domingo, 8 de julio de 2007

"Novia y prejuicio" (2004)


"Bride & Prejudice". Dirigida por Gurindher Chada. Protagonizada por Aishwarya Rai, Martin Henderson, Nadira Babbar, Anupam Her, Naveen Andrews, Namrata Shirodkar, Daniel Gillies, Indira Varma, Sonali Kulkarni, Nitin Ganatra, Meghna Kothari, Peeya Rai Chowdhary, Alexis Bledel, Marsha Mason, Ashanti. Inglaterra / Estados Unidos. Año 2004.

¿De qué se trata?
Chico angloindostánico viene a casarse. Estamos en Amritsar, una de las más importantes ciudades de la India, pero no la Amritsar en donde los ingleses desataron una masacre durante la guerra de independencia, sino una al estilo Bollywood: o sea, colorida, saltimbanqui y alegre. La feliz pareja está organizando su compromiso, y en medio de todo eso la hermana de la comprometida conoce a un chico llamado William Darcy. Vuelan miraditas para allá y para acá entre Lalita y el tal Darcy, pero ambos congenian bastante mal. Se da la ocasión para un tiempito juntos mientras van de vacaciones, y ¡sorpresa!, the Lalita's hearts goes pop... con un rival de Darcy. Así es que Darcy y Lalita van y vienen, porque verán, a pesar de que el yanki es un estiradete y un pesado, al final tiene su corazoncito para la pobre Lalita, y ella, a pesar de ser arisca y poco amable, en el fondo igual quiere lo que toda las chicas, o sea el amor ideal en su vida, y... ¿No he visto antes este argumento? Bueno, sí, es el de la novela "Orgullo y prejuicio" de Jane Austin, pero adaptada a Bollywood, para que nos entendamos.

El espíritu de los tiempos.
Bollywood arremete con fuerza. La poderosa industria del cine indostaní ha conseguido desarrollar un tipo de cine que se ve exótico y suena diferente al cine de Hollywood, así es que han conseguido penetrar a fuerza de canto, baile y espectáculo coral. A tiro podemos mencionar películas como "Kamasutra", "Asoka" o "Un toque de especia", que han sido éxitos más o menos discretos en Occidente, que sigue siendo más de lo que se puede decir del cine iraní o coreano, que suelen ser ladrillazos de campeonato, aptos sólo para la subfauna que medra debajo de los maderos del "cine arte". Más irónico resulta ver que Bollywood se embarcó en una adaptación de un clásico de la literatura inglesa, cual es la ultraadaptada "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen, toda vez que las relaciones culturales entre la India e Inglaterra no han sido siempre las más amistosas (algo de ese orgullo nacionalista se trasluce en algunos filosos diálogos de la peli), algo comprensible si se considera que los ingleses imperaron durante siglo y medio como creadores de un imperio colonial en dichos lares. Quizás a esta peli le hubiera ido mejor, de no ser porque en la fecha de estarse terminando, estaba rodándose otra versión, la "Orgullo y prejuicio" con Keira Knightley, que por supuesto al ser inglesa de pura cepa recibió mucha mayor atención de la prensa mundial.

¿Por qué verla?
- Es una adaptación libre, pero al mismo tiempo bastante apegada a la novela de Jane Austen. Si uno se sustrae a los números musicales y las canciones, resulta que el argumento es casi el mismo que el de la novela original. Lo que habla bastante bien de que ésta es un clásico, si soporta con holgura una adaptación semejante. Aunque bueno, ya teníamos pruebas de eso, como que "El diario de Bridget Jones" es un clónico a defecar de "Orgullo y prejuicio", en donde Helen Fielding no tuvo ni la vergüenza de cambiarle el nombre a Darcy. Pero bueno, volviendo a "Novia y prejuicio", enfaticemos otra vez que bajo la superficie frívola del musical hay una adaptación notable y con músculo de la novela.
- Aishwarya Rai. No era la primera opción para el rol de Lalita, pero después de verla, cuesta imaginarse a alguien más en el papel (lo siento, pero Keira Knightley no cuenta, porque ésa actuó en una "Orgullo y prejuicio" con una mise en scene mucho más tradicional). Antigua Miss India, se transformó en estrella de Bollywood, e incluso se llegó a rumorear que saltaría a Hollywood como chica Bond para la Bond 21 (en esa época no se hablaba aún de esta peli como "Casino Real"), aunque después este rumor por desgracia no llegó a concretarse (yomi yomi). Este fue el rol que la catapultó a la fama en el extranjero, y con el cual ha tratado de convertirse de una chica Bollywood en una estrella de talla internacional. Y con razón. Luce adorable, preciosa, querible, y tiene un encanto natural para la comedia... (bueno, también lo tenía Sandra Bullock, hasta que empezó a creerse eso de que era una superestrella).
- El resto del elenco está por todo lo alto. Martin Henderson, hombre con un currículum no muy vistoso, consigue la alquimia de hacer creíble a un personaje tan complicado como Darcy, que es una difícil mezcla de frialdad, cálculo, apasionamiento, lealtad y paloculismo. Nadira Babbar compone a la madre arribista a quien se le tuercen todos sus arreglos, con un encanto natural para la comedia. Naveen Andrews luce en su punto, sin opacar a nadie, pero sin dejarse opacar, en un rol secundario (¿dónde lo he visto antes? ¡Ah, sí! Es el irakí puteado por el Vuelo 815 en "Lost"). Indira Varma está linda, lindísima, a pesar de que su rol es de pesada y estiradete; la vimos años atrás en glorioso desnudo integral en "Kamasutra", y desde ese entonces ha tenido una carrera con no mucha fortuna (sus créditos incluyen un protagónico en la "Roma" de HBO, y, ¡¡¡AAAJJJJJJ!!! un secundario en "Bajos instintos 2", eso es caer bajo). Alexis Bledel, la Chica Gilmore, hace una pequeñísima y deliciosa aparición (¿es que esa chica nunca crecerá...?). Y terminemos con la gran Marsha Mason, en un pequeño rol como la madre de Darcy, que resiste de lo más bien, y lo que voy a escribir es decir, que se la compare con Judi Dench, quien interpretó el mismo personaje en la "Orgullo y prejuicio" de Keira Knightley (deben ustedes estar tan cansados de leerlo como yo de escribirlo); aunque para un servidor siempre Marsha Mason será la leonina gobernadora Eleanor Grant de "Encima de la hora", pero en fin.
- ¿Quién dijo que el cuarto de hora de los musicales toca ya a su fin? Cuando pelis como "Chicago" o "Las soñadoras" nos recuerdan que los tiempos de Fred Astaire y Ginger Rogers han quedado en el pasado, vienen películas como ésta que le infunden verdadera vida a eso de hacer coreografías y elevar una voz solitaria en la noche para entonar una melodía. Quizás haya un futuro para el musical, después de todo, pero éste no pasa por Hollywood, eso es definitivo.

IDEAL PARA: Cazadores de rarezas, amantes de los musicales, seguidores de Bollywood, interesados en Jane Austen (con sentido del humor, no catedráticos universitarios) y por qué no decirlo, admiradores presentes y futuros de Aishwarya Rai.

2 comentarios:

sweet_kisses01 dijo...

esta genial esta pelii
no me cansso de verla
jajaja

se las recomiendo
yeaa ¡!!!¡¡

General Gato dijo...

Amén.

Seguidores