11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 20 de diciembre de 2009

"Bailarina en la oscuridad" (2000).


-- "Dancer in the Dark". Dinamarca, Alemania, Holanda, Italia, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Suecia, Finlandia, Islandia, Noruega. Año 2000.
-- Dirección: Lars von Trier.
-- Actuación: Björk, Catherine Deneuve, David Morse, Peter Stormare, Joel Grey, Cara Seymour, Vladica Kostic, Jean-Marc Barr, Vincent Paterson, Siobhan Fallon, Zeljko Ivanek, Udo Kier, Jens Albinus, Reathel Bean, Mette Berggreen.
-- Guión: Lars von Trier.
-- Banda Sonora: Björk.

-- "Bailarina en la oscuridad" en IMDb.
-- "Bailarina en la oscuridad" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La vida es una putada y luego te mueres. O bien emigras y tratas de buscarte una nueva vida en América, la Tierra de las Oportunidades, Land of the Free, etcétera. Como la inmigrante checa Selma. Que de niñita veía esos programas de comedias musicales, y miren ustedes cómo es de bruta la gente, creía que todo eso era de verdad, y que en serio la gente en NY se ponía a hacer el saltimbanqui en la calle con Fred Astaire o Gene Kelly. Ahora está sepultada en un empleo de mierda, haciendo bandejitas con una máquina de pillarse los dedos, y piticiega como un topo con cataratas. Pero está juntando platita-platita, dame lunita. ¿Para crecer y surgir en la vida? No, porque no importa lo que haga, Selma está condenada a los lentes oscuros y el bastón. Pero está su hijo. Que heredó la misma perra condición genética. Nunca bien especificada por el guión, no vaya a ser cosa que alguien sepa de Medicina y diga que eso no puede ser. Bueno, qué importa. El caso es que si el chico se opera antes del deadline, que por pura coincidencia es el cumpleaños N° X ("equis", no "diez romano", prefiero especificar por aquello de...), entonces el chico quedará salvo, curado, y será un nuevo inmigrante del Crisol de Razas y todo eso. Claro, hasta ahí la cosa tiene arreglo. El problema es que se mete de por medio el policía que le arrienda una cabañita, y que dice que ese dinero le vendría bien, que el sueldo de sheriff defendiendo la democracia no le alcanza, y que, bueno, veamos qué se puede hacer al respecto... ¡Pero no importa, no hay nada que no pueda arreglarse con un poco de música! ¡Y de canciones! ¡Y de baile! ¿O no? ¿O no? ¿O...? Oh, mi God... No... No... ¡Selma, no! ¡Sálete de ahí, Selma! ¡No, no lo hagas, Selma! ¡Oh, no! ¡Oh, no! ¡Oh, no...! ¡Pero para dónde vas, Selma! ¡Selma, para dónde vas...!

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

En Cine 9009 no hemos posteado muchas pelis de Lars von Trier. Creo que en las 500yalgos a la fecha, no hay ninguna. Y hay una muy buena razón para eso. Dicho en términos bien simples, tipo ecuación matemática: "LvT=KK". Sí. KAKA dije. Nunca me he topado con un fanático de Lars von Trier que piense. Todo fanático de Lars von Trier que se precie de tal, lo es un poco porque el tipo anda de tan guay por la vida, que van los borregos intelectualoides y dicen "yo también soy guay, así es que lo reconozco como guay". En "Los idiotas" no se notaba tanto porque entre tanto idiota, el director como que se camuflaba un poco, pero "Contra viento y marea" (creo que en España la estrenaron como "Rompiendo las bolas", título más acorde con el inglés "Breaking the Waves") es consistentemente una de las cagadas más grandes que se ha mandado el cine de los '90s, y podría estar con holgura en el Top 100 de las Peores Películas de Cine Arte jamás producidas. Pero con "Bailarina en la oscuridad" había que arriesgarse, básicamente porque salía Björk, y cualquiera que hubiera estado ahí para verla en los tiempos de sus videos para el disco "Debut" del '93 (ya saben, "Violently Happy", "Human Behaviour", "Venus as a Boy") se daba cuenta de que la chica es una actriz tremenda, y no sería la primera vez que la estrella le arreglara la planilla al director. Había que darle una oportunidad, por si Björk le hacía el cosido y el cantado a Lars von Triers, y...

¿POR QUÉ VERLA?

-- ...efectivamente se lo hace. Sobre la trayectoria musical de Björk no nos pronunciamos demasiado (brillante en "Debut", medio sí medio no en "Post", cuasimística en "Homogenic", y al despeñadero todo lo demás), pero por su talento actoral, es una p*** m***** que haya decidido no volver a actuar más. ¿Por qué? Una vez más por culpa de Lars von Trier, que no contento con hacer pelis como el azúcar hace dientes cariados, además dijo que se encargaría personalmente de traumatizar a Björk hasta el punto del estrés postraumático estilo Síndrome de Vietnam, para que NUNCA MÁS VOLVIERA A ACTUAR EN UNA PELI Y QUEDARA SÓLO COMO LA ACTRIZ DE (mi peli) "BAILARINA EN LA OSCURIDAD", ¡¡¡MUAHUAHAHAHÁ!!! ¡¡¡MUAHAHAHAHÁ!!! El caso es que Björk se manda una actuación que hubiera tirado de espaldas a cualquiera de los nominados al Oscar ese año (que por cierto, como comparativa, lo ganó Julia Roberts por su bien-y-listo protagónico en "Erin Brockovich"). Pero me he dado muchas vueltas. ¿Por qué es tan buena? Simplemente, porque su personaje está cargado de matices. Es la prota de la peli, pero no es de ninguna manera un ser angelical ni la chica soñada (salvo para un worker que ronda por ahí), sino una cabezota de cuidado que por puro esto-o-aquello, se las arregla para meterse en líos titánicos. Pero por otra parte, esta resentida médica y social es también una soñadora, y ambas facetas se despliegan bien en la actuación, pasando de la una a la otra sin problemas. Y además de eso canta y baila, por supuesto, aunque no representa una sorpresa viniendo de ella. Pero todo eso encaja y se integra perfectamente en su personaje. Quizás el único defectillo, que en realidad no es de ella sino de un guión deficiente en ese plano, es que este personaje, bastante opaco a la hora de la verdad, se las arregla para hacerse querible de todo el mundo con el carácter terrible que tiene (el tipo que la ronda, vale, la amiga durazna, vale también, el jefe de la compañía de teatro, mmmmmm..., el médico de la clínica, WTF, ¿la guardiana de la cárcel? Plssssss...). Y en esto entrevemos la verdad: Björk rompe y supera un guión bastante interesante, pero también bastante memo en diversos aspectos. Tengo la intuición de que Lars von Trier contrató a Björk para dárselas de cultureta (además, podía promocionar el soundtrack como "una de Björk" y se forraba con la peli), pero admitámoslo, más allá de los fríos cálculos comerciales sobre cómo metérsela sin vaselina a los culturetas, ninguna otra cantante devenida a actriz (ni la decente-cuando-quiere Beyoncé, ni la quiero-y-no-puedo Madonna, ni la insufrible J-Lo, y de los mohínes de Britney o de Miley ya no hablemos) hubiera podido con esto. Uno no dice que esta peli es decente-a-buena a pesar de ser una de Lars von Trier. Uno dice que esta peli es decente-a-buena porque Björk le salvó el día al hombre. Y miren como el desgraciao se lo pagó, acomplejándola y podándola hasta la raíz de su talento actoral, el muy cabrón.

-- Podemos ver esta peli como una especie de "anticomedia musical". En las comedias musicales de pro, o por lo menos en los musicales de la Era Dorada de Jolivú, la trama es lo de menos, y sirve sólo para meter número de baile tras número de baile. Y por lo general, las pelis musicales, por el mismo hecho de girar alrededor de la música, tienen una cierta de feeling-good y todo eso. Nadie podría decir que "Moulin Rouge", "Chicago" o "Mamma Mia", por mencionar ejemplos post-2000s, son dramones de cuidado, y los elementos dramáticos se canalizan por la música para... ya ven, feeling fine. "Bailarina en la oscuridad", en cambio, es una peli deprimentemente oscura, sobre un personaje terriblemente destruido (inmigrante pobre y sin familia y piticiega pa' llevarse la tripleta completa), a la cual las circunstancias se van enmarañando tanto las muy jodías que todo le va saliendo mal, y todo eso rodado con los tonos más mortecinos que se pueda, y las escenas musicales, aunque rezuman casi todas bastante optimismo y good vibes, en el fondo son, y se notan que son, y la gracia es que se noten que son, meros interludios, y luego ¡de cabeza al drama otra vez! ¿Qué bicho le picaría a Lars von Trier a tratar de cagarse en los bailarines bajo la lluvia y en las novicias rebeldes? No tengo ni la más pituitaria idea. Pero el caso es que lo hizo. Y bien hecho (bueno, digámoslo otra vez, gracias a Björk, porque buena la hubiera hecho si hubiera contratado a los gorgoritos de Madonna...).

-- Los actores (de Björk, y hemos enfatizado el punto, pero en fin) están brillantes. Catherine Deneuve está bien, y si su rol no brilla más, es porque el guión tampoco hace demasiado por él. David Morse pasea una vez más su enorme presencia actoral a todo lo grande, como ese sheriff que... bien, véanlo. Cara Seymour representa más que bien ese estereotipo de minorra que es súper amable y súper dije, pero que en realidad nunca se entera de nada. Y tenemos a dos siempre ilustres secundarios haciendo lo suyo, a Peter "Prison Break" Stomare como enamorado bobalicón de Björk, y a Zeljko "Héroes" Ivanek como implacable fiscal cazaBjörks. Y aunque en sentido estricto no lo invitaron por actor sino por bailarín de tap, démosle crédito también a la genial escena que se manda Joel Grey como Oldrich Novy, bailando tap en el tribunal (¡así como suena!). El propio Oldrich Novy de verdad no lo habría hecho mejor... un momento... ¡nunca existió un Oldrich Novy! ¡Era mentira! ¡Todo este tiempo era mentira y nadie me lo había dicho! ¡Maldita, maldita sea, tenían que hacerlo, malditos!

-- Existe una sutil vena antiamericana dentro de la peli, que... bueno... no sé si considerarla como un plus o un minus, pero por lo que pueda valer, comentémoslo. De partida, la peli misma es un discurso contra las comedias musicales ligeras de toda la vida, y si hay un género fílmico aparte del Western que sea típicamente Americanischen, probablemente sea la comedia musical. Además, los representantes del sistema son todos distantes en el mejor de los casos (el sistema judicial, con un Zeljko Ivanek cabronazo), y corruptos hasta la médula en el peor (ese sheriff consumista y endeudado...). Y por último, en la incivilizada y cruel América existe... ¡¡¡PENA DE MUEEEEEERTEEEEEE...!!! Y la pena de muerte es MAAAAAALAAAAAA... Y por si no te queda claro el mensaje que tu Sumo Pontífice Cinéfilo Su Majestad Real e Imperial Lars von Trier trata de comunicarte a ti, ¡oh, pobre mortal!, te lo remarca con un cartelito final para que tengas bien claro lo que tienes que pensar de la pena de muerte saliendo del cine. Pero bueno, es un director cultureta europeo, no iban a esperar que le gustara la filosofía Harry el Sucio. Si les gusta el cine ideológicamente cargado -panfletario digamos- échenle un vistazo a esto, verán que les gusta.

IDEAL PARA: Ver a Björk. A pesar de Lars von Trier.

VIDEOS.

-- Björk interpretando "I've Seen All".

5 comentarios:

JuliMonster dijo...

Esta película es crudisima, pero es grosa. A mucha gente le disgusto, por alguna extraña razón, su final.
A mi por lo menos me gusto. Lars Von Trier, el dictador cinematográfico, siempre hace que sus feminas después de el no quieran trabajar más! Pobre Bjork! Pero en su papel es muy grosa!


Salute!

El Bueno de Cuttlas dijo...

Hola , estupendo blog de cine, enhorabuena.

Yo no soy muy devoto de Lars Von Trier, pero esta película me gustó bastante, sobretodo los momentos líricos en lo que la protagonista (dulce Bjork) da rienda suelta a su imaginación.

Saludos desde España

AlexRayner dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
CLNY dijo...

Una de mis favoritas de la década! Una lástima que Bjok no regrese al cine. Saludos!

General Gato dijo...

A ver, allá vamos...

A JULIMONSTER: Bueno, hay que reconocerle las agallas a la peli para ir a contracorriente de un par de cosas, eso sí. El final, buenoooooo... es el final que debía tener, no cabía otro en realidad, pero hubiera quedado redondo si no le hubiera puesto el cartelito abolicionista ése. Y sí, ojalá que Björk decida volver al cine algún día, que todos saldremos ganando con eso. Por cierto, me reí mucho con el comentario de "Paranormal Activity", ya dejé el correspondiente comentario allá.

A EL BUENO DE CUTTLAS: Gracias por las felicitaciones, y veo que concordamos sobre el señor Von Trier. Por cierto, bastante curioso el enfoque del blog de Amigos del Cine, muy original, y ya está enlazado al blogroll de Cine 9009.

A COMENTARIO SUPRIMIDO: Si me dejan una tonelada de caracteres kanji, los borraré como spam. Sin misericordia. Advertidos quedan.

A CLNY: Esta peli no ha envejecido prácticamente nada, me la vi en el tiempo de su estreno, y ahora hace algunos meses la vi de nuevo en una reposición en un cine arte y sigue incólumne. Sí, se lo tiene bien ganado. Saludos igualmente.

A TODOS: Una muy Feliz Navidad, y que el 2010 os sea próspero y lleno de felicidad cinéfila (con lo deprimente del panorama cinematográfico del 2009, eso no parece ser demasiado difícil...), son los buenos deseos de su seguro servidor el General Gato.

;-)

Seguidores