jueves, 16 de agosto de 2007

"Educando a Helen" (2004).


-- "Raising Helen" (título original en inglés), "Mamá a la fuerza" (título en España). Estados Unidos. Año 2004.
-- Dirección: Garry Marshall.
-- Actuación: Kate Hudson, John Corbett, Joan Cusack, Hayden Panettiere, Spencer Breslin, Abigail Breslin, Helen Mirren, Sakina Jaffrey, Kevin Kilner, Felicity Huffman, Sean O'Bryan, Amber Valletta, Ethan Brown, Michael Esparza, Katie Carr, Shakara Lelard, Jane Morris, Joseph Mazzello, Catherine Tayrien, Evan Sabara, Paris Hilton.
-- Guión: Jack Amiel y Michael Begler, basados en una historia de Patrick J. Clifton y Beth Rigazio.
-- Banda Sonora: John Debney y Mark Vogel.

-- "Educando a Helen" en IMDb.
-- "Educando a Helen" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Helen es una chica con toda la vida armada: tiene un empleo con planilla de pagos de cifra gorda, fiestea todo lo que quiere, no tiene pareja ni hijos... Sólo tiene a sus hermanas y a unos sobrinos estupendos para regalonear y por qué no decirlo, malcriar. Hasta que de pronto, todo se va al demonio. Le llega una llamada telefónica a la mitad de una animada reunión, y se entera de que su hermana, la de los sobrinitos, ha sufrido un accidente fatal, así como su padre. Viene, por supuesto, el correspondiente funeral y la recepción, en la que nuestra mimada Helen apenas hace algo, porque la otra hermana superviviente se hace cargo de todo, que para eso ella es la eficiente, la inteligente, la... (¿alguien te pidió que lo hicieras, chica lista?). Después de lo cual, viene la apertura del testamento. La verdad es que no sé cómo demonios es el sistema legal yanki, pero parece ser que, por lo esbozado en la película, los padres pueden disponer postmortem de sus retoños como si fueran cualquier otra mercancía. Y disponen que la custodia quedará a cargo no de la hermana lista, responsable y hágolotodoaunquenomepregunten, sino de nuestra rumbera y happy Helen. Por supuesto que la otra hermana revienta, porque... ¿Helen? ¿Esa floja, inmadura, irresponsable, esa, esa...? Pero Helen, para sorpresa de la hermana, decide aceptar el desafío, porque aunque no tiene puñetera idea de criar niños, es la voluntad de su hermana, la jovial y divertida (no como la que sobrevive, que es pesada y te pone gesto agrio por nada), así es que reunirá aliento vital y se lanzará a la empresa. Empresa que se revelará muy difícil, porque verán, acostumbrada a malcriar a sus sobrinos, ahora que debe ser firme y aprender a educarlos, no tiene idea de cómo, y claro, como los niños son pequeños escualos que muerden apenas huelen sangre, se aprovechan por todo lo alto de la situación. Ahora, nuestra adorable Helen no sólo tiene su empleo en riesgo, sino que además su estilo de vida está por irse al carajo... Eso, por no hablar de la constante mala leche de su hermana, que no trepidará en aplastarla psicológicamente para que renuncie a su caprichito y le deje A ELLA, a la que sabe, a la lista, hacer su trabajo. Thanks, sister...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En el mercado fílmico de las pelis románticas, Garry Marshall se ha hecho de un nombre con una delicada mixtura de comedia de situación con drama amable, nada que trate de arrancar demasiadas carcajadas sino una sonrisita, tarea mucho más simple la segunda que la primera, y que tiene el plus de no requerir el máximo de talento actoral para eso. Así, en el reino de la apuesta segura, Garry Marshall ha sido el hombre tras algunos pequeños clásicos palomiteros románticos como "Mujer bonita", "Frankie y Johnny" y "Novia fugitiva", además de lanzar la carrera de Anne Hathaway con "El diario de la princesa". En esta peli recurrió a la vieja fórmula del drama familiar aderezado con comedia, y reclutó para estos fines a Kate Hudson, actriz que tiene cierto carisma y simpatía, pero que nunca ha conseguido zafarse por completo de su condición de hija de Goldie Hawn, tanto en lo actoral como en lo noticioso (y es que se esfuerza tanto, la pobre)... El resultado es lo que se esperaría de la ecuación Marshall+Hawn: una peli amable que mezcla comedia y drama con una actriz que, digámoslo desde ya, no es Anne Hathaway ni Julia Roberts.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Es una típica peli de Kate Hudson. O sea, si te gusta Kate "como perder a un espectador en diez minutos" Hudson, está bien. Recordemos que se hizo de un nombre con su protagónico en "Casi famosos", y en aquellos días estaba convocada para proyectos tan disímiles como "Divorcio a la francesa" o "Cómo perder a un hombre en diez días". Eran sus días de fama y esplendor (de relativa fama y esplendor), y después de "Educando a Helen", éstos se fueron apagando progresivamente. Quizás, con un poco más de humildad...

-- El resto de la peli, ¿qué decir...? Técnicamente es buen cine. La historia está llevada con corrección y sin nada que chirríe. Pero tampoco tiene riesgo, ni ningún detalle verdaderamente creativo. Desde cierta perspectiva, es una cátedra sobre cómo contar bien una historia (que, eso sí, está bien contada); desde otra, es quizás demasiado adocenada, demasiado hecha para el gusto de masas que quieren ver un poco de drama, pero sin empaparse en exceso.

-- El juego de relaciones entre las tres hermanas está más que bien resuelto. Las hermanas aparecen cada una con su respectiva personalidad, sin caer en clichés ni amaneramientos. Uno de los resortes de la película es saber por qué demonios los padres de los tres chiquillos do diavlo eligieron a Helen como segunda mamá, en vez de a la más competente e inteligente hermana malvada, y la progresiva revelación de los verdaderos motivos para tomar una decisión como ésa, está resuelta con naturalismo y elegancia. En manos de cualquier otro director o guionista menos experimentado, hubiera derivado en un lagrimón de telefilme cutre. En ese sentido, sin ser una pieza de joyería en la descripción de personajes, la historia se defiende bien.

-- Para los fanáticos de "Héroes", la serie que provocó un terremoto televisivo de proporciones durante el 2007, digamos que actúa la carismática Hayden Panettiere, aún más jovencita si cabe, como la hija mayor de los tres sobrinos del demonio; no es un rol muy lucido, en realidad, y no sale del estereotipo de la adorable-adolescente-rebelde, pero aún así brilla un poco.

-- El cameo de Paris Hilton. Paris "simple life" Hilton es una personalidades más ridículas y patéticas que va a conocer el entero siglo XXI, y en su ridículo cameo de esta peli lo confirma, apareciendo como una diva figurona y sin diálogo. ¿Qué más...?

IDEAL PARA: Amantes de las "good vibe movies".

No hay comentarios.:

Seguidores