11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

martes, 15 de julio de 2008

"Chicas pesadas" (2004).


-- "Mean Girls". Estados Unidos. Año 2004.
-- Dirección: Mark Waters.
-- Actuación: Lindsay Lohan, Rachel McAdams, Tina Fey, Tim Meadows, Amy Poehler, Ana Gasteyer, Lacey Chabert, Amanda Seyfried, Lizzy Caplan, Daniel Franzese, Neil Flynn, Jonathan Bennett, Rajiv Surendra, Elana Shilling, Graham Kartna.
-- Guión: Tina Fey, libremente inspirada en el libro de investigación "Queen Bees and Wannabies" (traducción libre: "Reinas abejas y pretendientes"), de Rosalind Wiseman.
-- Banda Sonora: Rolfe Kent.

-- "Chicas pesadas" en IMDb.
-- "Chicas pesadas" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

De jungla a jungla: una linda y neumática chica va por primera vez al colegio, cuando es una adolescente con las hormonas bien revueltas. Como es previsible, no está vacunada contra la vida social propia de todo colegio (ya sabes, gente que trata de pasarte por encima simplemente porque sí, porque pueden y eso las hace sentir bien...). Llega, y todo el mundo la mira con cara de pocos amigos. Hasta que de pronto, un par de renegados del sistema (ya sabemos, chica blackie y chico rarito) deciden cooptarla y transformarla en una perdedora tan perdedora como ellos. Pero la maniobra les sale mal, porque las "plásticas" (sí, los '60s no han muerto, todavía...) hacen su entrada en escena, y al descubrir carne fresca, se le echarán encima. Nuestra joven Tarzana descubre entonces que la Escuela puede ser un lugar muy darwiniano, de lucha o huye, de sobrevive o extínguete. Un lugar en el cual las chicas pesadas pueden echar a correr rumores y aniquilar reputaciones íntegras. Un lugar en el cual los profesores están por completo ignorantes de lo que pasa (cuando no están echándose a alguna alumna). Un lugar en el cual, cualquier costo es poco frente a ganar éxito y reputación. La guerra va a comenzar, y nuestra protagonista descubrirá no sólo que está luchando contra un grupo de desgraciadas aprovechándose de su posición social para hundir miserablemente a los demás, sino también contra ella misma y sus propias tácticas de aniquilación...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

El matonaje, el bullying, el querer imponerse sobre los más débiles, es una constante de la raza humana, a despecho de los ingenuotes bienpensantes que se hacen lavativas bucales con eso de que los seres humanos son hermanos, el hombre es bueno por naturaleza y la sociedad lo malversa y corrompe... Pero antes, las cosas eran más ordenadas. Había un lugar para cada hombre, y cada hombre estaba en su lugar. Si te tocaba un mal lugar en la sociedad, pues a aguantarse, y si las cosas se ponen duras, pues a incendiar barricadas y a desatar el 1848. Todo eso cambió con la democracia, en particular durante el siglo XX, porque se impuso la idea de que todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos. Lo nocivo de esta idea queda bien en claro cuando nos damos cuenta de que llegamos a la reductio ad absurdum de que un blog que dice "UUUAAAAAÁ buena peli la kagó la recomiendo superharto la vi con mi mina jajajá super guena veanla" tiene el mismo valor que los razonados y bien ponderados argumentos de Cine 9009. De esta manera, cuando la aspiración de iguales derechos (iguales derechos no a ser tratados iguales, sino a poder pasar por encima de otros en la jerarquía darwiniana de la sociedad) chocó con la inevitable realidad de que hay muchos que son demasiado indecentes para sustentar su propia igualdad, surgió el fenómeno de los wannabies, de los "quiero y no puedo", de los que quieren ser comentaristas de cine igual que General Gato, y no pueden porque no tienen ni el intelecto ni la dieta de Whiskas para ello. Ya ven: la culpa no es de los matones del Colegio. La culpa es de los cretinos que no quieren dejarse matonear. Si no tienes cómo enfrentarlos, well, no way man, sigue tu camino, cultiva tu propio interior, y ya verás como esos desgraciados terminan por desaparecer. No te transformes en otro patético wannabe tratando de subir videos a YouTube o posteando patéticas imágenes tuyas en pelotas en Fotolog. Es un consejo de tu amigo el General Gato.

¿POR QUÉ VERLA?

-- La peli tuvo una buena inspiración. Se basó, o inspiró más bien, en una obra sobre el bullying escolar (no una novela, sino un estudio de no ficción), y fue llevada al cine por la gente de Saturday Night Live, lo que en general es sinónimo de calidad (y echemos un vistazo a la gente que ha salido de SNL: Eddie Murphy, Chevy Chase, Steve Martin, Bill Murray, Mike Meyers...). Bueh, en realidad no es un proyecto de SNL, pero es como si lo fuera, porque fue impulsado por Tina Fey (SNL), quien invitó a tres o cuatro de sus compinches a actuaciones secundarias y destacadas. Luego invitaron a una dupleta salida de "Viernes de locos", el director Mark Waters ("Como si fuera cierto", "Las crónicas de Spiderwick") y la prota Lindsay Lohan. La peli consigue así mantener un estupendo equilibrio entre lo peliagudo del tema, y la comedia.

-- Lindsay Lohan. Sí, aunque no lo crean, hubo una época en que la actual Miss Coma Etílico era una joven, promisoria y ascendente estrella, que tentó un asalto más o menos infructuoso al mundo de la música con un olvidable disco dance dizqueBritney, y además trataba de hacerse un lugar en el mundo del cine con cosas como "Viernes de locos" o "Herbie recargado". En esta peli, brilla en forma especial: es joven y aún no está intoxicada por los centílitros de alcohol, y consigue la combinación mórbida de chica inocentona con cuero de escándalo, además de actuar de una manera bastante aceptable y mostrar que tiene talento para la comedia. Si tan solo no se hubiera después inoculado una pipeta de aguardiente a la vena...

-- El resto de las actuaciones están bien. La villana principal viene interpretada por Rachel McAdams, y el rol le sale de lo más bien, confirmando aquello de que una historia es tan buena como lo sea su principal villano, aunque para eso tengamos que hacer caso omiso de que, surrealísticamente, esta alumna de secundaria estaba interpretada por una actriz de 28 años (Lindsay Lohan, por su parte, tenía 18). Sus amiguetas Amanda Seyfriend y Lacey Chabert tienen también su cuota de morbo. Como aquí lo que mandan son las chicas, para identificación de ellas y deleite de ellos, los actores masculinos están casi de sobra, y con la excepción de Tim Meadows (SNL, ¿recuerdan?), difícilmente pasarán a la historia por sus roles en esta peli. Mención especial merece Tina Fey como la profe dura-pero-paciente, pequeño saltamontes, aunque el asunto pierde un poco de mérito si se considera que el guión lo escribió ella, la peli la produjo ella, y se reservó por supuesto el mejor papel secundario, dándole un relieve quizás demasiado alto, considerando que la prota no es ella sino Lindsay Lohan (no nos interesaba saber, por ejemplo, que la profe estaba divorciada, y ya no digamos la manera en que después del caos, ella salva el día...).

-- ¿Cumple como comedia? En general, sí. Salvando algunas contradicciones bastante obvias, como que por ejemplo el que la prota venga de la jungla es casi un pretexto porque nunca la vemos usar habilidades propias de la supervivencia allá, es una peli ágil, con ritmo, que a pesar de ciertos aires pretenciosos se deja ver con liviandad. Y es que entre Mark Waters y Lindsay Lohan se las arreglan de lo más bien para saltar los baches tipo "está bueno de comedia adolescente, ahora hagamos algo un poco más profundo" que impone el guión. O sea, a pesar de cierta intención moralizante (a ratos, la historia de "decadencia y caída de un nerd exitoso" recuerda a pelis tipo "Travesuras de un hombre lobo quinceañero"), pesa más la historia que la moralina, y eso es divertido. Bien por ellos.

IDEAL PARA: Ver distendidamente un día en la tarde, un día cualquiera, riéndose y babeando su poco.

OTRAS PÁGINAS SOBRE "CHICAS PESADAS"

-- (Ir a la página). Comentarios varios en Bazuca.com.
-- (Ir a la página). Comentario en CinEncanto.

VIDEOS.

-- Trailer de esta peli [en inglés, sin subtítulos].



-- El bailecito de Navidad [en inglés, sin subtítulos, ni falta que hacen].

3 comentarios:

ayaxsoul dijo...

solo quería comentar algo que no tiene nada que ver con la película pero... que lomazo de escándalo tenia la Lohan en ese tiempo por dios!!!, lastima que en estas fechas la pobre sirva como imagen universal del "despues de las drogas", mejor la recuerdo como fruto prohibido de cabellera centelleante de los mid-00's que fue... jejeje...

General Gato dijo...

En esos años Lindsay Lohan estaba como quería, y además tenía talento actoral, una lástima que todo eso se lo haya fusilado después. Aunque tampoco olvidemos que las plásticas estaban comandadas por una entonces casi desconocida Rachel McAdams, y entre sus underlings estaba Amanda Seyfried...

Vale Loza dijo...

Dentro de este elenco también esta Lizzy Caplan quien me parece que despuntó su carrera profesional. Actualmente podemos verla en Master of Sex. Esta serie, Master of Sex es una producción que ya se ha consolidado, pues actualmente se encuentra en su cuarta temporada, desde mi punto de vista, la serie tiene un elenco que ha madurado a la par con los episodios, actores que después de su aparición se han consolidado entre ellos, Lizzy Caplan, Michael Sheen, Caitlin Fitzgerald, Teddy Sears entre otros. Ambientada en los años 50, me parece que el diseño de producción es bastante acertado y el argumento por supuesto un punto clave del éxito de la serie, una adaptación libre del libro de Thomas Maier.

Seguidores