11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

jueves, 12 de mayo de 2011

"Nacho Libre" (2006).


-- "Nacho Libre" (título original), "Super Nacho" (título en España). Alemania (¡¡!!) / Estados Unidos. Año 2006.
-- Dirección: Jared Hess.
-- Actuación: Jack Black, Ana de la Reguera, Héctor Jiménez, Darius Rose, Moises Arias, Carlos Maycotte, Richard Montoya, Cesar Gonzalez, Rafael Montalvo, Julio Sandoval, Ventura 'Tigre Hispano' Lahoz, Felipe Jesus 'Terror Chino' Hernandez, Enrique Muñoz, Carla Jimenez, Agustin 'Rigo' Rey.
-- Guión: Jared Hess, Jerusha Hess, Mike White.
-- Banda Sonora: Danny Elfman.

-- "Nacho Libre" en IMDb.
-- "Nacho Libre" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En algún lugar indeterminado de ese gran territorio al Sur del Río Grand... er... perdón, del Río Bravo que es México, hay un orfanato regentado por la Iglesia Católica. Y dentro de ese orfanato hay pecado, mucho pecado. No, no me refiero a que los curas sean pederastas o algo así. Me refiero al mortal pecado de la avaricia, eso que hace a Nacho (en castellano en el original) tener que obrar el milagro de la multiplicación de las monedas para que haya ingredientes en la cocina, y poder darle de comer a sus huerfanitos. Bueno, lo que pasa es que Nacho es el clásico chico bueno que al inicio de la peli es puteado por sus jefes. O sea, está sumido en un empleo de mierda, se conmueve con los huerfanitos y no puede hacer nada por ellos, sueña algún día con salirse de su vida... Las cosas están siempre al ritmo de la rueda, hasta que aparece la Hermana Encarnación (también en castellano), que está como para quebrar los votos de celibato (¿qué hace a una chica tan linda meterse a monja? O sea, aparte de las necesidades del guión, claro). La Hermana Encarnación está para darle lecciones a los chicos como profesora, pero ya quiere Nacho que se den lecciones mutuamente en el salón de clases de cuatro perillas, y... Un día, Nacho tiene la idea célebre. Se hará luchador. Y con el dinero que obtenga luchando, comprará más y mejores alimentos para los huérfanos, que por fin van a tener una alimentación tipo Segundo Mundo (no Primer Mundo, si no es para pasarse tampoco). Para estos menesteres, se consigue la ayuda de un ladronzuelo devenido en amigo suyo (o como hacerla hoy mal y mañana peor...), y que con el nombre de Esqueleto (en castellano en el original también), le acompañará en el noble arte de recibir palizas en el ring. Acólito de día y luchador de noche, Nacho tendrá ahora su agenda muy ocupada, y cual Clark Kent, deberá esconderle a Encarnación lo que verdaderamente está haciendo... y al resto del monasterio... Y todo eso mientras va de derrota en derrota, hasta tener su gran oportunidad contra nada menos que... ¡¡¡RAMSÉS!!! (¡No, hombre, no el Faraón de Egipto, sino un luchador que se hace llamar como...! Agh, ya me entienden, para qué insisto).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Pobres mexicanotes. Hubo una época en que podían lucir orgullosos toda una civilización refinada y autosuficiente: olmecas, zapotecas, mixtecas, toltecas, aztecas, chiletecas, ponchotecas, charrotecas... Y luego vinieron los oscuros años ezpañoleh, y luego los oligarcas republicanos, y luego el PRI... Y así fue como México, antaño orgullosa cultura con un arte y arquitectura distintivos, se transformó en el objeto de irrisión mundial, con esos chistes de charros durmiendo la siesta bajo sus enormes sombreros y cosas así. Bueno, también está Octavio Paz, orgulloso reivindicador de la herencia autóctona mexicana, pero ¿quién diablos lo lee? O sea, se lo cita, se lo defiende, pero... ¿alguien en serio lo lee, fuera de México por supuesto...? Claro, es que cuando eres un aristócrata viejo y refinado, y al lado de tu mansión llega a instalársete un new rich con modales de gimnasio, como el Tío Sam, pues bien... Pero los mexicanos no se quedaron quietos en sus laureles. Y con esa gran capacidad de asimilación que poseen los mexicanos para darle su orgulloso toque propio a todo lo foráneo que venga (ya saben, Superman devenido en el Chapulín Colorado, y de esos esqueletitos en el autobús mexicanote de "Harry Potter y el prisionero de Azkabán" ya ni hablamos...), tomaron la apolínea y neoclásica lucha libre de toda la vida, y la convirtieron en un producto típicamente mexicanote, con regusto local... Algo fácilmente agarrable en el extranjero y transformable en un producto digno de sátira por su colorido local. Era cuestión de tiempo. Y en 2006 se produjo el fenómeno. Se llama "Nacho Libre". La que aquí comentamos.

¿POR QUÉ VERLA?

-- No me meteré en el espinoso tema de si es una peli racista, xenófoba, o etcétera. Por supuesto que cualquier peli yanketa de pro que se ambienta en otra región del mundo con su propio colorido local, hace devenir la tradición presentada en mero souvenir para la ignorancia del yanki promedio. Pero yo no sé qué se esperaban. Eso es lo que los yankis han hecho toda la vida. Y lo seguirán haciendo. Peor para ellos si son tan cretinos. Vale que son los amos del mundo, pero ya sabemos que su sistema educativo es cada vez más una mierda, y si siguen al pie del cañón es por la afluencia extranjera (y luego quieren echar a los ilegales... ¿quién les va a limpiar los retretes, entonces? ¿Sus propios hijos...?). O sea, tenemos una peli que podría ser xenófoba o no. Pero por otra parte, no se advierte (aparte de la payasización de elementos que de por sí son payasos, y no me vengan que la lucha libre mexicana no lo sea) una intención clara de denigrar a los mexicanos. Al menos el héroe es tan mexicano como el resto de la parroquia, y no un chulomijo yanki metido en donde no le importan, yendo a salvar al mundo para que los nativos ungabunga le recen después, agradecidos (y le dejen apoderarse de todo su oro, que por supuesto no irá a dar a un museo después).

-- Funciona como una comedia sin pretensiones. El argumento es el de toda la vida. El chico bueno está en la base de la pirámide social, el chico bueno se enamora, el chico bueno lucha por cambiar el orden social establecido. Bueno, en este caso ese cambio se limita a comprarle trastos decentes a los huérfanos, pero es un cambio para bien a fin de cuentas. El mecanismo elegido es al estilo Rocky. De hecho, la peli tiene casi la misma estructura de "Rocky", con el perdedor de toda la vida que trata de conquistar a la chica (que en este caso no es la buena actriz, pero deslavada de físico, Talia Shire, sino la más vistosa Ana de la Reguera), con la correspondiente escena de fracaso y retirada hasta que le convencen para volver, etcétera (por ley, la parte más aburrida de toda comedia, que aquí es obedecida a rajatabla), y con un duelo final en el cual el underdog tendrá su oportunidad de medirse contra el malo de turno, que aquí no es Apollo sino Ramsés. ¡Si al final sólo faltaba el "Encarnacioooooón" a falta de "Adriaaaaaan"! Y de la comparación se resiente su poco. Pero la peli no trata de rizar el rizo, toma el esquema de toda la vida, y lo adapta a la lucha libre mexicana. Y haciendo de necesidad virtud, esta falta de pretensiones le adjudica varios enteros.

-- Esta peli no sería lo que es sin Jack Black. Personalmente siempre lo he considerado un poco sobrevalorado como comediante, interpretando siempre al personaje que trata de dárselas, y al final resulta que se las podía dar por su superior temple moral, etcétera. Pero en esta peli está como corresponde. Bueno, cuando le atizan a palos es divertido porque es Jack Black, y tan pesadote es en plan "soy el bueno" que, qué bueno lo aticen. Pero sus motivaciones son nobles y cuando consigue bajarse del pedestal, está bien. Le creemos como luchador. Y con eso basta. De hecho, el resto del elenco (incluyendo el bellísimo jarrón chino que es Ana de la Reguera) están prácticamente de adorno.

-- Escenas memorables. Jack Black recibiendo dinero por ser apaleado. La secuencia de la fiesta (con acoso sexual y rancheras incluidas). Y por supuesto, la pelea final, en la que queremos ver ganar a Nacho porque Ramsés es básicamente un jodepú.

IDEAL PARA: Ver una divertida e irresponsable comedia folclórica.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].

5 comentarios:

El Bueno de Cuttlas dijo...

Me has devuelto las ganas de ver esta película, en su día tuve intención de hacerlo pero algunas malas críticas en la prensa me detuvieron (y eso que yo soy partidario de dejar las críticas a un lado y guiarse por el instinto). Ver a Jack Black enfundado en uno de esos surrealistas trajes de pelea mejicana me llama poderosamente la atención. Un saludo

General Gato dijo...

Pues lo mismo me pasó a mí, que la vine a ver su tiempo después (años después, en realidad) en el cable. No sé si es una peli que le va a gustar a todo el mundo, pero sí es una peli que trata de ser una comedia diferente, y eso siempre se agradece. Saludos.

Fidel Castro Ruz dijo...

Bueno la vi por que a mi me gustaban las peliculas del santo pues esta ni mala ni buen para pasar el rato nada mas.

General Gato dijo...

De acuerdo, pero la verdad, no me quejo por eso. A veces dan ganas de echarse en la camita y ver algo ligerito y entretenido para conciliar el sueño con una sonrisa, y en eso, esta peli cumple con creces. No es poco, creo yo.

Erika Escobedo González dijo...

Me encanta la forma de actuar de Jack Black, siempre logra darle un toque personal y distinguido a cada papel que hace, en Nacho Libre me encanta, recientemente estrenó la serie "The Blink" donde él es protagonista, y me hace reír mucho, es una serie que vale la pena.

Seguidores