domingo, 23 de noviembre de 2008

"La otra Bolena" (2008).


-- "The Other Boleyn Girl". Inglaterra / Estados Unidos. Año 2008.
-- Dirección: Justin Chadwick.
-- Actuación: Natalie Portman, Scarlett Johansson, Eric Bana, Jim Sturgess, Mark Rylance, Kristin Scott Thomas, David Morrissey, Benedict Cumberbatch, Oliver Coleman, Ana Torrent, Eddie Redmayne, Tom Cox, Michael Smiley, Montserrat Roig de Puig, Juno Temple.
-- Guión: Peter Morgan, basado en la novela de Phillipa Gregory.
-- Banda Sonora: Paul Cantelon.

-- "La otra Bolena" en IMDb.
-- "La otra Bolena" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

La Corona de Inglaterra atraviesa por convulsiones. Corren rumores de que el rey Enrique VIII está encontrando demasiado frío el lecho de su esposa, la muy latina Catalina de Aragón (Ana Torrent, cómo ha envejecido, por Bastet...). Los nobles ya están en la pista de largada para ver quién le hará el Bed&Breakfast, que quien sea la put... perdón, la escort del rey, obtendrá dinero, poder, regalos, prebendas, instalar a sus familiares en la Corte... Que más tira un par de las que sin las cuales no hay paraíso, que un par de carretas. Uno de esos nobles con espíritu de papá corazón tiene entonces la idea genial: "¿y por qué no le presentamos a mi hija?". "¿Tu hija, mi sobrina, a la cama de Enriquillo? ¿No se iba a casar?". "No, no, no, ésa es la chica buena, la Scarlett Johansson, la tontabalba de cuero dinámico, pero es demasiado centradita, no, ésa no sirve. Digo mi otra hija". "¡Ah, la Natalie Portman! Pero me han dicho que es media salvajona, la chica...". "Bueno, justamente por eso, pues, querido hermano...". Así es que organizan todo el sarao para que Enrique se aparezca por la casa de los Bolena y se entreviste con Ana la hermana mayor y con María la hermana menor. Se supone que Ana debía gustarle al rey, pero chachán, el corazón tiene razones que la razón no conoce, y además por mucho que uno ordene el pene se manda solo, así es que cuando Enrique se lleva a las chicas Bolena a la corte, es María la que termina embraguetada con el rey barbazul. Gran chasco de Ana, que quería ella probar brazo de reina, o de rey mejor dicho, y empieza a hacer gurrugurru contra su hermana María. Creo que a estas alturas ya no me están siguiendo, así es que lo pondré así: Eric Bana se tira a Scarlett Johansson (tiene más tetas, qué caray) y Natalie Portman se queda haciendo gárgaras. Pero, ¿creen que la maquiavélica Ana se dejará quitar del camino así como así por la angelical María? YOU LOSE. STAGE 2... FIGHT!!! Ana ahora va con toda la barra de energía lista para patear el trasero de María, y no se detendrá hasta el FINISH HER!!! FATALITY...

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Enrique VIII debe ser el monarca más famoso de Inglaterra. Bueno, con la excepción de Isabel II, que hasta tiene peli propia en vida, cual es "La reina". Aunque por otra parte en la época de Enrique el Cortacabezas no había cine. Ni Shakespeare nacía. Pero bueno. El caso es que Enrique VIII y sus seis esposas crió fama y se echó a morir: ¡Todo el mundo le acusa de haber matado a todas sus esposas, cuando en realidad sólo mató a dos! (Catalina de Aragón: divorcio; Ana Bolena: DECAPITACIÓN; Jane Seymour: muerta de parto; Ana de Cleves: repudio; Catherine Howard: DECAPITACIÓN; Catalina Parr: sobrevivió; ¿lo ven? Sólo mandó matar a dos...). Enrique VIII tuvo incluso el inmenso honor de haber sido tomado como personaje en la serie televisiva de "La hechizada", haciéndoselas pasar canutas a la pobre Samantha. En fin. El caso es que el monarca ha sido interpretado un actorazo de la talla de Charles Laughton ("La vida privada de Enrique VIII"), por no mencionar a Robert Shaw ("Un hombre de dos reinos") o Richard Burton ("Ana de los mil días"). La ecuación de toda la vida, vamos, que a todos nos gusta las historias de amor y poder. Incluso hasta para un metrosexual como Jonathan Rhys Meyers hubo lugar, en "Los Tudors". Y si hay agua en el molino, abrevemos más, así es que así como así, salida desde quién sabe donde, una tal Phillipa Gregory escribió una novela sobre la otra chica Bolena, la que no se casó con Enrique (pero que sí tuvo ñuquiñuqui con él). Y van... Y como la novela tuvo éxito entre las lectoras romantívoras, pues que de golpe y porrazo nos echaron encima la peli. Consolémosnos. Podría haber sido peor. Si los Hermanos Weinstein hubieran intentado labrar fortuna en la Inglaterra Isabelina... ¡Un momento! ¡Lo hicieron! ¡Ellos produjeron "Shakespeare apasionado"!

¿POR QUÉ VERLA?

-- No puedo partir diciendo que esta peli es buena y que por favorcito se hagan un servicio yendo a verla al cine. No pasará nada si no la ven. No se acabará el mundo ni habrá Armagedón. Pero tampoco es tan terriblemente mala como se ha predicado de ella en algunas partes. Vamos por lo básico. La historia del rise and fall de Ana Bolena tiene mucho pathos porque trata del conflicto titánico de Enrique VIII contra la Iglesia Católica, y eso ha quedado muy bien registrado para la historia en esa brillante pieza de joyería narrativa que era "Un hombre de dos reinos". Y de esa clase de comparaciones con un cine más serio y con ideas, esta peli no puede salir sino mal parada. Pero si por otra parte consideramos a esta peli como un entretenimiento pseudohollywoodense más, al menos debemos conceder que cumple bien con esto. Lo que tenemos entre las manos es, ni más ni menos, que un culebrón venezolano al uso. Todos hemos visto esas teleseries cuates en que dos hermanas de familia pobre, una buena y una mala, se pelean por el amor del galán, que es un joven millonario que blahblahblah. Esto es lo mismo. Sólo que en dos horas en vez de 200 capítulos. Las dos jóvenes y el galán se conocen, y vienen las vueltas y revueltas del romance. Incluso el título de "La otra Bolena" ni siquiera se sostiene, porque ¿quién es la otra Bolena, al final del día? ¿María, la chica buena (buenorra, es la Johansson, ¿no?) que termina encamada con su augusto señor, pero que es desechada y cambiada por Ana? ¿O Ana, que se transforma poco a poco en la abominación de la desolación, en la villana oficial del cuento? Difìcil decidirlo, porque el guión parte privilegiando a la jovencita y después se queda con la bruja. Pero la peli en ningún minuto trata de que este folletineo isabelino sea algo grandioso o sea un legado cultural para las próximas generaciones (al revés de "Shakespeare apasionado", que era la misma cosa culebronesca, pero con muchas más ínfulas, y por lo mismo mucho más tediosa sin necesariamente tener más ideas o contenido). Todo está hecho para ser llevado del punto A al punto B, y si bien es frívolo e insubstancial, no deja nunca de ser entretenido. Bien conscientes estos tipos de que en aguas más profundas naufragan, apenas los diálogos de ponen demasiado pesados y amenaza con convertirse en una discusión ético-filosófica vana, cortan todo y a otra escena más liviana (no es que esté mal irse en profundidades, y ahí está la mencionada "Un hombre de dos reinos" para probarlo, pero es muy delicado hacerlo bien, y estos tipos, juiciosamente, en vez de arriesgarse al desastre prefieren el mal menor de ir de visita a Filosofilandia sin entrar). No quedará la impresión de ver una gran peli al final de todo, pero sí por lo menos tenemos una de esas pelis "de toda la vida", con buenos bien buenos, malos bien malos, y una caterva de malos entendidos y bajas pasiones a gusto (por bajas pasiones quiero decir: adulterio, violación, incesto, insinuaciones de parafilias...). Diversión garantizada, o le devolvemos su dinero (metafóricamente hablando, claro está, después no quiero que demanden a su buen amigo el General Gato por esto...).

-- Natalie Portman. Joven estrellita en "El perfecto asesino" y "Marcianos al ataque", y a punto de ser condenada a quedar clavada en un rol después de "La amenaza fantasma" y secuelas, esta chica se las ha arreglado para sobrevivir a flote de una manera u otra, de manera casi fantasmal, sin tener que desnudarse mucho (bueno, también está su estriptís en "Closer: Llevados por el deseo"). Irónicamente, en esta peli menor y casi de serie B, al estilo de las producciones históricas de la BBC de los '70s, pero en descafeinado, Natalie Portman se manda uno de sus mejores roles. Ver a su Ana Bolena ambiciosa, trepadora, viperina, egocéntrica y manipuladora, es odiarla. Su personaje está tan cargado de matices, y los interpreta tan bien, que simplemente arrolla por delante con todo el resto del elenco, incluyendo a Scarlett Johansson, que hace su papel tipo de minorra balbuceante (bueno, eso se agradece, qué caray) y se pasea por toda la peli con cara de no enterarse de nada (y van...), a un Eric Bana que si bien tiene el porte para interpretar a un monarca, no tiene en cambio la fuerza para llevar la réplica de este torbellino de pasiones (debe ser el Enrique VIII más Zen que he visto jamás), y al resto del elenco, en el que vemos a Kristin Scott Thomas como mamá Bolena, plantándole réplica a su maridito en plan "yo inventé el feminismo en el siglo XVI", aunque aquí esté un poco de bajas (¿Scott Thomas, mami de la Johansson y de la Portman? ¿Scott Thomas, la secundaria de lujo de "Cuatro bodas y un funeral", la exquisita MILF de "Juegos del destino", la del glorioso desnudo en "El paciente inglés"...? ¿Tanto así pasa el tiempo...?), a Ana Torrent en un papel casi de cameo como Catalina de Aragón, al que le saca bastante partido considerando que sobre el papel, sus diálogos son de puro culebrón (básicamente está para chulear en un par de escenas a las Bolenas... y el chuleo sale bien, qué decir, si falta el puro CHACHÁN de las teleseries mexicanas para completarla), y a Juno Temple upgradeada desde chica violada en "Expiación, deseo y pecado" a viborita de palacio aquí (a ese paso llegará a ser la bruja del cuento...).

IDEAL PARA: Quienes deseen ver una actuación magistral de Natalie Portman, además de babearse con Scarlett Johansson... (y no, lo siento, el poco sexo que hay está grabado con la cámada desenfocada).

P.D. En Chile fue estrenada como "La otra". Pero he preferido el título argentino porque al menos contiene el apellido "Bolena", como corresponde.

ENLACES.

-- (Ir a la página) Comentario en Sobre El Mundo Del Cine.
-- (Ir a la página) Comentario en Donde La Viste.
-- (Ir a la página) Comentario en Fosfenos.
-- (Ir a la página) Comentario en Cinesfera.
-- (Ir a la página) Comentario en Libros, Viajes, Películas, Música, etc.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, sin subtítulos].

-- Escena del matrimonio de María Bolena [en inglés, sin subtítulos]. -- Escena del nacimiento del hijo bastardo de María Bolena, con Ana Bolena revolviendo el cotarro para quedarse con Enrique (¡¡¡QUÉ MALVAAAAAADAAAAAA...!!!) [en inglés, sin subtítulos].

2 comentarios:

Gloria dijo...

Hay una cosa de las recientes revisiones sobre la historia del rey Enrique que me molestan: cuando se estrenó la serie de "los Tudor" leí muchos comentarios sobre lo sexy que era el protagonista, y he tenido debates con gente que sostenía que el Enrique adolescente era un chico sexy-sexy-sexy, como Eric Bana o el chico de Hugo Boss y que eso les gustaba más que el Enrique gorderas.

Así entre nosotros, ahí está el retrato de Holbein, que no se parece nada al "sexy Enrique en T-shirt" (click, click) que la serie vende para colocar el producto a niñas en edad escolar.

General Gato dijo...

No sé qué tan malo sea tener a un Enrique VIII guaperas como prota de una peli. Después de todo las pelis no son gratis, y si se gasta y no hay retorno, hay bancarrota. Y si Enrique VIII sexy-sexy-sexy vende... Ahora claro, otro cuento es que estas pelis con Enrique VIII estilo Enrique Iglesias (¿qué tal me quedó el chiste fácil?) sean LO ÚNICO que tengamos en el cine hoy por hoy sobre el personaje. Aunque siempre podemos consolarnos con los clásicos, que por algo, después de resistir la prueba del tiempo, son clásicos... Y aquí entre nos, nunca aguanté "The Tudors" porque Jonathan Metrosexual siempre me pareció un absoluto miscasting en el pellejo de un personaje tan complicado como Enrique.

Seguidores