Indiana Jones y la última cruzada", los nazis eran cabrones joputas, con lo que fielmente podías contar para odiar, combatir y derrotar. Pero doblados los 50-60 años de la Segunda Guerra Mundial, muertos o alzhemeiritos la mayor parte de los combatientes de la refriega, y habiendo girado el mundo lo suyo, ya no es tan claro que los nazis fueran los demonios emplumados del asunto. Y empezaron las desmitificaciones. Un paso importante lo dio "El hundimiento", en que se retrataba a un Adolf Hitler un poco más humano, y que por el solo hecho de no aparecer gesticulando toda la peli como un enajenado más devil que man, fue intensamente criticados por los antinazis de toda la vida que consideran a todo militante del Partido Nacionalsocialista como Untermenschen sin derechos. Y eso que "El hundimiento" era cualquier cosa menos una peli pronazi. Bueno, debemos reconocer también que los 2000s han sido complicados para la democracia, en particular porque la bandera de la democracia se la apoderó una banda de gángsters que se consideraban tan demócratas que bombardearon toda disidencia en Irak para probar lo demócratas y tolerantes que son. En un panorama en que los defensores de la democracia son más nazis que los nazis, como que ser nazi se ha desperfilado un poco. Y ahora una peli de Hollywood que le baja un poco el tono al asunto nazi, y en donde... ¡sorpresa! ...hay nazis buenos. Sí, los nazis siguen siendo intrínsecamente malos, blah-blah-blah, pero... ¡hay nazis buenos! A dónde irán a llegar con esto, Bastet, a dónde irán a llegar...

¿POR QUÉ VERLA?

-- Es una recreación histórica bastante interesante. No me atrevo a decir completamente fidedigna, pero sí trata de no ponerle demasiada dramaturgia al asunto, como suele ser regla y costumbre en Hollywood. Claro que hay concesiones bastante gruesas al cine palomitero en general, la mayor de las cuales es convertir a Tom Cruise en una especie de cruzado antinazi con un look y atitú que lo hace parecer un Nick Fury de rebajas (sí, a ratos esta peli parece una de esas historietas en que la Mujer Maravilla o el Capitán América retroceden en el tiempo para combatir una vez más a los nazis), que por supuesto se lleva todos los créditos como autor del complot y deja a todo el resto de comparsas esperando que San Tom Cruise les resuelva la papeleta. También le bajan un poco el tono a las razones por las cuales habían muchos opositores a Adolf Hitler, las cuales no pasaban necesariamente por su disgusto ante sus políticas racistas y ni siquiera ante los reveses de la guerra, sino a cierto tufillo conservador que quedaba aún entre los junkers prusianos, de que un austríaco de mierda devenido en cabo de ejército los mandara a ellos, la aristocracia de toda la vida, que se habían visto brutalmente marginados del Tercer Reich, o habían tenido que plegarse ante esta tropa de advenedizos que habían aprovechado la coyuntura post-WWI para alzarse al poder. Tampoco ayuda demasiado el que hayan elegido a un Adolf Hitler cuyo parecido con el original es pura coincidencia. Pero bueno, esto no es The Hitler Channel, perdón, The History Channel, así es que con tener una recreación histórica decente, ya estamos bien.

-- Salvando los aspectos más palomiteros del asunto, que nadie espera pelis hollywoodenses con mensajeh, o por lo menos no con un demasiado profundo mensajeh, ¿no?, ¿funcionan estas concesiones a la acción, al menos? La respuesta es un rotundo y meridiano SÍ. Porque tenemos un thriller político en toda regla. Bryan Singer tiene la astucia de irse a lo esencial, que no es otra cosa sino el viejo tópico del tirano que oprime a una nación, y un grupo de rebeldes comandados por un matasietes que va a ponerle las peras a cuatro (1-7-4 no es un código, ¿eh?), argumento con el cual tanto se forraron los italianos haciendo pelis de Hércules, Macistes, Sansones y demases. Hubo críticas contra esta peli sobre que no mostraba lo suficiente las crueldades de los nazis (deben referirse a que no se ven judíos en campos de concentración, si es que les gusta la tontera a los espectadores filosionistas...) y por tanto no hay razones para odiar al malvado Hitler, sin entender que todo eso Bryan Singer ya lo da por establecido, porque no en balde se supone que la gente ha visto pelis tan variopintas como (recito de memoria, me faltan y sobran a destajo) "La lista de Schindler", "El tambor", "Los falsificadores", "Mefisto", "La caja de música", "Cuando los violines dejaron de sonar", "El pupilo", "Los niños del Brasil" y un largo etcétera donde nos han mostrado la locura/demencia/criminalidad/sociopatía de los nazis en los más variados contextos (incluso el propio Singer se sumó en la secuencia inicial de "X-Men"). Con una breve escena inicial de Tom Cruise escribiendo un diario, se nos da a entender que hay alemanes que odian a Hitler y van a hacer lo imposible por deshacerse de él. Luego, puede empezar la acción. Acción que Bryan Singer maneja al dedillo. Y es que oigan, sacarle suspenso del bueno a una escena tan miserable como la entrega de una puñetera caja de Countreau tiene su mérito, no me digan que no. Todo el resto incluye la planificación del atentado, con nada sobreexplicado y diálogos ágiles que, hay que estar atentos para no perderse de qué va el asunto, y luego el atentado mismo. Que Singer te mantenga pegado a la butaca con ese esquema dos horas, aún sabiendo que todos nosotros sabemos que el complot está destinado al fracaso (se supone que es una peli histórica, no una ucronía de tipo "what if...?"), sin concesiones a la ñoñería pseudofilosófica, es todo un mérito. Le saca también buen partido a la ambientación Tercer Reich, creando espectacularidad a través de los ingredientes nazistoides varios de toda la vida: espíritu militarista, uniformes, soldados en formación o marchando disciplinaditos, frasecitas en alemán en las fachadas de los edificios, iconografía nazi varia... ¡Ah! Y consigue todo esto a punta de puro suspenso, sin explosiones, tiroteos o persecusiones en auto (bueno, un poco de todo esto al final, lógico, si ya es la hora de la acción, pero no tanto que esto se transforme en una bruckheimeríada al uso). ¿Cine palomitero, entonces? Indiscutiblemente, y no más que eso (en particular por ese Tom Cruise que parece el Ethan Hunt de "Misión Imposible", el One-Man Army himself ahora en la Segunda Guerra Mundial). Pero cine palomitero de alturas, del que te tensa y no lamentas haber gastado el dinero de la entrada ni mucho menos. Por eso, me pregunto las razones de por qué tanta gente le tomó inquina a esta peli. ¿Quizás porque esperaban algo más, una epifanía histórica o algo así? Puede ser, vaya uno a saber. O a lo mejor simplemente porque es una de... ¡¡¡TOM!!! (sí, yo también lo detesto, pero disfruté la peli igual, créanme).

-- Aparte de todo esto, el elenco está de lo más bien. A pesar de que en principio es una peli para el lucimiento de... ¡¡¡TOM!!! ...la verdad es que el resto se las arregla de lo más bien (y Bryan Singer debe haberle puesto un poco de mala leche tratando de contener las ansias incontenibles de protagonismo de... ¡¡¡TOM!!!). La verdadera coestrella acá es Bill Nighy, ilustre actor que se ha robado fotogramas en "Realmente amor", "Inframundo", "Piratas del Caribe: El cofre de la muerte" y su olvidable secuela, y "Escándalo", y que aquí interpreta aquí al reverso del heroico ¡¡¡TOM!!!, un oficialete timorato y cágomenmipantalones que, curiosamente, se hace simpático porque en realidad es probable que nos parezcamos más a él que al estatuario y paralaposteridad ¡¡¡TOM!!! (¿ustedes no estarían también medio muertos de miedo si tuvieran que habérselas con Hitler himself?). Terence Stamp y Kenneth Branagh hacen breves pero memorables secundarios, el primero como un político mezcla de idealismo político con un crudo sentido mesiánico (el suyo propio, claro está), mientras que el segundo interpreta a un militar de alta graduación metido en el ajo y que se la suda bien sudada tratando de cubrir sus huellas cuando algo sale mal. Y Carice Van Houten se defiende bien en su brevísimo rol secundario como esposa de ¡¡¡TOM!!!

-- Un aspecto interesante de esta peli, es que funciona por el momento histórico exacto en que fue lanzada. Un año antes o un año después, quizás hubiera sido un fracaso. Veamos. La historia se trata de un régimen que en nombre de la "salud pública" o como lo quieran llamar, crea una tiranía, y se trata también de algunos "hombres buenos" que, asqueados por esto, le plantan cara a un tirano para que después la Historia diga "no todos eran malos". ¿No suena como a algo que hubiera dicho un orgulloso antiBush en 2008, en vísperas del triunfo de Barack Obama? En el período 2001-2008, o al menos antes de Katrina y desde luego que antes de la debacle Subprime, si un estadounidense se pronunciaba contra George W. Bush y lo criticaba, le llovían los epítetos de "antipatriota", "antiamericano", "enemigo de la democracia" y otras lindezas, y a ver si tenía suerte de que no lo quemaran en efigie, o peor aún, lo lincharan. George W. Bush, lo he dicho siempre en este blog y ahora lo reafirmo, es el Hitler de América, porque: 1.- Ambos fueron déspotas que cortaron los derechos civiles de su población; 2.- Ambos se creían superiores al resto de la población porque una fuerza externa a ellos los había elegido sin méritos para ello (Bush por Dios, Hitler por el Destino o la Historia); 3.- Ambos iniciaron sendas guerras en defensa de sus ideales antidemocráticos; 4.- Ambos engañaron a la población contando sendas mentiras de sus enemigos; 5.- Ambos atacaron a sus enemigos no con un elevado y democrático debate intelectual, sino con métodos gangsteriles para acallar violentamente a sus enemigos (Hitler más que Bush, pero si le hubieran dado la oportunidad al yanki...). La oposición contra Hitler, en esta peli, puede ser vista como un trasunto inconsciente de la oposición contra Bush, con una diferencia: los germanos antiHitler la tenían mucho más cruda que los yankis antiBush para oponerse a sus respectivas tiranías. A muchos yankis de pro debería caérseles la cara de vergüenza que hubo gente que resistió a Hitler en las sombras, por las razones que fueran, pero resistieron, mientras que ellos mismos se encargaron de perseguir a todo enemigo de Bush porque sí, porque era antipatriota. No muchos yankis pueden decir hoy en día con propiedad que "nosotros no éramos como ellos" y "nosotros sí resistimos a Bush", y eso que la tenían más fácil (podía írseles la libertad, pero no la vida en eso). Lo más probable es que esta sincronía de la peli con la realidad histórica de un Estados Unidos saliendo de la pesadilla bushesca y tratando de encontrar un camino obámico más justo y bueno, sea algo absolutamente casual. Pero no es menos cierto que toda peli tiende a traslucir su propia realidad histórica y Weltanschaaung, aunque sea de manera inconsciente, y es poco probable que "Operación Valkiria" (palomitera traducción del título original) se haya escapado a tal influjo.

IDEAL PARA: Ver un gran thriller de acción ambientado en la Alemania nazi.

ENLACES.

-- (Ir a la página) Entrada en IMDb.
-- (Ir a la página) Artículo de la Wikipedia en inglés.
-- (Ir a la página) Comentario en Blog de Cine.
-- (Ir a la página) Comentario en CineCineCine.
-- (Ir a la página) Comentario en MyCine.
-- (Ir a la página) Comentario en Cinematografia.cl.
-- (Ir a la página) Comentario en Sobredosis de Cine.
-- (Ir a la página) Comentario en Listín Diario.
-- (Ir a la página) Comentario en Niebla de Guerra.
-- (Ir a la página) Comentario en Cine Visiones.
-- (Ir a la página) Comentario en SVNNA.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].



4 comentarios:

Nico Albo dijo...

A mi tampoco me cabe mucho ¡¡TOM!!, pero no se puede negar que tiene un par de clásicos. A mi la primera de MI me encanto. Claro que era un jopende de ¿Cuanto? ¿17 años? No me acuerdo en que año salió esa peli, pero si no estaba terminando el secundario, estaba en primero de la facultad.

General Gato dijo...

A Tom... er... perdón, a ¡¡¡TOM!!! no se le puede negar su excelente olfato para meterse en proyectos, y aunque por lo general sobreactuado y narcisista, su sabia elección de realizaciones y directores le ha construído un peazo carrera, oiga usté.

En cuanto a "Misión Imposible", creo que mucha gente le agarró bronca, aparte de por ¡¡¡TOM!!!, claro, porque no se parecía mucho a la serie televisiva original (¡leñe, si no se parecía nada!). Pero si se olvida la referencia y se la toma como una peli de espías por sí misma en vez de como una adaptación de otra fuente, es un trepidante thriller de acción que consigue eso que debe tener todo thriller de acción, o sea, mantenerte sentado al borde del asiento. No es poco, en realidad.

Martín dijo...

La de ¡¡¡TOM!!! que me encanta es "Cuestión de Honor", en la que encuentro que hasta actúa bien...
Centrándome en lo principal, esta película la vi bastante después de su estreno (ante la insistencia de un amigo), y me sorprendió porque pensé que era un lucimiento más de ¡¡¡TOM!!!, pero me encontré con una buena película de acción, y que a pesar de saber cómo acababa, me mantuvo sentado de principio a fin.
PD: les sigo la corriente porque en mi casa no es Tom cruise, es...¡¡¡TOM!!! (jajaja)

General Gato dijo...

"Cuestión de honor" ya recibió su comentario pertinente en Cine 9009. En cuanto a ésta, no desmerece en nada a la versión europea del cuento ("Operación Valkiria del 2004), lo que ya es decir.

Seguidores