jueves, 29 de noviembre de 2007

"La huída" (2007).


-- "Shoot 'Em Up". Estados Unidos. Año 2007.
-- Dirección: Michael Davis.
-- Actuación: Clive Owen, Paul Giamatti, Monica Bellucci, Stephen McHattie, Greg Bryk, Daniel Pilon, Sidney Mende-Gibson, Lucas Mende-Gibson, Kaylyn Yellowlees, Ramona Pringle.
-- Guión: Michael Davis.
-- Banda Sonora: Paul Haslinger.

-- "La huída" en IMDb.
-- "La huída" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Un tipo con aspecto de métete la sociedad por el culo, está sentado en un paradero. De pronto pasa una madre embarazada corriendo. OK, lo consideramos un dato... Pasan algunos pistoleros detrás. OK, puede ser... Pero empiezan los gritos y los tiros, y pues bien, nuestro tipo con aspecto de métete la sociedad por el culo sale ahora en plan métete la pistola por el culo. Porque la chica embarazada, ahora flamante parturienta, está en la mira de los asesinos. Nuestro buen samaritano se deshace de unos cuantos bangabanes, al tiempo que corta el cordón umbilical con modales que harían cagarse sobre sus textos de estudio a una matrona regular, y... Bueh, al final la chica muere, nuestro buen chico se queda con el bebé, los asesinos dale con tratar de matarlo, infelices, y no teniendo a quien recurrir, el buen samaritano trata de endilgárselo a una prosti que vende su leche a degenerados que quieran pagar para consumirla en pañales, en vez de a un lindo gatito que se dedica a postear para ustedes desde Cine 9009... Es una de tío bueno contra tíos malos tiroteándose a gusto, ¿necesito seguir?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Supongo que sucedió así. Presionados por el entorno multimedia actual a hacer pelis cada vez más chulas, y por ende a prescindir del argumento en pos de los FXs, las pelis de acción salen cada vez más anémicas de contenido. O sea, en la actualidad pelis denostadas en su tiempo como el colmo de la gratuidad, como "Comando" o "Fuerza Delta", lucen hoy en día como verdaderas catedrales del buen gusto guionístico al lado de cosas como, ejem... No, no quiero acordarme (bueh, era bonita, era estética, pero... ¡"300"! OK, lo dije). Así, pues, alguien tuvo la gran idea de ¿por qué no saltarse de una buena vez todo eso que se refiere al contenido, y vamos a la esencia misma del cine de acción, a la carnaza pura y dura? Nada de desarrollo de personajes, nada de grandes diálogos, nada de credibilidad. Ponemos a un bebé recién nacido, que bien podría apellidarse McGuffin, de un lado ponemos al chico bueno para tirar a matar y a la chica buena para tirar en el otro sentido posible del término, y del otro ponemos a un montón de matones anónimos, y como para que la cosa termine alguna vez, ponemos a un par de malos malosos más relevantes para que cuando se mueran, la escabechina se acabe. La traducción del título al hispanoamericano es una mierda, pero el título original en inglés lo dice todo: "Dispárenles".

¿POR QUÉ VERLA?

-- Es divertidísima. O sea, si andan buscando una película densa sobre los misterios filosóficos del metadiscurso postmoderno del lenguaje, pierden su tiempo aquí. Como dije, en esta peli el argumento es tan básico, que bien podría funcionar como manual de instrucciones para cualquier peli de acción (el bueno aquí, el malo allá, las balas así...). Pero como la peli se asume desde el comienzo como tal, no hay pérdida. No es una peli con pretensiones de gran evento, que al final termine en una trama de acción plana y banal, sino desde el principio una película plana y banal. Tanta honestidad brutal la hace muy simpática, mucho más simpática que el promedio. Al menos, no trata de engañar a nadie. No es lo mismo que podría decir de "Transformers"...

-- Mil veces visto, pero no por eso menos divertido. Acción + Hard Rock. Ecuación ganadora allí donde la vean. Hay que ver a Clive Owen agujereando dianas de práctica con patas, encima de una correa industrial, con "Ace of Spades" de Motörhead de fondo (digan lo que quieran de Metallica, pero Motörhead patea el culo de Hetfield y compañía). El resto de la banda sonora incluye la brutalidad made in Strapping Young Lad, el EMO quieroynopuedo de My Chemical Romance, más Hard Rock del bueno con AC/DC... Lo sé, lo sé, lo sé, mil veces visto. Pero no siempre con la misma gracia como aquí. En las otras es para darle glamour a una historia. Aquí es glamour por el glamour, y se acabó.

-- Aunque querían renegar del todo de la trama, y reducirla a una pura cuestión de dispara usted o disparo yo, en definitiva la conspiración para eliminar al niño es bizarra a más no poder. Sí, hay conspiración. Hay política involucrada. Hay armas de por medio. Y todo, relacionado con un puto niño recién parido. ¿Dónde está la conexión...? ¡AAAAAAHHHHHH...! Vean la peli para enterarse, que quién soy yo para reventar los finales (bueno, reventé el de "Viaje a las Estrellas V" y alguno que otro más, pero ése fue por el bien de sus cansados ojos, pequeñuelos).

-- Cada vez queremos más a Clive Owen, qué joer... El Rey Arturo de "El Rey Arturo" y el nuevo José de "Niños de los hombres" (caray, ¿no hay un parecido argumental en eso de Clive Owen protegiendo un baby?) está de regreso, y bien en su punto. A pesar de que su personaje se apellida Smith, y algo se insinúa sobre su trasfondo, éste es simplemente irrelevante (además, nunca se aclara del todo), y esto lo emparenta de lo más bien con los innumerables Pistoleros Sin Nombre que han pupulado desde Clint Eastwood en adelante (además, tiene harto de la mala leche de Eastwood). Podría parecer que Paul Giamatti como villano es un miscasting, pero al igual que Owen, nunca comete el error de tomarse esto en serio, se divierte sobreactuando descaradamente, y sin estar tan grande como en otras partes ("Entre copas", "La dama en el agua", "El ilusionista"...), es un digno rival "deben matarme para terminar la peli, MUAHAHAHAHÁ". Y Monica Bellucci es... Bueno, es Monica Bellucci, hay dos estupendas razones para contratar a esta cuarent... perdón, a esta dama del cine (Francis Ford Coppola lo tenía claro: le dio empleo como ramera de Satanás con los estromatolitos al aire en "Drácula").

IDEAL PARA: Ver una de acción bien echado hacia atrás en el sillón.

No hay comentarios.:

Seguidores