11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 28 de enero de 2007

"Los 300 espartanos" (1962).


-- "The 300 Spartans" (título original en inglés), "Los 300 héroes" (título en México), "El león de Esparta" (título en España). Estados Unidos. Año 1962.
-- Dirección: Rudolph Maté.
-- Actuación: Richard Egan, Ralph Richardson, Diane Baker, Barry Coe, David Farrar, Donald Houston, Anna Synodinou, Kieron Moore, John Crawford, Robert Brown, Laurence Naismith, Anne Wakefield, Ivan Triesault, Charles Fawcett, Michalis Nikolinakos.
-- Guión: George St. George, sobre material original de Gian Paolo Callegari, Remigio Del Grosso, Ugo Liberatore y Giovanni d'Eramo.
-- Banda Sonora: Manos Hatzidakis.

-- "Los 300 espartanos" en IMDb.
-- "Los 300 espartanos" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

Es la Antigua Grecia. El malvadísimo y déspota Rey Jerjes marcha con un ejército inconmensurable, servido por (y es que Jerjes es malo malísimo) ¡¡¡CHACHÁAANNN!!!... ESCLAVOS, y se dispone a conquistar nada menos que Grecia, la Fortaleza de la Libertad, el último rincón libre del mundo antiguo conocido. Los griegos, apurados, celebran una asamblea en Corinto, en donde demuestran lo que todos ya sabemos y vemos a diario en las noticias, que los políticos son una mierda, que las asambleas no sirven para nada, y que son los hombres fuertes los que salvan la situación y la democracia al carajo. Los mayestáticos salvadores de la jornada serán Leónicas el espartano y Temístocles el ateniense, quienes, como geniales artífices de la política exterior de sus respectivas ciudades, comprenden que sólo la unidad de todos los griegos podrá salvar la democracia y la libertad (¿dónde he escuchado eso antes?). Todo depende de que el ejército de Esparta se movilice para la guerra, porque no hay mejor guerrero que medio espartano en pie de armas, así es que ya no digamos lo que pasa con uno entero vestido para la ocasión. Pero aunque los espartanos son valientes, sus reyes son unos miedicas que nose atreven a salir sin celebrar ceremonias religiosas, y además ¿ir a defender la causa panhelénica al Paso de las Termópilas y salvarle el cuello a Atenas, en vez de defender Corinto y proteger tan solo nuestro propio culo? ¡No, gracias! Por lo que Leónidas, que para eso muy mijo y rey, parte a la batalla con sus 300 guerreros de élite. Y le plantará cara a todo lo que venga en las Termópilas: al cruelísimo rey Jerjes, por supuesto, pero también a la interminable politiquería espartana, a los contratiempos con un soldadete que lo persigue para unirse a sus tropas y reivindicarse por la traición de su padre, a los inevitables traidores que atacan por la espalda (literalmente)... Si ya saben historia universal, ya saben como termina, y si no saben historia entonces son unos ignorantes que no merecen compasión, así es que reventemos el final: los 300 mueren, y les ponen ese bonito epitafio de Simónides al final: "caminante, ve a Esparta y diles que morimos por cumplir vuestras leyes".

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Después del éxito atronador de filmes como "Ulises" con Kirk Douglas, o "Hércules" con el clásico fortachón Steve Reeves, se pusieron de moda las pelis "de romanos", viniendo una hornada de filmes ambientados en Grecia (bueno, acá no tantos), Roma, Egipto, Babilonia, los hebreos, etcétera. Este boom puede dividirse en dos ramas: por un lado estuvieron las producciones blockbuster hollywoodenses como "Cleopatra", "La caída del Imperio Romano", "Jasón y los argonautas", etcétera, que se sumaron en parte por la moda, y en parte porque toda esa espectacularidad era un arma eficientísima para luchar contra la cada vez más masiva televisión, y por el otro lado estuvieron las pelis italianas (o coproducidas entre Italia y alguien más) del género peplum, de "épica con fortachón", de bajo presupuesto, con el clásico argumento del héroe musculoso (Hércules usualmente, aunque también aparecieron Maciste, Sansón, etcétera) que libera a una comunidad antigua cualquiera de la furia de un tirano. "Los 300 espartanos" estuvo en algún punto medio: es una cinta de presupuesto bastante solvente, que lo acerca a los estándares hollywoodenses, pero por otra, el argumento es la clásica guerra del héroe contra el tirano. Y como híbrido funciona bastante bien. Dicho de otra manera: es un peplum con pretensiones, y cumple con éstas.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Cumple con lo más básico del cine épico. O sea, hay entretención garantizada. El comienzo es un tanto moroso y prolijo, porque se detiene en toda la politiquería griega y hace presentación de varios personajes. Pero a medida que promedia la cinta y los héroes marchan a las Termópilas, la peli adquiere mucho vuelo. El presupuesto está bien gastado, y las batallas tienen empaque visual (no tanto como ahora, pero es que en esa época no había CGI, ¿vale?).

-- Los acontecimientos históricos con narrados con un respeto y rigor inauditos para el común de las producciones fílmicas, y más aún tratándose de un filme made in Hollywood. Se llega a detalles eruditos como mencionar de soslayo la desnudez de las chicas espartanas (algo rigurosamente histórico), sacar frases a colación (la alocución que dirige una madre a su hijo soldado de que vuelva "con su escudo o sobre él", o sea vencedor o muerto), dar detalles estratégicos y geopolíticos correctos (la política espartana giró, en efecto, sobre el dilema a de defender el paso de las Termópilas o el itsmo de Corinto), etcétera. Por supuesto que hay algunas desviaciones, inevitables en aras del arte de contar una buena historia, la peor de las cuales es probablemente retratar a Jerjes como un tirano bruto y sangriento, algo que aparentemente no fue, o de mencionar que los persas eran malos porque esclavizaban gente (y omitir que los griegos hacían lo mismo). Y a veces, por meter un detalle erudito (como una cita, por ejemplo), el resultado final sale algo forzado. Pero sumando y restando, es un retrato más que aceptable de un episodio histórico destinado a cambiar el curso de la historia (¿y si los persas hubieran conquistado Grecia...?).

-- El trasfondo político es digno de reflexión y conversación. Inconsistencias históricas aparte, lo cierto es que plantea algunas cuestiones bastante interesantes. Se supone que "los malos", los persas, lo son porque representan la opresión y la supremacía de un hombre sobre todos, mientras que "los buenos", los griegos, representan lo contrario, el valor de la libertad y la democracia. Y, pues bien, ¿de qué les sirve la democracia a los griegos? En la película, para nada, porque los que salvan la situación y el día son los 300 espartanos juramentados en seguir a Leónidas, quien actúa desobedeciendo directamente todas las instancias políticas espartanas. Y ya no hablemos de la manera casi vergonzosa en que Temístocles, aunque sea por una buena causa, manipula a las asambleas de delegados griegos. Quizás la frase clave sea aquella en que un soldado focio le dice a Leónidas, cuando todo está perdido, y ante una orden directa de retirarse, que él combatirá con los espartanos hasta el fin, aunque eso signifique desobedecer la orden de retirada, y Leónidas le contesta: "eres un mal soldado, pero un buen griego"...

IDEAL PARA: Ver una película histórica muy digna de ese título, y además, entretenida.

2 comentarios:

David Sepúlveda dijo...

Totalmente de acuerdo.
Una de la mejores épicas que he visto y que respeta la Historia. Y eso, viniendo de Hollywood, como bien dices, es inaudito.
Quizás, en cuanto al rigor histórico, sólo puedo encontrar "¡Tora, Tora, Tora!.

General Gato dijo...

"Tora Tora Tora" no la he visto desde que era cachorro, y desde entonces vaya que ha pasado agua bajo el puente. En cualquier caso, en el sitio de TVTropes tienen una muy simpática página (en inglés, eso sí) acerca de ¡¡¡HOLLYWOOD HISTORY!!! (http://tvtropes.org/pmwiki/pmwiki.php/Main/HollywoodHistory). Incluyendo cosas tan interesantes como... ¡¡¡GROME!!! (Grecia+Roma todo en la misma peli), ¡¡¡MAYINCAZTECA!!! (mezclar todas las civilizaciones precolombinas en un mismo caldero, y a ver qué sale), ¡¡¡VIKINGOS CORNUDOS!!! (a imaginárselo)... ¡¡¡Y NO TERMINA EN EL PRESENTE SINO QUE SE PROLONGA EN EL FUTURO!!! Así da gusto aprender Historia (sarcasmo, guiño, sarcasmo, guiño, sarcasmo, guiño...).

Seguidores