miércoles, 4 de octubre de 2006

"El francotirador" (1978).


-- "The Deer Hunter". Estados Unidos. Año 1978.
-- Dirección: Michael Cimino.
-- Actuación: Robert de Niro, John Cazale, John Savage, Christopher Walken, Meryl Streep, George Dzunza, Chuck Aspegren.
-- Guión: Deric Washburn, basado en una historia de éste y de Michael Cimino, Louis Garfinkle y Quinn K. Redeker.
-- Banda Sonora: Stanley Myers.

-- "El francotirador" en IMDb.
-- "El francotirador" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En un infecto poblado de la América profunda, que gira entero alrededor de la industria acerera, los steelworkers han decidido ir a la guerra, lo que por ese tiempo era LA - GUERRA, o sea, Vietnam. El asunto no se lo toman excesivamente en serio: Vietnam es algo lejano, casi una sombra sobre el horizonte, nada que se merezca algún chiste sobre una cerveza (en aquellos años no se habían hecho "Rambo", "Pelotón" o "Nacido el 4 de Julio"). Por lo que se dedican a pasar alegremente sus últimos días preparando la boda de uno de los amigotes, lo que por supuesto incluye borracheras en la cantina local. Llega el día del matrimonio, y el grupete se pone a hacer toda clase de locuras, víctimas del alcohol en la sangre. En medio de todo eso resalta la amistad (en el buen sentido de la palabra, en esa época los trabajadores del acero no tenían la siniestra reputación homo que les dio después Duran Duran y 2 Unlimited) entre Michael y Nick, quienes harán lo imposible por defenderse el uno al otro. Después de la boda, parten a una discreta cacería de ciervos, en donde vemos más escenas de amistad masculina y esa clase de cosas. Y luego, Vietnam. Los vietcongs capturan a nuestros muchachotes y los someten al tormento de jugarse el pellejo a la ruleta rusa. Michael y Nick diseñan un plan para arrancarse, y lo logran a punta de metralleta. Pero eso es el comienzo del infierno: mientras Michael se empeña en rescatar a otro de sus compañeros, Nick cae en manos del circuito clandestino de apostadores de la ruleta rusa. ¿Podrá la amistad redimir a este ángel caído que, para colmo, viene interpretado por el siempre pasado de roscas Christopher Walken...?

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Ya hemos comentado a propósito de "El Padrino" que el cine en los '70s era serio, extremadamente serio, y muy comprometido con su realidad social. A finales de la década, el tema de Vietnam era meapañales para Hollywood, ya que a los yankis les encantan las películas de guerras en donde ellos ganaron (la Segunda Guerra Mundial, típicamente), pero cuando a ellos les toca se ponen como el Clark Kent de "Superman II", y corren como venados asustados a esconderse bajo sus camitas. En medio de ese panorama, y a solo tres años de la ignominiosa evacuación de la embajada de Estados Unidos en Saigón en 1975, Michael Cimino se atrevió a poner Vietnam en la pantalla grande. Este carácter de película de avanzada para su tiempo es una bendición, pero también una maldición. Cimino estaba obligado a hacer una película sólida como una represa para convencer a los yankis de que se podía hacer cine sobre Vietnam, y en eso salió muy bien, pero por otra parte el tratamiento de Vietnam luce hoy demasiado pudibundo, comparado con lo que hemos visto en filmes posteriores (los ya mencionados "Pelotón", "Nacido el 4 de Julio", etcétera). Y aunque es un filme de calidad... ¡por Dios que hubiéramos agradecido que nos aligeraran una media hora de metraje! (¡y sus tres horas, inicialmente iban a ser cuatro!).

¿POR QUÉ VERLA?

-- Es una de Michael Cimino. Se diga lo que se diga, Michael Cimino es uno de los mejores directores de acción de Hollywood en la segunda mitad del XX. Consigue darle solidez y credibilidad a un guión que, bien mirado, hace agua por los cuatro costados, debido a lo hiperbólico de su planteamiento. O sea, si hubiera condensado las escenas de camaradería de los steelworkers y hubiera abreviado la boda, tendríamos más claro por donde van los tiros de la película. Y ya no hablemos del tratamiento "Rocky style" del personaje de Nick, presentado como una suerte de campeón de la ruleta rusa. Resalta así aún más el buen oficio de Cimino para filmar un cine duro, sin concesiones al espectáculo, en ocasiones casi documental, lleno de tensión en cada fotograma. A la fecha, Cimino había sido guionista de "Magnum 44", escribió "El francotirador", y después dirigiría "El año del dragón", además de meter mano (sin acreditar) en el guión de "Los perros de la guerra".

-- El elenco. A ver, prueba a reunir en la actualidad a Robert de Niro y Meryl Streep otra vez en la misma película, a ver como te va. Y además, con Christopher Walken de regalo. De John Cazale (Fredo, hermano de Michael Corleone, en "El Padrino" y "El Padrino II") no hablamos, porque el pobre falleció de cáncer al poco de terminar el rodaje de "El francotirador". Robert de Niro construye un rol sólido, sin ninguna clase de manierismos, y Meryl Streep, en aquel tiempo jovencita como una rosa fresca, se roba la pantalla desde un rol en principio bastante secundario. En cuanto a Christopher Walken, averiguamos por fin en qué película el pobre tipo se desquició. Y es que las escenas de la ruleta rusa las hace tan alienado, que cuesta creer que no lo sometieron a alguna clase de tortura psíquica para así hacer más realista su personaje, no sé...

-- Como dijimos, "El francotirador" es la primera cinta de Hollywood que aborda el tema de Vietnam (antes que "Rambo"). Pero no es exactamente una película sobre Vietnam. Es, más bien, un filme sobre cómo esa guerra indeseable y extraña se mete de alguna manera en las venas de una comunidad semicampestre estadounidense perdida en algún punto del mapa americano. Para hacer aún más rara esta cinta, los personajes son estadounidenses, pero de ascendencia rusa, y el matrimonio es practicado por el rito ortodoxo, en un esfuerzo inconsciente por reafirmar aquello de que América es el crisol de razas. En ese sentido no es una película bélica exactamente, sino más bien un filme costumbrista, con Vietnam como lo que en verdad debió de ser para esas comunidades alejadas de la mano de Dios: un injerto parásito en sus existencias hasta el momento apacibles y cotidianas.

IDEAL PARA: Hacer un poco de arqueología fílmica e histórica con un brillante elenco.

No hay comentarios.:

Seguidores