11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 6 de junio de 2010

"Príncipe de Persia" (2010).


-- "Prince of Persia: The Sands of Time".
-- Dirección: Mike Newell.
-- Actuación: Jake Gyllenhaal, Gemma Arterton, Ben Kingsley, Alfred Molina, Steve Toussaint, Toby Kebbell, Richard Coyle, Ronald Pickup, Reece Ritchie, Gísli Örn Garðarsson, Claudio Pacifico, Thomas DuPont, Dave Pope, Domonkos Pardanyi, Massimilano Ubaldi.
-- Guión: Boaz Yakin, Doug Miro y Carlo Bernard, basado en una historia de Jordan Mechner, basada en su videojuego.
-- Banda Sonora: Harry Gregson-Williams.

-- "Príncipe de Persia" en IMDb.
-- "Príncipe de Persia" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Algunas vidas están enlazadas en el tiempo blablablá, o así nos dicen unos cartelitos supuestamente ilustrativos al comienzo, y pensamos que va a ser una de reencarnaciones y "creo que te conozco desde siempre" y en una vida pasada etcétera. Los saco del error de una: no es sobre reencarnaciones. Es sobre un niñato llamado Dastan que, con el impulso de la juventud, va y defiende a un compañero de un guardia estilo ropero de tres cuerpos y etcétera. Actitud tan gallarda y viril llama la atención del rey de Persia, que justito iba pasando por ahí, y va y lo adopta como hijo. Pasan quince años, el tal Dastan está instalado en el Palacio y todo, y ha marchado a la guerra. En la frontera, los malvados dirigentes de Alamut están juntando armas de destrucción masiva y se preparan para rebelarse contra... ¡Persia! ¡El Imperio! (¿a alguien le suena un poco todo esto? ¡Si hasta en un punto de la peli mencionan Irak!). Y Alamut será una ciudad sagrada muy sagrada y todo, pero los persas son mucho persas, e ingresan a saco a la ciudad, y religión mi par. La dichosa ciudad cae en manos persas, pero a partir de entonces, los acontecimientos se precipitan. Dastan, el héroe de la jornada (era que no), acaba echándose encima a la princesita mimada de la ciudad, soportable únicamente porque tiene una carrocería modelo F1, el rey de los persas muere víctima de un complot (creyendo que su hijo adoptivo lo ha traicionado, para que sea más cruel la escena si es que cabe), y pronto la pareja dispareja debe darse a la fuga. En breve, Dastan no sólo tendrá que limpiar su nombre de las malvadas maquinaciones del villano de turno, sino que además se ve enfrascado en la guerra por un mcguffin que podría desatar el apocalipsis/armagedón/auditoría sobre la Humanidad y etcétera. Lo de siempre, vamos.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Me cuentan mis hermanos mayores (en realidad no, pero no quiero que se note el paso del tiempo, ehm) acerca de un juego llamado "Prince of Persia", que era chulo molón para sus años (hablamos de los tempranos '90s, que es cuando se supo de su existencia acá en Chile). El juego era impresionante para su tiempo, porque el personaje parecía más o menos eso, un personaje, y no una nube de pixeles retratando a un humano abstracto Picasso' style. Recordemos que en esos tiempos no se hablaba de gigas de disco duro, sino de procesadores 286, 386... (los menores entre ustedes ni saben de qué hablo. Y bendita sea su ignorancia). Se le suele atribuir el éxito del juego a su gran jugabilidad (valga la redundancia), a la fluidez de sus gráficas, y en general a todo el apartado técnico, pero yo creo que hay un factor adicional: la ambientación. Porque en vez de elegir opciones de toda la vida como la Europa Medieval, las tumbas aztecas (¡"Montezuma"!), la China o el Japón de los samurais, el juego se decantó por Persia, cultura que ha sufrido la humillación de verse considerada a nivel común como un apéndice del mundo árabe, en vez de una civilización por derecho propio (en eso, "Prince of Persia" fue un pionero, antes que "Age of Empires" o "Civilization", y válgame que tenían cojones para eso, habida cuenta de que desde los '80s, con el villano favorito de todos el Ayatola Jomeini, poner a Persia como "los buenos" era casi una herejía, y sigue siéndolo en buena medida incluso hoy). Y bien, llegó la hora. En la resurrección de la épica post2000 (post "Gladiador" y post "El Señor de los Anillos") habíamos tenido épica germánica ("El Rey Arturo", "Beowulf"), nacionalcatólica ("Cruzada"), griega ("Troya", "Alexander", "300"), romana ("La última legión"), japonesa ("El último samurai") y pirata ("Los Piratas del Caribe"), pero de los persas nada (y del mundo islámico en general, ya puestos, tampoco, porque como sabemos, desde el año 2001 que son "los malos", así es que vayan olvidándose de tener algún biopic sobre la expansión musulmana del siglo VII, al menos de momento). "Príncipe de Persia" viene a saldar la deuda. Que la pague bien pagada, eso es cuestión de opiniones.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Nuevamente voy a ir a contracorriente de la crítica erudita para quienes o es el Indiana Jones de Steven Spielberg (y sólo las tres primeras) o nada, y voy a defender esta peli. ¿Es brillante, es la pipa, es la revolución en dos patas? No. Es el cine de acción y aventuras palomitero de toda la vida. Pero es buen cine de acción y aventuras palomitero. La peli juega sin complejos con los clichés de toda la vida (el aventurero con una misión, la chica malas pulgas que al final se derretirá por el héroe, el rey bondadoso, el malvado poder detrás del trono, el artefacto mágico que desatará el fin del mundo, y una ambientación exótica para todo lo anterior), y se mantiene en esa delgada línea de equilibrio entre no caer ni en la petulancia de ser lo chulo y antes nunca visto por un lado (el defecto clásico de Michael Bay, por ejemplo), y la parodia autoconsciente por el otro. Esta peli se toma a sí misma suficientemente en serio como para las peripecias de sus personajes nos interesen, sin ser tan mayestática que nos cause risa por el humor involuntario. Y eso es una rara avis por estos días. Por supuesto que no hay que pedirle demasiado a la historia (el plan del villano es lo suficientemente descabellado como para que podamos reirnos viéndole tratar de matar una mosca a cañonazos, por explicarlo de una manera que no implique spoilers), ni tampoco a los personajes, que responden a una serie de arquetipos mil veces vistos antes en el cine, pero también a veces hace bien desconectar el cerebro y dejarse llevar. La peli y sus ambientaciones se sienten como si fueran Persia de verdad y no un escenario musulmán genérico (aunque no tratemos de situar históricamente la trama porque lo mismo podría ser la Persia aqueménida, la sasánida o la safavida, y todos tan contentos), y eso le hace mucho bien a la hora de suspender la incredulidad. Mike Newell, mercenario perseguido en varias jurisdicciones por haber rodado "La sonrisa de la Mona Lisa", "Harry Potter y el Cáliz de Fuego" o "El amor en los tiempos del cólera", hace una dirección no memorable (como de costumbre, en realidad), pero sí eficiente, y salva el dinero. Contra toda esperanza, el improbable Jake Gyllenhaal interpreta a un héroe creíble, Gemma Arterton se defiende en su cómodo terreno de chica dura (dura de carácter y dura de carnes, entiéndase en ese doble sentido por supuesto), Ben Kingsley se divierte de lindo haciendo un rol no especialmente memorable pero tampoco un mamarracho como otros en que ha caído desde que (sí, joer, que Halle Berry no es la única que ha caído así de tanto) ganó el Premio Oscar al Mejor Actor por su protagónico en "Gandhi", y la joya de la corona es Alfred Molina explotando al máximo su rol de alivio cómico (a ratos recuerda un poco al entrañable Danny DeVito de "La joya del Nilo", pero con algo de más mala leche). Y Harry Gregson-Williams nos regala un soundtrack discreto y cumplidor. ¿Qué más puedes querer de una peli? ¿Contenido, profundidad filosófica, cátedra sobre cómo se debe rodar una peli? Bueno, OK, tienes derecho a pedirlo, pero si aún así acabaste por ver esta peli, no puedes quejarte después de que te tomaron el pelo. Esta peli no ofrece más que entretención pura y dura a la vena, y cumple con eso, y el resto es pedirle peras al olmo. O vastos océanos a Persia, ya en vereda.

IDEAL PARA: Esos días en que se necesita aventura de la buena.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].

5 comentarios:

Adhara dijo...

Si te soy sincera este tipo de películas de primeras no son las que me llevan corriendo al cine como una desesperada, pero sí tiene cosas que me gustan como es que en el reparto esten algunos grandes como Jake Gyllenhaal, Alfred Molina o Ben Kingsley.
Me gusta lo que dices, es una película de aventuras sin más pretensiones, hay días para un tipo de pelis y otros para otro, cuando tenga el día aventurero me la apunto.
Y sí, el juego de "Prince of Persia" tuvo mucho tirón también por aquí jejeje
Saludos!!

Gocuzero dijo...

Yo la fui a ver por que jugue el juego en 2d y soy de los pocos que conosco que haya topado este juego en menos de una hora antes que se acabe el reloj de arena, el 2 no lo puede topar hasta que vi la guia sinceramente el 3 no lo he jugado todavia.

LAs arenas del tiempo es el 4 pero 1 en la nueva trilogia 3d, la pelicula esta bastante bien es de las pocas veces que sali del cine sin sentirme enojado creo que de las mejore peliculas adaptadas de un videojuego.

Asi tambien pense lo mismo de las armas de destruccion masiva y que al final mandan a buscarlas para tener excusa de la invasion y no las encontraron.

General Gato dijo...

Creo que esta peli a la larga va a transformarse en un pequeño clásico de aventuras, por lo que podríamos llamar el factor generacional. O sea, los que van a ver de ahora a un par de años más en cine o en DVD o descargada o como sea, y que estén entre las edades 8-20, a la vuelta de una década y media a dos décadas, al adquirir ellos mismos poder adquisitivo y pasen a escribir columnas de crítica cinematográfica en los diarios (si es que para ese entonces siguen existiendo), la van a convertir en una de ésas que se miran con nostalgia, que "tan buena no era, pero, ¡qué recuerdos!". Y me parece estupendo, si me preguntan, que la peli tiene mimbres para eso al final del día.

El Bueno de Cuttlas dijo...

La Fórmula Magistral del eminente científico Jerry Bruckheimer:

Actor joven con gancho + Actor veterano de prestigio + Actriz preciosa = Película de aventuras de verano potencialmente taquillera

Aplíquese con:

Orlando Bloom + Geofrey Rush + Keira Knightley = Piratas del Caribe

Jake Gyllenhaal + Ben Kingsley + Gemma Artenton = Prince of Persia

PD: El factor Johhny Depp está fuera de toda posible ecuación, es el caos.

Saludos :-)

General Gato dijo...

Bueno, el tipo se tiene bien estudiada la fórmula y gana money con ello, en realidad no lo puedo culpar por explotar la credulidad (por emplear una palabra suave) de la gente.

Claro que en algunos casos la fórmula lo habrá forrado, pero sin que fuera ni la mitad de entretenido el asunto, qué puedo decir:

Ben Afleck + Bruce Willis + Liv Tyler = Armagedón.

Nicolas Cage + Jon Voight + Diane Kruger = La leyenda del tesoro perdido.

(Bueno, nadie diría que Nicolas Cage era una estrellita en ascenso, pero es que se ha mandado cada desastre desde comerse a Elizabeth Shue en Las Vegas, que es casi como si lo fuera).

Saludos.

Seguidores