11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 12 de agosto de 2007

"Transformers" (2007).


-- "Transformers". Estados Unidos. Año 2007.
-- Dirección: Michael Bay.
-- Actuación: Shia LaBeouf, Megan Fox, Josh Duhamel, Tyrese Gibson, Rachael Taylor, Anthony Anderson, Jon Voight, John Turturro, Michael O'Neill, Kevin Dunn, Peter Cullen (voz de Optimus Prime), Julie Wight, Amaury Nolasco, Mark Ryan (voz de Bumblebee).
-- Guión: Roberto Orci y Alex Kurtzman, basados en una historia de éstos y de John Rogers.
-- Banda Sonora: Steve Jablonsky.

-- "Transformers" en IMDb.
-- "Transformers" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Hace una chupatacienta de millones de años había una cosa con forma de cubo, y llamada creativamente "el Cubo" (¿en serioooooo...?). Como parte de una fulminante guerra estelar, el cubo terminó cayendo en medio de un lugar salvaje y primitivo, lleno de bolsas de carne llamadas "humanos". Una de estas bolsas de carne es un estudiante que, por una vez en la vida, no responde al prototipo de "loser", porque aunque no sea un rugbista del equipo de fútbol profesional de la escuela, se las arregla para sobrevivir mediante la boca más rápida de todo el oeste. En recompensa, su papito va a comprarle un automóvil. Y como suele suceder, con automóvil nuevo empieza a cambiarte la vida. Porque la chica linda que sale con el futbolista, ahora empieza a mirar con otros ojos a nuestro heroico bocazas. Y empiezan a pasar cosas. Como que, por ejemplo, el vehículo no es todo lo santo que debería ser (entre otras cosas se desaparece por las noches). Paralelamente, los boys del ejército de los Estados Unidos estacionados en Qatar (¿y quién los llamó?) son violentamente atacados por una fuerza hostil a su propia fuerza hostil, lo que pone al Gobierno de los Estados Unidos sobre la pista de una amenaza robótica sin precedentes contra la Humanidad (los boys del ejército yanki salvando al mundo, ¿dónde habré visto eso, en CNN...?). Una amenaza cuya clave podría radicar en el abuelito de nuestro prota upgradeado con el hardware Automóvil Conquista Chicas 1.0., y en la misteriosa leyenda del "hombre de hielo", que de alguna manera está a su vez relacionada con el dichoso cubo...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Se han hecho películas basadas en libros. En otras películas. En series de TV. En obras de teatro. En hechos reales. ¡Dios, hasta de videojuegos! Pero en los '80s se llegó hasta el extremo máximo de la chunguez, al hacer series de TV... ¡de líneas de juguete! Algunas de ellas eran presentables, como G.I.Joe, algunas eran malas, pero entretenidas, como He-Man, pero otras... ¿alguien recuerda la horrorosa serie de TV basada en el cubo de Rubik...? En medio de todo eso, la serie de TV de los Transformers brilla por derecho propio, aunque fuera por lo original de la idea para la época: robots antropomorfos que se transforman en toda clase de artefactos y cacharros listos para darse de tunazos unos con otros. Además, los "Transformers" tuvo también la inteligencia de usar capítulos "mitológicos", de trama, que exploraban distintos aspectos del universo narrado, algo inusual en una época caracterizada por las series de episodios autoconclusivos, en las cuales el orden de los episodios solía ser perfectamente intercambiable (léase "Inspector Gadget", por ejemplo). No es casualidad entonces que, por su riqueza visual y por saber explotar la mitología subsecuente, los Transformers se hicieran pronto de culto para toda una generación, sacando serie tras serie tras serie de TV. Hasta que el asunto cayó en las manos de Steven Spielberg, siempre con el olfato listo para oler donde está el dinero. Que Spielberg rodara una peli sobre los Transformers era, por descontado, una buena noticia, toda vez que aunque haya rodado cosas puñeteramente malas, no se puede decir de él que sus pelis sean aburridas (bueno, salvando "Hook" y "Amistad", por supuesto). Pero Spielberg, quien ya había hecho la gracia de renunciar a dirigir "La isla" y sugerir a Michael Bay para el proyecto (thanks for the fist, Spielbie), ahora como ejecutivo productor dijo que Bay iba a dirigir sí o sí la peli de los Transformers. Y así es como nos fue. Sin vaselina.

¿POR QUÉ VERLA?

-- El apartado visual. Es lo único medianamente interesante del filme. Los efectos especiales son todo lo buenos que puede hacerse con CGI en nuestros tiempos, y las transformaciones de los robots son, digámoslo de una, espectaculares. La mala noticia es que durante la primera mitad de la peli sólo vemos a tres robots (Bumblebee, el decepticon que ataca la base de Qatar, y la araña con malas pulgas), por lo que usted no disfrutará de este único elemento positivo de la peli hasta entrar en vereda para la segunda mitad. Porque el resto es horripilante en grado sumo. Michael Bay, insigne prófugo de la justicia cinéfila por crímenes contra la humanidad como "Armagedón" y "Pearl Harbor" (y "La isla" en menor medida, pero también), vuelve a hacer de las suyas con su estilo ramplón y faciloide (y facistoide, podríamos añadir). En Cine 9009 no somos culturetas que llevemos oro, incienso y mirra a los altares de San Kubrick o San Tarkovski y reneguemos de los herejes infieles paganos adoradores del cine comercial, pero por lo menos que ese cine comercial cumpla con un mínimo de creatividad; que recreen la sensación de "esto no lo he visto antes", aunque sea por supuesto un autoengaño, y en particular que no abusen groseramente de la suspensión de la incredulidad. Las actuaciones son espantosas, destacando especialmente por su nulo sex appeal la señorita Megan Fox poniendo cara de muñeca pepona toda la peli (con ese cuerpo de gimnasio que se gasta, hubiéramos esperado más de su presencia como "descanso del guerrero"), aunque el resto del elenco anda en términos similares; que el venerable Jon Voight ande en ésas es cosa que venimos viendo desde "Lara Croft: Tomb Raider", pobre hombre, pero ver al gran y único John Turturro haciendo el payaso como el hombre de gobierno más idiota desde Frank Drebin es un crimen (para que vean quien fue alguna vez Turturro en verdad, acudan a la injustamente olvidada "El dilema", o véanlo como prota de "Barton Fink"). En cuanto a la banda sonora, úsala como medicina contra el estreñimiento, verás que funciona. La trama es una acumulación de lugares comunes sin gracia: los milicos yankis son buenos, nobles y heroicos porque sí, el jovencito pretende a la chica que sale con el tipo del equipo de fútbol, el computín de turno suelta alguna perla supuestamente friki (aunque OKA, salvemos el momento en el cual reflexiona que el zarpazo en la pared debe haber sido hecho por Wolverine y no por Freddy Krueger, porque son tres cuchillas en vez de cuatro)... Y todo con un sentido del humor macarra que hace parecer a Will Smith y su chulería en "Yo, Robot" como un fino comediante inglés de situaciones. Y ya no digamos la solución final tipo ejército para el problema de la batalla sobreviniente: "escondamos el artefacto en la ciudad para que los malos no lo encuentren". Gran manera de proteger a la población civil, genios... Vale eso de que si vas a ver una peli palomitera, no esperes demasiado, y vale por aquellos slurpies que tuvieron que limpiarse las babas viendo a los robots de su infancia transformándose, pero es que la serie televisiva, por muy tosca que pudiera ser a veces, tenía un gran valor agregado que esta peli no tiene ni a cañonazos: se tomaba a sí misma lo suficientemente en serio como para que las peripecias de los personajes fueran interesantes. Michael Bay opta por (¿lo diré? Sí, lo diré) opta por CAGARSE en el concepto, y lo peor es que hay cretinos que defienden lo indefendible porque, después de todo, "es palomitera y salen robots"... Lo dicho, cualquier imbécil hoy por hoy saca un blog, hasta los defensores de esta birria. Afortunadamente estoy yo para cuidarlos, pequeñuelos...

IDEAL PARA: Ir corriendo al baño y defecar, antes de que hagan la segunda. ¡Porque seguro que hacen la segunda!

P.D. Desde ya pido nominación para Megan Fox como Peor Actriz en los Premios Razzies... ¡Ojalá que "gane"!

P.D.2. Sí hicieron la segunda: "Transformers: La venganza de los caídos".

P.D.3. Por "Transformers", Megan Fox se salvó. Pero para "Transformers: La venganza de los caídos" no hubo compasión, y se llevó una candidatura como Peor Actriz, y junto a Shia LePuf como Peor Pareja Fílmica.

2 comentarios:

ayaxsoul dijo...

Oh si totalmente de acuerdo... es que... mmm... fui a ver lo que me ofrecian: un pantallazo de proporciones biblicas y es ¿que historia coherente pueden tener unos muñequitos con los cuales algunos jugaron hasta el inevitable sacrificio mutilante de sus amiguines de plastico?(Transformers, gijoe's, etc...) creo que esa fue la premisa con la que Michael Bay empezo a construir su "Arte".
Me encanta lo detallada que es la transformacion del primer robotito que sale en la peli a lo "fijate bien porque no va a ocurrir mas", mmm... que mas?... Me encanto el no saber quien carajos era quien en las escenas de los porrazos... la mitica escena de la persecusion por la autopista con camiones llenos de gasolina estrategicamente colocados... comprobe que ya un bichejo CGI puede dar mejores actuaciones y ser mas entrañable que las mismas personas de carne y hueso (Sin ser un Wall-e, Bumblebee tiene su "mojo" jejeje)... con que mas me quedo?... lo gigantezcamente annoying que resulta Mr Lebouf?... bah... la vi en el cine... la gente aplaudio y tiro palomitas de lo satisfecha que quedo... mmm... yo tambien lo hice... me arrepiento?... han pasado 4 años y aun no lo se... jejeje

General Gato dijo...

La envidia me corroe por dentro y me está poniendo verdes los ojos. ¡Cómo hubiera querido disfrutar de Transformers como otras gentes, o siquiera haberla tolerado! Lo que me pregunto hasta el día de hoy es qué me llevó a ver la segunda. Aunque fuera en el cable. ¿La curiosidad...? Bueno, la curiosidad mató al gato.

Y sí, ahora que lo pienso bien... ¡Bumblebee actúa mejor que todo el resto del reparto! ¡Y el desgraciado es puro CGI!

En cuanto a Shia LaBeouf, ya es casi para tenerle miedo cuando se anuncia que va a actuar en algo. Sin perjuicio de que alguna peli suya hasta me ha gustado y todo, y otra incluso no la he visto, por lo que hablo más por opinión general que por otra cosa, se las ha arreglado para cargarse a Asimov ("Yo Robot"), a Hitchcock ("Paranoia"), a los Transformers, a Indiana Jones ("Indiana Jones y el Templo de la Calavera de Cristal"), ¡a Oliver Stone! ("Wall Street: El dinero nunca duerme"). Los anglosajones que tienen un nombre para todo lo friki que a uno se le ocurra, probablemente lo llamarían un caso de "blessed with suck"...

Seguidores