domingo, 2 de abril de 2006

"Plan perfecto" (2006).


-- "Inside Man". Estados Unidos. Año 2006.
-- Dirección: Spike Lee.
-- Actuación: Denzel Washington, Clive Owen, Jodie Foster, Christopher Plummer, Willem Dafoe, Chiwetel Ejiofor, Carlos Andrés Gómez, Kim Director, James Ransone, Bernie Rachelle, Peter Gerety, Victor Colicchio, Cassandra Freeman, Peter Frechette, Gerry Vichi.
-- Guión: Russel Gewirtz.
-- Banda Sonora: Terence Blanchard.

-- "Plan perfecto" en IMDb.
-- "Plan perfecto" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Manhattan: altos edificios corporativos, estatuas neoclásicas masónicas, paredes de vidrio, vidrio y más vidrio. Todo eso con música reggae y rap made in Bronx. En un banco de la minoría pudiente WASP (con un judío), aparece una pandilla de alegres pintores de brocha gorda que, ¡sorpresa!, en realidad son asaltantes. El asunto degenera rápido, demasiado rápido, en una situación de rehenes, por lo que mandan a un negociador a hacer lo suyo. El problema se enturbia cuando aparece una fulana bien contactada políticamente, que recibe como comisión evitar que los ladrones puedan hacerse con un botín demasiado valioso para el dueño del banco, no tanto por su valor de cambio, como por el hecho de que es un incómodo "trapito sucio" del pasado. Para colmo, los ladrones no tienen ni media gana de apurar las cosas. Con lo que de hora en hora, la situación se complica y se vuelve cada vez más desconcertante.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Desde el remake de "Once a la medianoche", que en Chile se exhibió como "La gran estafa", los filmes de robos imposibles han vuelto por sus fueros. Ahí están, por ejemplo, "La estafa maestra", la secuela "La nueva gran estafa", y ahora, "Plan perfecto". Con lo que Spike Lee se inscribió en la moda, y rodó una de estas películas. ¿La verdad? Algunos detallitos de estilo le quedaron resultones, aunque no deja de ser una película pop-corn.

¿POR QUÉ VERLA?

-- ¿Ya le echaron un vistazo al elenco? Trabajan en papeles tipo (Washington de poli con cara de bueno, Owen como tipo pasado de roscas, Foster como la perra entrometida, Plummer como banquero de la alta con secretos sucios... ¡vaya, el mismo papel que hizo en "Syriana"!), pero lo hacen con su solvencia habitual, de manera que es entretenido ver sus peripecias por la pantalla.

-- La banda sonora es una curiosa mezcla entre música nigga (ya saben: reggae, hip hop...), y sones orquestados al estilo Bond de los '60s (concretamente, esas secuencias en donde el supervillano Bond controla un satélite artificial o algo así). No es nada especial, pero acompaña bien.

-- La historia es entretenida, solvente, y no abusa del expediente de la inesperada vuelta de tuerca que te deja en la partida a media película. El final es un poco largo y desinflado, para terminar de amarrar los cabos sueltos, y por otra parte, el trabajo de edición deja que desear (no había necesidad de trufar la película con escenas de interrogatorios que no aportan básicamente nada). Aparte de eso, está llevada de manera distraída, y resuelta sin ese otro expediente típico de Hollywood, cual es la superexplosión hipermegaincendiaria de la cual se salva el jovencito.

IDEAL PARA: Entretenerse viendo caras famosas en una película arquetípica y filmada con solvencia.

No hay comentarios.:

Seguidores